Os traigo 5 aspectos de la capa propietaria de Xiaomi, MIUI, que me gustaría ver implementados en Android en el futuro, a modo de funcionalidades nativas. Me dejo aspectos como la instalación de ROMs desde el propio sistema pero eso es algo tan específico que dependería de cada fabricante.

Es una tendencia bastante generalizada en el mundillo androide quejarse de las distintas capas de personalización que los fabricantes montan sobre el sistema operativo. Estamos de acuerdo en que hace ya bastantes versiones, concretamente desde Ice Cream Sandwich, que Android no necesita maquillaje para funcionar de forma atractiva. Sus facciones se suavizaron y modernizaron y tras aquel salto de madurez llegó Material Design y todo volvió a mejorar. Con todo, las capas cuentan con sus armas secretas y además de las distintas aplicaciones que traen consigo esconden funcionalidades más que útiles y que mejoran el propio sistema. De nuevo estamos de acuerdo en que ocurre poco, pero ocurre. Así pues, las capas no sólo cambian el aspecto sino que mejoran Android en distinta medida. Hoy toca hablar un poco de MIUI, la capa de los Xiaomi, y de qué aspectos de la misma me gustaría ver en el sistema operativo de Google en el futuro.

MIUI

Llevo ya casi un año con MiPad en propiedad y ahora estoy probando un Mi4i, y durante las dos semanas que ya lleva conmigo he podido apreciar MIUI 7 en toda su dimensión y detectar funciones concretas de la capa, si bien llevan tiempo en ella, han evolucionado para ser más eficientes y silenciosas en muchos casos. Me gusta Android AOSP como el que más pero no vendría mal que Google echase un ojo al patio chino para absorber algunas de sus funciones. Trataré de desgranar las más importantes.

El limpiador del sistema, Xiaomi Cleaner

Muchas veces nos quejamos de que tanto las aplicaciones instaladas como el sistema acumulan demasiados archivos temporales, demasiado caché que acaba por ralentizar el sistema de forma excesiva. Hace un tiempo había una solución para ello, y de eso saben mucho los usuarios de Samsung, y era formatear el terminal. Un reseteo de fábrica y vuelta a configurarlo todo. Ese proceso nos garantizaba de nuevo unos meses de funcionamiento rápido y eficiente, hasta que tocase volver a sacar la escoba. MIUI incluye un limpiador en el propio sistema y funciona de maravilla. Cuando detecta que “la basura” supera cierta cantidad de espacio en la memoria te avisa de si quieres limpiarla.

Xiaomi Cleaner es una excelente herramienta para salvaguardar el espacio en disco y el rendimiento

A veces 100 megas, a veces casi 1GB, depende de nuestro uso. Pero es la propia capa la que se asegura de que el sistema siga rindiendo al máximo y de que nuestro almacenamiento interno esté tan limpio como una patena. Un gran punto a favor de MIUI y que Google debería copiar ya para Android.

Los temas del sistema

Temas en MIUI

Si una gran verdad en Android es que podemos personalizar el sistema casi hasta el extremo, otra gran verdad es que para los cambios agresivos tenemos que recurrir a aplicaciones de terceros, a Google Play. Algo que otros fabricantes llevan tiempo aplicando a sus capas también está presente en Xiaomi con MIUI y son los temas. No sólo cambiar el fondo del escritorio o el de la pantalla de bloqueo, también el color de la tipografía, la tipografía misma y hasta los juegos de iconos. Lo que hacemos en otras marcas con launchers externos como Nova en MIUI lo hace el propio sistema.

La personalización que aplicamos en otras marcas con launchers externos, MIUI lo tiene implementado de serie

Estaría genial que Google permitiese desarrollar e implementar temas en el propio Android. Con temas oficiales, para quien quiera mantener la estética ordenada de Material Design o con las líneas de diseño de la propia Google, pero también con opción a que cada cual configure el sistema a su medida. Y que lo pueda compartir, claro.

Las notificaciones, desde cualquier escritorio y a cualquier altura

Las pantallas crecen y no todas las manos soportan todos los tamaños. En Android, para abrir las notificaciones has de deslizar la pantalla desde la propia barra de notificaciones superior hacia abajo. Con MIUI eso no es necesario ya que desde cualquier escritorio dispones del gesto que abre las notificaciones. Un simple deslizamiento de arriba a abajo, en cualquier parte de la pantalla, y las habremos desplegado pudiendo interactuar con ellas. Además, el gesto para pasar de notificaciones a ajustes rápidos está mejor implementado en la versión de stock de Android. Aquí tendremos las notificaciones a la izquierda y los ajustes rápidos a la derecha, en dos escritorios separados. Nada de tener que hacer dos veces el gesto hacia abajo para acceder a todo. Otro funcionamiento que Google haría bien en copiar. Bueno, en inspirarse. Guiño, guiño.

El modo de uso con una mano

Xiaomi Mi Note a una mano

De nuevo nos topamos con el problema de las pantallas grandes. En dimensiones superiores a las 5 pulgadas empezamos a tener problemas con un gran número de usuarios que, más o menos conformes con ello, utilizan las dos manos para usar su smartphone. Xiaomi está entre las marcas que han solucionado este problema y es que deslizando el dedo desde el botón Home hacia el lateral que deseemos podemos activar el modo “a una mano”, reduciéndose la pantalla a una superficie más manejable. De nuevo, no estaría nada mal que Google aplicase un funcionamiento similar a Android de forma nativa. No se dispone de las dos manos en todas las situaciones y si quieres potenciar el uso de los smartphones han de tener mecanismos que lo hagan más fácil. Éste es uno de ellos.

La personalización en MIUI también llega al sonido del terminal

Los perfiles de audio

Como parte de las posibilidades de personalización de MIUI tenemos también los ajustes de audio. Pero no se limitan a un ecualizador en el que ajustar cada uno de los canales sino a perfiles para cada tipo de auricular del mercado: normales, in-ear, de diadema, Piston, etc. Lógicamente, en MIUI los perfiles van dirigidos a los dispositivos de la marca china pero Google podría implementar esta funcionalidad de forma que fuese para modelos compatibles. Además, MIUI nos deja configurar el funcionamiento de los botones de los auriculares a nuestro gusto. Como la capa china dispone de estas opciones de configuración, al usar aplicaciones de streaming de música como Google Play Music se activan las opciones de ecualización, pudiendo personalizarse, algo que no ocurre en Android nativo, por ejemplo. De nuevo, y ya para acabar, otro punto a favor de MIUI.

Sin comentarios

Deja una respuesta