Os mostramos hasta cuatro motivos a favor de comprar el LG G4 y otros cuatro en contra. Desde la autonomía a la pantalla, la cámara e incluso el diseño. Tras leerlos, os toca valorar qué puntos son más importantes para vosotros y así decidiros, o no, por la compra.

Empezamos con los dilemas de siempre. Se presenta un nuevo terminal que nos gusta mucho sobre el papel pero que no es tan fácil de comprar pues se trata de una gama alta. Reconozcámoslo, no todo el mundo tiene más de 500 euros guardados en un cajón para gastar en caprichos así que quizá queramos el LG G4 pero no sepamos qué hacer. La duda es nuestro peor enemigo y ahora toca una época en la que veremos reviews del terminal tanto a favor como en contra. Unos serán generosos en algunos aspectos, otros más críticos. Más líos. Por mi parte os voy a mostrar los que consideramos son los 4 motivos por los que hay que comprar el LG G4 y los 4 motivos por los que pensamos que no. De vosotros dependerá qué motivos pesan más.

Este es un artículo completamente subjetivo pues las cosas que yo valoraré como buenas puede que para vosotros no lo sean tanto y al contrario. Con todo, no está de más conocer otro punto de vista a la hora de realizar una importante inversión como es hacerte con el smartphone que te acompañará durante el próximo año, ¿o serán dos o tres años? Los ciclos de renovación son tan personales como las compras. Acompañadme si os apetece.

4 motivos para comprar el LG G4 y 4 por los que no

4 motivos para comprar el LG G4

1. La pantalla

Es magnífica, sin peros. Mientras que la del LG G3 mostraba algunos defectos como el nivel de brillo o la visualización cuando el sol incidía de forma directa (no en vano fue la primera QHD en pisar el mercado) en el LG G4 se han corregido esos defectos. Los colores se han mejorado y ahora la pantalla es más saturada, más viva, y el contraste también presenta una evolución sensible. Podemos estar ante uno de los mejores paneles QHD que puede ofrecernos el mercado en estos momentos.

Muchos defectos del LG G3, corregidos

2. La fluidez

Otro defecto del LG G3 era que se atascaba, que iba a tirones. El 801 de Snapdragon que se montó en el modelo anterior no podía tirar de semejante pantalla y se acusaba en el uso, con el 808 de esta generación no tendremos un solo problema. En el escritorio, moviéndonos por los menús, en las aplicaciones o cambiando entre ellas. No volveremos a tener problemas con el procesador si saltamos al LG G4. Y cuando llegue Android M todo promete ser aún mejor.

4 motivos para comprar el LG G4 y 4 por los que no

3. La cámara

La han calificado como una de las mejores cámaras del mercado y es todo merecido. Si con el LG G3 hablábamos de un 7,5 u 8 sobre 10, comparándola con sus compañeros de la gama alta de aquellos momentos, el LG G4 es un 9,5 fácil, siendo superada únicamente por el Samsung Galaxy S6, que este año ha hecho una auténtica obra de ingeniería con el rendimiento de su sensor. Si además somos amantes de la fotografía algo más avanzada, el modo manual del LG G4 nos enamorará.

La cámara nos enamorará, sin más

4. El acabado

No sólo el frontal sino también la parte trasera. La ligera curvatura del LG G4, casi imperceptible si miramos el smartphone de frente, hace que el agarre sea más agradecido, que el cuerpo sea más amable. El acabado de cuero también ayuda, si optamos por él en lugar del plástico, aunque requerirá más cuidados como comentaremos más adelante, también tendremos una sensación cálida. Sin duda los chicos de LG han hecho un buen trabajo.

4 motivos para comprar el LG G4 y 4 por los que no

4 motivos para NO comprar el LG G4

1. La autonomía es pobre

Olvidaos de que el LG G4 aguante encendido hasta que lleguéis a casa por la noche. El nuevo dispositivo de LG peca de lo mismo que el anterior, el LG G3. 3000 mAh de batería no son suficientes para tirar de un panel de 5,5 pulgadas con resolución QHD, por más ahorro que suponga la elección del procesador y más optimización que se haya aplicado al panel. Si sois de llevar el móvil siempre en la mano y le vais a apretar un poco las tuercas, llevad una batería de repuesto en el bolsillo o una externa. Me agradeceréis este consejo. Si queréis un móvil incombustible. compraos un Xperia.

LG, esta autonomía no, y mucho menos para una gama alta como el LG G4

2. El tamaño, es muy grande

A mí me ha convencido si bien es cierto que yo tengo un LG G3 y los días de prueba del LG G4 no me han hecho extrañarlo. También es cierto que cuando sujeto el Nexus 5 de mi mujer me siento infinitamente más cómodo. Si os gustan las pantallas grandes, adelante, pero el LG G4 es inmenso pese a todos los milagros que LG ha hecho con la reducción de los marcos para que el tamaño no se dispare. Uso con una mano si sois muy grandes, uso con las dos obligado si no. Valoradlo vosotros.

4 motivos para comprar el LG G4 y 4 por los que no

3. La lente está más tiempo sucia que limpia

Sí, yo mismo reconozco que me parece cómodo manejar el móvil así, mucho más que con los botones frontales pero, ¿era necesario incrustar la lente de la cámara tan cerca de los botones. Si hay algo que haréis constantemente al compraros el LG G4 es estar limpiando la lente de la cámara. Se convertirá en una costumbre porque por mucho que nos acostumbremos a su uso, el dedo irá a la lente muchas veces a lo largo del día. Hacedme caso, me pasa con casi un año de uso del LG G4 y me pasó muchas veces con el LG G4.

Luces y sombras en el diseño del LG G4, no todo es perfecto

4. No tiene lector de huellas dactilares

Y ahora pensaréis, ¿y para qué sirve un lector de huellas dactilares? No se trata de eso. Se trata de que cuando lo comparamos con los otros pesos pesados del mercado, el LG G4 no lo tiene y el Samsung Galaxy S6, por poner el más reconocible, sí. También lo montan en Huawei, lo tiene el iPhone, lo tendrá en breve el Sony Xperia Z5 y hasta Meizu lo ha incorporado al MX5. Todos los gigantes menos LG. Dado que vamos a invertir una importante suma de dinero en él, ¿no deberíamos exigir a LG lo mejor para el G4? Pues no tiene lector de huellas. Teniendo en cuenta esto, mejor un S6.

Y aquí están mis razones. Ahora os toca decidir cuáles son importantes para vosotros y cuáles no, yo ya no os puedo ayudar mucho más. Bueno, sí, en los comentarios. Si os surge cualquier consulta no tenéis más que dejarla en los comentarios y os echaré una mano encantado.

Sin comentarios

Deja una respuesta