Análisis a fondo del Sony Xperia Z Ultra con vídeo review HD

2

Hoy os traemos en FAQsAndroid el análisis del Sony Xperia Z Ultra, uno de los terminales que más noticias han suscitado desde su lanzamiento, en parte debido a sus características, en parte debido a que es uno de los candidatos para plantar cara al auténtico líder de su sector. El Sony Xperia Z Ultra, primer phablet o tabletófono de Sony, llega con características muy potentes por una parte y algo más flojas por otra para decirle a Samsung que su Samsung Galaxy Note 3 tiene ahora competencia y que intentará, en la medida de sus posibilidades, poner las cosas difíciles al terminal surcoreano.

Con una construcción exquisita, a continuación analizaremos todas las fortalezas y debilidades de la primera inmersión de Sony en el mundo de los phablets, una inmersión propiciada tal vez por su deseo, finalmente llevado a cabo a finales del pasado año, de centrarse en dispositivos de más alta calidad y abandonar una gama de entrada en Android que le reportaba quizá menos ventas de las esperadas a cambio de sacrificar una calidad en la construcción y detalles que puede que no fuera demasiado conveniente.

Empezamos, por tanto, a desglosar cada uno de los aspectos de este excelente terminal que, sin embargo, peca de defecto en ciertas características buscando, no lo sabemos con seguridad, no dispararse en cuanto al precio de venta al público.

Sony Xperia Z Ultra-7

Diseño

En el Sony Xperia Z Ultra encontramos todas las ventajas que Sony aporta en cuanto a diseño al ecosistema de terminales Android. Tal vez sugestionados por el uso constante de materiales plásticos por prácticamente el 100% de los fabricantes del mercado androide, Samsung el primero, la sensación de que la construcción de dispositivos Sony está a otro nivel se hace patente con este Z Ultra.

Con un cuerpo en el que destacan sus capas de cristal para la pantalla y la carcasa trasera, el contorno es de aluminio. Como decimos, una construcción exquisita a la que se le pueden poner pocas pegas, muchas de ellas subjetivas. La primera, y más importante, la de la limpieza del terminal, algo que es común al uso del cristal en el diseño. La apariencia se empeora con el uso dado que en cualquier parte del dispositivo podemos encontrar huellas, algo que en otros terminales se soluciona con materiales rugosos o incluso el plástico liso. El tacto del terminal se sacrificaría pero no así el aspecto general que, no obstante, es una auténtica delicia cuando lo limpiamos. Lo mismo que ocurre con la carcasa trasera en este sentido pasa con la pantalla, algo que destaca poderosamente cuando exponemos dicha pantalla a la luz del sol dado que, siendo una pantalla que responde muy bien en exteriores, acusa en demasía esa suciedad tan característica del cristal.

El tacto general es muy bueno. Sony siempre se ha caracterizado por crear dispositivos con mucho cuerpo, esa sensación entre la solidez de los materiales y el peso del Z Ultra hace que sintamos desde el primer momento que nos encontramos ante un gran dispositivo. La disposición de los botones, sin embargo, sería mejorable dado que el botón de encendido, en el lado derecho del dispositivo, podría ser quizá algo más suave y más abultado. Con el paso de los días es sencillo acostumbrarse a él pero la primera impresión es de ser un botón arisco, por usar un término que podamos asociar a su diseño y respuesta.

Sony Xperia Z Ultra-8

Al ser un dispositivo sumergible, algo que es literal al tener las certificaciones IP55/57, cuenta con casi todas las ranuras de expansión ocultas bajo lengüetas de goma, algo que ya vimos en el Sony Xperia Z de primeros de año, inaugurador de la gama de sumergibles de los nipones, pero que cuenta con una mejora, la de que su puerto de auriculares ya no está cubierto. Los que utilicen mucho los auriculares apreciarán el hecho de que ya no sea necesario llevar la lengua de los mismos abierta permanentemente, algo que antes resultaba molesto y que ya ha sido corregido por Sony sin que por ello pierda su notable característica de terminal sumergible.

Como comentamos, el Sony Xperia Z Ultra es un dispositivo muy bien construido cuya principal pega es una de sus principales virtudes, paradójicamente. El tamaño del terminal hace que sea literalmente imposible de manejar con una sola mano para gran parte de sus funciones. La ergonomía se ha sacrificado en pos de una magnífica pantalla que permite utilizarlo en modo tablet sin perder ninguna función característica de un gran smartphone.

En construcción no podemos más que otorgar un 8,5 sobre 10 para este excelente Sony Xperia Z Ultra.

Sony Xperia Z Ultra-24

Hardware

Decir que el Sony Xperia Z Ultra es un dispositivo muy potente es quizá quedarse corto ya que su potencia interior resulta amplificada por una magnífica pantalla con resolución FullHD que potencia las características multimedia del dispositivo.

Potencia bruta

En el interior, el Qualcomm Snapdragon 800 a 2,3 GHz, el procesador más popular del momento y, salvo que el fabricante realice modificaciones sobre él en un futuro cercano, el que será el más potente del presente año 2013. Dicho procesador, dotado de una GPU Adreno 330, se apoya sobre 2 Gb de RAM y un almacenamiento interno de 16 Gb en modalidad única que podemos ampliar mediante una tarjeta microSD que podría tener hasta 64 Gb.

Como decimos, potencia más que sobrada que queda demostrada no ya en el uso diario con aplicaciones menos exigentes sino también en aplicaciones de procesado de fotografías o de edición y reproducción multimedia. Archivos de vídeo en calidad FullHD y con sonido AC3 5.1 son reproducidos con extrema soltura por un Sony Xperia Z Ultra que, con 6,4 pulgadas de pantalla FullHD, resultan una auténtica gozada.

Sony Xperia Z Ultra-2

Pantalla excelente

Su pantalla, además, cuenta con una nueva tecnología Triluminos que mejora mucho su visualización y en exteriores se defiende realmente bien, un defecto muy común para la gran mayoría de pantallas del mercado. Salvando el defecto de las huellas, que comentamos en el apartado de construcción, el Sony Xperia Z Ultra es usable en el exterior, algo que no todos los dispositivos en Android pueden destacar. Además, en Sony han reducido al mínimo el espacio que existía entre la superficie táctil y la pantalla, lo que ha propiciado que se pueda utilizar prácticamente cualquier objeto puntiagudo como lápiz, si bien los de punta metálica no responden al mismo nivel ni, por supuesto, los lápices propietarios como el S Pen de Samsung que, literalmente, cuesta que funcione.

La característica ha sido mejorada, no obstante. En un inicio la respuesta no era de la calidad esperada pero Sony puso pronto un parche en el mercado y la mejoría es más que notable. Nada más sacar el terminal de la caja encontramos que cuenta con una aplicación preinstalada, Boceto, que nos hará sentir la, valga la redundancia, sensibilidad de esta pantalla. Sin duda un acierto de Sony que permite que el Sony Xperia Z Ultra aproveche su pantalla como bloc de notas siempre que se necesite, utilizando prácticamente cualquier objeto con punta que tengamos cerca aunque, después de varias pruebas, debemos decir que los lápices de punta de grafito son los que mejor respuesta nos han dado.

Además de todo ello, la pantalla del Sony Xperia Z Ultra cuenta con un ángulo de visión que llega hasta los 178º. Parece un simple dato sobre el papel que se aprecia realmente cuando se tiene entre las manos. Colores vivos (siempre con mucho brillo) y una reproducción de vídeo sencillamente magnífica. Con mucho, la pantalla es la mejor característica de este phablet de Sony. Sin duda lo que más le hace subir en la nota general, un gran trabajo.

Sony Xperia Z Ultra-13

Una cámara muy corriente

Sin duda, uno de los puntos más flojos del Sony Xperia Z Ultra. Ya comentamos anteriormente que da la sensación de haber sido por motivos del abaratamiento del dispositivo pero el hecho es que el Z Ultra monta una cámara de 8 megapíxeles con sensor Exmor RS para móviles que no cuenta con flash, algo que siempre es muy útil en entornos de baja luminosidad y que echamos muy en falta dado que la respuesta del dispositivo en condiciones de iluminación deficiente no es tan buena como Sony hace ver en sus demostraciones.

Con grano incluso en las fotografías más luminosas, un defecto en el procesado jpg del fabricante, el terminal empeora la experiencia fotográfica de noche o en lugares con poca luz pese a que el sensor trabaja de forma bastante decente. Una lástima dado que el Z Ultra es un terminal que apetece utilizar en la calle y que carece precisamente de una de las características más demandadas últimamente, de una buena cámara.

En la grabación de vídeo la sensación es opuesta, no obstante, disponiendo de una grabación de vídeo de muy alta calidad y que sin duda dejará a todos muy satisfechos, tanto en 1080p como en 720p. No cuenta, sin embargo, con grabación de vídeo a 60 fps en ninguna de sus calidades de grabación, algo que nosotros no hemos echado en falta pero que ahora está siendo demandado debido, principalmente, a los 120 fps que es capaz de conseguir Apple con su iPhone 5S.

Sonido muy bueno

El sonido del Xperia Z Ultra tiene un problema fundamental y es que el modo automático que trae produce un sonido demasiado metálico, algo que hace que el dispositivo no coseche una buena nota en este sentido. Tiene, no obstante, una opción de configuración manual que permite exprimir mucho más un altavoz de buena calidad que, por desgracia, no aprovechará gran parte de los usuarios de este dispositivo, tal vez por desconocimiento de su existencia o de su forma de uso. Alterando los distintos parámetros hemos conseguido un sonido bastante decente, sobre todo en vídeo, pero puede que la primera sensación de muchos usuarios sea la de un sonido deficiente, algo que Sony debería corregir.

Sony Xperia Z Ultra-32

La salida de auriculares, sin embargo, es de bastante buena calidad y también puede modificarse en el mismo apartado de la configuración del dispositivo. Recomendamos desde FAQsAndroid la subida de los bajos ya que la experiencia sonora mejora notablemente con esta sencilla modificación.

El volumen general del terminal es bastante bueno y resulta audible incluso en entornos ruidosos, un detalle muy de agradecer ya que notamos su sonido incluso en el interior de bolsillos y bolsos. Un punto a favor del Z Ultra.

Autonomía limitada

Otro de los puntos débiles del Z Ultra al contar únicamente con 3050 mAh para alimentar una pantalla de 6,4 pulgadas. Si reducimos el brillo de su pantalla al 50% (muy usable en interiores) podemos conseguir que la autonomía sea de más de un día con un uso medio, pero en cuanto hemos apretado más de la cuenta el phablet no hemos conseguido que pase de las 10 horas de uso, hablando siempre de un uso intensivo en entornos WiFi y con muchas horas de pantalla. El modo Stamina, sin embargo, mejora notablemente la autonomía del dispositivo a costa de sacrificar cosas como la sincronización con la pantalla apagada. No obstante, su uso en situaciones de emergencia hará que el dispositivo triplique la duración de la batería cuando sea necesario.

Tal vez otro motivo de ahorro, la batería del Z Ultra habría deparado un dispositivo de mucha más calidad de montar algo superior, más cercano a los 4000 mAh que a los 3000 mAh, como tiene ahora. Sin duda, uno de los talones de Aquiles de este Xperia Z Ultra que, en líneas generales, nos ha gustado bastante.

Sony Xperia Z Ultra-4

Un phablet sumergible

Como antes os dijimos, el Sony Xperia Z Ultra es un terminal completamente sumergible que soporta, según el fabricante y su certificación, hasta 30 minutos y una profundidad máxima de 1 metro bajo el agua. Sorprende, sin embargo, que la pantalla reaccione como si cien dedos la tocasen a la misma vez durante la inmersión pero todo es debido al aumento de presión general, algo completamente lógico y que no por ello hace que el dispositivo sea menos resistente.

El hecho de que todas las ranuras de expansión estén protegidas excepto la de auriculares hace que el terminal sea sumergible incluso con los auriculares puestos. Éstos se estropean al ser sumergidos pero no así el phablet. Sin duda, una característica que se está poniendo muy de moda y que ya ha sido imitada por Samsung con su S4 Active y próximamente con un Note 3 Active, según cuentan los rumores.

Conclusión

En cuanto a potencia, no podemos poner más de un 7 sobre 10 a este Sony Xperia Z Ultra, un terminal que podría haber sido de 9 alto de no ser por su cámara, un 6/7 sobre 10, y su batería, un 6 sobre 10.

Sony Xperia Z Ultra-35

Software

En el Sony Xperia Z Ultra encontramos la última versión de la capa Xperia Launcher de Sony, una capa que destaca por su sencillez y su suavidad, siendo así una de las capas menos recargadas del mercado junto a la Sense de HTC.

Con una variedad de temas bastante notable, todos diseñados de forma exquisita, Xperia Launcher aporta desinstalación rápida de aplicaciones desde el propio menú, widgets muy interesantes para el escritorio y aplicaciones rápidas cuando hacemos “pinch & zoom” en cualquiera de los escritorios. Podremos además ordenar las aplicaciones en el menú por orden alfabético, por el número de veces que las utilizamos e incluso por el orden que queramos establecer, algo que permitirá tenerlas localizadas en el menú como también podremos tenerlas colocadas a nuestro gusto en los distintos escritorios, esto ya común a todos los Android.

Las aplicaciones de Sony son las comunes y en este sentido el Xperia Z Ultra aporta pocas novedades al respecto salvo quizá el ya mencionado modo Stamina, mejorado para esta versión y que permite, sacrificando determinados aspectos, incrementar la duración de la batería restante en un 300% en la mayoría de situaciones.

Encontramos las habituales Conexión Inteligente, Xperia Link, Walkman, Xperia Lounge, Xperia Privilege, Notas, Boceto (que comentamos antes) y el interesante Album de Sony, probablemente la mejor aplicación de galería fotográfica disponible actualmente en Android.

Sony Xperia Z Ultra-34

La aplicación de cámara incluye el modo Automático Superior, ya presente en Sony desde hace varios modelos, pero no destaca por su funcionalidad, algo que sí hace, por ejemplo, el Sony Xperia Z1, terminal en el que Sony ha volcado muchos más esfuerzos en destacar su faceta fotográfica. Como antes comentamos, la cámara del Z Ultra es bastante corriente y por tanto no se aprecian mejoras en cuanto a software.

El dispositivo se saca de la caja con Android 4.2.2 por lo que encontramos los perfiles restringidos y demás mejoras de Sony, además de un teclado Xperia propio que funciona mejor en cada versión y que nos ha hecho, en las pruebas realizadas, no tener que instalar Swype o Swiftkey, de nuestros preferidos. Siempre es de agradecer que las capas aporten ciertas funcionalidad que nos permitan no depender de aplicaciones de terceros y el teclado Xperia responde cada vez mejor. Un punto a favor del fabricante.

En cuanto a software, y dado que nos encanta Xperia Launcher, tanto estéticamente como en funcionalidades aportadas y en lo poco que recarga el uso del dispositivo, damos al Z Ultra un 9 sobre 10.

Vídeo review

A continuación os dejamos con una completa videoreview del Sony Xperia Z Ultra realizada tras más de una semana de uso intensivo del terminal, tratando de tocar todos los puntos clave. Os rogamos, como siempre, que nos dejéis comentarios al respecto tanto aquí en el blog como en el canal de Youtube, no ya sólo comentarios acerca de la propia review sino de aspectos que valoréis más o menos de este Xperia Z Ultra.

Conclusión

La sensaciones tras el primer contacto con el Xperia Z Ultra se fueron diluyendo con el paso de los días debido a, como hemos comentado en el apartado de hardware, su cámara y su autonomía. El uso de este phablet de Sony ha propiciado, por ejemplo, que no echemos en falta en ningún momento el uso de un tablet como el Nexus 7, dispositivo que ha convivido con el terminal de Sony durante el periodo de pruebas.

Sony Xperia Z Ultra-28

La pantalla, fantástica en interiores y buena en exteriores, adolece de un consumo notable de energía que no se ve apoyada por una buena batería, algo que echamos en falta si somos aficionados al visionado de contenido multimedia en nuestros dispositivos. Con 3 ó 4 horas de vídeo en calidad FullHD podemos agotar una batería que debería durar mucho más, habida cuenta de la exigencia de su enorme pantalla. Pese a todo, se aprecia el ahorro de energía del Snapdragon 800 en todo momento, una buena elección por parte del fabricante.

Sony Xperia Z Ultra-29

Sensaciones contrapuestas, como decimos. Lo que podía ser un terminal sobresaliente se ha quedado en un notable bajo, o un bien alto, debido a puntos fundamentales que ningún fabricante debería descuidar. El Sony Xperia Z1, por ejemplo, responde de forma excelente a una batería de 3000 mAh, nada que ver sin embargo con una pantalla de 6,4 pulgadas como la del Z Ultra. Sony debería haber elegido capacidades distintas para sus baterías, un gran error.

La cámara, muy aprovechable gracias a su display de 6,4 pulgadas, queda muy limitada sin flash de apoyo y con una optimización para fotografías con baja luminosidad que no es tan bonita como el fabricante la pinta. Como comentamos, una auténtica lástima dado que, tocando esos dos aspectos, podríamos encontrarnos ante un terminal prácticamente perfecto. Siempre que nos gusten las pantallas grandes, claro está.

Nuestra nota para el Z Ultra: un 7,5 sobre 10. Es que la pantalla del Z Ultra es mucha pantalla, sin duda lo mejor del dispositivo con mucha diferencia.

2 comentarios

  1. Muy buen análisis. Creo que el Sony Xperia Z Ultra es demasiado grande para un uso diario habitual, pero no cabe duda de que puede con todo.

    • Éste sí que es un tablet de pequeño tamaño, y no el Note 3. Supera los límites de lo que debería ser un teléfono móvil. Gran potencia pero poca usabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here