UMI

Los taiwaneses de HTC no paran y hoy parece ser su día, o al menos de sus usuarios. Tras anunciar oficialmente el lanzamiento de su nuevo HTC One X+, con un Tegra 3 Quad Core a 1,7 GHz, ahora toca el turno a la actualización de su gama One, en concreto de sus HTC One X, hermano pequeño del One X+, y HTC One S.

Ya se ha confirmado oficialmente que ambos terminales recibirán la esperada actualización a Android 4.1 Jelly Bean en octubre. Los dos smartphones vieron la luz hace unos meses con Android 4.0 Ice Cream Sandwich con vistas a ser pronto actualizados a la nueva versión. Con Jelly Bean, los terminales de la casa taiwanesa funcionarán más rápido y estarán más optimizados y, además, se actualizarán a la nueva Sense+, la nueva versión del launcher integrado de HTC.

HTC One X

Con esta actualización de octubre se continuará con la implantación de Jelly Bean en los terminales de alta gama conjuntamente a los que ya se están lanzando con la nueva versión del SO de Google. Ahora queda esperar a Google y su futurible keynote de noviembre en la que puede que presenten la nueva y mejorada versión de Android, la 4.2 Key Lime Pie, aunque ya circula un nuevo rumor sobre los de Mountain View, y es que el Nexus 5 podría ser presentado el mes que viene.

Fuente HDBlog

Sin comentarios

Deja una respuesta