UMI

Hoy es domingo, y como cada domingo toca editorial. Durante las últimas semanas se han ido conociendo cada vez más datos sobre las Google Glass, las gafas inteligentes de Google que parecen haber inspirado a otros fabricantes, como LG y Sony, que han expresado de una forma más o menos pública su deseo por entrar en este nuevo mercado de gadgets a corto y medio plazo. Esto me ha hecho pensar en que la siguiente generación de Android, la que nacerá a partir de la presentación de la 5ª versión de Android, Key Lime Pie, podría ser la generación de la variedad de dispositivos. Y no sólo por las gafas, sino también por los smartwatches, los relojes inteligentes, y otro tipo de terminales que podremos ver nacer de aquí a no demasiado tiempo.

Pero centrándonos en el mundo de los smartphones y los tablets, el más popular por el momento salvo que el mercado dé un giro espectactular en poco tiempo. Se han ido observando ciertas tendencias que hacen pensar en qué veremos a partir de unos meses, dados los últimos modelos presentados y los rumores que empiezan a circular sobre futuros dispositivos.

Evolución Android

He querido puntualizar que será a partir de Key Lime Pie porque tengo la sensación, sin conocer un sólo dato acerca de la futura versión, de que el hecho de que Google vaya a presentar Android 4.3 Jelly Bean en unos días es una señal de que el lanzamiento de Android 5.0 va a deparar grandes cambios en el propio sistema operativo, tanto en cuanto a funcionamiento interno como a nivel de interfaz de usuario, algo que creo merece considerarse como un antes y después en el sistema operativo de Google.

La potencia de los smartphones, superando a los portátiles

El mercado ha cambiado, es algo que nadie duda a estas alturas. La venta de portátiles y pcs de sobremesa se ha frenado y comienza su caída. En gran parte apoyada por el éxito de los tablets, que en muchas ocasiones sustituyen el uso que se le da a un ordenador en un hogar medio y también porque los sistemas operativos móviles no han conseguido dar aún el salto a estos dispositivos. Tal vez Android 5.0, si Google consigue que Chrome OS ejecute de forma nativa sus aplicaciones, pueda ser el sistema operativo que dé el salto a otros dispositivos de más potencia, aunque eso está por ver. Lo cierto y verdad es que el freno en los pcs es inversamente proporcional al crecimiento desmesurado de los smartphones y tablets.

En el mundo de los pcs es complicado encontrar procesadores de ocho núcleos, a pesar de que en muchas ocasiones se usa software mucho más exigente que en smartphones y tablets, y sin embargo estos últimos están muy cerca de llegar a dar ese salto, de que aparezcan 8 núcleos reales en un dispositivo móvil. En mi opinión eso sería una auténtica aberración dado que ningún terminal móvil tiene hoy en día tanta exigencia de potencia como para requerir esa capacidad de procesamiento. Pero el Exynos 5410 está ahí, y no queda tanto para que los 4+4 núcleos se conviertan en 8, o en 8+4. La evolución es evidente.

Samsung Exynos 5 octa

Los futuros procesadores en terminales Android

El salto evolutivo del Samsung Galaxy S3 al Galaxy S4, con un año entre uno y otro terminal, no ha sido tan abrupto como podría parecer en un principio. Saltar de 4 núcleos a 4+4 núcleos con tecnología big.LITTLE no ha sido el esperado, según la tendencia de crecimiento, salto de los 4 a los 8 núcleos. El Exynos es el primero y LG ya experimenta con esta tecnología. Eso me hace pensar que la siguiente generación de smartphones y tablets Android será la que estandarizará el uso de estos procesadores de 4+4, y que para los 8 núcleos aún resta algún tiempo.

El propio Samsung Galaxy Note 3, terminal del que más datos se conocen, aunque sólo rumores, para los próximos meses se pondría en la calle con 4+4 núcleos. Un Exynos, como el S4, con la velocidad de reloj aún por definir. El LG Nexus 5, otro dispositivo objeto de múltiples rumores, podría incluso aparecer con un procesador de 4 núcleos a 2,3 GHz. Aún queda mucha velocidad de reloj por explotar y no está claro que LG tenga sus 8 núcleos a tiempo para el LG Nexus 5 o su LG Optimus G2. Como digo, 4+4 núcleos puede ser el standard de procesador para la siguiente generación.

Las pantallas de los futuros Android

En pantallas es obvio que será complicado encontrar un dispositivo de gama alta cuya pantalla no disponga de resolución FullHD. Pese a que el 4k empieza a llegar a televisiones, tal vez tardemos mucho en verlo aparecer en smartphones, no tanto así en tablets. El Nexus 10 ya dio una sorpresa al superar en resolución al propio iPad Retina con su pantalla WQXGA de 2560×1600. ¿Veremos estas “súper resoluciones” en pantallas de smartphone? Se antoja complicado, toda vez que dudo que llegasen realmente a apreciarse y a la potencia de procesamiento que requerirían, amén del consumo de batería. En pantallas mayores, tablets, sí tendría sentido esta resolución. Y conste que hablamos de resoluciones que doblan al estándar en ordenadores portátiles.

Samsung pantallas flexibles

¿Pantallas flexibles? Queda mucho aún para que sean ni tan siquiera comunes, mucho menos para que se conviertan en una norma. Las veo más aplicadas a otros dispositivos como gafas, relojes u otros tipos.

La memoria RAM, aumentando y sin variaciones

El Samsung Galaxy Note 3, de nuevo, nos trae una pista sobre las memorias dado que se ha comentado que podría llegar con 3 Gb de RAM. El propio Samsung empezará en breve a construir de forma masiva memorias de 4 Gb de RAM, así que quizá nos lleguemos a saltar la cifra de 3 Gb para pasar directamente a 4 Gb. Ya estaríamos hablando de dispositivos móviles que superarían en mucho la media en cuanto a pcs. Al fin los smartphones y tablets tomarían el relevo de los ordenadores personales, mal asunto para los fabricantes de estos dispositivos que empiezan a parecerse, no sabemos si por innovación o por necesidad, más a tablets, con sus pantallas táctiles, que a los portátiles de siempre.

Multimedia, las cámaras

En cuanto a cámaras no está la cosa nada clara. HTC ha apostado por su nueva tecnología de ultrapíxeles en su HTC One. Todo hace pensar que el HTC M4, futuro HTC One Mini, tendrá también ultrapíxeles. Mientras tanto, el resto de fabricantes siguen apostando por megapíxeles tradicionales y siguiendo la máxima de que a móvil más potente, fotografías más grandes. Tal vez, y ojalá sea así, HTC consiga imponer su nueva forma de captura de fotografías y veamos evolución en este campo, más allá de poner 9 megapíxeles en lugar de 8 y colgarte la etiqueta de innovador.

HTC One MWC

La conectividad, nativa en Key Lime Pie, y la construcción

En cuanto a conectividad parece obvio que el LTE será un standard y que el NFC no termina de encontrar su hueco. La tecnología existe y es útil, pero el resto del mundo parece no interesarse mucho por implantarla. Pagar con NFC en todos sitios sería tan sencillo que resulta obvio por qué aún no se ha estandarizado este sistema, por culpa de Apple. Los de Cupertino siguen siendo referencia en muchos campos, y uno de ellos es en el de la innovación tecnológica. El NFC triunfará cuando Apple decida montarlo en sus iPhone, y no antes. Mientras tanto, será complicado encontrar un smartphone Android sin NFC de ahora en adelante.

La última filtración, quién sabe si por error, de HTC ha dejado ver que veremos la tecnología BLE, o Bluetooth Low Energy (Bluetooth de bajo consumo) por lo que veremos avances también en este protocolo de conectividad que cobrará especial relevancia para la siguiente generación de dispositivos con BT permanentemente conectado, como gafas y relojes inteligentes.

Podríamos hablar del tema de las baterías pero es un asunto espinoso. Cada vez queremos terminales más ligeros y más delgados y sin embargo son generalizadas las quejas en cuanto a la autonomía de los mismos. Hoy en días es utópico pensar en un smartphone al que le demos la paliza que se le da hoy en día (los antiguos teléfonos móviles sólo se usaban para llamar) y que nos aguante más de 24 horas encendido sin necesidad de buscar una fuente de alimentación para recargarlo. Tal vez el futuro no sea aumentar la autonomía de los mismos sino conseguir que se puedan cargar más fácilmente. Ahí entrarían las cargas inalámbricas y su estandarización en el mercado.

Multinacionales como McDonalds ya han expresado su deseo de montar cargadores inalámbricos en las mesas de sus restaurantes. ¿Y si esto es el futuro? ¿Y si el futuro no es una batería de 5000 mAh que aguante dos días sino que el terminal cargue constantemente sin que nos demos cuenta? 

Los materiales, plásticos o metálicos, seguirán siendo a gusto del fabricante aunque ojalá se siga el modelo de HTC, aunque no en su totalidad, y empiecen a mejorarse los acabados de unos dispositivos que, recordemos, cuestan de media más de 400 euros. El policarbonato evoluciona y cada vez da mejor sensación, así que ninguna de las construcciones es sustitutiva, sino que son complementarias.

Se filtra un móvil de LG tras los crecientes rumores de su Nexus 5

Conclusión

Podríamos definir un smartphone imaginario como futuro exponente de la generación Android Key Lime Pie. Vamos a intentar hacerlo:

  • Pantalla de 5 pulgadas (smartphones) y 6 pulgadas (phablets) con resolución FullHD ó WQXGA.
  • Procesador de 8 núcleos (4+4) a 2 GHz o de 4 núcleos a 2,3 GHz.
  • Memoria RAM de 4 Gb.
  • Almacenamiento interno de 32, 64 ó 128 Gb.
  • Cámara de 6 ultrapíxeles o 12 megapíxeles.
  • NFC, Bluetooth 4.0 BLE, GPS, LTE, WiFi y, ojalá, DLNA como standard.
  • Carga inalámbrica Qi y a distancia (1 ó 2 metros de alcance).

Y vosotros, ¿estáis de acuerdo con esta predicción?

2 comentarios

  1. Este es mi Smartphone Imaginario 😀

    Pantalla de 5 pulgadas (smartphones) y 6 pulgadas (phablets) con resolución FullHD ó WQXGA.
    Procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2.3 GHz
    Samsung 4GB LPDDR3 DRAM
    16/32/64GB de memoria interna
    Cámara de 16 megapíxeles de OmniVision (grabación de vídeo 4k a 30FPS, 1080p vídeo a 60FPS, HDR en tiempo real y grabación de vídeo en HDR, estabilizador de imagen óptico, BSI 2.0)
    Cámara frontal de 2.1 megapíxeles (grabación de vídeo 1080p a 30FPS)
    Batería de 3300 mAh Lithium Polymer
    Altavoces frontales estéreo
    Qualcomm RF360 (LTE 150 Mbps & HSPA+)
    NFC, Bluetooth 4.0 BLE, GPS, LTE, WiFi y, ojalá, DLNA como standard.
    Carga inalámbrica Qi y a distancia (1 ó 2 metros de alcance).
    Control por gestos (navegación, zoom, gestos…)

Deja una respuesta