¡Síguenos en Twitter y permanece atento a nuestros sorteos!

Review y análisis a fondo del Sony Xperia Z con vídeo en HD

| March 1, 2013 | 18 Comentarios

Publicidad

Como un elefante en una cacharrería, así ha irrumpido en la redacción el Sony Xperia Z. Por más acostumbrado que se esté a los smartphones de calidad, especialmente los que van dirigidos a la selecta gama alta, uno no puede evitar el escalofrío que se siente al sacar de su caja a este móvil tan exclusivo, con el que Sony ha decidido apuntar directamente al tope de los topes.

Y lo cierto es que así se siente: tope en tamaño, tope en prestaciones, en diseño y, también, tope en buenas sensaciones, convirtiéndose su uso en toda una experiencia. Ya os analizamos previamente nuestro primer contacto con el Sony Xperia Z dejando entrever que este había sido magnífico, y ahora que viene el análisis serio en el que trataremos de desgranar todas y cada una de sus características, hemos de reafirmarnos en la magnificencia de la creación de los japoneses.

Aunque claro, aún le hemos encontrado más puntos negativos, pero serán sin duda una minucia al lado de todo lo bueno que deparan sus líneas. ¿Nos acompañáis en la review y análisis al Sony Xperia Z? No os vais a arrepentir os lo aseguramos.

Diseño

Diseño y aspecto exterior

Diseño y aspecto exterior

Vamos con una de las características clave en este Sony Xperia Z, que no es otra que su diseño. Aquí, Sony ha apostado gran parte del poder de atracción en base a unas líneas de apariencia sencilla que huyen de los artificios mostrados en gamas anteriores, como las curvas para el Sony Xperia T o los elementos destacados dentro del diseño general, como las barras traslúcidas en la gama NXT. Y es que en el nuevo “flagship” de Sony lo que más destaca es su sencillez, aparentando tanta simpleza que casi podríamos decir que no ha habido esfuerzo de diseño. Algo absurdo por otra parte, basta mirar más de cerca para comprobar que todo está medido con lupa. Desde los detalles metálicos para los escasos botones que posee  a la ranura para enlazar una correa que encontraremos en la esquina inferior izquierda, pasando por la ocultación de todos los elementos a excepción del botón de power o del elegante acabado en doble cristal templado para las caras delanteras y traseras. Nada se ha dejado al azar, consiguiendo que la sensación en la mano sea sólida y de calidad.

Empezando por la cara frontal, aquí no hay dudas de que el protagonismo se lo lleva la pantalla, guardando sitio para sus 5 pulgadas y teniendo un marco fino para los costados, con algo más de un centímetro para arriba y para abajo. En la parte superior vemos anclados los sensores, la cámara delantera y el flash LED, además del altavoz del teléfono y el logo de Sony. En la zona reservada a la parte inferior no hay nada más que el marco negro, sirviendo de agarre para el dedo gordo de la mano. Como los controles de Android son virtuales, estos están integrados en la pantalla, restando algo del tamaño final de esta.

Diseño y aspecto exterior

Para la parte trasera se sigue el mismo estilo minimalista, mostrándose una cara completamente plana y del mismo material resistente que la pantalla. Bajo la cara de cristal, vemos el logo de Xperia en la parte central y la lente de la cámara en la parte superior junto al flash LED. Esta no está situada bajo el cristal, sino que alrededor de ella se forma un rebaje donde se inserta la lente, siendo una zona propensa a que dicho cristal se astille (mucho cuidado aquí). El resto de la parte trasera está libre (a excepción del micrófono de cancelación de ruido a la derecha de la cámara), mostrándose los datos del teléfono en la base. Un punto destaca en esta cara, aparte del excelente diseño limpio que ofrece el Sony Xperia Z: no tenemos el altavoz trasero en la parte localizada como tal, sino que este se ancla en el costado derecho, favoreciendo la salida del sonido incluso aunque pongamos el teléfono sobre una superficie.

Diseño y aspecto exterior

Si nos fijamos en los botones, los encontramos todos en la parte del costado derecho, situándose el de encendido casi en el medio y favoreciendo la pulsación gracias a su gran tamaño. No se pulsa en su totalidad, ya que el botón está embebido dentro de la propia protuberancia metálica, ofreciendo un tacto algo curioso en un principio. Debajo nos encontramos con los botones de volumen, pequeños y discretos, aunque se localizan bastante bien con el tacto. Y el resto de conectores están todos escondidos bajo lengüetas, localizándose por todo el contorno del teléfono mientras este aparece construido por el mismo cristal de ambas caras (aunque con el tacto algo plástico del cuerpo fabricado con poliamida de plástico, que se deja ver sobre todo en las esquinas). Y un detalle que agradecerán los que deseen tenerlo siempre agarrado: en la esquina inferior izquierda se aprecia un hueco por el que pasar una correa, favoreciendo con esto que podamos bañarnos sin miedo a perder el teléfono en una pequeña inmersión.

Nada más empezar esta review, ya nos pareció un teléfono grande, mostrándose con un diseño que, si bien disimula en gran medida su tamaño, no deja de ser algo incómodo si se sostiene durante mucho rato. Sobre todo si tenéis las manos algo pequeñas, lo que os obligará a utilizarlo con ambas manos. Diríamos que se mantiene en la frontera con los phablets, mostrándose sólo un poco más pequeño que un Samsung Galaxy Note 2. Aunque con un aspecto mucho más refinado y distinguido, detalles que se aprecian a simple vista. Particularmente, nos ha encantado el diseño de este Sony Xperia Z, resultando todo un acierto a la vista.

Diseño y aspecto exterior

Hardware

Diseño y aspecto exterior

Hardware y comportamiento

Está bien, el Sony Xperia Z es un terminal bonito y muy bien diseñado, pero está claro que uno no usa un smartphone sólo por cómo se ve desde fuera. Así que, ¿cómo se presenta en cuestión de funcionamiento y características técnicas? Pues al excelente nivel que dan sobre el papel todos y cada uno de sus componentes, encontrándonos con que el Sony Xperia Z monta lo mejor de lo mejor. Excelente pantalla de 5 pulgadas con tecnología propia de Sony, el aclamado Qualcomm Snapdragon S4 Pro de 1,5 gHz y cuatro núcleos, 2 GB de RAM, cámara de 13 megapíxeles con sensos Exmor RS de los japoneses… Vale, esto sobre el papel. Pero, ¿realmente es tan bueno su rendimiento como se espera? Pues lo cierto es que sí, encontrando que este smartphone se sube al podio de los más fluidos, rápidos y completos que hemos probado. Y por nuestras manos han pasado ya unos cuantos…

Diseño y aspecto exterior

Empezando por la pantalla, de 5 pulgadas Full HD y tecnología Bravia Engine Mobile 2, esta se ve de fábula, con una representación de los colores que se ve realzada en todo momento por el sistema de mejora de Sony consiguiendo que todas las imágenes salten casi de la propia pantalla, con unos contrastes realmente intensos. La resolución de 1080X1980 píxeles es un atractivo que otorga mayor goce visual, aunque esto tiene un problema: sólo es apreciable en el launcher y en aquellas imágenes y vídeos que tengan, como mínimo, resolución cercana a la de la pantalla, ya que con la gran mayoría de apps no se aprecia diferencia (la mayor parte de ellas no posee interfaz en Full HD). El launcher y las imágenes incluidas por Sony se ven de fábula, siendo los que marcan realmente la diferencia. Aunque suponemos que, con la estandarización del 1080p en las resoluciones de pantalla, todas las apps alcanzarán dicha calidad en poco tiempo. Y esto no se ve tan empañado por los ángulos de visión como se ha dicho en la mayor parte de reviews, ya que nosotros los hemos encontrado más que aceptables para una visión natural de la pantalla, observando que las imágenes siguen percibiéndose correctamente incluso en ángulos de visión inferiores a 30 grados.

En cuanto al rendimiento del procesador, hemos de decir que resulta impecable, no sintiéndose ni forzado ni ocupado en ningún momento. Al igual que ya ocurriera con el LG Nexus 4 en su review, se trata de uno de los mejores procesadores móviles, sino el mejor, dándole suficiente impulso a las aplicaciones, sistema Android y al propio launcher Xperia como para que no hayamos notado ni un sólo lag, ni en transiciones ni en arranque de las propias apps. Sólo hay que hacer notar una excepción: el tiempo de arranque de la cámara a menudo es de 2 o 3 segundos, aunque sin que esto guarde relación directa con la velocidad de procesamiento. Que se ve empujada por la garantía de disponer de una GPU multinúcleo potente y rápida, potenciada por gráficos Adreno 320. Y por disponer de 2 GB de RAM, algo que garantiza la fluidez del terminal. Aunque en el plano del almacenamiento interno Sony podría haber elegido algo más extenso en su Xperia Z ya que, quizá, 16 GB de memoria sean algo cortos teniendo en cuenta el precio final del dispositivo. Aunque eso sí: se puede ampliar con SD Card hasta 64 GB, viniendo incluida de serie una de 2 GB.

Diseño y aspecto exterior

En el plano de las comunicaciones, no nos hemos encontrado con pega alguna, disponiendo de alta velocidad en transmisión y recepción para cada una de sus opciones. Tanto para las redes móviles como en WiFi local, incluyéndose también el ya necesario NFC, Bluetooth 4.0, GPS y GLONASS (con un posicionamiento casi inmediato), micro USB compatible con MHL y tecnología DLNA para compartir contenido, todo centralizado en la opción Trow con la que viene equipada el Sony Xperia Z. Y Throw es realmente sencillo de usar: detecta automáticamente los dispositivos con opción a enlazar y sólo necesitaremos emparejarlos, viéndose posteriormente todo lo que sea compatible en la otra pantalla sin necesidad de andar enviando archivo por archivo.

El sonido, otro de los aspectos que Sony  ha cuidado especialmente en el Xperia Z, es realmente bueno, escuchándose en los auriculares con presencia y alta calidad, dando gran cobertura a los graves y con el ecualizador propio de Sony con el que ampliar la riqueza del audio, siendo una delicia escuchar música con él. Y también el altavoz trasero se escucha decentemente y con bastante potencia. Aunque, si subimos el volumen, tiende a distorsionar. Además, encontramos positivo que la salida de dicho altavoz se encuentre en el lateral, ya que no se pierde tanto el sonido como cuando se ancla dicha salida a la parte trasera. Desde luego, escucharemos el móvil perfectamente entre el resto, unido a un motor de vibración que le acompaña en potencia. Parece un avión cada vez que entra una notificación de mensajes…

Diseño y aspecto exterior

Como ya hemos visto, todo apunta a la excelencia en el Sony Xperia Z, convirtiéndose en una elección obligada si sólo se busca lo mejor. Nosotros no nos hemos encontrado con problemas en lo que se refiere a hardware y características físicas de sus componentes, funcionando todo en perfecta armonía para ofrecer la experiencia más fluida que puede encontrarse en un Android. Al menos en un Android personalizado por fabricante, ya que puede que encontrásemos diferencias con el Nexus 4, aunque serían mínimas. El Sony Xperia Z va catapultado a la cima, y sólo su batería puede llegar a restarle algo de satisfacción plena. Sus 2330 mAh no acaban de darle las alas necesarias, y eso es algo que ni el modo Stamina puede solucionar. Aunque estos dos puntos los trataremos más adelante.

Resistencia

Resistencia y construcción

Resistencia y construcción

Este es un apartado que nunca hemos incluido en una review, aunque entendemos que, por las particularidades del Sony Xperia Z, debemos de analizar su resistencia a los elementos y la construcción del chasis por separado, ya que posee características que pocos smartphones más tienen. Y ninguno que se encuentre situado en la gama alta, siendo un acierto que Sony haya dotado a su terminal estrella de protección contra el polvo y contra el agua. ¿Consigue con esto ser indestructible? Pues no, pero sí que es cierto que aporta mucha más seguridad a su uso. Imaginaos que no debéis de preocuparos de que se os moje el teléfono o le caiga café, refresco o cualquier otra cosa: podréis lavar al Sony Xperia Z directamente bajo el grifo. Más allá de una curiosidad (que da una sensación contradictoria cuando se prueba empíricamente), lo cierto es que acaba resultando práctico. Aunque tiene sus consecuencias.

Lo que se deriva directamente de la protección contra los elementos es que todos los puertos de este smartphone se encuentran protegidos con lengüetas, lo cual es un fastidio si acostumbráis a usarlos mucho. El del micro USB está claro que va a ser utilizado a menudo, igual que el de los auriculares, por lo que deberéis de aprenderos su situación y no comeros las uñas. Las lengüetas no son difíciles de extraer, por lo que no deja de ser una pequeña molestia que, por contra, favorece la seguridad ante los imprevistos.

Resistencia y construcción

Evidentemente, aunque pueda mojarse no significa que se pueda sumergir. 30 minutos es el tiempo máximo que puede estar bajo el agua, y siempre sin que pueda utilizarse para inmersión, ya que aguanta un máximo de 1 metro de profundidad. La pantalla no se puede usar bajo el agua, ya que el líquido elemento hace contacto con el panel táctil impidiendo cualquier otro toque. Y la suciedad no rompe el teléfono, pero sí se acumula en sus salientes. Especialmente en el botón de encendido o en los conectores laterales para el dock, por ejemplo.

Y algo que no podemos dejar de destacar: no resulta tan difícil hacerle rayas a la carcasa, especialmente a la parte trasera. Sony asegura que poseen resistencia al astillado y a los arañazos, lo cual no deja de ser cierto, pero con matices. Sin haber usado en exceso nuestro Sony Xperia Z, y sin que este sufriera ningún tipo de percance, le han aparecido rayas en la parte posterior, alguna ligeramente profunda. Y esto es algo que nos ha turbado un poco, ya que no ha recibido un trato diferente al de los demás terminales que analizamos, no habiendo salido ninguna marca en otro smartphone similar. Los protectores de pantalla siempre son recomendables, y este Sony Xperia Z no iba a ser una excepción.

Resistencia y construcción

Software

Software y programas

Software y programas

Turno de adentrarnos en el terreno del software dentro de este análisis y review al Sony Xperia Z. Empezando por la versión de sistema, punto controvertido dentro de un fabricante tan estancado en las actualizaciones como lo es Sony. De partida, este smartphone gama alta sale con Android Jelly Bean 4.1.2, sin que Sony pueda decir cuándo se actualizará, al menos, a Android Jelly Bean 4.2. Aunque aseguran que pronto, por lo que puede que se hayan tomado más en serio su política de actualizaciones. Y la interfaz propietaria anclada a este móvil tiende a facilitar la tarea, ya que el launcher ha evolucionado para mostrarse más sencillo, rápido, menos pesado y con unos toques gráficos y distintivos que logran aportar personalidad y carisma.

La pantalla de bloqueo ha cambiado completamente, mostrando un aspecto liso donde el slider sólo corresponde a funciones del teléfono, no al acceso al escritorio. Así, podremos activar la cámara o el reproductor multimedia accionando el slider mientras que, si hacemos scroll con el dedo hacia arriba o hacia abajo, se desactivará el bloqueo con un efecto muy logrado de persiana. Dentro de los escritorios, tendremos 5 por defecto, aunque podremos editarlos como nosotros queramos. Manteniendo los mismos widgets del tiempo, el reloj o el de los conectores rápidos, el de TimeScape ha desaparecido para centralizar toda la actividad social en la aplicación Socialize, además de incluirse compatibilidad de serie con Facebook y Twitter. Widgets, accesos directos o edición de fondos y temas con sólo mantener pulsado sobre la pantalla, menú de aplicaciones simplificado con diversos modos de organización y desinstalación directa de apps, barra de notificaciones con las características de Jelly Bean y los interruptores a funciones directas o el dock virtual con el estilo de Xperia, que ya vimos en el Sony Xperia T.

Software y programas

Además de las opciones de la interfaz, el Sony Xperia Z incorpora aplicaciones propias, como las mini apps flotantes que ya vimos también en el Xperia T. Con un álbum de fotografías rediseñado y por el que resulta delicioso navegar, reproductor Walkman incluido, Xperia Link para conectar con tablets del fabricante, la traída y llevada certificación PlayStation (tendréis que instalar manualmente la app PSM) o el modo de conexión a WiFi referenciado a las células GSM, el método para compartir contenido por DLNA que han llamado Throw o el modo Stamina de ahorro de energía, sobre el que nos vamos a detener un poco más.

El modo Stamina es un sistema mediante el cual el Sony Xperia Z desconectará las aplicaciones que crea necesarias cuando apaguemos la pantalla del teléfono, alargándose así la duración de la batería. En esta comparativa, hemos estado usando el smartphone con el modo Stamina y sin él, y sí que es cierto que la duración de la batería se ve incrementada, aunque a costa de reducir prestaciones. Sobre todo en las notificaciones, ya que dejarán de recibirse. Al acceder a la configuración de la batería, observaremos la duración que el teléfono considera estimada, llegándose a multiplicar por cuatro cuando activamos Stamina. Evidentemente, dependerá de qué apps se limiten, pudiendo añadir filtros sobre aquellas que nos interese mantener activas. Hemos hecho la prueba con Gmail, y Stamina no funcionaba todo lo bien que esperábamos, entregándonos los correos de forma aleatoria. Evidentemente, el uso favorable de la autonomía siempre se consigue con el uso, y hemos ido aprendiendo sobre él conforme han pasado los días. Aunque Stamina ha seguido ofreciendo este funcionamiento algo dudoso a la hora de restringir aplicaciones que nos interesaban, pero ha ido acertando progresivamente con los días.

Software y programas

Quizá el aspecto más negativo del Sony Xperia Z, y que hemos destacado en esta review en varios puntos de la misma, es el hecho de no aparecer con la última versión Android disponible, no entendiendo cómo un smartphone de gama alta pueda salir por detrás con Jelly Bean 4.1.2. Aunque el smartphone va totalmente fluido con ella, sintiéndose seguro y rápido en todo momento. Además, la interfaz Xperia le da un toque personal sin que se muestre pesada, siendo un acierto que gustará a casi todo el mundo. Siempre se puede instalar otro launcher con estilo Holo, como NOVA, por lo que opciones para personalizarlo hay de sobras. Aunque nosotros no lo estimamos necesario.

Software y programas

Cámara

Cámara: toma de fotos y de vídeo

Cámara: toma de fotos y de vídeo

Si en algo se fija Sony a la hora de fabricar un smartphone es que este posea un buen diseño para su exterior con un hardware que le vaya a la zaga en el interior, fijándose su calidad con dependencia al precio final. Pero hay un punto que siempre mima con esmero: su cámara, siendo un fabricante con alta demanda de sus lentes. Y el Sony Xperia Z no iba a ser una excepción, montando una excelente cámara con 13 megapíxeles sobre el papel y sensor Exmor RS aclamado por el público y por los medios. Con estos números podrían esperarse buenos resultados, y así queda patente.

Las fotografías capturadas con este móvil son de altísima calidad al aire libre, capturando gran cantidad de luz y mostrando unos contornos definidos y sin casi ruido, pudiendo actuarse sobre ellos hasta un aceptable nivel de zoom. Los colores no resaltan en exceso, a excepción del verde, que suele mostrarse muy saturado. Y con alto contraste en las fotografías, incluso sin tener el modo HDR activado. Aunque en interiores la calidad baja drásticamente, obteniéndose excesivo ruido incluso aunque haya iluminación artificial. Datos que son genéricos en todos los smartphones, y que no empañan el excelente resultado con luz natural.

Cámara: toma de fotos y de vídeo

La interfaz de la cámara también está muy desarrollada, existiendo alta variedad de opciones y toda la tecnología avanzada que suele incluirse en las mejores cámaras compactas. Incluyendo un modo automático de nota, eligiendo en tiempo real las mejores condiciones de captura. Y no suele equivocarse, sabiendo en todo momento que tendremos la mejor instantánea, pudiendo variar manualmente casi todos los valores. Incluso tendremos un selector de efectos francamente curioso, ya que el Sony Xperia Z nos mostrará en forma de miniaturas, y en tiempo real, cómo se verá nuestra imagen con los respectivos efectos.

En cuanto a la captura de vídeo, esta sigue con los excelentes resultados que obtiene la fotografía, obteniéndose películas de alta calidad con excelentes condiciones bajo luz natural. Reproducción con colores fieles y totalmente suave, excelente contraste y calidad 1080p, guardando una media de 130 MB por minuto en alta calidad. Y en cuanto al publicitado modo HDR… Pues lo cierto es que tampoco supone una mejora muy visible en vídeos donde haya contrastes entre luces y sombras, aunque tiende a suavizarse la sensación final de oscuridad.

Podéis comprobar la calidad de la cámara del Sony Xperia Z en estas tomas de muestra. Han sido reducidas de tamaño para no sobrecargar en exceso el servidor.

 

Para terminar, un par de apuntes en lo que a hardware de cámara se refiere. Uno es que normalmente tarda unos segundos en poderse fotografiar desde que se pulsa un icono, siendo algo molesto. Otro es el errático funcionamiento del auto enfoque, ya que nos hemos encontrado con problemas en esta review al Soy Xperia Z. En primeros planos, y pese a que el móvil activa automáticamente el modo macro, tiende a reenfocar al pulsar sobre el icono de disparo aunque ya tengamos fijado el objetivo, lo que nos hará perder más de una fotografía. Aunque también debemos de destacar algo muy positivo: la velocidad de captura y de grabación. El Sony Xperia Z es capaz de tomar ráfagas de hasta 30 imágenes por segundo en resolución más baja (1280X720 píxeles), lo que nos da una idea de la rapidez a la hora de fotografiar.

Cámara: toma de fotos y de vídeo

Vídeo HD

Análisis y review en vídeo HD

No os vamos a dejar con las ganas de comprobar cómo se porta este Sony Xperia Z en vivo, así que aquí lo tenéis para goce y disfrute. Como suele ser habitual en FAQs Android, en calidad HD, para que se aprecie bien cada detalle del comportamiento y del diseño. Como ya hemos ido desgranando en cada sección de nuestra review, poco se puede decir de este smartphone de cinco pulgadas que no sea bueno, aunque tampoco nos vamos a callar los aspectos negativos. Pero lo mejor será que lo comprobéis vosotros mismos…

YouTube Preview Image

Conclusiones

Cámara: toma de fotos y de vídeo

Conclusiones y valoraciones finales

Si después de haber llegado hasta aquí no coincidís en que este Sony Xperia Z es uno de los mejores smartphones de la temporada no será porque no os han faltado argumentos. Elegante, sencillo en diseño, vistoso, potente, versátil, con una cámara de lujo y un estilo general que deslumbra a todo aquel que lo ve, convirtiéndose en un teléfono móvil que acaba eclipsando a los demás. ¿Quiere esto decir que no tenga fallos? Por supuesto que no, ya hemos dicho los que nos parecen más flagrantes. El cristal con el que se protege la parte posterior, por ejemplo, siendo menos resistente a las rayas de lo que cabría esperarse en un terminal que se encuentra acabado sólo en cristal. O el hecho de no ser apto por tamaño para la mayor parte de personas, aparte de encontrarnos con que su diseño tan recto esconde una falta de ergonomía. Tampoco su cámara nos ha dado los resultados que esperábamos con poca luz, además de que el auto enfoque juega muy malas pasadas en primeros planos. O la batería, de la que vamos a hablar a continuación.

Cámara: toma de fotos y de vídeo

Sobre el papel, el Sony Xperia Z posee una batería de 2330 mAh, lo que debería de ser suficiente para aguantar más tiempo encendido que sus contrincantes directos, sobre todo si le añadimos el famoso modo Stamina. Aunque la sensación con la autonomía del Sony Xperia Z es algo agridulce, ya que tiende a descargarse más rápido de lo que nos gustaría, incluso aunque no mantengamos activadas demasiadas notificaciones ni encendamos en exceso la pantalla. En circunstancias normales, nos ha llegado a durar un máximo de 18 horas, con 8 horas de sueño incluidas en bajo consumo gracias al modo avión. Como norma general, podríamos decir que aguanta unas 10 horas de utilización más o menos moderada (2 horas de pantalla encendida aproximadamente, notificaciones de correo y redes sociales, navegación web, juegos ocasionales), bajando drásticamente si mantenemos encendida la pantalla o abusamos del rendimiento de su procesador. En cuanto al modo Stamina… Resulta práctico cuando no se necesitan notificaciones, pero deja de ser efectivo si nos hacen falta los correos, por ejemplo. Aunque Stamina permite añadir apps sobre las que no actuará con la pantalla apagada, lo cierto es que el ajuste no acaba de ser certero, encontrándonos con que el Sony Xperia Z suele ignorar la regla de Gmail aunque la añadamos como excepción, por ejemplo. Aun así, no se trata de una autonomía mala, sobre todo si tenemos en cuenta el tamaño y calidad de su pantalla. Y un punto extra: el Sony Xperia Z se carga muy rápido, viniendo acompañado de un cargador que llenará la batería al completo en menos de una hora. Siempre que no lo conectemos totalmente agotado…

Cámara: toma de fotos y de vídeo

Como veis, os recomendamos totalmente el Sony Xperia Z, siempre que tengáis el dinero que cuesta adquirirlo. De partida, Sony lo venderá por 669 euros libre, siendo un terminal bastante caro aunque, por contra, entendemos que, por su combinación de diseño, potencia y protección contra agua y polvo, vale todo cuanto cuesta. ¿Algún otro fabricante se arriesgará con un gama alta todo terreno? Sólo por esto, el Sony Xperia Z ya merece la pena, Y por muchos otros aspectos…

Sobre el autor ()

Escritor aficionado y profesional del "picateclas", soy un enamorado de los móviles desde que cayó en mis manos un Alcatel One Touch Easy de Airtel hace más de doce años. Adoro Android y ya he tenido cuatro móviles con este sistema. Colaboro en varias páginas más de la red de Bemoob y podéis encontrarme en Twitter (@ivsu), soltando cualquier cosa que se me pase por la cabeza. Y es una amenaza...
Publicidad

También te puede interesar



Comentarios (18)

  1. Samuel F. says:
    Me encantó el terminal en el MWC, sinceramente. Pero lo que más me gustó, y fíjate la tontería, es la continuidad de diseño del mismo hacia el Xperia Tablet Z. Me gustó que ambos modelos formasen una pareja lógica, algo que no suele ocurrir en otros fabricantes que te permiten, por las variaciones, acudir a varios modelos dado que los diseños no son tan parejos como en el caso de estos Sony Xperia Z y tablet Z.

    Y las prestaciones, una pasada.

    • Iván L. says:
      Qué voy a decir yo, estoy totalmente enamorado del Sony Xperia Z. Tenía muchas esperanzas puestas en él, y no me ha defraudado.
  2. Carlos R. says:
    Aunque mi candidato es el HTC One, el Xperia Z ha sido otro de los terminales que me ha encantado del MWC13.

    Una gran elección, sin duda!

    • Iván L. says:
      El HTC One porque se parece más al iPhone… :P
      Después de haber probado la propuesta de HTC, sigo eligiendo el Sony Xperia Z sin dudarlo.
  3. No sé si alucino más con el texto, con el mega vídeo o con las pedazo de fotografías.
  4. Skuldless says:
    “no resulta tan difícil hacerle rayas a la carcasa, especialmente a la parte trasera.” Pues claro que no es difícil, porque lo que estáis rallando es el protector que lleva de fabrica, no la pantalla que si que es anti-arañazos (dragontrail)
  5. sebastian says:
    Hola, me encanta este móvil, y cada vez que veo este review me gusta más, pero tengo una duda:
    En Yoigo me ofrecen el Xperia Z por 0€ de pago inicial y 25€ de pago mensual durante 2 años, pero también me dan el Samsung Galaxy Note 2 por 0€ y 15€ al mes durante dos años.
    Son tantas las difrencias entre los dos móviles?
    Porque en potencia son mas o menos igual, pero la definición del Note 2 es de 265ppi Y la del Xperia Z es de 441 ppi y luego esta la cámara, mejor en el Xperia Z según los números(13 megapixels contra los 8 del note 2)
    Vosotros que habéis tenido los dos smartphones, cual me recomendáis, hay tanta diferencia de cámara y de definición?
    • Iván L. says:
      Tengo esta comparativa en el horno, pero puedes ver ya la review en vídeo aquí:
      http://www.youtube.com/watch?v=F43kJyfXxYA
      Las diferencias son fundamentalmente de tamaño y de funciones. La pantalla sí se ve mucho mejor en el Sony Xperia Z, igual que la cámara, que le da bastantes vueltas a la del Samsung Galaxy Note 2. Por lo demás son muy similares, quitando las opciones de escritura con S Pen del Note y las de protección contra el agua del Xperia. Para mí, y en base a la experiencia con los 2, sí iría a por el Sony Xperia Z. Pero atarte por una permanencia así me parece brutal, en ambos casos.
      Yo invertiría en cualquiera de los 2 libres (el Note 2 se puede encontrar por menos de 500 euros) y tiraría de OMV. Por 6 euros mes y sin permanencia tienes casi el mismo servicio.
      • sebastian says:
        gracias por contestar, pero después de ver el link (comparativa sony xperia z y samsung galaxy note 2) que escribiste, me pregunto si la pantalla del note 2 es tan mala(los vídeos e imágenes,aplicaciones… se ven bien o mal)y si la cámara del note 2 es suficientemente buena para alguien que no necesita las mejores fotos? porque el diseño del note 2 también me gusta y no necesito que sea sumergible, y por lo demás son más o menos iguales.
        espero que contestéis, gracias
        • Iván L. says:
          En un móvil de gama alta, es imposible decir que su cámara o la pantalla es mala. Ni una ni otra desmerecen en el caso del Samsung Galaxy Note 2, y no le vas a sacar excesivas diferencias con el uso. Si te gusta el diseño del Note 2 y el resto del móvil ve a por él, ni te va a defraudar ni costar más caro que el Sony Xperia Z.
          • sebastian says:
            Muchas gracias por tu ayuda Iván L.
            Dentro de poco ya estaré disfrutando de mi Note 2 :).
  6. Miguel says:
    pregunta?
    donde me tengo que suscrbir para recibir vuestras noticias que publican en esta pagina ejemplo noticias, aplicaciones, review….
    • bemoob says:
      Hola Miguel,

      Puedes suscribirte por RSS, Mail o seguirnos por twitter o facebook donde aparecen todas las noticias que publicamos a diario.

      También puedes suscribirte al canal de youtube donde aparecen primero toda las reviews de móviles y apps. Cualquier de estas suscripciones puedes hacerlas en la barra lateral, bien en el apartado de redes sociales o en el de mantente informado.

      Cualquier duda nos comentas.

      Un saludo

  7. Carlos says:
    Tengo una gran duda que me hace no decidirme entre el xperia Z y el note 2, los botones virtuales de abajo de todo se pueden quitar o aparecen siempre?? habrá alguna opción en la que se puedan quitar y que aparezcan con una simple pulsación de pantalla??

    Saludos

    • Iván L. says:
      No, no se pueden quitar. Hay en algunas apps que desaparecen, como en el visor de fotos, pero, por lo general, están siempre. Incluso en juegos.
  8. edwing cesar says:
    hola soy del estado de mexico y me gustaria saber cuando lo van a dar en mexico o si pudieran mandarlmelo desde el extranjero????
    q precio tiene en pesos mexicanos??????????
  9. ROSER TJ says:
    Hola,
    el motivo de contactar con vosotros es si podéis ayudarme e informarme sobre si es posible crear nuevas carpetas en el Sony Xperia Z. La verdad es que es un terminal fantástico, estoy encantada, aunque os agradecería si me solucionarais esta pequeña duda que os he mencionado anteriormente. Muchas gracias.

Escribe un comentario