UMI

Durante mucho tiempo no se sabía qué iba a hacer HTC con la aparentemente indescifrable madeja de terminales que poseía. Desde la salida del HTC One, dispositivo que ha concentrado los principales esfuerzos del fabricante dada la delicada situación de la empresa y la importancia del One, parece estar todo más claro. La gama One quedará para terminales de alta calidad, empezando por el One que da nombre a dicha gama y siguiendo por otros terminales que están por venir, como el One Mini, y que parece que seguirán sus pautas en cuanto a construcción y acabados, al menos en lo que a materiales se refiere. La gama HTC Desire, por otro lado, que parecía denostada con la puesta en marcha del One, continúa su curso y será la de los terminales plásticos, potentes y no tan potentes, abarcando todas las gamas de dispositivos del mercado.

Ahora, debido a dos certificaciones solicitadas y conseguidas por el fabricante taiwanés, hemos podido conocer datos, características de los próximos modelos de la gama Desire. En concreto se tratan de los HTC Desire 200 y HTC Desire 600, gama baja y media/alta, respectivamente. Pasamos a contaros un poco más sobre cada uno de ellos.

HTC Desire 200 certificación

El HTC Desire 200 será el inferior de los dos lanzados, más enfocado por sus características a ser una gama de entrada en Android por lo que podemos esperar un precio muy ajustado. Las características filtradas muestran un terminal de 3,5 pulgadas con resolución de 480×320 con un procesador mononúcleo a 1 GHz, 512 Mb de RAM y 4 Gb de almacenamiento ampliable mediante microSD. Parece que montará una cámara trasera de 5 megapíxeles, no llevará cámara frontal y tendrá una batería de 1400 mAh. Extraña la decisión de que porte Android 4.0 aunque parece lógico vista la potencia del terminal. Todo esto está, por supuesto, sin confirmar de forma oficial.

HTC Desire 600 certificación

El HTC Desire 600, por su parte, parece estar más cerca de la gama media/alta actual de smartphones que cualquiera de los Desire anteriores. Tendría un procesador de cuatro núcleos MediaTek MT6589 a 1,2 GHz y una pantalla con resolución de 540×960. Montaría Android 4.1 Jelly Bean y no se conocen más datos sobre él.

Como vemos, en HTC continúan desarrollando modelos que ayuden a mejorar sus ventas y salir del hoyo en el que cayeron el pasado 2012. Esperemos que todo les salga bien dado que HTC siempre ha construido buenos terminales, cosechando buenas críticas a nivel general. Y nunca viene mal que en el mercado exista competencia de su calidad.

Fuente UnwiredView

Sin comentarios

Deja una respuesta