Os mostramos una serie de usos concretos que pueden dársele a Google Chromecast, un dispositivo barato al que le podemos sacar mucho rendimiento si sabemos cómo.

Google Chromecast es un dispositivo bastante interesante aunque pasivo. Depende enteramente de tu propio smartphone y es por ello que no es ni de lejos comparable a un Android TV o a ningún otro stick HDMI que cumpla una función autónoma. Eso, aunque fácil de entender, suscita la típica duda de ¿entonces para qué lo necesito? Porque si todo lo hace el smartphone. Ahí radica su gracia, todo lo hace el smartphone en la mayoría de las ocasiones aunque haya veces en las que no. Como tiene un precio de capricho (40 euros es más que impulsivo) vamos a intentar mostraros una serie de usos que se le pueden dar al Chromecast. Al nuevo o al antiguo, claro, aunque el modelo renovado cuenta con mayor velocidad y, por tanto, menos lag a la hora de reproducir contenido y recibir órdenes.

Chromecast

El primer paso está bastante claro y es ineludible. Para usar un Chromecast primero tienes que comprar uno. Vas a Google Play, porque Amazon ha vetado su compra, y te haces con uno nuevecito por 39 euros. ¿Y ahora qué? Ahora lo conectas al HDMI de tu televisor, le das corriente a través del USB como tu conexión te lo permita (desde el enchufe o desde la propia TV) y lo configuras. Tienes un Chromecast flamante colgando de la trasera de tu TV y ahora toca empezar a usarlo. ¿Qué puedes hacer con él? Ahí van algunos usos.

1. Jugar en el televisor

Ya hay muchos juegos en la Google Play Store compatibles con Chromecast de forma nativa y cada vez habrá más. ¿Qué significa que sean compatibles de forma nativa? Que podrás usarlos con Chromecast desde el propio juego y no espejando todo el móvil. Así aprovecharás funciones concretas que cada programador haya querido implementar. El mando será tu móvil o tu tablet y el juego estará en vivo en el televisor. Dependiendo de la velocidad de tu conexión WiFi puedes experimentar cierto retraso pero el nuevo Chromecast ha sido diseñado para minimizarlo. En la propia tienda de Chromecast, porque hay una, encuentras títulos como Angry Birds GO, WGT Golf o Monopoly, para jugar hasta con tres amigos más en el televisor.

2. Ver películas y series online en el televisor

Plex en Chromecast

Chromecast está diseñado para ser compatible con Google Play Movies así que todo lo que compres o alquiles allí puedes enviarlo al televisor desde tu móvil. Pero no sólo eso. Wuaki también es compatible de forma nativa y Netflix, cuando se lance oficialmente en España, también lo será. Ahora lo es, de hecho, en los países en los que ya opera. Poco a poco, los servicios de streaming de películas y series y los reproductores del mercado se van haciendo compatibles con Chromecast y ya podemos hacer cosas como montar un reproductor multimedia usando nuestro ordenador portátil, o incluso enviar vídeos online desde páginas web (siempre que los estemos viendo desde Chrome). Como dato de una aplicación que hemos comprobado, Atresplayer es compatible con Chromecast y podemos enviar a la tele, y sin anuncios, cualquier programa o serie almacenado allí.

 

3. Ver Youtube en el televisor

Sacamos Youtube del punto de las películas y series porque Youtube es un mundo aparte. Desde ver a un gato bostezando hasta un aterrizaje de un 747, hasta webseries. Análisis de móviles, programas completos de cadenas de televisión tradicionales, videoclips, conciertos. Youtube es el gran agujero negro del tiempo libre en nuestro tiempo y con Chromecast lo tenemos a dos clicks. “Reproducir en Chromecast” y elegir el reproductor. Listo. Tan sencillo como eso y tan cómodo como ver los videos en una pantalla grande teniendo el móvil incluso con la pantalla apagada sobre la mesa. Porque algo que hace Youtube, y también Google Play Movies, es enviar el vídeo y seguir reproduciéndolo aunque nos hayamos ido de la habitación o de la propia WiFi. ¿Dejar a tus hijos una lista de reproducción de Pepa Pigg en la tele e irte a hacer un recado? Claro que se puede.

4. Ver el fútbol en el televisor

Veofutbol

Otro punto que sacamos aparte pues Yomvi, el responsable de que podamos ver el fútbol online en nuestro país, no permite su reproducción en consolas, pero sí en móviles. No incluye soporte nativo pero aquí entra en juego el mirroring de Chromecast. Tan sencillo iniciar el partido en nuestro móvil o tablet y espejar el contenido del terminal al televisor. Dicho y hecho, el fútbol online a pantalla completa. También pasa como la Champions y la UEFA Europa League gracias  BeInSports o, como ya explicamos en este artículo, con VeoFútbol, la plataforma online de fútbol de Telecable. Sí, también podéis espejar el móvil para ver contenidos de Roja Directa y demás pero está feo.

5. Escuchar música en streaming en nuestro televisor

Podréis pensar, ¿Spotify en la tele? ¿Sólo música? Pues sí, y también, cómo no, Google Play Music. Ambas aplicaciones son compatibles de forma nativa con Chromecast y podemos enviar música al televisor a través de cada una de ellas. Sólo tendremos que elegir una canción, un álbum, un estilo de música o una lista de reproducción y tenerla en la tele como música de fondo para cenas, fiestas y todo lo que se nos antoje. Como si queremos música clásica de fondo para relajarnos o para leer. Si además tenemos un Chromecast Audio, podemos hacer esto mismo con cualquier juego de altavoces de nuestra casa o con equipos de música completos. Enviar música desde el móvil y oírla donde nos apetezca.

6. Enviar una pestaña de nuestro navegador del portátil al televisor

Google Cast

No puede hacerse de forma oficial porque Chromecast no está diseñado, al menos de momento, para interactuar con un portátil, ya tenga Windows, Linux, OSX o ChromeOS. Pero hay formas de saltarse esa restricción y es con el navegador Google Chrome. Gracias a la extensión Google Cast podemos enviar a la televisión cualquier pestaña que queramos de nuestro navegador y tenerla en pantalla grande para lo que queramos. Una tienda online para comprar en familia, un juego en el navegador al que queramos jugar en una superficie mayor o simplemente un texto que queremos tener en pantalla, a modo de segundo monitor. Porque recordemos que Chromecast puede conectarse a monitores de ordenador con conexiones HDMI. No sólo hablamos de televisores tradicionales.

7. Ver presentaciones de diapositivas en el televisor

Este uso es más empresarial que doméstico pero también nos servirá. Si tenemos que hacer una presentación ante una gran audiencia ya no necesitaremos cargar con el portátil para conectarlo a ninguna parte. Si tenemos disponible un televisor con HDMI podemos llevarnos el Chromecast en el bolsillo, conectarlo al televisor y enviar la presentación desde nuestro Android. Ni siquiera importará que no haya una conexión WiFi disponible donde estemos pues podremos crear una con el teléfono para conectar el Chromecast.

8. Ver fotografías en el televisor

Google Photos

Imprimir las fotografías de nuestros viajes y eventos en álbumes para lugar ametrallar a todas las visitas en nuestra propia casa es algo añejo y que se practica cada vez menos, pero las fotografías online son otra cosa. Antes imprimíamos una y ahora almacenamos 10. Si lo hacemos en Google Photos, o en nuestro terminal Android sin realizar una copia de seguridad, podremos enviarlas al televisor usando Chromecast y así ninguna visita se escapará de vernos comiendo en la playa, caminando por el campo, dándole de comer a las palomas o tapando el objetivo del móvil con el dedo. De acuerdo en que son usos extremos pero el concepto está claro. Cualquier fotografía online o de nuestro móvil puede enviarse al televisor para verla en grupo.

9. Realizar tareas en grupo en el televisor

Dado que el móvil es cada vez el dispositivo más importante que tenemos en casa, muchas veces realizamos tareas en él que antes hacíamos en el ordenador. Si estas tareas son en grupo, es mucho mejor sentarse frente al televisor para hacerlas que obligar a los demás a rodearnos mientras las hacemos en 5 ó 5,5 pulgadas. Así, desde visitar ciudades con Google Maps o Google Earth para planear viajes, hasta elegir hotel o consultar webs de viajes. Todo ello puede hacerse ahora en grupo de forma mucho más sencilla con Google Chromecast. Incluso las videoconferencias pueden hacerse desde el televisor. La cámara seguirá en nuestro móvil pero la otra persona, espejando el contenido del móvil, estará en el televisor. Nunca fue tan fácil hacer una videoconferencia con nuestros seres queridos más lejanos.

¿Qué puedo hacer con el nuevo Google Chromecast?

Como vemos, todo esto y mucho más es lo que podemos hacer con Chromecast. Los usos son tan variados como las necesidades que tengamos en cada momento pero sólo con que aparezca el símbolo de Chromecast en la parte superior derecha de una aplicación sabremos que podemos enviar su contenido al televisor. Lo que hagamos con él ya es cosa nuestra.

2 comentarios

  1. He leido las instrucciones para conectar en modo invitado y no he encontrado que sea posible sin router.
    El invitado sí, pero para configurarlo afirma que hay que estar en la misma red wifi.
    Algo se me escapa. Tendré que probar teniendo a otro invitado.

  2. me parece un poco inutil teniendo un cable hdmi si lo que quiero es ver youtube y peliculas online a formatos avi ,,

Deja una respuesta