Probamos a fondo la Jisiwei i3, un robot aspirador que se controla mediante un mando a distancia o una aplicación en nuestro móvil Android.

Entre los aparatos conectados a móviles últimamente se han puesto de moda los aspiradores inteligentes, que pueden limpiar de forma automática nuestra casa y que además en ocasiones cuentan con funciones añadidas.

Este es el casi de la nueva Jisiwei i3, una aspiradora que podemos controlar mediante nuestro móvil Android, pero que también servirá como cámara de videovigilancia de nuestro hogar.

Os contamos todo lo que podemos hacer con este robot y si merece la pena o no comprar uno para olvidarnos, o no, de coger la escoba todos los días.

Funciones disponibles

La principal función de este modelo es la limpieza del polvo, obviamente, que podremos programar según diferentes modos, sea en zig zag, espiral o rodeando nuestras habitaciones. Hay que tener cuidado con los cables sueltos, como los de los cargadores de móviles, ya que pueden enredarse, aunque en nuestro caso ha sido muy fácil sacarlos.

Además al tener un depósito de agua podremos fregar el suelo aunque hay que dejar claro que es para pequeñas manchas o restos de suciedad que se quedan pegados, no para limpiar esos desastres accidentales que se producen cuando se nos cae algo.

Jisiwei i3

Una de las características más interesantes de este robot aspirador es que sirve como guardián de la casa dado que lleva una cámara capaz de grabar vídeo y dispone de sensores que nos avisarán si hay algún ruido o movimiento mientras se encarga de la limpieza de la casa.

El problema es que incluso con conexiones muy rápidas el vídeo tarda en enlazar y cuando lo vemos va a saltos, aunque hayamos elegido la resolución más baja (Smooth 480p) en vez de las dos altas (HD 720p y FHD 1080p).

Jisiwei i3

Una aplicación muy práctica

Aunque no es imprescindible ya que tendremos un mando para poder controlar la aspiradora podemos usar una aplicación para controlar la misma y sobre todo para hacer uso de las funciones de control de la casa.

Es aquí donde se realiza la configuración de la red Wifi siendo importante destacar que ha de hacerse sobre una red de 2.4 GHz ya que la banda de 5 GHz es incompatible aunque no se especifica en ninguna parte.

Desde esta aplicación podremos controlar del robot moviéndolo hacia donde nosotros queremos, podemos ver lo que ve el robot en calidad 480p, 720p y 1080p en función de lo que queramos y podremos escuchar lo mismo que escucha el dispositivo, por si hay algún sonido raro. Podremos hacer fotos y vídeos para revisarlos luego e incluso configurar avisos por email.

Estas imágenes y vídeos podrán enviarse mediante cualquier app, del mismo modo que hacemos en otras apps.

El mayor inconveniente de la interfaz es que el botón de pausa o comienzo no cambia de forma así que a distancia no sabemos si hemos parado o no el robot, a no ser que nos fijemos en si la imagen se mueve o no. Son aspectos fácilmente mejorables con una app con mejor interfaz.

Jisiwei i3

Inconvenientes

No es este un aparato perfecto y sus dos mayores inconvenientes son la posición del cargador y el ruido.

Aunque podemos cargar el robot de forma normal, con su cable, lo más cómodo es usar el cargador base que podemos dejar colocado en cualquier parte siempre que dejemos una distancia adecuada y he aquí el inconveniente, ya que necesitaremos una zona despejada para ello.

Además aunque la aspiradora tiene una ligera suspensión en las ruedas que le permite subir y limpiar alfombras en algunas patas que no son altas, como las de una mecedora, puede quedarse enganchado y si no estamos físicamente en la casa no podremos hacer nada por moverlo desde el móvil.

Por otro lado el ruido del mismo no es elevado si lo comparamos con una aspiradora convencional pero es más alto de lo que podría desearse para hacer otras cosas en la casa mientras el robot va trabajando. Además cuando se le va a acabar la batería es capaz de irse a la base de carga sola pero si el recorrido es algo complejo puede perderse en el camino.

Jisiwei i3

Precio y compra

Estos dispositivos empezaron a verse hace unos años con marcas de primer nivel que aún hoy se siguen vendiendo. El problema es si merecía la pena pagar lo que pedían por ellos.

Algunos fabricantes chinos han lanzado propuestas como esta, de coste mucho más contenido. La Jisiwei I3 cuesta unos 125 euros y nos parece un precio mucho más adecuado para el uso que le vamos a dar.

Para un uso normal es obvio que nos va a ayudar, aunque no pensemos que esto hará que no tengamos que barrer nunca más, simplemente disminuirá mucho, en función de nuestra casa y la decoración, las veces que tengamos que coger la escoba.

Sin comentarios

Deja una respuesta