Llevamos unas semanas probando de forma intensa el nuevo Motorola Moto G 2014, el sucesor del que ya nombramos como mejor móvil de 2013 en relación calidad precio y no son pocos los que nos habéis preguntado sobre el mismo, aspectos sobre su tamaño, la relación tamaño de pantalla con la resolución y más aspectos que hemos analizado en la review.

Sin embargo algo que no hemos tocado a fondo es si merece la pena el nuevo modelo teniendo en cuenta el anterior, es decir, si es aconsejable el cambio de uno a otro o cuales son las ventajas del nuevo comparándolo directamente con el Moto G 2013.

Vídeo análisis Moto G 2014 vs Moto G 2013

Os contamos las diferencias entre los dos modelos así como pruebas de rendimiento y fotografía:

Calidad de los materiales

Cuando hablamos de móviles de menos de 200 euros es obvio que no podemos esperar materiales de alta calidad pero incluso así el Moto G ha sido una referencia al conseguir una relación calidad de acabados precio muy elevada.

En el Moto G 2013 ya vimos un buen plástico que no obstante tenía dos problemas. Por un lado era un auténtico atrapa huellas como podemos ver en algunas de las fotografías de este artículo y por otro tenía un anclaje en la tapa trasera realmente difícil de quitar.

Calidad de los materiales

En el modelo de 2014 estos dos fallos se han solventado siempre la tapa trasera muchísimo más fácil de quitar y además no atrapando tanto la grasa en la misma aunque no por eso se ha penalizado el agarre o aumentado las posibilidades de que se resbale.

Peso y dimensiones

Difícil hablar de este aspecto sin entrar en consideraciones muy personales pero no por ello vamos a dejar de intentarlo. El cambio más llamativo de un terminal a otro ha sido sin duda el aumento de tamaño al pasar de las 4.5 a las 5 pulgadas.

Peso y dimensiones

Este salto ha provocado que el móvil se asemeje más a terminales como el LG G2 o el Sony Xperia Z que a su antecesor, que tenía unas dimensiones más contenidas. La elección del tamaño de pantalla es muy personal y aunque la mayoría de usuarios se inclinan por pantallas que rondan las 5 pulgadas nosotros creemos que está más conseguido el equilibrio en el Moto G 2013.

Como comentario personal debo decir que teniendo en la misma mesa un LG G3, un Moto G 2013 y un Moto G 2014 he cogido el primero pensando que era el último, es decir, he confundido el Moto G 2014 con un móvil de 5.5″ antes que con su hermano de 4.5″.

Moto G 2014 vs Moto G: comparativa en vídeo

Potencia y prestaciones

Pocas veces hemos visto tan pocos cambios en este apartado entre un móvil y su antecesor y es que mantiene el mismo procesador de cuatro núcleos a 1.2 Ghz Snapdragon 400, el mismo GB de memoria RAM y también la misma potencia gráfica con el chip Adreno 305.

El motivo de esto, según Motorola, ha sido contener los costes ya que han visto que la potencia de este terminal es más que suficiente para muchos usuarios y nosotros mismos ya dijimos eso en el análisis del modelo de 2013.

Hemos realizado tests de prueba y los resultados son los esperados, realmente los mismos.

También tenemos que confesar que en las pruebas de rendimiento con Asphalt 8 se ha reiniciado el juego en alguna ocasión pero no creemos que sea algo que no se solucione con alguna actualización de la aplicación.

Potencia y prestaciones

Son las prestaciones mejoradas las que más nos han llamado la atención con respecto al modelo del año pasado. El Moto G 2014 ahora tiene ranura para dos tarjetas SIM, ideal para aquellos que no valoraban este modelo y se centraban en otros como los terminales chinos o los bq.

Además Motorola ha corregido el fallo de no incluir ranura de tarjetas microSD, algo que sí hizo en la versión 4G pero no es la original que es la que usamos en esta comparativa.

A estos dos añadidos se le suma el aumento de pantalla y la calidad de la cámara, que tratamos por separado.

Fotos Comparativa Moto G vs Moto G 2014 - 012

Pantalla

Entramos en la mayor diferencia entre las dos versiones del Moto G, su pantalla, aunque siendo sinceros dicha diferencia es únicamente por la diagonal de la misma ya que tanto en resolución como en tecnología son idénticas.

Ambos paneles tienen 1280×720 píxeles y usan la tecnología IPS LCD para mostrar las imágenes pero el pasar de 4.5″ a 5″ hace que el móvil en la mano parezca otro.

Este cambio seguramente sea debido a las exigencias de los consumidores que, cada vez más, apuestan por pantallas mayores y las 5″ empiezan no a ser lo normal en la zona alta sino en la media. Y el Moto G se une a esta idea.

En el día a día nos ha gustado más el tamaño y sobre todo la relación resolución / diagonal del Moto G 2013 pero opinamos que la mayoría de usuarios estarán más cómodos con una pantalla mayor, sobre todo si no tienen un ordenador o tablet para compaginar el acceso a internet o juegos con el smartphone.

¿Se nota la disminución de los puntos por pulgada de 326 a 294? Pues si nos ponemos muy exquisitos es posible pero no vemos que sea un aspecto relevante para decantarse por uno u otro móvil para la mayoría de usuarios.

Pantalla

Cámara

Si la pantalla es el cambio más evidente podríamos decir que la cámara es el más importante ya que era una de las mayores pegas que le poníamos al Motorola Moto G 2013.

La lente del nuevo Moto G 2014 ha subido de los 5 a los 8 Mpx pero no es eso lo que más nos ha llamado la atención sino la calidad de las fotografías, en parte debido a la mejora del HDR automático del software que hace que sea muy buena idea dejarlo activado por defecto al igual que sucede en el Nexus 5.

Si la cámara es un factor importante no tenemos ninguna duda, Motorola Moto G 2014.

Cámara

Autonomía

La batería del Motorola Moto G era la mejor de su segmento sólo igualada o superada por algunos móviles de gama alta como el Samsung Galaxy Note 3 o el LG G2, terminales claramente superiores pero que también costaban entre dos y cuatro veces más.

El Moto G 2014 no tiene la autonomía de su antecesor pero decir que tiene una batería mala sería exagerar y mucho. Se ha aumentado el tamaño de la pantalla con el incremento de gasto energético que eso supone pero no por eso podemos poner la autonomía como uno de sus fallos. No obstante el modelo de 2013 sigue teniendo mejor rendimiento en este aspecto.

Benchmarks del Motorola Moto G: el Nexus que no lo es

Test Benchmarks

Hemos realizado las pruebas a los dos móviles en sus análisis y podemos mostraros las cifras de los test de benchmarks aunque como siempre os decimos esto es algo mucho menos importante que el rendimiento del día a día.

Pero en este caso la comparativa es mucho más trivial dado que tienen la misma maquinaria interna lo que se muestra en los test de benchmarks. El Motorola Moto G 2013 ha dado las cifras que veis en la imagen superior. En Quadrant tenemos una puntuación de 8748 y en Antutu tenemos 17373 puntos.

benchmarks-motorola-moto-g-2014

En esta otra imagen vemos los resultados del modelo de 2014, 8951 puntos en Quadrant y 18234 en Antutu, muy similares a los del modelo del año pasado.

¿Merece la pena el cambio?

¿Merece la pena el cambio?

Como conclusión hemos querido responder a una pregunta que se nos ha hecho mucho en el blog y en las redes sociales, ¿Cambio mi Moto G 2013 por el modelo de 2014? La respuesta rápida sería que no es necesario ya que el incremento de potencia o prestaciones no es muy elevado pero hay una respuesta lenta que sería una que damos mucho: depende.

Si la memoria interna de nuestro móvil es un problema y echamos de menos una microSD, si hemos dado más uso a la cámara del que creíamos cuando adquirimos el Moto G el año pasado o si vemos el aumento de pantalla o la dualSIM como algo que ahora sí nos resultaría útil entonces es buena idea cambiarlo.

2 comentarios

  1. Tengo el moto g 2013 dual sim, y la verdad viendo los cambios, me quedo con mi actual moto g… aunque si va a ser tu primer android recomiendo moto g 2014… es muy muy buen terminal

Deja una respuesta