Probamos el nuevo Doogee Y6, un modelo de gama baja que cuenta con color Piano Black y destaca por su cámara delantera de 8 Mpx.

Cuando Apple lanzó al mercado el nuevo iPhone 7 lo hizo incluyendo un nuevo color de negro, el negro jet black, brillante, que se parece mucho al color de los pianos, motivo por el que se le conocía como negro piano.

A raíz de ahí otros fabricantes empezaron a incluirlo como opción en sus móviles y hoy probamos uno de estos, el Doogee Y6.

Este modelo es un terminal de gama baja que no obstante cumple en varios aspectos para tareas como juegos y sobre todo que se enfoca a los selfies o autofotos.

Vídeo análisis Doogee Y6

Durante varios días hemos estado con un terminal de gama baja, esta es nuestra experiencia:

Diseño y construcción: elegante y pesado

Este modelo se ha centrado bastante en el diseño, siempre teniendo en cuenta que es un terminal económico. En concreto el de color negro es elegante y la parte trasera, de metal pulido, es bonita pero también es muy propensa a marcar las huellas dactilares.

Doogee Y6C: análisis del modelo piano black

El Y6 es un móvil bastante pesado pero es cómodo en la mano en parte por la forma de los bordes que se adaptan a la mano. A esto se le suma que los botones no tienen ninguna holgura y la construcción es sólida.

Tiene tres botones hápticos, con el inconveniente de no estar iluminados, y la pantalla, al igual que la trasera, tienda a marcar demasiado las huellas. En este sentido el color negro no le favorece.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: bien para la gama baja

Hemos jugado y usado el Doogee Y6 durante varios días, en varias funciones, y el rendimiento es aceptable, pero claro, hablamos de un gama baja.

El procesador, un Mediatek 6750, cumple, y sus ocho núcleos nos dan potencia suficiente para usar casi cualquier juego actual.

Potencia y características: bien para la gama baja

La RAM sí que se resiente algo más al tener sólo 2 GB, que, sin ser poco, sí que sabe a poco tras analizar muchos móviles de 3 GB o más.

Lo mismo sucede con la memoria interna, de 16 GB que salvo que vayamos a jugar con apps muy grandes, es aceptable aunque también habrá que tener cuidado con aplicaciones como Facebook y WhatsApp que con la caché, archivos multimedia y registros pueden ocupar mucho espacio.

Potencia y características: bien para la gama baja

En el resto de elementos de hardware tenemos lo esperado: doble ranura SIM, microSD o radio FM y las mismas carencias de siempre: giroscopio, NFC, banda 5 GHz del Wifi o sensor de infrarrojos.

Sí que destaca la presencia del sensor de huellas que podemos configurar para lanzar determinadas apps, indicando una con cada huellas registrada.

Pantalla: baja nitidez

Pantalla: baja nitidez

La gama baja ha aumentado de diagonal para acercarse a las necesidades y requerimientos actuales pero la resolución no ha subido.

El panel de 5.5 pulgadas tiene una resolución 1280×720 píxeles y contamos con gestos para poder lanzar apps con la pantalla apagada así como el doble toque para encenderla pero al disponer de sensor de huellas todas estas opciones quedan en segundo plano.

Disponemos de nuevas opciones que no habíamos visto en anteriores modelos de la marca, como el poder usar la pantalla a una mano con un gesto o el botón virtual.

Cámara: normal, pero mejor de lo esperado en gama baja

Cámara: normal, algo mejor de lo esperado de noche

Este modelo se ha pensado, en parte, como móvil indicado para selfies, y eso se nota en dos aspectos.

Por una parte el sensor de la cámara frontal es de 8 Mpx y con angular de 88º, mayor de lo que esperaríamos en un móvil tan económico. Por otro lado contamos con flash LED, en la cámara frontal, y a la hora de la verdad ayuda en ocasiones concretas.

La cámara trasera, de 13 Mpx, por otro lado no destaca especialmente aunque de día vemos cómo el rango dinámico es algo más alto de lo esperado.

De noche el detalle escasea y el ruido aumenta pero aún así tiene mejor calidad de lo que creíamos en un primer momento.

Autonomía: algo baja sin ser mala

Autonomía: algo baja para su peso

Echamos de menos algo más de batería, teniendo en cuenta el tamaño y peso, aunque nos quedamos en 3200 mAh. En una de las pruebas el móvil no entró en deep sleep y bajó un 30% en espera durante la noche.

En la primera prueba de autonomía hemos estado haciendo uno del móvil en la calle, con llamadas, uso de redes sociales y algunas fotos. También lo hemos usado en interior para jugar bastante a Hearthstone. Hemos llegado a las 3 horas y media de pantalla con un total de 14 horas totales de batería.

En la segunda prueba hemos estado en todo momento bajo cobertura Wifi, con un uso normal con alguna partida a Pokemon Go, lectura de redes sociales y sincronización de la Xiaomi MI Band. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con un total de 25 horas totales de batería.

En la tercera prueba hemos estado de nuevo bajo Wifi en todo momento, jugando a Ankara, a HearthStone y a Pokemon GO, aunque no mucho en ninguno de los casos. Hemos usado el móvil para redes sociales y mensajería y alguna foto ocasional. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con un total de 23 horas totales de batería.

benchmarks

Benchmarks

Hemos corrido los test de benchmarks más populares en el Doogee Y6 pero las puntuaciones, como esperábamos, no son impresionantes.

Hemos llegado a los 40974 en Antutu, de 20880 en Quadrant, de 317 en 3D Mark usando SlingShot y de 1007/2217 en Vellamo y 588/2413 en Geekbench 4.

Interfaz y apps: Android más modificado de lo normal

Interfaz y apps: Android más modificado de lo normal

Doogee no se caracteriza por modificar mucho la experiencia Android aunque es este modelo hemos visto algunos cambios, menores, eso sí, en Android 6.0 Marshmallow.

Para empezar los ajustes son diferentes, con fondo blanco y texto negro con diseño muy fino, en la línea con el aspecto exterior del móvil. Además tenemos algunas opciones cambiadas en las notificaciones, como la grabar la pantalla simplemente pulsando un botón.

Interfaz y apps: Android más modificado de lo normal

Disponemos de un botón virtual que nos permite arrancar el modo de lectura, donde no se apagará la pantalla, el modo de juego, que bloquea botones o el modo de lanzamiento de apps por gestos. Es útil, pero nada que no podamos añadir con apps de terceros.

También viene con bastantes apps preinstaladas aunque algunas como Xender o WPS Office se pueden desinstalar sin mayor problema.

Conclusión: la gama baja es más decente

Conclusión: la gama baja es más decente

A la hora de enfrentarse a un terminal de gama baja hemos de ser conscientes de lo que tenemos y de lo que pagamos.

El Doogee Y6 es un móvil de poco más de 100 euros, con un diseño y potencia más que decentes para ese coste y que no obstante tiene compromisos.

Interesante si de verdad valoramos mucho los selfies

El mayor es el tamaño y el peso, algo obvio, y también en parte la carencia de algunas prestaciones que, no obstante, no importarán a la mayoría de usuarios.

Si buscamos un móvil bueno, bonito y sobre todo muy barato, estamos bastante seguros de que esta opción es muy válida, aunque hay mucha competencia con precio inferior, si bien no tiene el enfoque de este, centrado en los selfies.

2 comentarios

Deja una respuesta