UMI

Es tal el poder de Samsung dentro del mundo de Android que pese a las distintas reacciones que el Galaxy S4 ha suscitado entre propios y extraños, tanto negativas como positivas, nadie duda de que existirá el Samsung Galaxy S5, el que supondrá el 5º exponente de la familia Galaxy SX inaugurada por el Galaxy S en 2010.

La irrupción del HTC One en las altas esferas de la telefonía, con su toque de distinción en la construcción, hizo que se rumorease que el propio S4 tendría un cuerpo de aluminio y cristal. Dado que el nuevo Galaxy de Samsung se lanzó en el tradicional cuerpo de policarbonato de los surcoreanos, el mismo rumor corrió automáticamente hacia los siguientes grandes dispositivos del fabricante, los Samsung Galaxy Note 3 y Samsung Galaxy S5.

galaxy-s5

De acuerdo a un nuevo rumor lanzado sobre el smartphone que sucedería al S4 en el catálogo de Samsung, el S5 tampoco tendrá un cuerpo de aluminio, algo que no parece entrar en los planes de un fabricante satisfecho hasta ahora por las calidades presentadas en sus dispositivos. En su lugar, el Note 3 tendría influencia directa sobre este futuro S5 donándole el diseño de la carcasa trasera. Ese simil piel construído en plástico y que tan buenas críticas ha recibido desde que el nuevo phablet se pusiese a la venta.

Otro de los rumores que mencionan al Samsung Galaxy S5 habla de su cámara. Al parecer, el sensor de 13 megapíxeles del Galaxy S4 sería reemplazado por uno mayor, de 16 megapíxeles. El sensor podría incluso cambiar de fabricante ya que hasta ahora era Sony el que proveía estos chips para Samsung pero el propio fabricante está diseñando un chip de 16 megapíxeles con un rendimiento al menos similar al nipón, algo que podría decantar la elección por un chip de la propia casa y así abaratar costes, pese a que los chicos de Sony se benefician de la gran cifra de ventas de Samsung en smartphones y tablets Android a la hora de ofrecer un precio competitivo para su sensor.

Así pues, a la trasera de plástico imitando a piel heredada del Note 3 podría sumarse un sensor de 16 megapíxeles con estabilizador óptico (OIS), todo en el interior de un Samsung Galaxy S5 cuyo tamaño aún se cifra en 5 pulgadas, aunque puede darse el caso de que los surcoreanos sigan a sus compatriotas de LG, aumentando su pantalla hasta las 5,2 pulgadas.

Fuente SamMobile y ETNews

Sin comentarios

Deja una respuesta