UMI

Paralelamente al desarrollo de Android, cuya tienda de aplicaciones incorpora ya más de 700 mil títulos, muchos de ellos descargables de forma gratuita, han ido apareciendo algunos foros que ofrecen la posibilidad de descargar, sin coste y casi siempre de forma fraudulenta, algunas de las aplicaciones de pago que se ofrecen en la Play Store de Google.

Así, existen en Internet multitud de foros en inglés, e incluso en español, que ofrecen estas aplicaciones, si bien son mucho más populares programas como Black Market o Aptoide que, con un interfaz relativamente parecida a la de la tienda de aplicaciones oficial, ofrecen versiones que son, en teoría, idénticas a las que se pueden descargar en ésta.

Pero, ¿son en realidad iguales?

La mayor parte de los desarrolladores ofrecen sus aplicaciones a través de las tiendas de aplicaciones de Google o Amazon, que incluyen herramientas de comprobación de licencia que permiten obtener información relativa a la transacción en la que se adquirió la aplicación, permitiendo al propio programa discernir sobre si la aplicación se está utilizando de forma legal o no.

Cuando instalamos una de estas aplicaciones desde un black market alternativo o un foro, tiene que ocurrir forzosamente alguno de los supuestos que enumeramos a continuación:

La aplicación no ha sido modificada

Existen algunas aplicaciones, cada vez menos, que no realizan comprobaciones de licencia y que pueden ser utilizadas por el usuario pese a no haberlas adquirido legalmente.

No obstante, si la aplicación realiza controles de seguridad, tales como los enumerados en los párrafos anteriores, sencillamente no funcionará.

La aplicación ha sido modificada para eliminar los controles de seguridad

El caso más común es el de una aplicación que no puede ser utilizada si no se eliminan los controles de seguridad que, dependiendo de la pericia del desarrollador y de si ha ofuscado el código de la aplicación, pueden ser eliminados de forma más o menos sencilla, si bien el proceso obligará al refirmado de la aplicación, ya que en caso contrario el sistema de certificación de Google impediría su instalación.

Android pirata en Black Market

Cuando descargamos una aplicación que ha sido refirmada por otro usuario debemos tener en cuenta que no podemos garantizar qué modificaciones ha realizado en el código de la misma, por lo que resulta imposible garantizar que no se haya incluido algún tipo de malware o troyano.

¿Compensa realmente?

Así, al innegable perjuicio que genera para el desarrollador, que normalmente no suele nadar en la abundancia, habida cuenta de que el beneficio que reporta la venta de aplicaciones no suele ser grande; al piratear una aplicación estamos instalando un software no seguro en nuestro dispositivo, que seguramente está repleto de información sensible, tal como los números de teléfono y correos electrónicos de nuestros contactos, alguna que otra clave de acceso a Internet y, dependiendo del caso, el número PIN de nuestra tarjeta de crédito.

Paralelamente, y pese a que la aplicación pirateada pueda funcionar realmente, los repositorios del Black Market se basan en que los usuarios se encargan de compartir las aplicaciones, por lo que no tenemos garantías de que el usuario que ha subido una aplicación se encargue de subir las sucesivas versiones que se van publicando y que podrían corregir defectos de funcionamiento graves.

Además, es de sobras conocido que la empresa californiana realiza un notable esfuerzo de comprobación de las aplicaciones que publican los usuarios, procediendo a su eliminación cuando encuentra algún problema, tal como ha ocurrido en diversas ocasiones.

Así que ya sabes, antes de instalar una aplicación de un sitio no seguro, piénsalo dos veces.

Imagen Victoria White




Ingeniero en Informática por la Universidad Politécnica de Cataluña. Programador en perl, php, c++, Java,... Desarrollador reconocido del foro XDA-Developers. Usuario Android desde 2009, y actualmente también desarrollador de utilidades y ROMs para ese sistema. Mi primer smartphone fue un Qtek-S100, en 2005, y desde entonces ando buscando el dispositivo perfecto. Si no fuera por la crisis cambiaría de móvil varias veces al día :)

25 comentarios

  1. Muy buen artículo, desde un enfoque que no se suele ver: El del desarrollador. Ya cuelan cosas en el propio google play, pues imagínate en sitios poco fiables.

  2. Estoy de acuerdo al 100 % con el artículo. Comprar aplicaciones no sale tan caro como se piensa, ya que estas durarán toda la vida siempre que el desarrollador se encargue de actualizarlas, que suele ocurrir con todas. Se compra una vez y se puede instalar tantas veces se quiera, independientemente de que esto se haga en nuevos terminales. Pruebo muchos móviles a lo largo de un mes, y puedo decir que instalo todas mis apps compradas sin ningún problema, con total seguridad y sin que tenga limitación aparente por número de instalaciones. ¿Podrían haber más ventajas? Por supuesto: que pagando aún se desarrollarán mejores aplicaciones, con las que acabaremos beneficiándonos todos los usuarios.

    • El tema es que, como desarrollador, muchas veces no sale a cuenta actualizar una aplicación que no es comprada por los usuarios.

      Pongamos como ejemplo una aplicación que te cuesta entre 100 y 200 horas desarrollar, lo que no parece descabellado, y que es comprada por ¿digamos 50 personas? a 1 euro por persona.

      Si descontamos el IVA y la comisión de Google resulta que obtienes unos 25 euros ¡por más de 100 horas de trabajo!

  3. Creo que es el mal endémico de Android, la posibilidad de instalar aplicaciones de orígenes desconocidos para los programadores ha abierto la puerta al pirateo. Personalmente no entiendo que se quiera piratear una aplicación de 1, 2 o 3 euros. Por eso dudo que nunca vaya a instalar nada de otro market que no sea Google Play.

    Aplicaciones seguras, reembolso ante problemas, actualizaciones al día, etc. El otro día probé 1mobile.com y no reconocía qué versión del SO tenía puesta así que me descargó todas las actualizaciones para JB cuando aún tenía GB. Un desastre.

    Nada como la tienda oficial.

  4. Lo que ustedes no saben es que hay países que rozan las profundidades del subdesarrollo (como el mío) en donde pagar con monedas extranjeras se nos hace costosísimo (sin hablar de la insoportable burocracia antes de realizar el cambio de moneda). Esos usuarios provenientes de dichos lugares (que representan un porcentaje importante) hacen uso de este sistema para sacarse una gran molestia de encima. Yo les juro que si pudiera pagarlos sin mucha pelea, los pagaría. De todas maneras, prefiero no meterme en este negocio, pues como bien dice el artículo, es bastante arriesgado.

  5. José Miguel,

    pues sinceramente, no entiendo que si en esos países están rozando las profundidades del subdesarrollo, tienen terminales de lujo que ejecutan Android… Quizás con lo que cuesta un lujo de este tipo, come toda una familia uno, o dos meses…

    Es como si compran coches, y luego roban el gasoil para hacerlo andar, porque son subdesarrollados…

    Un saludo.

    • o sea, estas diciendo que NO deben aspirar a tener algo mejorcito, algun tipo de “prueba” de una mejor vida o progreso tecnologico, mismo que gran parte de su fabricacion TAMBIEN les afecta a nivel planeta e inclusive, los puede dañar?

      que forma tan, pero tan EGOISTA de pensar, en serio

  6. A pesar de que Android se quita poco a poco la “espinita” de ser completamente gratuito, aún siguen habiendo problemas con las apps piratas. Sólo hay que ver el reciente caso de Falcon Pro. ¿Queremos que los desarrolladores puedan seguir actualizando sus apps? Pues comprarlas es la única solución. Por unos pocos euros no se muere nadie…

  7. Estoy de acuerdo contigo Robert,
    Creo que los desarrollos sobre Android son un buen ejemplo de lo que debería ser la relación calidad/precio en el software. No es necesaria la piratería en estos casos. Ojala las grandes compañías como Microsoft tomaran ejemplo y no buscasen sacar margenes tan desorbitados en sus aplicaciones. Aunque yo trabajo para una empresa de soft nacional y entiendo los costes que acarrea un desarrollo de ese tipo, debemos educar a la sociedad Española en contra de la piratería desde la base de poner precios asequibles a la economía del país y desde ahí conseguir educar para eliminar la idea social que tenemos en el ahorro en estos casos.

  8. El problema no es, creo yo, el país en el que el acceso a la tienda oficial es difícil, sino aquellos en los que es muy sencillo y la gente prefiere no pagar. El actual caso de WhatsApp es un buen ejemplo en España, donde mucha gente prefiere cambiar de servicio que pagar 1 euro ¡al año!

  9. Aquí hay que diferenciar dos perfiles: el usuario y el desarrollador. El usuario como tal desea que el coste de la aplicación sea el más económico posible, y de ser posible gratuito. Mientras que el desarrollador, con un avanzado conocimiento en el mundo informático, conoce de antemano los perjuicios que esto puede producir a los dispositivos.

    Mientras que el usuario no se ponga en las peores situaciones, en las cuales pueden sufrir robo de información sensible, no será consciente de la imporancia de pagar por un producto, si instalo una app que he pagado desde el Google Play tendré el derecho de pedir reclamaciones y una solución mientras que de la forma “gratuita” ¿a quién le lloraré cuando vea mis fotos rulando por la red? ¿a quién le pediré responsabilidades de una app mal diseñada?

    • Hola,

      Supongo que cuando hablas de “reclamaciones” te refieres a reclamar si tus fotos acaban en algún foro sin tu consentimiento porque el desarrollador las haya enviado a algún servidor o algo parecido, porque si te refieres a reclamaciones porque la aplicación no funciona como esperas, me parece que eso ni siquiera lo ofrece Microsoft, que en todos sus contratos de licencia empieza con la famosa frase “This application is provided as is”, que en el castellano de Cervantes significa más o menos “esto es lo que hay”.

      Supongo que para eso están los 15 minutos de prueba que proporciona Google, ya que una cosa es contactar con el desarrollador, indicarle que una app de un euro no funciona bien, pasarle un log y que te lo arregle, y otra es pedirle responsabilidades…

      Un saludo

  10. Tambien está el hecho de que no todo lo encuentras en, por ejemplo, blackmarket.
    Es verdad que da palo pagar por una aplicación, pero estos mercados negros no creo que compensen mucho

  11. Ni todo es blanco ni todo es negro.
    Cuantas aplicaciones os bajais en un año? Vale, ahora decirme, cuantas usais pasado un año?

    Misma responsabilidad hay en Google Play que en Blackmarket.

  12. Pues si estoy en android desde htc magic osea hace varios años ya, es por sitios como blackmarkt y aptoide. Quiero recordar que gracias a un código libre como linux tenemos android. Eso en primer lugar y los desarrolladores que lloran por esto pues que hagan aplicaciones para Windows o ios asi de claro, ya estamos hasta los c. De siempre lo mismo. Android mola y molara por dar las facilidades de poder instalar apps de pago sin pagarlas asi de claro elbdia que esto no pase android no molara asi de claro y sino como digo pillaros un Windows phone o un ipad.
    P.d. por no mencionar que las mallorias de apps son un bodrio y de pago asi que haber elejido otro sistema operativo.
    Viva android LIBRE.

  13. Yo eh instalafo infinidades de aplicaciones de este tipo de markets y ninguna me ha traido problemas, basicamente me eh ahorrado como 100 dolares.

  14. todo muy lindo pero la cuestión en muchos casos es la siguiente, no todos tenemos tarjeta de crédito ya sea por distintos motivos y el único medio por el cual podemos acceder es ese

  15. Sinceramente hay unas cuantas aplicaciones pagas que despues de instalarlas y usarlas….son una decepción, y no se pueden cambiar por otra.
    Por otro lado, si existiera un método de pago alternativo para quienes no tenemos tarjeta, seria viable que aumentara el consumo de aplicaciones pagas. Para quienes no tenemos tarjeta, aun teniendo el dinero para pagar, no hay otra alternativa que molestar a un amigo… Y termina siendo engorroso, entonces estos market (lamentablemente) aparecen como una posible alternativa, con el perjuicio que se menciona para los desarrolladores, y los riesgos que conlleva la instalacion en si de una app no oficial, pero no es menos arriesgado que instalar una aplicacion oficial y paga por lo que menciono al comienzo, aunque por supuesto que seria preferible la oficial para poder contribuir a su desarrollo con comentarios y opiniones.
    Hoy en dia es inviable.

  16. no sean mala onda. trabajo para comer. invitenme por lo menos un café por las tantas horas de desvele escribiendo código para ustedes :(

  17. Lo bueno de aplicaciones como Aptoide, es que puedes instalar versiones anteriores de alguna aplicación que hayas instalado.

    El ejemplo mas reciente que puedo poner ha sido con la aplicación Shazam, que le han dado un lavado de cara importante, cosa que a mi teléfono (huawei g510) no le ha venido bien. La actualizacion funcionaba con lag, y cuando quería ver alguna canción desde la aplicación en el youtube crasheaba… Gracias a Aptoide pude encontrar la version anterior

  18. Las aplicaciones cada vez, tienden más a ser gratuitas y se monetizan con la publicidad de adsense pero no obstante cada developer puede llevar su proyecto como el desee, tan solo es mi punto de vista como programador android que soy.

    Saludos Joel

  19. Yo creo código para disfrutar, no para forrarme y el día que cree algo suficientemente bueno no me hará falta mendigar un euro por los foros para poder tomarme un cafe, crear algo que merezca la pena si queréis ganaros la vida con esto.
    Sin hablar que Android tuvo tanto apoyo por parte de las comunidades gracias al ser “código abierto” y ahora vosotros lo estáis convirtiendo en un producto Apple o Microsoft. Vergüenza me daria.

Deja una respuesta