UMI

Si nos fijamos en la historia de Sony como fabricante de móviles vemos que a lo largo del camino que le ha conducido a ser lo que es hoy ha tenido altibajos. Desde su andadura en solitario hasta su alianza con Ericsson, ya rota hace bastante tiempo, y su escalada de nuevo hasta lo más alto de la telefonía. Y es que resulta complicado negar que los nipones han sabido ir puliendo sus errores, su catálogo, hasta ser hoy uno de los fabricantes de móviles Android más importantes, siempre con permiso de un Samsung que concede pocas ventajas a sus perseguidores.

Siempre con terminales de calidad pero un paso por detrás del resto de fabricantes, algo que ha ocurrido también con la gama Nexus de Google, es indudable que el Xperia Z supuso un antes y un después y los dispositivos que han ido llegando tras el primer sumergible de los nipones han bebido de éste. Demos un repaso general al fabricante.

Sony logo banner

Como fabricante es normal que se tengan aciertos y se cometan errores. Antes comentábamos que Samsung daba pocas oportunidades a sus perseguidores al gozar de una superioridad bastante aplastante en lo que al ecosistema Android se refiere, pero Sony ha sabido levantarse y plantar cara en muchos niveles pese a tener aún cosas que corregir. Como parte inicial de un estudio sobre el fabricante que requeriría un análisis mucho más al detalle, charlaremos ahora sobre las que pensamos son sus tres principales problemas y también en sus fortalezas.

Las 3 principales fortalezas de Sony como fabricante de Android

Sólo gamas medias, altas y buenos accesorios

12 - Fotos JPG Sony Tablet Xperia Z

Hace algunos meses conocíamos la súbita decisión de Sony de abandonar el desarrollo de terminales para gamas bajas, también conocidas como gamas de entrada. Este abandono, que coincidió prácticamente con el lanzamiento de su Sony Xperia E Dual, último dispositivo del fabricante en dicha gama, ha permitido a Sony mejorar su imagen pese a haber perdido cuota de mercado. O tal vez la cuota de mercado perdida no haya sido tal ya que Samsung está tan metido en todas las gamas que resulta difícil observar ventas del resto de la competencia en la gama de smartphones que las operadoras regala gratis y podemos adquirir libres en un rango cercano a los 100 euros.

Pese a la pérdida de dicha cuota, como comentamos, Sony ha podido centrarse en mejorar la experiencia de sus usuarios en las gamas superiores, habiendo producido desde entonces terminales de muy alta calidad tanto en gamas medias como en altas. Tomando los Xperia SP o Xperia XR en gama media, y el Xperia Z y el Z1 en gama alta, Xperia Z Ultra incluido, es innegable que el paso adelante de Sony ha sido enorme frente a otros años. Todo ello dejando víctimas en el camino, obviamente, como comentaremos en sus problemas o debilidades.

Su catálogo de accesorios crece también de forma bastante interesante y con un diseño muy cuidado. Desde auriculares NFC hasta docks para sus dispositivos, e incluso los recientes objetivos QX10 y QX100, o el Sony SmartWatch 2. Sony sabe cuidar estos detalles y muchos agradecemos que el catálogo de accesorios Sony crezca últimamente a mayor ritmo. Android adolece de una falta de accesorios al nivel de los que tiene Apple en su iPhone, por ejemplo, y Sony es el ejemplo de que puede hacerse mejor de lo que ahora se hace.

Excelente construcción y diseño

Precio y lanzamiento del Sony Xperia Z

Si de algo puede presumir Sony es de que sus dispositivos están muy bien construidos. A los nipones les gusta cuidar cada detalle y la integración de su capa propietaria con el diseño exterior de los terminales, siempre con gusto y saber hacer, ha sido siempre excelente. Tal vez en su último terminal ha cosechado críticas, hablamos del Xperia Z1. La línea más cuadrada y sobria en relación al Xperia Z ha hecho que se critique el aspecto estético de un terminal del que, de todas formas, es complicado decir que está poco cuidado. Los gustos son, como en todo, variados.

Si al cuidado diseño y construcción de sus terminales, y no hay más que sostener un terminal Sony en las manos para darnos cuenta de su robustez y buen tacto, se une el que los de Japón han empezado a incorporar la certificación contra polvo y agua prácticamente de serie, al menos entre sus gamas altas, podemos afirmar que Sony construye dispositivos para resistir contratiempos y para aguantar en el tiempo.

Una capa ligera y útil

Jelly Bean para Xperia S

Cuando hablamos de capas de fabricantes, las también conocidas como launchers, siempre se nos viene a la mente Touchwiz. Aglutinador de críticas negativas por excelencia, la capa de Samsung dista mucho de lo que suponen otras como la Sense de HTC o la propia Xperia Launcher de Sony. Diseñada con mucho gusto, lo mejor que podemos decir de Xperia Launcher es que es muy ligera y sobrecarga lo justo el teléfono, aportando una interfaz que cubre Android con mejoras en cuanto al diseño y a la utilidad que además se acompaña de aplicaciones poco intrusivas y que no perjudican la experiencia con el terminal.

Desde Wisepilot hasta Play Now, Sony incluye en sus dispositivos software que bien puede sustituirse por software genérico que encontramos en Google Play pero que no provoca que el terminal se ralentice y que no podemos decir, aunque esto es según gustos, que sea estética y funcionalmente peor al resto. Si tuviésemos que hacer un ranking sobre utilidad y sobrecarga de un launcher propietario de Android, Xperia Launcher estaría a buen seguro entre los más equilibrados. Algo muy de agradecer al no ser desactivable para obtener la experiencia Android AOSP que muchos quieren.

Los 3 principales problemas de Sony como fabricante de Android

No todo va a ser bonito en el fabricante, dado que si así fuera estaría el primero en el ranking de fabricantes y no es el caso. Sony tiene mucho por mejorar y aunque cada dispositivo nuevo que lanza le acerca un poco más a su objetivo, aún tiene un camino que recorrer. La longitud de ese camino dependerá al 100% de las posibilidades como fabricante de Sony.

Actualizaciones lentas, terminales abandonados

Certificacion de actualización a Jelly Bean del Xperia S

Cuando se habla de las actualizaciones de los terminales Android son pocos los fabricantes que obtienen una nota positiva en las valoraciones de los usuarios. Casi todos, por no decir prácticamente todos, menos los acogidos al programa Nexus de cada año, adolecen de actualizar lento y muchas veces mal sus terminales; Sony no iba a ser distinto en este aspecto.

Es frecuente observar a los dispositivos Nexus recibir sus nuevas versiones de Android meses antes que el resto de fabricantes, teniendo estos retrasos una media de entre 3 y 5 meses en el fabricante. El propio Sony Xperia Z1 que antes mencionábamos ha salido al mercado con Android 4.2.2 Jelly Bean pese a estar Android 4.3 en el mercado. Android 4.4 está a la vuelta de la esquina y muchos dudamos de que el Z1 reciba Android 4.3 o directamente 4.4 antes de primavera.

A esta lentitud hay que sumar errores del fabricante como el abandono de dispositivos por el camino en su cambio de política. El Xperia T es el más claro ejemplo. Puesto a la venta en noviembre del pasado 2012, la salida del Xperia Z hizo que automáticamente fuese abandonado por su fabricante. Sony los regaló, literalmente, en el Mobile World Congress. ¿El motivo? Indefendible sea cual sea. Estas cosas generan dudas en los futuros compradores, temerosos de desembolsar cantidades altas de dinero por dispositivos que pronto podrían quedar abandonados.

Además, da muestras de no saber aprovechar su propio hardware. Otros fabricantes que montan cámaras desarrolladas por Sony generan fotografías de mejor calidad que los nipones. A nivel de desarrollo también les queda mucho por mejorar. El propio Xperia Z1 tiene un error en el modo automático, como bien apuntaba José Jacas en su review.

Puntos a corregir por Sony.

Un catálogo corto

Sony Xperia Z Ultra

Antes comentábamos que a Sony le había beneficiado abandonar las gamas bajas pero esta decisión no ha llegado acompañada de un incremento de dispositivos en las gamas medias y altas. Pese a haber aumentado su ritmo de renovación (el Xperia Z ha sido sustituido a los 9 meses), las gamas medias de Sony están poco pobladas, circunstancia que no favorece que aumenten las ventas. Siempre ponemos a Samsung de ejemplo en este sentido y aunque los surcoreanos pecan de exceso, así como Sony peca de defecto, lo cierto es que la estrategia de inundación del mercado les es efectiva y rentable.

Resulta difícil contar más de 12 ó 13 dispositivos de Sony activos en este momento. Por activos nos referimos a recibiendo apoyo del departamento de marketing del fabricante o con un sistema de actualizaciones activo y eficiente. Demasiado poco para un fabricante que aspira a seguir creciendo. Un incremento en su ritmo de desarrollo y producción no sólo no le perjudicaría sino que sería de agradecer. A los que somos seguidores de su marca nos gustaría tener más variedad de productos Sony en las tiendas.

A esto se suma que algunos desarrollos, como el último Sony Xperia Z1 f, queden atados localmente. Esperamos, confiamos, que el Z1 f acabe convirtiéndose en un Z1 Mini internacional, aunque no hay noticias ni rumores que respalden ese deseo.

Un marketing cuidado pero con poca inversión

Sony Xperia ZR sumergido

Observar el vídeo de un smartphone de Sony es señal de apreciar un cuidado proceso de diseño y elaboración, lo complicado es observar ese anuncio en televisión, prensa o cualquier otro medio diferente. No es que se llegue al punto en el que estaba HTC hace unos meses, punto en el que el fabricante taiwanés conseguía su promoción prácticamente a base del boca a boca siguiendo su política “Quietly Brilliant”, pero está claro que el peso de Sony en publicidad no se centra en su gama de smartphones ni de tablets.

El catálogo de dispositivos y áreas en las que Sony está metido abarca mucho más que smartphones y tablets Android. Desde radios hasta televisiones pasando por videoconsolas y otra variedad de dispositivos. Si tuviésemos que elaborar un ranking de publicidad en cuanto a sus terminales, hablaríamos de una PlayStation 3 y 4 en primer lugar (mercado de consolas), sus televisores BRAVIA en segundo lugar (gama de multimedia) y a los smartphones y tablets en tercer lugar. Un ranking que hace complicado que la marca Xperia crezca aún más.

Sus competidores, y volvemos a colocar a Samsung en el primer puesto, potencian mucho más sus smartphones y tablets que Sony. Samsung también está metido en muchos sectores pero es mucho más sencillo ver un anuncio de su Galaxy S4 que de sus Samsung Smart TV. Cuestión de prioridades, obviamente, pero un incremento del peso del marketing de smartphones y tablets Android de Sony beneficiaría a la marca y sus futuros usuarios.

Conclusiones

Xperia Logo

Sony crece y lo hace a un ritmo constante. Con todo lo que hemos comentado, puntos fuertes y débiles, los nipones están cada vez mejor posicionados y ya nadie los saca de los primeros puestos en todos los rankings, pero la realidad es que podrían estar en una mejor posición, más aún ahora que algunos fabricantes, como HTC y Blackberry, están en horas bajas. Las cuotas de mercado que antes ocupaban ambos están siendo ocupadas por otros como Samsung o LG, y Sony debería reclamar para sí un pellizco del pastel.

Si tuviésemos que poner una nota a Sony diríamos que, en líneas generales, progresa adecuadamente en el sector de la tecnología móvil. No somos pocos los que querríamos ponerle un notable o un sobresaliente, y no podemos.

Y a vosotros, ¿qué os parece este análisis? ¿Estáis de acuerdo? ¿Qué veis que Sony podría mejorar o qué errores habéis encontrado usando sus productos? Ayudadnos a completar el artículo.

10 comentarios

  1. Excelente artículo, muy bien condensado y perfectamente entendible (lejos de los complejos tecnicismos de los mercados y actividades mercantiles.

    Se agradecen sobremanera artículos de calidad como este, y personalmente lo puntuaría con un nueve sobre diez.

    Y digo un nueve, porque todo simepre se puede mejorar…

    Saludos.

  2. De acuerdo con todo lo escrito. Justo ahora escribo desde uno de los tantos abandonos de Sony: Xperia S. Si, ya se que para como se manejan estos tiempos podemos considerarlo viejo.

    En su momento quizá fue el buque insignia de la compañía pero muy rápido fue abandonado. Cosa que hasta el día de hoy me molesta bastante.

    Lo que quiero decir, es que efectivamente el artículo de Sam da en el clavo cuando dice sobre el temor de adquirir un teléfono Sony y que termine abandonado. Muchas cosas me gustan al respecto pero no quisiera hacerme de otro Sony más nuevo que al final termine en la mesa de los apestados porque los nipones así lo decidieron.

    Por último, no se que tal sea la experiencia con los Sony para los que leen este artículo. En mi caso, he notado que el desempeño se degrada muy rápido. Supongamos que formateo el teléfono con una ROM oficial de Sony para empezar limpio. Pasados dos o tres meses, el cel deja de responder rápido, el teclado tarda en cargar, el cambio entre apps tarda lo suficiente para desesperar. No sé si es una característica de los Sony o del Xperia S en particular. O quizá ed que le estoy pidiendo demasiado al teléfono, me gusta hacer de todo con el. No soy el típico user que solo tengo WhatsApp y Facebook si no que intento que me sea un mini computador. Igual y le estoy pidiendo demasiado, pero incluso el benchmark de Estabilidad de Antutu deja un poco mal parado al teléfono.

    En resumen, no se si mi próximo teléfono será Sony. No me gusta este tipo de rendimiento inestable y temo por otro abandono. Aunque a su favor, he de decir que me encanta que tenga botón físico para acceso rápido a la cámara.

    Quizá en el futuro vaya por un Nexus, Sony tendrá que hacer mucha labor de convencimiento, jaja.

    Saludos, gran artículo.

    • Efectivamente, Richard, es como comentas. Sony siempre te deja con la intranquilidad de no saber si tu terminal se quedará en la estacada o no, algo que no beneficia al buen nombre de una marca que en otros aspectos funciona realmente bien. Gracias por dedicar tanto tiempo a comentar, un saludo!

  3. La verdad escribo desde un Z1 para mi execelente telefono, un poco grande quiza pero buen aparato, hoy en dia todos hasta los nexus te dejan sin actualizacion en pocos meses porque para mi 18 tambien son pocos como lo hace google con su nexus, pero somos pocos muy pocos los que nos preocupamos por eso realmente, de mis amigos creo que a mi es al unico que le importa esto, el resto vive feliz con la version que tiene y es mas ni actualizan cuando les llega la ota por miedo a que se desconfigure algo. Sony lo esta haciendo muy bien y su sistema es muy estable y fluido.

    • Quizá lleves razón y el tema de las actualizaciones no sea realmente tan importante. Conviene reflexionar sobre eso, claro. En ocasiones nos obcecamos en que lo que a nosotros nos importa, importa a todos. Puede que la gran mayoría de usuarios ni siquiera se atreva a actualizar por lo que comentas.

  4. Yo tengo un xperia s y estoy contento, tanto que de momento ni m planteo cambiar de terminal, me va de lujo con JB con un procesador antiguo, tengo una superpantalla hd, tengo hdmi que me viene de lujo para ver pelis cuando viajo, mi proximo terminal sera un Sony, hoy por hoy el z1 es lo mejor k hay, tanto pot diseño como por potencia, Samsung vende humo y marketing con lag y un diseño cutre.

    • Lo cierto es que Sony hace las cosas cada vez mejor aunque le queda un largo camino por recorrer. El tema de actualizaciones sigue siendo muy flojo. Espero que pronto se pongan las pilas porque hay muchas ganas de verlo compitiendo en lo más alto.

  5. Diría que Sony ha ido mejorando en cuanto ha ido dejando el logo de Sony Ericsson atrás. Tanto el Xperia S como el T, a pesar de haber salido tras la separación, seguían siendo proyecto del joint-venture. En una entrevista con Sony Mobile hablaban del Xperia Z como el primer modelo Sony propiamente dicho. Viniendo de dos Sony Ericsson que me salieron muy pero que muy malos (pérdidas súbitas de cobertura y batería que a los 3 meses no aguantaba 12 horas. Y al actualizar a ICS un lag para llorar), compré el SP como última oportunidad a Sony. Y contentísimo. Fluido y muy buena autonomía. Queda ver si siguen mejorando y no se estancan.

    Lo de llegar a la tienda o no con la última actualización, más siendo android que salen versiones cada pocos meses, no acabo de verlo. El caso es que actualicen (qué ya es..). Y lo de tener 5 o 40 terminales en el mercado, pues depende de si Sony quiere competir por imagen de marca o por cuota de mercado. Creo que para forjarte una imagen de marca es casi mejor (sin llegar a la escasez de modelos de HTC, claro está). Pero bueno, son opiniones.

  6. Hola, muy buen comentario; para comenzar que los teléfonos de SONY son excelentes, tuve un sonyericcson W600 en su época lo último, un monstruo por el diseño diferenciador que tenía, la.calidad del sonido impecable, la cámara con sus 1.3 MP3 y flash destacaban este gran terminal que duró conmigo 7 años uff, a lo último la pantalla empezó a perder color por el uso en el tiempo. Actualmente tengo un XPERIA E, que aunque el hardware que tiene no es muy potente que digamos funciona y responde muy bien en aplicaciones, navegación, descargas, etc; tengo cuatro meses de tenerlo y ya tengo actualización del sistema.

    SONY está haciendo muy bien las cosas, están integrando toda su experiencia en sus distintas divisiones y eso se refleja en sus productos, como dijo el presidente corporativo de sony, intentamos hacer renacer la marca en “ONE SONY” señal de lo que se viene, lo único que crítico es la falta de publicidad, es lo único x q sus teléfonos son potentes y hermosos con diseños muy distintos a los repetitivos diseños de Apple y Samsung por mencionar, y no nos sorprenda que comienza la saga xperia a codearse en lo más alto del podio y espero que sea pronto. Una humilde opinión.

Deja una respuesta