Una de las dudas que siempre surge a la hora de comprar un smartphone es dónde y cómo hacerlo. Las operadoras móviles suelen tener ofertas interesantes en todo momento que si bien pueden no corresponder al modelo exacto que queremos adquirir, sí que nos brindan la oportunidad de hacernos con un modelo similar siempre que aceptemos vincularnos a la compañía y aceptar sus condiciones de servicio y sus tarifas. Es por ello que hoy vamos a elaborar un listado de 10 razones para comprar smartphones libres con Android, de forma que os sirva de decálogo para comprender las ventajas reales de adquirir un modelo libre de cualquier operadora móvil por encima de comprarlo directamente a nuestras proveedoras de servicios móviles.

Trataremos de ser todo lo objetivos que nos sea posible aunque cada punto podrá valorarse individualmente y puede serviros de más o menos ayuda a la hora de decidir a dónde acudir para renovar vuestro dispositivo, o tal vez para adquirir el primero.

1. Mejor precio y mejores ofertas

Samsung Galaxy S4 en oferta

Pese a que pueda parecer que los smartphones son más baratos si los adquirimos a través de una operadora, la realidad demuestra lo contrario. Los precios que nos ofrecen son una fracción del precio real y el resto de ese mismo precio está enmascarado en las cuotas que nos obligan a aceptar para hacernos con él. 18 ó 24 cuotas según la compañía y el terminal que incluyen un coste mensual de tarifa en el que el operador recupera el resto del precio del teléfono que ofrece en la oferta. No hay que engañarse, el terminal siempre se paga de forma íntegra pese a que se nos venda como una “letra inicial y luego sólo una tarifa mensual”.
Además, los precios de los terminales ofrecidos por las operadoras rara vez bajan mientras que en el mercado podemos ver como un terminal es más barato a cada mes que pasa. El ejemplo más claro lo tenemos en el reciente Samsung Galaxy S4 que ya puede adquirirse por 500 euros pese a que se puso a la venta a 669 euros en la opción más baja. Adquiriéndolo libre nos ahorramos casi 200 euros frente a la posibilidad de hacernos con él a través de un operador móvil.

Además de la mejora de precio también tendremos mejoras en las condiciones ya que muchos distribuidores nos permiten financiar los dispositivos en sus comercios. Distribuidores como El Corte Inglés o Mediamarkt tienen planes de financiación sin interés a 10 ó 12 meses, así que podremos comprar el smartphone que más nos guste y pagarlo a plazos si no nos conviene realizar el desembolso de una sola vez.

2. Mayor variedad de terminales

Las operadoras móviles incluyen muchos terminales en sus catálogos, algunas más que otras, pero ni mucho menos todos los que nos ofrece el mercado de teléfonos libres. El más claro ejemplo de este punto es el Nexus 4, dispositivo que puede comprarse en Google Play por 300 ó 350 euros, según capacidad de almacenamiento, pero no puede adquirirse a través de operadoras, aunque algunos distribuidores especializados nos permitan adherirlo a tarifas de las mismas.

Navegando por internet podremos encontrar decenas de smartphones libres con Android que no aparecen en el catálogo de ninguna operadora, pudiendo así elegir el terminal que mejor se ajuste a nuestras necesidades o gustos de todo el catálogo general, y no sólo de unos cuantos elegidos.

3. Tenemos la posibilidad de importar móviles

Xiaomi Phone 2S colores

Además de los smartphones libres que tenemos disponibles en nuestro mercado, también existe la posibilidad de acudir a otros mercados a través de la importación. Amazon es uno de esos distribuidores mundiales a través del cual podremos comprar smartphones de muy diversos países, marcas que incluso no llegaremos a ver en el nuestro.

Los ejemplos más claros de esta opción que se nos abre al comprar smartphones libres son los Meizu y los Xiaomi. Son dos de los smartphones más buscados de los últimos tiempos dado que cuentan con una excelente potencia y calidad de construcción pero la única forma de hacerse con uno de ellos es recurrir a la importación dado que sus fabricantes no pueden permitirse, o no quieren, el coste que supone una comercialización internacional. Son fuertes en su país y si queremos hacernos con uno tendremos que importar.

Nunca podríamos hacernos con estas marcas asiáticas a través de operadoras móviles, es un punto a tener muy presente.

4. Tenemos libertad para elegir operadora

Comprar un smartphone libre con Android implica, obviamente, poder elegir qué operadora móvil dará servicio a nuestro smartphone. Esto implica elegir entre una enorme variedad de tarifas de cualquier operadora móvil nacional, incluidas también las operadoras móviles virtuales. Gracias a esta libertad podremos tener, por ejemplo, un HTC One con una tarjeta prepago de una OMV, algo que resulta difícilmente configurable en ninguna de ellas, al menos a un precio aceptable.

5. No tendremos permanencias

La libertad de operadora también implica que al tener nosotros el terminal y contratar sólo la SIM, no tendremos que aceptar ningún tipo de permanencia dado que éstas siempre van ligadas a un smartphone adquirido en la modalidad de terminal subvencionado o con pago a plazos. Resulta lógico pensar que si las operadoras se aseguran, con estos meses de obligatoriedad, cobrar el 100% del terminal, no nos obliguen a hacerlo si sólo contratamos la SIM.

Esto nos permitirá cambiar de operadora siempre que queramos, bien porque otras tarifas nos resulten más interesantes, por aprovechar ofertas puntuales, o porque el servicio de la operadora móvil actual no nos convenza.

6. Actualizaciones más rápidas

El Samsung Galaxy S3 recibe su primera actualización vía OTA

Este punto no resulta tal vez el más determinante pero influye en cierta medida a la hora de decantarnos por un smartphone libre con Android. Cuando los fabricantes lanzan las actualizaciones de sus dispositivos, bien actualizaciones menores por corrección de errores puntuales o actualizaciones mayores por introducción de versiones nuevas de Android. En cualquier caso, dichas actualizaciones llegan antes a terminales libres que a terminales adquiridos a través de operadoras. Esto se debe a que las operadoras modifican ligeramente los terminales, ahora menos que antes, y dichas actualizaciones han de pasar un doble filtro en el caso de adquirir un terminal a través de Vodafone, Movistar, etc.

7. Podremos renovar el terminal cuando queramos

El hecho de no tener permanencia con un operador móvil hace que podamos comprar un nuevo móvil cómo y cuando queramos, sin necesidad de esperar los meses que nos falten para poder sacar un móvil por puntos o para poder irnos a otra operadora y así aprovechar una oferta. Si se nos estropea el móvil y no queremos o no merece la pena que lo reparemos, o bien porque ya nos hemos cansado de él y queremos uno más potente, podemos comprarlo sin ningún tipo de impedimento. Dado que es libre y tenemos libre elección de operador no seguiremos pagando los plazos del móvil encubiertos en las tarifas, y seguiremos pagando lo que queramos, donde queramos.

8. No tendremos que liberarlo para cambiar de operadora

Aunque parezca un punto obvio, para muchos quizá no lo es tanto. Comprar un móvil con una operadora hace que en muchas ocasiones ese smartphone venga bloqueado, es decir, habilitado para ser usado sólo con esa operadora y no con ninguna más. Si queremos marcharnos a otra operadora tendremos que liberarlo previamente para que el terminal no se bloquee al introducir la nueva SIM. Este proceso deben hacerlo gratis por ley en la propia operadora una vez que nosotros lo solicitemos, pero en muchas ocasiones las esperas se hacen eternas dada la cantidad de pegas que ponen para atender nuestra solicitud.

Otra solución es la de acudir a empresas externas que pueden liberar nuestro móvil mediante un código asociado al IMEI, pero esto supondrá un gasto extra que en muchas ocasiones supera los 10 euros. Un motivo más para elegir siempre smartphones libres con Android.

9. Smartphones sin software de operadora

Cómo eliminar aplicaciones de sistema o instaladas por la operadora

Como hemos comentado en uno de los puntos anteriores, los terminales que pasan por las operadoras, no todos afortunadamente, sufren pequeñas modificaciones que incluyen en la mayoría de los casos la instalación de software de la propia operadora. Este software, que resta memoria a nuestro smartphone, y a según que modelos no les sobra dicha memoria, no viene incluido en los smartphones comprados libres. Además, en muchos modelos dicho software no puede ni tan siquiera eliminarse salvo que “rooteemos” nuestro terminal y eliminemos dicho software a través de aplicaciones especializadas como Titanium Backup, Root Explorer y demás.

10. Podremos evitar el roaming usando una SIM local

Tal vez no sea el punto más destacado pero sí uno de los más importantes. Si viajamos al extranjero lo más seguro es que nos compense adquirir una tarjeta SIM de un operador local, en prepago o contrato en función del tiempo que vayamos a estar en dicho país, y así podremos comunicarnos con nuestro smartphone de una forma mucho más económica. Las tarifas de roaming son siempre muy superiores a las tarifas del propio país, si tenemos un smartphone libre no tendremos ningún problema en usar una tarjeta SIM del país de destino durante el tiempo de estancia. Así ahorraremos unos preciados euros para gastar allí o bien para tener disponibles a nuestro regreso.

Una vez regresemos a nuestro país sólo tendremos que cambiar la SIM del operador extranjero por la nuestra y listo, móvil operativo de nuevo con nuestro número habitual.

Conclusión

Por todas estas razones, y seguro que por una gran cantidad de razones subjetivas, siempre será más económico adquirir un smartphone libre con Android antes que un smartphone Android a través de cualquier operadora móvil. Además de en lo económico mejoraremos en servicio, tarifas y en comodidad.

¿Os parece que faltan o sobran puntos de este decálogo que hemos construido? Ayudadnos en los comentarios a que mejoremos esta guía para aquellos que acudan a a la misma para comprar su nuevo smartphone Android.

6 comentarios

  1. No estoy deacuerdo en varios puntos. Si eres un usuario con un gasto elevado de minutos y datos un contrato de permanencia le saldrá mas beneficioso. Por ejemplo con yoigo el s4 te saldría 240€ mas la tarifa. En mi caso necesito llamadas ilimitadas y 1gb mínimo de datos así que me sale mucho mas rentable que libre. Por otro lado con los amagos siempre sacas el movil mas barato si realmente necesitas la tarifa que te ofrecen. Para el que usa el movil para hablar mucho y muchos datos comprarlo libre sale MUCHO mas caro

    • Habría que ver los detalles de lo que dices, pero estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Yo tenía una tarifa que requería (con llamadas, sms ilimitados y 3Gb de internet) por la que pagaba 55€+iva mensuales. Cuando salió el nexus4 decidí comprarlo libre y ahora tengo la misma tarifa pero en una OMV por 17€ más iva. Con el ahorro de estos 8 meses ya he pagado el teléfono y ahora me guardo cada mes más de 40€

    • Si no me equivoco, David, me hablas de la tarifa Infinita o la Infinita 39. Si no me equivoco, pagas la tarifa por separado y has abonado 120 euros de entrada para tu terminal a los que hay que sumar 5 euros al mes durante 24 meses, otros 120 euros. Sería 240 euros en total más el precio de la tarifa que son 30 ó 39 euros, aunque la de 30 está ahora de promoción a 25 euros.

      En el mejor de los casos, el de la promoción de 25 euros, estarías pagando 840 euros en mensualidades más 120 euros del terminal, 960 euros en total para un dispositivo que ahora encuentras en el mercado a 500 euros libre, pudiendo atarlo a cualquier compañía que te convenga, cuando te convenga.

      En ese caso, como en otros, sí que puede beneficiarte el tener contratada esa tarifa sacando el terminal, pero creo que si navegas por otros operadores encontrarás tarifas similares con menos de esos 30 euros mensuales. Tal vez alguna de ellas sería más económica que el modelo que tú ahora planteas.

      Aunque, como te he dicho, tal vez en tu caso y en otros que puedan existir por ahí sea más beneficioso. No siempre es una regla 😉

    • Hay un argumento que siempre usa la gente que no quiere cambiarse a una OMV porque no quiere comprar un móvil libre y a mi entender es erróneo (al menos fue en mi caso). Es que compara su tarifa actual (que encima suele ser tarifa plana) con la de la OMV pero luego, cuando se cambian, se dan cuenta que no usaban adecuadamente el móvil porque como era tarifa plana… llamas para cualquier tontería.
      Yo se lo he ido aconsejando a algunos amigos y todos me han dado la razón con el tiempo, menos 2 de ellos (que si que gastaban) pero como no tenían permanencia pudieron volver a una de las 3 grandes.
      Uno de ellos sobre todo se acuerda de la atención al cliente de Pepephone, que, aunque solo estuvo 1 mes dice que ni punto comparación.

  2. Estoy de acuerdo con el articulo. El teléfono tiene que ser libre de fabrica para evitar problemas con reseteo , actualizaciones, liberación etc.
    Y muy importante: los operadores cobran los terminales de diferentes maneras y en realidad el teléfono sale mucho mas caro….
    Para ahorar recomiendo un telefono libre de fabrica (no liberado) y un movil virtual.

Deja una respuesta