Los móviles y las tablets Android son pequeños ordenadores en sí mismos, encontrando que dicha capacidad para crear y editar contenidos va ampliándose día a día. ¿Abrir un documento en un ordenador y continuarlo en el dispositivo móvil? No sólo es posible, también resulta recomendable para aquellos que aprovechan el tiempo en el transporte público en lugar de dedicarse a juntar caramelos con el Candy Crush Saga. Además, también se pueden editar fotografías o, incluso, realizar diseños, eliminando las fronteras entre aparatos. Pero claro, normalmente siempre es necesario terminar el trabajo en el ordenador, por lo que toca mover archivos entre el móvil y el PC, Mac o Linux. ¿Cómo hacerlo? Seguro que todos vosotros conocéis múltiples formas de conseguirlo y tenéis alguna preferida, pero hoy vamos a mostrar nuestras cinco más comunes para que así juzguéis en base a sus posibilidades y a su sencillez. ¿Os apetece?

Puede que vuestros ordenadores no sean compatibles con todas las maneras de mover archivos o que esto ocurra con vuestro móvil o tablet, pero siempre estará el resto para utilizar en la tarea. Sin llevar al límite la versatilidad de Android, todas estas formas de mover archivos son accesibles a cualquier usuario, tanto los que trabajan en movilidad como aquellos que sólo buscan una manera práctica de tener un respaldo de sus fotos, vídeos o documentos.

Transferir archivos por USB

Mover archivos por USB

Ésta es la manera más corriente y la que primero se nos viene a la cabeza: enchufar el móvil o la tablet al ordenador a través del USB. Y es bien práctica, rápida y sencilla, pudiendo acceder fácilmente a todo el contenido del teléfono (SD incluida) desde el PC. Y hablamos de un ordenador con Windows porque el protocolo utilizado por Google en Android 3.0 y superiores es el MTP (Media Transfer Protocol), siendo compatible de forma nativa con Windows y causando algunos problemas de compatibilidad en Linux. Además de que resulta muy difícil acceder a un móvil Android desde Mac, siendo necesaria la instalación de drivers aparte en estos dos sistemas. La transferencia de archivos por USB a través de MTP es más lenta que la realizada con un pendrive corriente en modo de almacenamiento masivo (el formato que utilizaba Google hasta Gingerbread), teniendo algún que otro problema añadido. Podéis saber más sobre el MTP en este post ya publicado.

Como veis, mover archivos entre el ordenador y Android a través del micro USB es sencillo, aunque sólo en Windows o en versiones anteriores a Honeycomb. Aunque no necesitaremos nada más ya que todos los móviles y las tablets suelen venir con el cable compatible. O resulta extremadamente barato adquirir uno…

Transferir archivos por SD Card

Mover archivos mediante la SD Card

Ésta es otra manera bien sencilla de transferir datos entre dispositivos, aunque nos encontramos con el primer escocllo: no todos los dispositivos Android poseen SD Card micro, por lo que no siempre podremos utilizarla para mover fotos, vídeos u otros datos. Terminales como el HTC One, el LG Nexus 4, el Asus Nexus 7 y otros tantos dispositivos muy conocidos no poseen zócalo para la micro SD, por lo que resulta imprescindible utilizar otro método de transferencia. En aquellos móviles que sí tengan SD Card, sólo tenéis que mover los datos a la tarjeta externa mediante cualquier explorador de archivos compatible, acceder a la configuración de Android para desmontar la SD (Ajustes/Almacenamiento/Retirar tarjeta SD), retirar dicha tarjeta y montarla en el ordenador con su adaptador correspondiente.

Aquí sí que no hay problemas: todos los sistemas operativos reconocerán la tarjeta como almacenamiento masivo, sin necesidad de descargar software adicional. Basta retirar los archivos de la SD para tenerlos ya en el ordenador, más fácil imposible.

Transferir archivos por Bluetooth

Mover archivos por Bluetooth

Raro es el dispositivo Android que no tiene Bluetooth, aunque no es tan común que el ordenador disponga de este tipo de conexión inalámbrica. Si éste es el caso, podéis intercambiar todo tipo de archivos entre los dispositivos a través del Bluetooth, siendo algo más engorroso que los dos métodos anteriores, aunque igualmente efectivo. Con sólo mantener emparejados a ambos (necesitaréis activar la conexión Bluetooth en los dos, pulsar en cualquiera de ellos sobre buscar y acceder al emparejamiento, aceptando el código de seguridad) resulta muy sencillo enviar un archivo desde el ordenador con la opción habilitada en cada sistema operativo, pudiendo hacer los propio en Android seleccionando la opción de “Compartir” que aparece en cualquier formato compatible y pulsando sobre la conexión de Bluetooth. El archivo se enviará a una media de 100 KB por segundo (siempre que estén situados cerca), guardándose en el móvil dentro del almacenamiento interno y en la carpeta “Bluetooth“.

Además, podremos descargar alguna aplicación desde la Google Play Store que nos ayude en la tarea, sobre todo si tenemos una versión de sistema equivalente a Android Gingerbread 2.3 o inferior. La mejor de todas es Bluetooth File Transfer, teniendo todo un mundo de opciones para facilitar los intercambios.


logo-app
App Name
Medieval Software
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app

Transferir archivos por WiFi

Mover archivos por WiFi

Mover archivos por WiFi es casi como hacerlo por Bluetooth, aunque aprovechando la mayor velocidad de los routers domésticos consiguiendo así que nuestros archivos se muevan entre dispositivos siempre que ambos, teléfono y ordenador, estén conectados a la misma red. Pero claro, no resulta posible acceder a la transferencia sólo conectando por Wifi, así que hace falta una aplicación Android propia que se encargue de la gestión. Existen muchas aplicaciones en la Google Play Store que hacen esto, aunque nosotros recomendamos la que nos parece imprescindible: Airdroid.

Una vez estemos conectados en la misma red WiFi, cargamos la página web de Airdroid (podéis acceder a ella desde aquí), abrimos la app en el móvil, seleccionamos “Escanear código QR” y apuntamos con la cámara al código que aparece a la derecha en la página web del ordenador. Y listos, accederemos automáticamente a la página de Airdroid con la opción de mover archivos entre Android y ordenador, sin importar el sistema operativo de este último ya que podremos utilizar cualquier navegador de internet. Sólo tendremos que pulsar sobre “Files“, accediendo a un explorador de archivos común.

Hay veces que Airdroid se hace un lío con el almacenamiento interno del móvil y su SD card, pero siempre podremos acceder al menos a uno. Además de disponer de un buen montón de opciones más, como ya os comentamos en su post dedicado.


logo-app
App Name
SAND STUDIO
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app

Transferir archivos por la nube

Mover archivos por la nube

Llegamos al último de nuestros métodos habitualmente elegidos para la transferencia de fotos, vídeos y documentos entre nuestro Android y el ordenador: hacerlo a través de “la nube”. Éste es un término un tanto ambiguo, pero ya sabéis todos lo que significa: utilizar un servicio de almacenamiento virtual que sirva como puente entre el resto de dispositivos, ya sean del tipo que sean. Y hay un rey en esto de la nube: Dropbox, con versiones de su aplicación para casi cualquier sistema operativo (Android, Windows, Mac y Linux, por ejemplo). Además de que podremos acceder a nuestros archivos a través de cualquier navegador de internet, teniendo un plus de versatilidad.

Basta instalar la app de Dropbox en Android y hacerlo en nuestro ordenador. Tendremos 5 GB de partida, compartiéndose automáticamente todo lo que pongamos dentro de la carpeta que Dropbox no creará en el ordenador. Después, sólo tendremos que abrir Dropbox en el móvil y acceder a la carpeta o archivos que hayamos compartido desde el ordenador, descargándolos en el móvil. Evidentemente, también funciona a la inversa, pudiendo compartir casi cualquier cosa a través del menú “Compartir” de cualquier aplicación.

Además, Dropbox nos permite subir automáticamente las fotografías hechas con el móvil, siendo un salvavidas ante cualquier imprevisto que podamos tener. Y es gratuito, pudiéndose ganar más espacio o pagarlo. Es el sistema que más utilizamos nosotros de estos cinco, aunque es evidente que, si los archivos son de gran tamaño, el traspaso puede hacerse eterno.


logo-app
App Name
Dropbox, Inc.
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app

Sin comentarios

Deja una respuesta