UMI

El editorial de esta semana lo dedicaremos a hablar sobre los smartphones Android ‘Mini’ que ahora están lanzando todos los fabricantes. Hablaremos de los más importantes, de los iniciadores o impulsores de la tendencia y de si dichos terminales corresponden realmente a lo que, a nuestro juicio, indica el sobrenombre que portan.

A pesar de que durante mucho tiempo cada fabricante ha elegido una estrategia y se ha mantenido firme en ella, desde hace ya algunos meses observamos cómo todos, y decimos todos, van fundiéndose debido a la similitud de terminales, de estrategias de lanzamientos y de estrategias de publicidad. El último gran cambio en este sentido lo protagonizaron los chicos de HTC. Los taiwaneses han abandonado su “Quietly brilliant”, estrategia en la que buscaban hacer poco ruido y vender sus dispositivos con el boca a boca entre geeks, y se han pasado a la gran publicidad, señal de que la primera estrategia no les era demasiado beneficiosa.

Samsung Galaxy S3 Mini

El concepto ‘mini’ y por qué están equivocados

Ahora, como digo, todos los fabricantes se copian las estrategias y todos están dispuestos a lanzar un phablet y un dispositivo ‘mini’. Pronto, o eso es lo que me parece a mí, llegará la fiebre de las consolas Android. Uno da un paso y todos le siguen, no falla. Lo único que no alcanzo a comprender es el concepto de ‘mini’ que tienen la gran mayoría de ellos.

Hay dos formas de entender un dispositivo ‘mini’. Situarlo un escalafón por debajo del terminal original en cuanto a todas sus características, abaratando así el precio de forma sensible, o bien reducir su tamaño sin perder ni un ápice de sus características. Yo soy más de la segunda opción pues se debe dar oportunidad a que un usuario decida el tamaño de su dispositivo sin por ello perder potencia. En el caso de la primera forma de entender el dispositivo, la que entienden todos los fabricantes, empezamos a hablar de un smartphone Android completamente distinto. Completamente, salvo por el diseño exterior, claro está, aunque en fabricantes como Samsung ni siquiera eso influya al tener una línea de diseño muy definida en todos sus terminales.

Los actuales smartphones Android ‘mini’

Entre los más conocidos podríamos situar un par de ellos, ambos de Samsung. El Samsung Galaxy S3 Mini, tal vez el primero en Android que realmente impulsó esta nomenclatura, y el Samsung Galaxy S4 Mini recientemente presentado. En ambos casos hablamos de un smartphone con características recortadas con respecto al original. En el caso del Galaxy S4 Mini, por no ir más lejos, nos encontramos con un terminal de gama media cuyas características son bastante cercanas a las del Galaxy Ace 3 y muy lejanas a las del Galaxy S4 original.

Comparativa entre el Samsung Galaxy S4 Mini vs Galaxy S4

HTC también está a punto de colocar su HTC One Mini en el mercado. Todo apunta  a que seguirá el patrón de Samsung y su dispositivo será una gama media con 4,3 pulgadas y bastantes restricciones con respecto a su terminal original. Oppo se ha lanzado recientemente a la caza de los fabricantes que tiene por encima tanto en repercusión mediática como en ventas, y el Oppo Find 5 Mini podría estar en camino. Otros fabricantes y distribuidores se suman a la moda, como vimos con el Vodafone Smart Mini, aunque éste más en cuanto a branding que como línea continuada con un nuevo dispositivo.

¿Veremos un Sony Xperia Z Mini? ¿Un LG G2 Mini? ¿Un Huawei Ascend P2 Mini? Sólo el tiempo lo dirá, pero si la tendencia continúa sería lógico pensar que todos los competidores acabasen subidos al mismo carro.

Lo que debería ser un smartphone Android ‘mini’

Es mi opinión, claro está, pero un ‘mini’ debería referirse únicamente al tamaño. Si el Samsung Galaxy S4 porta un Qualcomm Snapdragon 600 sería esperable que el terminal ‘mini’ lo calcase, como también la resolución FullHD de su pantalla aunque este cambio podría ser permisible ante la variación de tamaño. ¿Por qué no puede tener el HTC One Mini un procesador de cuatro núcleos y 2 Gb de RAM? ¿Por qué no calca los 32 Gb de almacenamiento interno?

Smartphones idénticos, salvo en el tamaño. Disfrutar de la potencia de un dispositivo adaptado a todos los gustos. Misma potencia, mismo almacenamiento, mismas características, misma construcción, menor tamaño. Es sencillo, al menos como yo lo entiendo. Tan sólo Oppo parece querer seguir esta tendencia con su Find 5 Mini, y hasta ellos han variado las especificaciones aunque, y es muy de agradecer, han respetado la potencia de su procesador de cuatro núcleos. El resto de fabricantes lanzan gamas medias que poco o nada tienen que ver con el smartphone en el que están inspirados.

HTC One Mini Filtrado 9

No es ‘mini’, es reconocimiento de nombre

La sensación general, al menos la que yo tengo tras leer especificación tras especificación en cada uno de estos modelos, es que lo que se busca con la nomenclatura ‘mini’ es más un aumento de ventas por reconocimiento que por merecimiento del propio dispositivo, y no con ello digo que no merezcan las ventas que obtengan. Poniendo un ejemplo sencillo, HTC venderá más dispositivos de su One Mini gracias a que “recuerda” al HTC One, terminal de gran fama, que llamando a su nuevo smartphone HTC One M. Es sencillo. El reconocimiento de marca, basado en la supuesta herencia de un modelo superior de nombre muy conocido, hará más por este teléfono que sus especificaciones reales.

Esto, a mi juicio, es hacer trampa. Lánzame un dispositivo de cuatro núcleos en aluminio, con 2 Gb de RAM, cámara de ultrapíxeles, 32 Gb de almacenamiento interno, boom sound, bluetooth 4.0, etc, etc, etc y un largo listado de etcéteras, y ponle 4 pulgadas de pantalla HD y me creeré que es un terminal ‘mini’. Mientras tanto, no dejará de ser otro terminal de gama media que abusa del nombre de tu terminal punta de lanza.

‘Mini’ en smartphones pero aún no en tablets

Vista la proliferación de estos ‘minis’ ya extraña que la tendencia no haya traspasado la categoría de smartphones y podamos encontrarla ya en tablets. Allí los fabricantes son más honrados, por llamarlo de alguna manera, y sus tablets Android reciben un nombre distinto en cada tamaño. Tamaños distintos, dispositivos distintos. Samsung Galaxy Tab 7 y Galaxy Tab 10. Nexus 7 y Nexus 10. Galaxy Note 8 y Galaxy Note 10. Nada de Nexus 10 Mini o Galaxy Note 10 Mini.

Y sí, sé que esto os recuerda al iPad Mini. Desconozco las características internas del dispositivo de Apple como para poder afirmar que se trata de un recorte en todas sus prestaciones, pero también huele a trampa. 

Los ‘mini’ son otra cosa. Tan distintos a lo que ahora se conoce como tal que aún no he visto ninguno en el mercado. ¿Algún fabricante se atreverá a dar el primer paso?

2 comentarios

  1. Este es un debate que siempre me ha interesado. Recuerdo cuando hablábamos en Twitter sobre el lanzamiento del Samsung Galaxy S3 mini, y de cómo muchos decían que el Samsung le pondría ese nombre porque sería dañar la marca es una mal. Está claro que se equivocaron.

    Con lo que creo que no estoy de acuerdo es con tu afirmación sobre el iPad mini, ya que si bien las prestaciones son las mismas, los usuarios dicen que tienen la misma sensación que con el iPad normal.

  2. Yo creo que el caso del iPad mini, ha sido todo lo contrario. A pesar de tener menos prestaciones que su hermano mayor (Retina), la perdida de peso y tamaño ha mejorado mucho la experiencia del dispositivo, que al final es lo más importante.

Deja una respuesta