Análisis del Elephone W2: un reloj con algo de smartwatch

Probamos el Elephone W2, un reloj con batería para tres meses que sustituye a nuestra pulsera de cuantificación y tiene unos materiales excelentes.

1

A la hora de probar nuevos accesorios, siempre compatibles con Android, pensamos en dispositivos con mucha conectividad, o quizás con pantallas y muchos botones, o con baterías que requieren cargas casi diarias.

Y en verdad la mayoría de las veces es así, sobre todo cuando la palabra reloj aparece. Pero en esta ocasión, aunque vamos a analizar un reloj lo haremos de un modo algo especial y es que el Elephone W2 no es un smartwatch, al menos no como lo entendemos, se parece más a una pulsera de cuantificación, pero una con una elegancia y materiales impresionantes.

Este reloj es más esto, un reloj, que otra cosa, y eso se nota en su calidad. Está diseñado con gran gusto y aunque los 41 mm de su corona hacen que no sea quizás adecuado a muñecas pequeñas su imagen es impecable.

Elephone W2

La corona está construida en acero inoxidable habiendo dos colores. En nuestro caso hemos probado el plateado, que nos parece más elegante y discreto. El cristal es de zafiro para evitar, en la medida de lo posible, arañazos, y las agujas con fluorescentes, en función de la luz que les haya dado, hasta unas 6 horas. La correa, estándar y que podemos reemplazar por otra que nos guste más, está fabricada en cuero, y es algo rígida, aunque a medida que la usamos va flexibilizándose.

Elephone W2

Pero más allá de la estética tenemos que hablar de lo que es capaz este móvil en combinación con nuestro móvil Android.

  • Despertador y Alarma: Una función sencilla pero útil es la de usar el reloj como alarma por vibración, algo curioso sobre todo si lo usamos como despertador.
  • Podómetro: Con el W2 podremos contar los pasos que damos e indicando a la app nuestro sexo, peso, edad y estatura, hará una conjetura de las calorías que consumimos con esos pasos.
  • Aviso de llamadas: El reloj nos avisará de si nos están llamando. Curiosamente podemos decirle que nos avise tres segundos más tarde de que empiece la llamada o más tarde. La idea es que no vibre nada más que nos llamen por si tenemos cerca el móvil, una buena forma de ahorrar batería.
  • Control del sueño: Pulsando tres segundo el botón superior activaremos o desactivaremos el modo sueño, que nos estudia nuestro movimiento cuando estamos descansando.
  • Recuerdo de actividad: Pero la característica más llamativa es la que evita el sedentarismo, animándonos a movernos cuando el reloj detecta que llevamos mucho tiempo sin andar.
  • Disparador remoto de cámara: mediante la pulsación de cualquier botón en el reloj haremos una fotografía siempre que utilicemos la opción para ello que está dentro de la aplicación de el iPhone, no sirviendo con aplicaciones normales de Android.

Todas estas acciones se muestran en la aplicación que por el momento sólo se ha desarrollado para Android pero que también se desarrollará para iOS en un futuro.

App Elephone W2

La misma es funcional y aunque el diseño no es demasiado actual no nos ha dado problemas pese a que la sincronización no es todo lo rápida que nos gustaría.

Tendremos acceso a nuestras estadísticas de gasto energético, de horas dormidas, de funciones activadas así como el porcentaje de la batería del reloj.

Y este es, junto con la estética, el principal valor del Elephone W2, su autonomía. En vez de optar por baterías recargables como la inmensa mayoría de dispositivos de este tipo, la empresa china ha apostado por una clásica pila de botón que según ella nos proporcionará autonomía para tres meses. Lo curioso es que en el propio paquete de venta vienen otras dos extras por lo que podremos utilizar nuestro reloj durante nueve meses sin necesidad de comprar pilas por nuestra cuenta.

Elephone W2

Evidentemente para hacer el remplazo de la misma necesitaremos quitar los tornillos de la parte trasera del dispositivo para lo cual se incluye un pequeño destornillador en la caja.

Este dispositivo no era uno de los que nos llamara la atención en su lanzamiento pero una vez usado hemos visto que es más interesante de lo que parece. Un reloj como tal, elegante y discreto, que además nos permite evitar una pulsera de cuantificación o llevar el móvil encima si queremos controlar lo que andamos o cómo dormimos.

Clasicismo y modernidad unidos. Muy bien unidos

El precio, unos 75 euros, puede parecer elevado para una pulsera de cuantificación, pero esto va más allá, es la mejor mezcla de clasicismo y modernidad que hemos visto en un gadget de este tipo. Hemos de reconocer que nos ha gustado mucho más de lo esperado.

1 comentario

  1. Un reloj interesante, aunque creo que un poco caro para lo que es, al fin y al cabo es una mi band de primera generacion en un reloj de toda la vida, teniendo en cuenta que la mi band vale unos 15€ o menos, creo que deberia costar unos 40€, pero bueno, tampoco es una locura de precio.

  2. Yo lo he comprado como smartwacht…….Menos mal que me gustan los relojes. No me avisa de wasaps ni sms, y las llamadas casi no se notan. Menos mal que es un reloj bastante guapo. Ah, lo he comprado en amazon por 50

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here