UMI

Esta semana hacía acto de presencia la continuación de uno de los terminales que más han cambiado el panorama móvil y el guión pre establecido con los diferentes formatos, habiendo sentado las bases de lo que comúnmente se está denominando “phablet“. Si el Samsung Galaxy Note no tuvo demasiadas expectativas en su momento y acabó desbordando en ventas y en buenas críticas, este nuevo Samsung Galaxy Note 2 parte ya con el listón muy alto, siendo un tablet y smartphone con mayúsculas. Nosotros tenemos este dispositivo con Android Jelly Bean 4.1.1 desde ayer, y ya estamos enfrascados de lleno en su análisis y review a fondo con vídeo HD, algo que acostumbramos a realizar con los dispositivos que se lo merecen. Pero hoy vamos a contaros nuestras primeras impresiones con este enorme terminal. Enorme en todos los sentidos.

Antes de empezar con las impresiones, hablaré a título personal. He de decir que, aunque he usado el Note original, no estaba acostumbrado a un uso serio de este phablet, por lo que la experiencia con la segunda versión ha sido prácticamente nueva. Siempre teniendo en cuenta que mi preferencia va hacia las pantallas grandes y que he tenido los máximos exponentes en este campo si tenemos en cuenta exclusivamente a smartphones. Como son el HTC Desire HD, Samsung Galaxy S2, Galaxy S3 o HTC One X. Y uno pudiera pensar que un Samsung Galaxy Note 2 tampoco escaparía demasiado a la percepción de poseer una pantalla enorme después de haber utilizado móviles ya inmensos, pero se equivocaría: el panel del Samsung galaxy Note 2 es enorme a todas luces. Tanto que, después de utilizarlo durante unos minutos, un Samsung Galaxy S3 parece pequeño con sus 4.8 pulgadas.

Después de la previa, podemos preguntarnos: ¿es incómodo el Samsung Galaxy Note 2? Para nada. Bueno, no es apto para usar con una sola mano y pesa bastante si lo sostenemos de esta manera, además de que el terminal está pensado para utilizar con ambas extremidades. Pero te acostumbras en seguida a sus dimensiones, siendo toda una delicia la navegación web, utilizar Google Maps o Navigation, ver vídeos y, sobre todo, usar el S Pen para dibujar notas, hacer retoques o lanzar aplicaciones escribiendo sobre la pantalla.

En cuanto a primeras impresiones sobre la potencia del Samsung Galaxy Note 2, hemos de decir que han sido fabulosas. El smartphone/tablet arranca y mueve las apps con una facilidad pasmosa, moviéndose entre programas abiertos sin que se note ni una pizca de lag. Es evidente que aquí no sólo influye su procesador de cuatro núcleos a 1,6 gHz, que también, sino la utilización de los 2 GB de RAM. Las apps permanecen en caché y segundo plano sin que se vean entorpecidas por el tamaño en memoria de TouchWiz, lo que da como resultado una restauración de cualquier aplicación en todo momento sin que el sistema tenga que recargarlas continuamente. Para dar una idea más gráfica,podemos decir que, usando a la vez el Samsung Galaxy S3 y el Samsung Galaxy Note 2, ambos con un firmware oficial en Android Jelly Bean, el phablet le gana en velocidad, fluidez y transiciones entre apps, dando la sensación de estar en un escalón mucho más alto en términos de potencia. Y sus diferencias de hardware tampoco son tan notables.

El Samsung Galaxy Note 2 incluye casi el mismo software adicional que el Samsung Galaxy S3, unido a algún gesto extra y, sobre todo, a integrar las apps exclusivas compatibles con el S Note. No hemos de olvidar que el Galaxy S3 también dispone de S Notas y compatibilidad con su propio pen, pero en el Note 2 esto va mucho más allá, ofreciendo una experiencia de escritura y reconocimiento del puntero táctil asombrosa. Tanto si sois aficionados a los punteros como si no, resulta imposible no dejarse atrapar por la sencillez y prestaciones del S Pen, con opciones recientemente implementadas como son el Air View o el Popup Play, con el que podremos previsualizar el contenido de una carpeta de imágenes o vídeos con sólo aproximar el S Pen a la pantalla. Y es que el lápiz táctil del Samsung Galaxy Note 2 pasa de ser un extra con una utilidad anecdótica a convertirse en un elemento de productividad arrollador.

Con apenas un día que llevamos con él, podemos decir que el nuevo phablet de Samsung es impresionante, siendo mucho más cómodo de manejar y de llevar de lo que en un principio habíamos pensado. No dudéis de que pronto expondremos todas nuestras conclusiones en una extensa entrada analizando a fondo lo que da de sí el Samsung Galaxy Note 2, además de enfrentarlo cara a cara con el superventas de Android: el Samsung Galaxy S3. Seguid atentos, pronto en Faqs Android…

2 comentarios

Deja una respuesta