La popular compañía de bebidas rival de Coca-Cola ha lanzado su primer smartphone, un móvil Android con unas características curiosas y buen diseño.

En multitud de ocasiones hemos dicho que hay muchísima competencia dentro del panorama de los móviles Android en el mercado actual. Hemos visto muchas marcas chinas entrar a rivalizar con gigantes asentados y hemos visto a gigantes caer como novatos.

Lo que no habíamos visto hasta ahora es a una empresa de otro sector, muy diferente, entrar en el mercado de los smartphones con una propuesta que, al menos sobre el papel, es muy interesante.

Analizamos el primero, y quien sabe si único, móvil de PepsiCo, la empresa creadora de uno de los refrescos más famosos del mundo, el Pepsi Phone P1, un smartphone que cuesta unos 100 euros y tiene un hardware bastante aceptable.

Vídeo análisis Pepsi Phone P1

Os contamos qué nos ha parecido este móvil, una apuesta cuanto menos, curiosa:

Diseño y construcción: uno más, pero para bien

Que un móvil tenga los acabados de este smartphone nos parece normal pero teniendo el precio que tiene, de unos 100 euros, nos parece una buena elección.

Este modelo está fabricado en metal aunque en la parte trasera tiene dos zonas de acabado en plástico para evitar el efecto de jaula de Faraday y que no haya problemas de cobertura.

La construcción es bastante buena y los botones, ambos situados en el lateral derecho, no tienen ninguna holgura y sí buen recorrido.

Análisis Pepsi Phone P1, el móvil de la empresa de refrescos

Apagado da la sensación de que la pantalla va de borde a borde sin marcos pero la realidad es que hay un marco negro que rodea el panel y que se nota cuando encendemos la pantalla, aunque se agradece que se haya optado por esta solución ya que en color blando haber metido el marco entero del mismo color hubiera dado una sensación peor.

Nos ha gustado que el móvil venga, además de con el cargador, cable de datos y auriculares, con una funda de silicona, un protector de pantalla y una pequeña gamuza para limpiarlo aunque no es un móvil especialmente sucio.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: cosas buenas y otras no tanto

La potencia de este modelo la trae el procesador de Mediatek MTK 6752, el predecesor del MTK 6753 que extrañamente es mucho más potente, con ocho núcleos a 1.7 GHz, que hace que juegos como Asphalt 8 corran sin problema a máxima calidad aunque el juego, por defecto, se abra en media.

Potencia y características: cosas buenas y otras no tanto

Eso sí, la ausencia de giroscopio hace que para jugar a Pokémon GO tengamos que desactivar la realidad aumentada, y a la hora de usar PocketCast hemos tenido el típico problema de algunos procesadores de Mediatek que no guardan la posición de la reproducción de los audios.

La memoria interna es el estándar en la gama media y tenerlo en un dispositivo de este precio se agradece. 16 GB de los cuales casi 12 están disponibles para el usuario. Podemos usar microSD si optamos por ponerla en una de las dos ranuras SIM.

La memoria RAM es de 2 GB y se nota a la hora de usar el lanzador, muy personalizado, viendo el redibujo de las apps e iconos en ocasiones. A la hora de jugar no hemos tenido problemas pero acostumbrados a 3 GB y 4 GB de otros móviles se nota la diferencia.

Potencia y características: cosas buenas y otras no tanto

Sin embargo este modelo se nota que no está pensado para mercados internacionales ya que no dispone de banda 800 MHz para que la cobertura 4G en el interior de los edificios sea lo mejor posible.

Tampoco dispone de NFC, como era de esperar, aunque sí lleva radio FM, algo que nos esperábamos aunque hay algunas webs que indican que no lo tiene.

El sensor de huellas no es de los últimos implementados pero aún así ha funcionado perfectamente y las apps de software nos permite usarlo para más que desbloquear el móvil.

El sonido viene por un solo altavoz situado en la parte inferior pero la calidad y volumen están por encima de lo que esperábamos para un móvil tan barato.

Pantalla: muy por encima de su precio

Pantalla: muy por encima de su precio

Una pantalla de 5.5 pulgadas no es raro ya de ver en un terminal barato, los fabricantes saben que las pantallas grandes son algo que se demanda mucho. Lo que es más extraño es ver un panel 1980×1080 en un dispositivo de menos de 100 euros.

Además la calidad de visualización no es mala y aunque la experiencia se resiente por la memoria RAM y el launcher el panel como tal nos ha gustado mucho.

Destacar el brillo máximo, mucho más alto que el de rivales de su mismo coste e incluso los ángulos de visión y ausencia de reflejos son más propios de un dispositivo de dos o tres veces más coste.

Por si fuera poco la curvatura 2.5D de la pantalla se agradece y mejora el uso sobre todo a una mano, estando siempre presente, eso sí, el marco negro al que nos hemos referido en el apartado de diseño.

Cámara: a la altura del resto del hardware

Cámara: a la altura del resto del hardware

Las cámaras de este modelo son las esperadas ya en casi cualquier móvil en cuanto a resolución, 13 Mpx detrás y 5 Mpx delante.

La interfaz está personalizada y hay algunos problemas con el tamaño de los textos aunque la velocidad de toma es rápida. No lo es tanto la de enfoque y sobre todo lo que tarda la aplicación en estar disponible desde que la abrimos hasta que hacemos la foto.

De día la cámara cumple bastante bien, sobre todo en detalle y color, pero el rango cromático se resiente sobre todo a la hora de hacer fotos con mucho contraste como los contraluces o en sitios donde aparece el cielo entre edificios.

De noche la cámara trasera se comporta de forma aceptable para el precio del móvil aunque obviamente las carencias son notables. No hay apenas ruido por el postprocesado al que somete el móvil las imágenes peor eso hace que la pérdida de detalle sea notable.

Autonomía: Purebackground es la clave

Autonomía: Purebackground es la clave

Los 3000 mAh de este modelo no se nos han antojado cortos pero os contamos nuestra experiencia.

En la primera prueba de batería la hemos realizado casi exclusivamente en Wifi con Purebackground activado y un uso de redes sociales, aplicaciones de mensajería, hemos escuchado podcasts con un altavoz bluetooth y hecho unas cuantas fotos, además de jugar un poco a Egg Inc. Hemos llegado a las 4 horas y media de pantalla con 24 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de batería hemos desactivado Purebackground y nos hemos ido a la calle mucho tiempo. Hemos echado alguna partida rápida a Pokémon Go y Egg Inc, usado Twitter y hecho muchas fotos, todo esto mientras escuchábamos podcasts. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 9 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba de batería ha hemos hecho de nuevo con PureBackground desactivado y mayormente en Wifi. Hemos estado navegando, jugando y haciendo alguna llamada. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 24 horas totales de autonomía.

benchmarks

Benchmarks

No habíamos probado nunca un móvil con el procesador Mediatek MTK 6752, una versión anterior al muy popular 6753.

En Quadrant hemos llegado a los 18069 puntos, en Antutu nos vamos a los 36290 y en Geekbench 4 nos quedamos en los 518/2395.

Interfaz y apps: Pepsi aprieta mucho

Interfaz y apps: Pepsi aprieta mucho

Este móvil corre sobre Android 5.1 Lollipop, algo raro pero es comprensible teniendo en cuenta que este modelo salió a la venta a finales del año pasado, pero usando una interfaz propia, llamada dido OS.

La interfaz es una de las zonas más icónicas de este modelo y es que la empresa americana ha personalizado el launcher con un tema muy visual con los colores corporativos y todos los iconos están bordeados de una circunferencia azul, roja y blanca lo que en parte dificulta la localización de apps.

Además la zona de los ajustes se ha cambiado y en la parte superior aparecen los ajustes que más usemos si así lo queremos, pudiendo poner hasta 6 nuevos, lo cual es de ayuda.

Interfaz y apps: Pepsi aprieta mucho

La barra de notificaciones, que baja si hacemos un gesto hacia abajo en cualquier escritorio, no necesariamente en la parte superior, también tiene multitud de ajustes nuevos. Si el gesto lo hacemos hacia arriba aparece el gestor de apps en el escritorio para moverlas por grupos.

La parte más interesante de la personalización es que el sensor de huellas puede personalizarse para que ejecute una opción con un toque y otra con dos toques.

La parte negativa es que tenemos problemas con las notificaciones de WhatsApp y algunas aplicaciones y es que la modificación de Android es bastante fuerte. Esto se debe a que por defecto tenemos una opción llamada Purebackground que es un gestor de segundo plano muy agresivo.

Además hemos visto cómo el móvil lanza a veces SMS de forma automática sin que hayamos podido averiguar de dónde salen, aunque bloqueando la app de Mensajería se solucionan los problemas.

El último inconveniente ha sido la imposibilidad de instalar Youtube desde el Google Play Store aunque es algo que hemos solventado rápidamente con el APK.

Conclusión: lástima de software

Conclusión: lástima de software

Un terminal con estas prestaciones y un precio tan bajo es algo llamativo, lo mismo que lo fue el Ulefone Metal.

Sin embargo, al contrario de aquel este tiene graves problemas causados por su software, no por el hardware y aunque hay algunos apaños son las típicas acciones que ha de llevar a cabo alguien que sabe qué hacer, cómo buscar información y cómo gestionar apps y configuraciones avanzadas.

Interesante sólo para los más geeks

Un terminal interesante con un precio de menos de 100 que hace que aunque no destaca en nada especial merecería la pena de no ser por el software, un precio a pagar mucho mayor que el económico y que hace que no lo recomendemos mucho.

Sin comentarios

Deja una respuesta