Análisis del MEIZU MX3: Un lobo con piel de cordero

5

Tenía pendiente hablar de este terminal, del que poco antes de comprarlo allá por septiembre era un completo desconocido para mí (lo cogí casi como un descarte), pero que poco a poco, día a día, me ha ido conquistando, hasta el punto que creo que al menos se merece sino un homenaje al menos una reseña.

El Meizu MX3 es un móvil android con unas prestaciones de impresión, una pantalla de 5.1 pulgadas, 2 GB de RAm y un procesador de ocho núcleos con una estética y materiales realmente destacables.

Cada aspecto visto desde la experiencia y opinión del que firma el artículo, y tras unos tres meses de uso como dispositivo principal.

mtb more energy® Protector de pantalla de vidrio templado para Meizu MX5 (5.5'') - Cristal Tempered Glass
mtb more energy® Protector de pantalla de vidrio templado para Meizu MX5 (5.5'') - Cristal Tempered Glass
Precio 8.97€
Ver en Amazon

Ergonomía, Estética y Diseño

Como punto de partida he de confesar que hasta hace nada no me veía con un móvil de 5 pulgadas (5,1 en este caso), porque tras probar varios modelos anteriormente me parecían grandes y sobre todo incómodos, tanto en mano como en un bolsillo. Me duraron pocos días.

Ergonomía, Estética y Diseño

Pero en este caso el sol iba a amanecer por distinto lugar. El móvil esta muy bien diseñado, y en cuanto lo tienes en la mano, lo agarras, lo sobas, lo deslizas, lo acomodas, lo volteas, lo estrujas (vamos, estas cosas que solemos hacer los geeks)… te transmite buenas sensaciones.

Es muy cómodo de agarrar, de mover y de manejar, incluso con una sola mano, a lo que también ayuda su capa de personalización, que comentaré más adelante. Al ser tan fino, y sobre todo lucir unos bordes extremadamente redondeados (y digo “lucir” porque realmente no tiene bordes), se lleva muy cómodamente en cualquier bolsillo, más aún que terminales más pequeños y cuadriformes que he tenido, de tal manera que muchas veces te tienes que palpar los bolsillos del pantalón para verificar que lo llevas encima.

Meizu-MX3-1

Según se apunta, se crearon 31 prototipos para poder probar y elegir el modelo más ergonómico, y yo me lo creo.

Estéticamente el diseño es muy elegante, la construcción se cimenta sobre un esqueleto central compuesto por una aleación de aluminio-magnesio, que protege toda la placa base, disipa eficientemente el calor, hace la vez de marco, y es la cuna sobre la cual está asentada la pantalla. La estética es tan rigurosa que no se permite ni un nombre ni un logo en el frontal, por lo que queda íntegramente negro, lo cual a mi me encanta. En la parte trasera lleva una tapa fina de plástico, de alta calidad y muy flexible, pero que se raya bastante fácilmente. Eso sí, proporciona un excelente agarre y en cuanto la cambias por una de distinto material la echas en falta.

Una parte del diseño va en lo que se ve, y otra lo que se ha trabajado por dentro. Y una buena manera de ver los resultados de lo segundo es a través del calentamiento. Cuando ves que un terminal es muy fino, que va cerrado herméticamente, y que por mucha tralla que le das a la pantalla, al 3G, a la CPU… no pasa del ligeramente templado es que también le han metido muchas horas por debajo del capó. Aquí no hay marcos que crujan, bueno, ni siquiera hay marcos, y todo esta perfectamente ensamblado como si fuera todo un bloque.

Otro aspecto que considero muy importante en un móvil es que asiente bien cuando lo colocas sobre una mesa o superficie lisa. Así puedes utilizarlo sin balanceos ni oscilaciones incómodas. También lo cumple.

Análisis del MEIZU MX3: Un lobo con piel de cordero

Pantalla, una perla

Es una de las cualidades que enseguida destacan, por su calidad y su peculiares dimensiones. Como comentaron en su presentación, no querían montar la pantalla habitual que llevan otros modelos, sino que encargaron a Sharp su diseño personal, un capricho de tamaño exclusivo con una resolución de 1800×1080 píxeles.

No buscaban ni la misma que la competencia ni la más barata, sino la satisfacción para sus clientes, y aquí también lo han conseguido. A la hora de leer, escribir, trabajar, navegar… se agradece mucho una pantalla más ancha de lo habitual. Tanto su calibración, como la fidelidad del color, como los ángulos de visión son excelentes y me ratifican que actualmente Sharp es el mejor fabricante de paneles para móviles. Sobre la visión en exteriores, nada que objetar, se puede trabajar correctamente bajo la luz directa del sol.

Relacionado con esto, hay que destacar también el gran trabajo realizado con el brillo automático, montando como pareja de baile un sensor de luz de última generación firmado igualmente por Sharp, tampoco se ha escatimado aquí. Y los resultados se notan, vaya si se notan, la gestión automática del brillo, con sus 2048 niveles, es sobresaliente. Funciona tan bien que te pasa totalmente desapercibido, lo cual se agradece muchísimo, tanto por el usuario como para conseguir una gestión óptima del consumo de batería.

Análisis del MEIZU MX3: Un lobo con piel de cordero

Sistema – Personalización: Flyme

En este aspecto, la capa de personalización que trae, denominada por el fabricante como Flyme, está bastante conseguida, con muchas y originales ideas, de tal manera que es muy cómodo de utilizar con una mano, cosa casi impensable en otros terminales de dimensiones similares. Deslizando el dedo te aparece una multitarea cómoda y apenas intrusiva, el móvil se enciende simplemente pulsando sobre el botón home, la barra de notificaciones se baja sólo el tramo necesario para mostrar los avisos, la lista de redes wifi aparece en un desplegable… todo orientado hacia la sencillez y la comodidad.

Cuando se utilizan las aplicaciones, cada una tiene una barra inferior “inteligente” (smartbar) que no es fija e inflexible tipo Nexus, sino que se van personalizando los iconos y las opciones. Además, en los modos a pantalla completa, multimedia o juegos, esta barra desaparece, por lo que doble acierto también en este asunto.

Destacar que en explorador de documentos nos viene creada una carpeta protegida por contraseña para almacenar documentos más sensibles.

El diseño y la funcionalidad general de las aplicaciones están bien cuidados, y el sistema viene muy limpio de fábrica, con las aplicaciones imprescindibles para funcionar. Hay que puntualizar que el idioma predefinido es el inglés, y las otras opciones son el ruso y el chino. Tampoco resulta ésto en una gran molestia, ya que quitando la aplicación de ajustes, bien trillada ya por casi todos, las demás cuentan con opciones ligeras y rápidas. A partir de aquí, el truco para tener nuestras aplicaciones habituales en castellano es instalar la utilidad del Play Store MoreLocale2, que es capaz de modificar los idiomas predeterminados del sistema.

Análisis del MEIZU MX3: Un lobo con piel de cordero

Un aspecto aparte y poco positivo es la escasa apertura de Meizu hacia la liberalización y apertura de su sistema de cara a la comunidad, motivo por el cual el desarrollo de mods y roms es escaso y muy limitado de momento. El kernel es totalmente opaco a la edición, y el clásico Recovery CWM siempre tan útil es aun un proyecto. En contraposición se puede decir que han simplificado el procedimiento para el rooteo del terminal, de tal modo que registrándote y accediendo a tu cuenta flyme ya te permite la opción de hacerlo. Otro punto a favor.

Cámara

Cámara

Monta un sensor Sony de 8 mpx de ultima generación (IMX179), el mismo que el Nexus 5, el cual garantiza unos resultados más que aceptables en casi todas las situaciones. El enfoque automático funciona muy bien, y las opciones de la aplicación de la cámara son sencillas y concretas, con lo que hacer fotos decentes es casi coser y cantar. En condiciones de menor luminosidad podrían ser algo mejorables los resultados, como en buena parte de los terminales, y esperemos que ésto lo vayan afinando en futuras actualizaciones.

El modo ráfaga promete 20 disparos por segundo, cosa que no he comprobado. Y sobre la grabación en video he hecho pocas pruebas, la calidad parece suficiente, pero es algo que apenas utilizo.

Música, Multimedia y Sonido

Música, Multimedia y Sonido

Este es otro aspecto reseñable, ya que incorpora un chip HD firmado por la prestigiosa Wolfson (WM5102). Tanto la calidad de sonido como su volumen son muy elevados, sobre todo utilizando auriculares de un cierto nivel. Un detalle interesante es que vienen varios perfiles pregrabados para cuando utilizas alguno de los auriculares de la casa, cosa que de nuevo te simplifica y se agradece. Un detalle que algunos agradecemos es que la escala de volúmenes tenga 60 puntos, lo que hace muy sencillo ponerlo al nivel que te interesa. La potencia es alta, y generalmente a partir del 60-70% ya me resulta molesta, por lo que aquí tampoco hay queja.

Con respecto al altavoz, su sonido es alto y claro, ninguna queja en este aspecto. Sobre su ubicación, mucho se habla y discute sobre dónde es mejor que vengan situados, si abajo o atrás, a un lado o al otro, acá o allá… Para mí, la mejor ubicación es la del Meizu, en la esquina inferior derecha, y aprovechando la curvatura del borde. Esto te asegura que cuando apoyas el movil en una superficie plana el sonido no se vea afectado, cuando lo agarras tampoco tapas nada al estar en el lado contrario, y cuando lo utilizas en horizontal tampoco interfiere ya que siempre queda libre en la zona inferior.

Análisis del MEIZU MX3: Un lobo con piel de cordero

En cuanto al software que lo acompaña, el reproductor de música es muy completo y con interesantes opciones, sobrado para su función. Normalmente me gusta usar en todos los terminales la aplicación de Walkman de Sony, pero aquí no la he utilizado casi nada, lo que es buena señal. El reproductor de vídeos de la casa es bastante sencillo, y reproduce todo lo que pruebo sin problemas. Incluso varios videos a 4k de muy alto bitrate pasaron con una suavidad y un derroche de calidad que no deja indiferente.

De los 32 Gb que tenemos en el chip de memoria estarán disponibles para el usuario 27 Gb.

Batería

Su capacidad es de 2.400 mAh, firmada por Sony, y que a priori parece que se queda algo escasa de capacidad comparada con otros terminales actuales de gama alta. En la práctica, cumple bastante bien, y gracias al procesador Exynos octa-core por un lado te garantiza que no habrá problemas de rendimiento, y por el otro que cuando el terminal está en reposo utiliza frecuencias de trabajo muy inferiores a las de la competencia (100-150Mhz). A esto hay que añadir un display que consume menos que la media, una gestión excelente del brillo automático y unos drivers 3G bien optimizados. Con toda esta suma, ves que te dura sin problemas una jornada completa dándole bueno uso, lo que en mi caso implica unas 4 horas de pantalla junto con un consumo de datos en 3G intensivos durante todo el día.

Conclusión

Para los que se fijan en estos detalles, indicar que la radiación SAR (0.20W/kg) de este terminal es menos de la mitad de lo habitual en otros terminales de gama alta del mercado (Nexus 5 0.49, HTC One 0.86, Galaxy S4 0,42, iPhone 5S 1.00…).  También reseñar que es el primer terminal del mercado que se puede elegir con una memoria interna de 128GB. Sobre el GPS, nada que objetar, nada mas activarlo se posiciona rapidísimo y con muchos satélites.

Aunque pocos, siempre hay algunos puntos negativos:

  • El primero y ya comentado, la poca predisposición por parte del fabricante a abrir su sistema de cara a la comunidad, lo que frena su desarrollo alternativo.
  • No cuenta con Radio FM, una opción que yo siempre valoro.
  • No tiene banda de 900Mhz para el 3G. Personalmente no he tenido problemas por ello, pero en algunas zonas puntuales puede haberlos.
  • La tapa trasera se raya con relativa facilidad. Aunque son leves y se aprecian poco ahi estan, el punto a favor es que ya se pueden adquirir tapas originales y de distintos colores a un precio razonable.

Como resumen podríamos destacar:

  • Pantalla y diseño, de otro planeta.
  • No había visto una capa de personalización tan ligera y que aportara tantas ideas y mejoras tan bien pensadas sobre Android. Cierto, ahí está también MIUI, que ofrece y añade muchas cosas, pero hablando de detalles prácticos, cómodos y acertados de cara al día a día no es superior.
  • No había tenido un movil con tal cantidad de funciones en el boton home, y tan cómodas e interesantes, ni un acceso a la multitarea más rápido y cómodo. Además es la primera vez que no tengo que utilizar nunca el botón de encendido.
  • Ya no quiero móviles con bordes cuadradotes y anti-ergonómicos.
  • Me encanta la exclusividad que me ofrece Meizu.

Por todos estos temas, y tal vez algún otro, temo que cuando cambie de terminal voy a extrañar muchas cosas. Porque el mejor equipo no es ni el más potente, ni el más limpio, ni el más actualizado, ni el más pregonado, ni el más reluciente, sino el que te hace el día a día más cómodo.

mtb more energy® Protector de pantalla de vidrio templado para Meizu MX5 (5.5'') - Cristal Tempered Glass
mtb more energy® Protector de pantalla de vidrio templado para Meizu MX5 (5.5'') - Cristal Tempered Glass
Precio 8.97€
Ver en Amazon

Este artículo ha sido escrito mediante la figura de blogger invitado. El autor es JosuedeTal, geek y tecnófilo que ha probado el Meizu MX3 durante varios meses.

5 comentarios

  1. Buen análisis de este singular terminal!! De hecho, estaba ya decidido a comprar un Nexus 5, pero me han entrado muchas dudas al leer este artículo (estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice en el último párrafo).
    Aunque también me echa un poco para atrás el tema del soporte técnico al ser un móvil chino.
    Os agradecería alguna recomendación sobre alguna tienda on line donde poder comprarlo con garantías.

    Fdo.: Otro más que se pasa de iphone a Android 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here