UMI

Que la propaganda genera millones y millones de euros (o dolares) de beneficios es un hecho tan innegable como la propia existencia del universo o, en un nivel más prosaico, tan real como afirmar que la propaganda resulta molesta para el usuario.

De hecho, hay desarrolladores, entre los que me incluyo, que no insertan propaganda en sus aplicaciones por el beneficio económico que ello les proporciona, que suele ser de unos pocos céntimos cada mil visualizaciones, sino para alentar a los usuarios a adquirir las versiones completas (o PRO) de sus aplicaciones, que suelen no incluir publicidad.

Pero, si hay algo que moleste de verdad al usuario es hacer clic accidentalmente en un banner, lo que suele provocar que se abra el navegador web, o un link de la tienda de aplicaciones, lo que, en cualquier caso, provoca la pérdida de considerables segundos.

Ejemplo de la doble confirmación

Consciente de esto, y de que los clics accidentales provocan un sobrecoste al anunciante, la compañía Google acaba de poner en marcha un mecanismo que evita los clics accidentales en los banners de propaganda, que mostrarán a partir de ahora un botón de confirmación (como se muestra en la imagen) tras el primer clic, en lugar de abrirse inmediatamente.

Desde aquí agradecemos la idea, si bien animamos a los usuarios a hacer clic de vez en cuando en algunos de estos banners, cuyos ingresos contribuyen, por otro lado, a financiar grandes proyectos de software gratuito.

Fuente Google Mobile Ads

Sin comentarios

Deja una respuesta