UMI

Llevamos unos días probando el nuevo Samsung Galaxy Note 3 y como os hemos comentado en el análisis en vídeo los resultados de los test de benchmarks eran espectaculares. En Quadrant superaba por el triple la puntuación del Note 2 y en Antutu la doblaba fácilmente.

Es verdad que el Note 3 es un móvil muy potente pero era algo exagerado. Ahora en ArsTechnica han demostrado que Samsung ha modificado el software del móvil para que cuando detecte que se están haciendo esas pruebas ponga el procesador a toda potencia, llegando a dar un 20% más en la puntuación que otros móviles con el mismo chip, el Qualcomm Snapdragon 800.

Samsung acusada de falsificar los benchmarks del Galaxy Note 3

Los cuatro núcleos del Note 3 pueden ir desde los 300 MHz a los 2.3 Ghz de frecuencia de reloj en función de lo que requiera la app que se esté ejecutando. La cuestión es que cuando se pasaba uno de los test más populares el sistema sabía que tenía que activar el modo 2.3 Ghz aunque no hiciera falta dando una puntuación irreal si la usamos para compararla con otros móviles que no hacen esto.

Y esa es la gracia de los benchmarks, el poder comparar un móvil con otro.

En la imagen superior veis las pruebas que les hemos realizado al Note 2 (derecha) y al Note 3 (izquierda) con Quadrant, y en la imagen inferior veis las mismas pruebas pero con la app Antutu, ambas apps seleccionadas por Samsung con el dudoso honor de ser halagadas con el procesador a toda potencia.

Note 3 vs Note 2 Antutu

Es una pena que Samsung recurra a estos trucos en un dispositivo al que no le hace falta en absoluto, al igual que no le hacía falta en el S4, donde también lo hizo.

¿Veis mal que Samsung use estos trucos u os parece viable ya que el procesador es capaz de llegar a esa frecuencia de reloj sin perjudicarlo?

Fuente ArsTechnica

Sin comentarios

Deja una respuesta