UMI

Sin duda podemos estar hablando del LG Nexus 4 como uno de los terminales de este año, no sólo ya por especificaciones sino también por precio. Un modelo de gama alta, que compite con los mejores de cada compañía y que sale a la venta en dos versiones de almacenamiento, la de 8Gb por 300€ y la de 16Gb por 350€, no pasa todos los días. Este modelo, el Nexus 4, trajo también de la mano el nuevo Jelly Bean, la versión 4.2, con muchas mejoras tanto gráficas como en rendimiento y utilidades, y eso hizo que sonase aún más.

Cierto es que la gama Nexus de Google nunca ha dejado a nadie indiferente y sus lanzamientos han sido siempre contados por éxitos, desde el primer Nexus One hasta el último Nexus 4. La elección de LG para la fabricación de este último fue, como poco, extraña dado que desde muchos frentes se apostaba por Sony ante el más que abandono de Samsung en este sentido, aunque con los coreanos se ha continuado con el Nexus 10 dado que la relación entre ambas empresas sigue siendo excelente. Pero, como siempre defiende Google, debe haber oportunidades para todos, y el turno era para LG.

Responsable de Google UK aclara los problemas con el stock del Nexus 4

Basado en el LG Optimus G, el Nexus 4 salía al mercado con un procesador de cuatro núcleos a 1,5Ghz y 2Gb de RAM. 8 y 16Gb de almacenamiento eran sus opciones y no incluía, como los últimos Nexus, la opción de ampliación mediante microSD. A estas características se le sumaba una excelente pantalla de 4,7 pulgadas LCD con resolución 1280×768 y una cámara trasera de 8 megapíxeles. NFC, carga inalámbrica y una batería de 2100 mAh completaban las especificaciones. Poco o nada se podía adivinar sobre lo que a Google se le venía encima.

La aceptación del teléfono fue tal que los modelos puestos a la venta en la tienda online de Google (único método inicial para hacerse con el modelo) se agotó el stock rápidamente. Quizá demasiado rápido. Desde entonces, quebraderos de cabezas continuos y múltiples críticas cosechadas por el todopoderoso Google que parecía incapaz de servir a tanta demanda, aunque quizá la demanda no ha sido tan grande como la parte de culpa que pueda tener LG en este sentido.

Entre las múltiples teorías que han surgido sobre los problemas de suministro de estos LG Nexus 4 estuvo incluso el que Google hubiera ralentizado voluntariamente las ventas para no perjudicar a sus partners (Samsung, HTC, Huawei, Sony, etc) de cara a la campaña navideña. Sin embargo, era una teoría difícil de comprender cuando hablamos de dejar voluntariamente de servir a unos clientes que son los principales defensores de tu sistema operativo, el modelo que te genera más beneficios.

El caos ha sido tal que proliferan aplicaciones en smartphones y web que comprueban constantemente el stock del terminal en las Google Play Store de todo el mundo para que el usuario tenga tiempo de comprar el Nexus 4 antes de que el stock vuelva a agotarse en cada caso. Y parece que la verdad ha salido finalmente a la luz.

Responsable de Google UK aclara los problemas con el stock del Nexus 4

Ha tenido que ser Dan Cobley, director general de Google UK, el que ha sacado a la luz los problemas de suministro de LG y el enturbiamiento de las relaciones entre ambas compañías desde la puesta a la venta del LG Nexus 4. Un correo electrónico de Cobley deja claro el esfuerzo que Google está realizando por normalizar la situación.

“Sé que lo que está ocurriendo es inaceptable y todos trabajamos noches y fines de semana para solucionar este problema. Los suministros del fabricante son escasos y erráticos y nuestra comunicación ha sido deficiente. Les ofrezco una sincera disculpa por nuestro servicio y por nuestra falta de comunicación durante todo el proceso”.

Desconocemos si el correo estaba destinado a ver o no la luz, pero en él se demuestra la incapacidad de LG de asumir la fabricación de un terminal que, o bien ha superado con creces las expectativas de venta del fabricante o bien no tenía lo bien planificado desde un comienzo.

Fuente XDA Developers

Sin comentarios

Deja una respuesta