UMI

De entre toda la maraña de terminales que Samsung pone en el mercado cada año, hay dos líneas que destacan sobre las demás, y cada una de ellas tiene un terminal bandera que se va renovando de forma anual, como marcan las buenas costumbres en este mercado. La primera línea es la de los smartphones de gama alta, línea en la que el actual rey de la baraja es el Samsung Galaxy S4, modelo de 5 pulgadas que lleva poco más de un mes entre nosotros y que ya bate récords de ventas, como hizo su hermano pequeño, el Galaxy S3. La otra línea, la de los phablets, fue curiosamente inaugurada por el propio Samsung con el Note original, y ahora tiene al Note 2 como máximo exponente. La renovación anual de terminales dicta que veremos un nuevo modelo en septiembre y esto ya ha sido confirmado. El Samsung Galaxy Note 3 verá la luz en septiembre, en el IFA de Berlín.

Entre los muchos rumores que han rodeado al futuro lanzamiento de la tercera generación de phablets Note se han encontrado suposiciones en torno al tamaño de su pantalla, a la construcción de la misma, al procesador que podría montar e incluso en torno a los materiales, dado que la construcción en aluminio del HTC One, máximo rival del Galaxy S4, podría haber hecho reconsiderar a Samsung los materiales para su phablet, que entonces se situaba en aluminio y pantalla de cristal.

Análisis del Samsung Galaxy Note 2 con review en vídeo HD

Samsung, que ha confirmado ya la presencia del Samsung Galaxy Note 3 en el IFA de Berlín, feria europea que ha acogido los lanzamientos de las dos versiones anteriores, también ha cifrado en 5,9 pulgadas la pantalla OLED del futuro Note 3, además de asegurar que la línea a seguir será la del Galaxy S4 y que el terminal aparecerá en el mercado construido en policarbonato, descartando, por tanto, el cuerpo de aluminio.

Nada sabemos aún sobre el resto de características, aunque este dato de las 5,9 pulgadas echa por tierra el rumor sobre la pantalla flexible, y no se conoce qué tipo de procesador será el que mueva al nuevo phablet de los surcoreanos: si será un Qualcomm Snapdragon 600/800 o el nuevo Exynos 5410/5XXX Octa con 4+4 núcleos y tecnología big.LITTLE. Quizá, si se sigue la línea del Galaxy S4 en algo más que en diseño, podamos ver dos modelos de Galaxy Note 3, montando ambos procesadores y distinguiéndose en función del territorio de lanzamiento. Veríamos, seguramente, un Qualcomm en España, si se diera ese caso.

Así pues, pocos son los meses que restan para el IFA y para poder ver el Note 3 completamente acabado y, poco más de un mes después, a la venta. ¿Volverá a reinar sobre el resto de phablets como el Note 2 ha hecho, y sigue haciendo, sobre los LG Optimus G Pro y Huawei Ascend Mate?

Fuente PhoneArena




Blogger, diseñador gráfico y web, por ese orden. Uso Android y adoro a Batman. Tecleo mucho todos los días en el Grupo Bemoob y algún día me gustaría escribir un libro. No soy rico.

1 comentario

  1. Yo pienso que sería factible que en septiembre Samsung ya haya conseguido implementar el chip LTE en sus procesador Exynos Octa. También creo que dependerá de como rinda en nuevo Octa, que seguro será más potente que el del S4 (tal y como ocurrió entre el S3 y el Note 2) en comparación al Snapdragon 800 de Qualcomm.

Deja una respuesta