El móvil estrella del año pasado, prestaciones aparte, fue el Motorola Moto G, un terminal que obligó a la industria a replantearse el significado de la gama media en Android por culpa de un móvil que ofrecía más de lo que daban sus competidores por un precio menor.

Tras el error en la estrategia con el Motorola Moto X la empresa entonces de Google siguió avanzado por el nuevo camino y ese resultado ha sido el Motorola Moto E, un terminal que analizamos hace poco de forma intensiva pero que creemos que es interesante comparar con su hermano mayor. El motivo de la comparativa del Motorola Moto G vs Moto E es mostrar cual de los dos conviene a un usuario que no tenga claro si le conviene más uno u otro.

Vídeo análisis comparativo

Calidad de los materiales

Ambos terminales destacan por estar excelentemente bien construidos teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos. El diseño de los dos es realmente parecido pero hay un aspecto en el que destaca el Moto E y es en el agarre de su parte trasera.

El Moto G está fabricado en un plástico de calidad pero no tiene el misma acabado que su hermano menor y es que más allá de la estética nos ha parecido un acierto para evitar situaciones como las que hemos visto en el iPhone 4 o el Nexus 4.

Punto favorable a ambos es el poder cambiar la carcasa trasera para usar una funda tipo libro o simplemente darle un acabado mucho más colorista que los blancos y negros que tienen los modelos de venta.

Calidad de los materiales

Peso y dimensiones

Los dos Motorolas son terminales bastante pesados y es algo que se nota. El Moto G pesa 143 gramos, mucho para ser un terminal de 4.5 pulgadas pero es que su versión inferior, el Moto E, pesa 142 gramos, prácticamente lo mismo con un cuerpo reducido que lleva una pantalla de 4.3 pulgadas.

Hay que dejar claro que el peso no se llega a hacer molesto, no hablamos de móviles de casi 200 gramos, pero es algo realmente notorio si los comparamos con otros móviles. En este sentido el Moto G es el ganador al estar más equilibrada la relación tamaño / peso.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

La potencia de ambos terminales es superior a la de sus rivales, cada uno en su categoría. Obviamente tenemos que reconocer que la capacidad del Moto G es superior a la del Moto E, pero en ambos casos hablamos de móviles muy solventes.

Con el Moto E hemos llegado a usar juegos como Asphalt 8 sin tener que reducir la calidad visual si bien es cierto que no va tan fluido como en el Moto G y es en aspectos como este en el que se nota la diferencia entre un procesador a 1.2 GHz de cuatro núcleos o de dos.

Por otro lado la RAM es la misma en ambos dispositivos, lo que explica la soltura y fluidez de los mismos aunque de nuevo el Moto G se muestra algo más solvente, aunque sin que se una diferencia notoria como en el caso antes mencionado.

Una diferencia notoria viene en la memoria interna y es que el Moto E sólo cuenta con 4GB de los cuales hay dos libres por lo que la instalación de algunas apps que no permiten el uso de la microSD para ejecutarse hace que sea demasiado fácil el ver la notificación de que hay poco espacio disponible. El Moto G, incluso en su versión básica de 8 GB, no tiene este problema aunque no cuente con ranura microSD.

Pantalla

Pantalla

Las pantallas de ambos dispositivos son de nuevo algo superiores a las de sus rivales pero comparadas entre ellos nos quedamos con la del Moto G por su mayor diagonal y por la calidad de la misma.

La pantalla del Moto E no es mala, pero se nota que la tecnología de la misma no está a la altura de la del hermano mayor, que cuenta con un panel IPS.

Las resoluciones son adecuadas para las diagonales tanto en el Moto E, 540 x 960 píxeles en 4.3″ dando 256 ppp, como en el Moto G, 1280 x 720 píxeles en 4.5″ dando 326 ppp.

Cámara

Cámara

Las cámaras de ambos dispositivos son usables con buena luz pero dejan bastante que desear en cuando la iluminación no es suficiente. El Moto G implementa un flash LED que hace que apoyo cuando esto sucede o que podemos usar como linterna pero el Moto E opta por la supresión del mismo, algo que se ha puesto de moda en la gama baja y no sólo en Android.

En Foromoviles podéis ver cómo se comportan ambas cámaras traseras ya que el Moto E carece de cámara delantera, no como el Moto G.

Autonomía

Autonomía

De nuevo un aspecto en el que los dos terminales están muy igualados. Los dos nos han sorprendido gratamente en lo que a batería se refiere y pese a que la del Moto G es de mayor amperaje que la del Moto E, 2070 mAh frente a 1980, el Moto E ofrece un poco más de autonomía seguramente debido a la menor exigencia de sus prestaciones.

En ambos casos con un uso normal llegamos al día y medio y en ocasiones rozamos las 48 horas.

Motorola Moto G vs Moto E: comparativa en vídeo

Interfaz

La interfaz de Android es pura en ambos casos, no existiendo mayor personalización por parte de Motorola que algunas aplicaciones propias que ya comentamos en los análisis y que por lo general son bastante interesantes.

El uso de la misma es muy similar en los dos móviles siendo la fluidez algo superior en el Moto G pero por su potencia, no por la interfaz.

Benchmarks del Motorola Moto G: el Nexus que no lo es

Test Benchmarks

En la imagen superior vemos las puntuaciones del Moto G en los test de Quadrant y Antutu. En el primero tenemos una puntuación de 8748 y en el segundo de 17373,

Si nos vamos al Motorola Moto E vemos que las mismas bajan bastante pero siguen siendo aceptables.

Motorola Moto E: análisis a fondo en video HD

En Quadrant hemos obtenido 5251 puntos, y en Antutu nos vamos a los 12648.

Lo mejor del Motorola Moto G

Pese a ser dos terminales muy similares hay aspectos favorecedores de cada uno. En el caso del Moto G tenemos que destacar su pantalla y tamaño de diagonal, dos aspectos que se notan incluso más que la potencia.

Aspectos distintivos

Lo mejor del Motorola Moto E

Del Moto E nos ha gustado su menor precio, algo obvio, pero también el acabado trasero y lo cómodo que es de llevar, superando incluso al Moto G en estos sentidos.

Conclusión

Conclusión

En esta conclusión hablaremos de algo similar a lo que ya dijimos en el análisis del moto E. ¿Merece la pena pagar unos 120 euros por el Moto E pudiendo irnos a los 150 para obtener el Moto G?

Mas allá de los precios oficiales podemos comprar el Motorola Moto G de 8 Gb por unos 150 euros en Amazon y el Motorola Moto E por unos 116 euros.

Desde nuestro puntos de vista merece más la pena el Moto G pero si el tamaño de pantalla y el flash de la cámara nos dan igual y no vamos a ejecutar juegos tipo Modern Combat o Asphalt 8 el Moto E es una muy buena opción.

6 comentarios

  1. El analisis está bien, pero se nota que os ha gustado mucho el moto G.
    Por ejemplo, si yo fuese a comprarle a mi madre uno de estos dos, valorarla que el moto E es RESISTENTE A SALPICADURAS, mientras el moto G no lo es. Estaría bien que hicieseis un analisis mas completo.

  2. Y para los que aun siguen dudando tienen la opcion del Moto G LTE que es 4G y viene con ranura para memoria micro SD hasta 32 Gb

Deja una respuesta