UMI

Al igual que ocurre con ice Cream Sandwich, en la versión de Android 4.1 Jelly Bean no existe diferenciación entre tablets o smartphones, por lo que ambos dispositivos que sean compatibles pueden instalar indistintamente este sistema sin necesitar ninguna adaptación extra. Él mismo se configura dependiendo del tamaño y resolución de pantallas. Pero claro, sí que existen diferencias de aspecto entre una tablet y un móvil, apareciendo el sistema de una forma menos comprimida, con mayor espacio para widgets, accesos directos dentro de una misma carpeta o, como ocurre con algunas Google Apps, una interfaz mucho más adecuada a grandes resoluciones.

Entonces, ¿cómo aprovechar el espacio de una tablet en un móvil si ambos pueden ser compatibles por resolución de pantalla? Pues con este tutorial que os traemos hoy, una manera de convertir un smartphone con Jelly Bean en una tablet Nexus 7. Como con el Samsung Galaxy Nexus, primer teléfono móvil en adaptar la nueva versión de Android.

Para empezar, avisamos que se ha de ser usuario Root para realizar esta modificación, ya que se debe tocar la densidad de pantalla en la raíz del sistema para ajustarlo a la densidad de píxeles de una tablet. También avisamos que vuestro móvil podría dejar de funcionar al tocar dicha densidad, por lo que haced una copia de seguridad previamente y, sobre todo, actuad sólo si sabéis lo que estáis haciendo.

  • Para cambiar la densidad de píxeles de pantalla, necesitaremos un explorador de archivos estilo Root Explorer.
  • Accedemos con Root Explorer a “/system“.
  • Pulsamos en la esquina superior derecha, donde pone “Montar R/W” y activamos el modo de escritura.
  • Buscamos el archivo “Build.prop” y mantenemos pulsado hasta que aparezca el menú.
  • Seleccionamos “Abrir en editor de texto“.
  • Buscamos la cadena “ro.sf.lcd_density = 320“.
  • Cambiamos el valor de “320” por “192“, ajustándolo al valor mínimo para que el sistema se inicie en modo tablet.
  • Guardamos, pulsamos de nuevo sobre la esquina superior derecha para cambiar a modo sólo lectura y reiniciamos nuestro smartphone.

Ahora ya lo tendremos en modo de tablet, con todo lo que eso implica. Quizá haya algunos programas que no se vean correctamente o tengamos dificultades para escribir o movernos por la pantalla debido al cambio de densidad. Si esto ocurriera, sólo tenemos que modificar de nuevo el valor de densidad colocándolo a “320”.

Fuente HD Blog.IT

Sin comentarios

Deja una respuesta