UMI

Aquí en FaqsAndroid hemos hablado en multitud de ocasiones sobre la evolución de Android, cada vez más veloz, y la exigencia que esto produce en cuanto a actualización de los distintos hardwares que funcionan con dicho sistema operativo. Lo vemos con los smartphones y los tablets, con ciclos de renovación cada vez más cortos y que obligan a imprimir a los dispositivos una mayor potencia a fin de que el uso por parte del comprador sea más fluido pero también que garantice que el sistema operativo no dejará al hardware obsoleto en poco tiempo. Con OUYA en su momento también nos preguntamos lo mismo, ¿podría una consola de videojuegos movida con Android aguantar mucho en el mercado cuando su hardware esté atrasado con respecto al resto de dispositivos de uso múltiple?

Ouya Logo

Los muchachos de OUYA ya han confirmado cómo aguantarán el tirón de las actualizaciones de Android y la potenciación de los juegos: actualizarán el hardware de la consola en ciclos anuales, por lo que hemos de suponer que, de querer estar permanentemente actualizados, tendríamos que gastar unos 70€ anuales en nuevos dispositivos. Este cálculo lo hemos realizado en base al precio del pack inicial de OUYA y mando a 99 dólares, que llegará a 99 euros, y al precio del mando independiente que será de 50 dólares/euros. Suponiendo que se ponga a la venta la consola de forma independiente hemos de suponer que su precio podría rondar entre 50/70 euros, contando la rebaja del precio del mando en el pack para hacerlo más atractivo.

La pregunta es, ¿merecerá la pena estar permanentemente actualizado en cuanto a hardware? Hemos de tener en cuenta que, por ejemplo, inicialmente no se tendrá acceso a Google Play sino sólo a la tienda específica de juegos para OUYA, por lo que quizá la potencia de los videojuegos diseñados para la misma nunca requiera demasiada potencia como para que merezca la pena la renovación anual.

Ouya frente a PS3 y Xbox 360

Realizando un cálculo en comparación con las consolas tradicionales, la Xbox o PlayStation suelen tener un precio de salida en torno a los 450 euros, precio que con el tiempo se va reduciendo. La gran diferencia es que su ciclo de vida suele ser de unos 6 años hasta el siguiente modelo y de unos 4 ó 5 más hasta que se cesa la venta definitiva de la misma. Hablamos de 450 euros para una consola con 10 años de vida natural y cuyos juegos se desarrollan específicamente para ella, sin necesidad de actualizar el hardware, por lo que todo el catálogo estará siempre a nuestra disposición.

¿Se planteará OUYA algún tipo de recompra de modelos obsoletos? Habrá que esperar para comprobar si la jugada les sale bien a los chicos de OUYA, porque la competencia en el mercado es feroz y otros dispositivos como Project Shield o Gamepad apuestan por otro tipo de modelo, el de abrir el mercado a Google Play.

Fuente Joystiq

Sin comentarios

Deja una respuesta