UMI

En muchas ocasiones adquirimos móviles de gamas baja o media pensando que las diferencias con sus primos de gama alta se refieren únicamente al tema hardware: tamaño de pantalla, velocidad del procesador, cantidad de memoria disponible para instalar aplicaciones y memoria RAM y que podremos corregir parte de esas carencias mediante la instalación de alguna ROM cocinada o bien mediante algún programa de control de la CPU; cuando en realidad existen diferencias más sutiles que la mayor parte de los usuarios no perciben pero que se hacen evidentes precisamente si pretendemos cacharrear, pues tienen mucho que ver con la popularidad de los equipos; todo y que, de entrada, las diferencias en cuanto al hardware nos impedirán instalar, o ejecutar con fluidez, ciertas aplicaciones o incluso determinadas versiones del sistema.

Y es que, en general, los equipos de gama media o baja no suelen ser demasiado populares, al menos entre los desarrolladores, lo que también se aplica a algunos dispositivos de gama alta de marcas extrañas (muchas de ellos procedentes de China), lo que notaremos en primer lugar a la hora de rootear, proceso que suele complicarse en estos terminales, y más tarde al intentar actualizar, algo de lo que suelen olvidarse los fabricantes de dispositivos de gama alta y más aún los de gamas inferiores.

Cómo escoger un terminal Android

Por esto, al escoger un terminal Android deberemos valorar no sólo las características del hardware, sino también la popularidad del dispositivo que adquiramos, ya que lo más probable será que tengamos que acudir a los foros de desarrollo para obtener las actualizaciones, sobretodo si queremos estar a la última, no tanto en funcionalidades como en corrección de errores.

Así, en general, y dejando de lado las resoluciones de la cámara y de la pantalla, deberíamos valorar en primer término la memoria RAM del dispositivo, así como la potencia del procesador (velocidad máxima y número de núcleos de los que dispone), por supuesto teniendo en cuenta que el coste del dispositivo suele ir ligado a estas características; y, si consideramos interesante el mundo de las ROMs cocinadas, el volumen de ventas del modelo en cuestión, lo que nos dará una idea del número de desarrolladores que trabajarán en mantener actualizado el dispositivo.

Y vosotros, ¿qué tenéis en cuenta al escoger un terminal Android?

Sin comentarios

Deja una respuesta