Near Field Communication, o NFC, es una tecnología que está de moda gracias a terminales de última generación que incorporan un chip NFC entre sus características. Algunos de estos terminales son el Galaxy Nexus o el HTC One X, entre otros. Se trata de una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos. Pero no se queda sólo aquí, sino que podemos dar muchos más usos a esta incipiente tecnología.

Muchos sabemos que con un chip NFC podemos hacer pagos. Pero también existen las etiquetas NFC, con las que podemos leer información como con los códigos QR o podemos programar dicha etiqueta para automatizar funciones en nuestro terminal.

Algunos usos adicionales que le podemos dar al NFC

Programar una etiqueta NFC nos permite hacer cosas como encender/apagar el Bluetooth, encender/apagar el Wifi al escanear una pegatina que tengas en la puerta de casa, ejecutar tu reproductor de música con tu lista favorita de canciones, ajustar el sonido (vibración, silencio), ajustar el brillo de la pantalla, activar el despertador al escanear una pegatina de tu mesilla de noche, activar el GPS al escanear una tarjeta de tu coche, etc. ¡Incluso hay coches que se pueden abrir y arrancar con NFC!

Podemos sustituir las clásicas tarjetas de visita guardando nuestra información de contacto en una etiqueta NFC, de forma que cuando queramos compartirla con alguien, simplemente tengamos que acercarla al terminal de la persona con quien queremos compartir nuestra información. Se puede programar para realizar la llamada directamente, evitando tener que abrir la aplicación agenda y buscar al contacto.

También podemos utilizarlas para que realicen comprobaciones por nosotros, como por ejemplo revisar los mensajes de correo electrónico (útil si no tenemos un led de notificaciones) o para que abran automáticamente aplicaciones instaladas en el terminal.

Pegatinas NFC

Como podéis ver, permite multitud de posibilidades de una manera muy cómoda y personalizable. Resulta difícil no encontrar un uso que se adecúe a nuestras circunstancias y necesidades cotidianas.

El aspecto de las pegatinas puede variar en forma y tamaño. Podemos encontrarlas en forma de pegatina clásica, o, del mismo modo, integradas en llaveros, tarjetas y diversos gadgets. Existen varios fabricantes y, en general, las podemos encontrar de 1 KB de almacenamiento. Las etiquetas son re-escribibles (algunas hasta 100.000 veces), lo que nos permitirá hacer multitud de pruebas. El precio unitario no suele salir rentable y es recomendable adquirirlas en packs, cuyo precio es mucho más asequible. Sony dispone de su propia gama de etiquetas NFC, con un diseño atractivo y en varios colores pensadas para utilizarse con su nueva gama Xperia.

Por último, indicamos algunas aplicaciones que permiten leer y programar etiquetas NFC:


logo-app
App Name
NFC Research Lab
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app


logo-app
App Name
Coleridge Apps LLC
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app


logo-app
App Name
David Pizarro de Jesús
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app

Sin comentarios

Deja una respuesta