Probamos el YotaPhone 2, un móvil con un tiempo que ha bajado de precio de los 699 a los 125 euros y destaca por su segunda pantalla, de tinta electrónica.

Siempre que analizamos un móvil intentamos hacerlo lo antes posible, para poder dar nuestra opinión antes de que los usuarios se lo compren, para que tengan esa ayuda.

Por eso analizar un móvil que lleva en el mercado dos años no parece muy lógico pero es que el YotaPhone 2 no es un móvil normal, y su bajada de precio tampoco lo ha sido.

Este modelo salió a la venta en 2014 a un precio de 699 y actualmente lo podemos comprar en tiendas como Everbuying por unos 140 euros lo que hace que sea interesante para un cierto perfil de usuario.

Vídeo análisis YotaPhone 2

En el día a día hemos visto cosas diferente usando este móvil, algo que esperábamos pero que no podemos dejar de comentar:

Diseño y construcción: ergonomía es la palabra

Ver este terminal apagado llama la atención. La curvatura de todo el marco con esquinas redondeadas y una trasera muy cómoda en la mano no pasan desapercibidas.

Obviamente lo que más miradas atrae es su segunda pantalla, de tinta electrónica, que además es táctil por lo que usaremos el móvil tanto por delante como por detrás.

Diseño y construcción: ergonomía es la palabra

Es cierto que los materiales, plásticos, son más propios de la época en la que surgió este modelo que de la actualidad. Tenemos un plástico adecuado, en el canto, y recuerda al Nexus 5. Pero hay algo que nos ha llamado más aún la atención, la posición de la ranura SIM, que está dentro de los botones de volumen, algo que es curioso pero también hace que haya cierta holgura en estos y si movemos el móvil suena ligeramente.

En la parte inferior tenemos el conector, microUSB, y el altavoz, algo lógico ya que no hay espacio en la zona trasera por la presencia de la segunda pantalla.

Resumen de características

No queremos cerrar este apartado sin hacer una mención especial a la caja, una de las más bonitas y elegantes que hemos podido ver en un móvil Android. Aunque no tenemos ninguna funda o protector de pantalla destaca el diseño de elementos como los auriculares, el cargador, e incluso la pequeña tapa para sacar la tarjeta SIM.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: tras dos años sigue siendo válido

Analizar un terminal dos años después de su lanzamiento debería descartarlo para obtener buenas notas en potencia pero el ser un gama alta en su momento hace que aguante bien. A eso ayuda su chip Snapdragon 821 con 32 GB internos aunque sí que se echa en falta algo más de RAM ya que a veces 2 GB se quedan cortos.

Potencia y características: tras dos años sigue siendo válido

Al principio hemos tenido problemas para instalar juegos como Asphalt 8 o Hearthstone pero tras actualizar los servicios de Google y reiniciar el terminal hemos podido meterlos en el smartphone. Hemos jugado sin problemas e incluso en el primero el sistema arranca en calidad gráfica máxima y corre bien. Asphalt Xtreme nos ha dado algún problema más, pero de forma puntual, por la caída de framerate.

Hemos usado algunos juegos y Pokémon GO nos ha dado problemas de rendimiento al inicio. El uso era errático en ocasiones, no aparecían los objetos en las pokeparadas y la caza era muy dificultosa, aunque tras reiniciar el móvil se ha podido jugar sin problemas.

Potencia y características: tras dos años sigue siendo válido

Esta lentitud también la hemos visto en otras aplicaciones como Inbox, la app que usamos para gestionar el correo electrónico. No obstante no hemos tenido estos inconvenientes con otras apps como Flamingo o Feedly, por citar algunas.

Junto con lo esperado como el GPS, bluetooth y Wifi de doble banda, vemos la presencia de un chip de radio FM y de conexión por NFC, lo que hace que aunque sea un terminal con dos años podamos pagar con él, siempre que la app que usemos sea compatible con la versión de Android del sistema.

El sonido viene de un solo altavoz situado en la parte inferior, pero con un volumen bastante alto y correcto para lo esperado.

No tenemos sensor de huellas, algo que podríamos echar en falta en móviles algo más caros o en este mismo en su origen pero que se compensa por los extras del terminal.

Pantalla: decente pero amarillenta

Pantalla: decente pero amarillenta

En este apartado hablaremos de la pantalla principal, un panel de 5 pulgadas y resolución FullHD, 1920×1080 px, con tecnología OLED.

Este es el motivo por el que el panel tenga un tinte amarillento en las zonas donde debería mostrar un color blanco, algo típico de los paneles de este tipo hace unos años, aunque es algo que solo llama la atención mucho cuando ponemos al lado un móvil con pantalla IPS.

En la calle no obstante no hemos tenido excesivos problemas aunque es verdad que no le hemos sometido a las pruebas de otros modelos ya que en los días que hemos tenido el terminal no hemos tenido un sol radiante como en otras ocasiones.

En los ajustes tenemos la opción de posibilitar el apagado de la pantalla tocándola con tres dedos a la vez, algo bastante incómodo debiendo la empresa haber implementado el doble toque como algo más sencillo y factible.

Pantalla de tinta electrónica

Pantalla de tinta electrónica

La segunda pantalla es de 4.7 pulgadas y tiene una resolución de 960×540 px siendo este segundo panel también táctil, aunque obviamente la experiencia no es la misma que en una pantalla convencional.

Aquí podremos realizar numerosas opciones, desde usar juegos especialmente diseñados para esta pantalla por su sencillez y bajas necesidades gráficas como leer, que es la función principal.

Pantalla de tinta electrónica

Además tendremos la opción, si queremos, de usar el sistema de forma normal, con la interfaz propia de Android aunque esto no es muy aconsejable salvo para acciones muy concretas como el fijar una imagen o app aquí para cuando nos quedemos sin batería, ya que la imagen permanecerá aunque el móvil se apague.

Para ello haremos uso de dos accesos directos que aparecen dejando pulsado el botón de Home y deslizándolo hacia arriba, del mismo modo que lanzamos Google Now. Uno de ellos lanza YotaMirror, que nos deja usar el móvil en la pantalla de tinta electrónica y otra lanza YotaSnap, que cre una captura de pantalla del panel principal y la manda al trasero, algo útil para fijar información.

Cámara: se nota el paso del tiempo

Cámara: se nota el paso del tiempo

Si hay algo en lo que los móviles Android han evolucionado, y mucho, es en cámara. Hace dos años había terminales que nos daban fotos decentes pero es que en los últimos meses los saltos han sido casi dramáticos.

El Yotaphone 2 dispone de una cámara trasera de 8 Mpx y una delantera de 2.1 Mpx aunque no es la resolución como decimos un problema grave.

De día hemos tomado fotos y si bien los niveles de detalle y nitidez son buenos hemos tenido problemas con el rango cromático y en fotos con contraste se han quemado algunas zonas. Otras han salido bastante mejor y el macro también funciona aceptablemente.

Cámara: se nota el paso del tiempo

No es una cámara especialmente rápida, nada como lo que tenemos actualmente, pero tampoco es tan lenta como para no querer usarla. Eso sí, de noche la interfaz es más lenta aún.

En estas circunstancias, con poca luz, las fotos aumentan el nivel de ruido y los colores salen más apagados. Además los puntos de luz llegan a quemar las fotografías en las zonas más próximas a ellos.

Autonomía: bastante baja sin llegar a ser crítica

Autonomía: bastante baja sin llegar a ser crítica

El amperaje de este modelo, de 2500 mAh, no es especialmente elevado, y nos ha dado estas experiencias.

La primera prueba de autonomía ha sido en Wifi, con un uso de muchas redes sociales, lectura de artículos y sobre todo apps como WhatsApp y Telegram, junto con alguna llamada y partidas a Asphalt 8 y sobre todo a HearthStone. Hemos llegado a las 4 horas de pantalla con 12 horas totales de batería.

La segunda prueba de autonomía ha sido en uso mixto, con llamadas, uso intensivo de aplicaciones como Telegram y consulta puntual de otras apps así como lectura de artículos en ambas pantallas. También hemos hecho fotos de noche. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 27 horas totales de batería.

La tercera prueba de autonomía ha sido en movilidad, leyendo mucho a través de Twitter y Telegram, probando ambas pantallas y usando el terminal para alguna partida ocasional a Asphalt Xtreme, además de varias horas ecsuchando podcasts. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 8 horas totales de batería.

benchmarks

Benchmarks

Al tener una versión del sistema tan antigua hemos tenido problemas para instalar los test de benchmarks. Antutu, Geekbench 4 y 3D Mark. Tras actualizar los servicios de Google hemos logrado instalar el primero, junto con Vellamo y Quadrant que no han dado problemas.

En Vellamo hemos obtenido 791/904 puntos mientras que en Quadrant hemos llegado a los 9840 puntos y en Antutu nos quedamos en 20670 puntos.

Interfaz y apps: Android 4.4 en 2016

Interfaz y apps: Android 4.4 en 2016

Una de las mayores pegas que tiene comprar un terminal de 2014 en 2016 es que la versión de Android con la que viene no es la más actual, ni de lejos. En concreto tenemos Android 4.4 Kit Kat y el YotaPhone 2 no se ha actualizado oficialmente por OTA. Además, al tener modificaciones por la pantalla trasera el cambiar la ROM no es una alternativa muy viable.

Tenemos aplicaciones preinstaladas como los juegos 2048, Sudoku. Damas y Ajedrez, que no podremos desinstalar y las apps Tutorial, YotaReader y YotaHub. Todas estas apps que vienen de serie están relacionadas con la segunda pantalla táctil, la de tinta electrónica.

Interfaz y apps: Android 4.4 en 2016

El resto del sistema es muy similar al del Nexus 5, y contamos con la misma aplicación de cámara, el lanzador de Google Now y el escritorio izquierdo dedicado si lo queremos activar. Los ajustes tienen cambios, siempre relacionado con las mejoras de la segunda pantalla, pero el resto del terminal no ha sido modificado y la fluidez, una vez las apps están instaladas, actualizadas y configuradas, es más que decente.

Es cierto que podemos instalar Lollipop de forma manual pero hemos preferido mantener la experiencia que viene al sacarlo de la caja.

Conclusión: único y muy interesante

Conclusión: único y muy interesante

Un terminal tan diferente como este hace que la recomendación de compra sea muy concreta, sobre todo para los que quieran sacarle partido al extra de este modelo, la segunda pantalla.

Si no valoramos esa prestación de hardware tendremos un móvil aceptablemente potente, con NFC y radio FM por los 140 euros que cuesta en Everbuying, con 32 GB y pantalla FHD de 5 pulgadas aunque es cierto que la memoria RAM es algo corta y no contamos con microSD.

Como móvil complementario es siempre una buena opción, porque es bueno, bonito y barato y la pantalla de tinta electrónica puede servir para usarlo en la playa para leer, en el transporte público e incluso para dejar apuntado algo cuando nos quedemos sin batería.

Sin comentarios

Deja una respuesta