UMI

Hace unos días nos escribió un usuario que, por error, había cargado en su equipo una ROM correspondiente a otro terminal, lo que había convertido su dispositivo en un caro pisapapeles que no era capaz de arrancar.

Ciertamente, la instalación de una ROM cocinada en un dispositivo Android es un proceso cada vez más sencillo, aunque no carente de riesgos.

En primer lugar, y pese a que generalmente las propias ROMs implementan un control que impide su instalación en un dispositivo que no sea compatible, nunca está de más revisar dos veces el archivo que queremos instalar, teniendo especial cuidado en lo siguiente:

Captura del recovery CWM

  1. El hilo del que la descargamos especifica claramente que la ROM es compatible con nuestro dispositivo concreto: algunos dispositivos tienen versiones concretas para ciertos países que incluyen ciertas configuraciones específicas de hardware o software que podrían quedar inservibles si instalamos una ROM para una versión diferente.
  2. La suma MD5 del archivo que hemos descargado se corresponde con la que el cocinero ha especificado en el hilo de la descarga: puede ocurrir que el archivo que contiene la ROM se corrompa al ser publicado por el desarrollador, o cuando lo bajamos, por lo que nunca está de más comprobar que el archivo que hemos descargado es el mismo que ha publicado el cocinero.
  3. El hilo contienen comentarios favorables de otros usuarios con el mismo dispositivo: salvo casos muy puntuales, no deberíamos ser los primeros en probar una ROM, sobretodo en el terminal que utilizamos para nuestro día a día.
  4. El hilo principal de la ROM se encuentra en un foro de reputada solvencia, tiene un número adecuado de visitas y el cocinero no es nuevo en el foro: la ROM es la responsable de la instalación de las aplicaciones de sistema y tanto los antivirus como el propio sistema son mucho más laxos en las comprobaciones que realizan sobre estas aplicaciones, por lo que no sería en exceso complicado introducir un troyano en alguna de ellas.

Captura del recovery TWRP

Una vez instalada la ROM, deberíamos tener en cuenta que es posible que las copias de seguridad que hayamos hecho mediante el recovery de la ROM anterior no funcionen en la nueva ROM, por lo que lo más conveniente es realizar una instalación desde cero (para lo que podemos utilizar la opción wipe del recovery).

Finalmente, os recomendamos que, ante cualquier duda, os abstengáis de instalar, ya que siempre es mejor disponer de un terminal no actualizado que de un caro pisapapeles.

Sin comentarios

Deja una respuesta