UMI

Esta semana ha habido una noticia que ha sobresalido por encima del resto en el mundo androide, la conversión de CyanogenMod, el equipo responsable de la que es probablemente la ROM más popular de todo el panorama de cocineros, en Cyanogen Inc., una empresa cuyo fin será el de crear un “fork” de Android que podríamos ver instalado por primera vez en el próximo Oppo N1.

La noticia ha tenido tanta relevancia que he optado por retrasar su publicación en forma de artículo diario para dedicarle el editorial de esta semana, artículo en el que como sabéis mezclo información con opinión, con esta última parte aún más remarcada. Así pues, charlaremos a lo largo de las siguientes líneas sobre la decisión de Cyanogen y en qué puede afectar tanto al futuro de la ROM como al futuro del propio Android, dado el peso que dicho equipo de desarrollo tenía dentro de la comunidad que alimenta al sistema operativo de Google desde hace ya mucho tiempo.

cyanogen-10-2

Dado que es un asunto que puede plantear mil y una interpretaciones, creo que por esta semana vamos a variar el formato del editorial y seré yo quien, a título casi personal, os plantee preguntas a vosotros, así quizá entre todos desentrañemos los misterios de este movimiento. ¿Os parece que empecemos?

La autopista de dos carriles que tomará Cyanogen Inc.

Según parece, el equipo de desarrollo creará un “fork” de Android que podríamos ver en el próximo dispositivo de Oppo. Además de este “fork”, Cyanogen parece que no abandonará el desarrollo de sus conocidas ROMs, por lo que se plantea que ambos caminos podrían chocar en cuanto al fin último de cada uno.

El “fork”, fin para el que Cyanogen Inc. ha recibido fondos de distintos inversores, tendría una identidad comercial clara. Desconozco si con la intención de disponer de acceso a una tienda alternativa de aplicaciones, si con la intención de licenciar después el uso de dicho “fork” o de pretender, sencillamente, cobrar mensual o anualmente por su mantenimiento. Posibilidades de monetización no les van a faltar. Las ROMs, por otro lado, siempre han tenido un fin altruista, y el equipo sólo recibía dinero de las aportaciones voluntarias de los propios usuarios.

¿Cómo creéis que intentará Cyanogen Inc. monetizar su nueva creación? ¿Creéis que sus ROMs comenzarán a ser pronto de pago?

El enemigo en casa

Como sabréis, el altruismo que encontramos en la comunidad de desarrolladores Android a la hora de la construcción y mantenimiento de ROMs (y creo firmemente que esto no debería ser así ya que todo el mundo ha de cobrar por su trabajo) podría chocar con el hecho de convivir con ROMs de Cyanogen que además sirven, o servían hasta ahora, de base para otras distintas. Paranoid y AOKP, por poner un ejemplo de las dos más conocidas, se basaban en las construcciones de Cyanogen para montar las versiones de sus ROMs. Ahora nadie garantizará que Cyanogen Inc. no vaya a “tomar prestados” ciertos códigos de las ROMs de los demás desarrolladores para implementarlos en su “fork”. No olvidemos que el resto de la comunidad sigue publicando con la licencia GPL.

¿Cómo pensáis que será ahora la relación de las ROMs de Cyanogen con el resto de cocineros? ¿Seguirán sirviendo de base?

Google Play store

¿Un fork con acceso a Google Play?

Todos tenemos en mente a Amazon cuando hablamos de “forks” de Android. El gigante del comercio electrónico optó hace tiempo por coger el código fuente de Android y realizar modificaciones en su kernel para así adaptarlo a sus propios intereses, creando así un sistema operativo alternativo, deberíamos entrecomillar esto, con acceso a su propia tienda de aplicaciones, la Amazon AppStore que tanto tiempo ha andado de litigios con Apple por el propio nombre de la tienda.

Las ROMs de Cyanogen hace mucho que no incluyen acceso a Google Play y resto de servicios de Google. De hecho, teníamos que descargar e instalar por nuestra cuenta las Google Apps, convirtiendo así nuestra ROM en una perfectamente funcional con el ecosistema de Google. Si Cyanogen Inc. crea ahora un fork, ¿significará eso que quedará aislado de Google Play?

¿Pensáis que se creará una tienda de aplicaciones alternativa con las principales aplicaciones de Cyanogen más las que se quieran unir? ¿Creéis que Cyanogen Inc. pagará por usar las Google Apps como todo hijo de vecino?

El posible éxito de la empresa de Cyanogen

Aquí nos encontramos en el punto en el que la decisión del equipo de Cyanogen podría afectar al futuro de los desarrolladores de ROMs de Android. Imaginemos que Cyanogen Inc. triunfa y consiguen sacar adelante su modelo, sea cual sea. Bien el de licenciar el fork, el de montar una tienda alternativa de aplicaciones, el de cobrar en concepto de mantenimiento o cualquier cosa que los chicos de Cyanogen tengan en mente.

Si se tuviese éxito, ¿seguirían el resto de equipos de desarrollo de ROMs la senda dibujada por Cyanogen Inc.? ¿Estamos ante el inicio de la corporativización de equipos de desarrollo que antes trabajaban por el bien de la comunidad y pueden ver en dicho trabajo una forma de lucrarse? Repito que yo no vería mal ese modelo, pero conviene plantearse también eso.

¿Pensáis que el panorama actual en el desarrollo de ROMs cocinadas podría cambiar? ¿Cocineros al servicio de las marcas?

Como veis, son muchas cosas a considerar ante la decisión de Cyanogen de fundar una empresa y de desarrollar dicho “fork”. Si queréis, charlamos sobre ello en los comentarios. Gracias a todos los que habéis llegado hasta aquí.

Sin comentarios

Deja una respuesta