Y llegó la hora de hablar del smartwatch con mayúsculas, aquel que nos dejó embobados desde los primeros renders que se publicaron de él: el Motorola Moto 360. No fue el primer smartwatch con Android Wear, pero no se puede dudar de que sí que es el reloj inteligente del que más se ha hablado. Y no lo vamos a negar: estábamos deseando analizarlo, sabiendo que lo íbamos a encumbrar al top 1 de los smartwatch con Android Wear. Pero, ¿sabéis qué? Una vez analizado no lo tenemos tan claro. Pero no adelantemos acontecimientos, que tenemos toda una review por delante en la que explicar cada detalle del Motorola Moto 360.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

Hemos usado el reloj activamente durante dos semanas, habiéndole encontrado muchas ventajas y, como no podía ser de otra manera, también inconvenientes. Más de los que esperábamos a tenor de toda la expectación y buenas críticas que generó. Y todo lo podréis visualizar de primera mano (nunca mejor dicho) si pulsáis sobre el siguiente Play: la review en vídeo del Motorola Moto 360 os está esperando. ¡Le ha llegado la hora a este smartwatch!

Diseño, materiales y aspecto exterior

Si dijéramos que el Motorola Moto 360 se ve feo, aparenta fragilidad y que cualquiera preferiría bajarse las mangas antes que enseñarlo, pensaríais que os estamos mintiendo. Y sería cierto: este smartwatch es auténtico placer para la vista, convirtiéndose en un delicioso pastel de chocolate que vuestros ojos no pararán de saborear. Elegante, hermoso, sofisticado, lujoso en cada detalle calculado a la centésima de milímetro… No hay ninguna duda: en Motorola querían que su aportación a Android Wear sirviese de referencia para todos los smartwatch que vinieran detrás. Y, por supuesto, lo han conseguido.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

La experiencia de llevar en la muñeca al Motorola Moto 360 empieza con su embalaje, siendo bastante más grande de lo esperado para un reloj y manteniendo una forma que será la que más carisma le aporte: la caja es redonda, encontrando en su interior al smartwatch centrado sobre un relleno de espuma; manteniendo debajo a los dos accesorios que incluye: la base de carga inalámbrica y el cargador con micro USB. Nos parece algo exagerado el volumen del embalaje, pero sí que se agradece que la belleza del dispositivo empiece por su caja.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

Vayamos a lo interesante: el reloj en sí. Como ya sabéis y habréis visto en fotos y análisis, la apariencia del Motorola Moto 360 es excelente debido, sobre todo, a la elección de los materiales y a su diseño redondo. Cuerpo de acero inoxidable disponible en negro o en metal pulido, bisel para el frontal que se prolonga en el borde de la pantalla, botón lateral embutido en un saliente dorado de latón… Y, complementando este excelente aspecto de la esfera, correa de piel suave con cierre en el mismo acero que el cuerpo del smartwatch. Podríamos seguir alabando las excelencias de su diseño, pero no creemos que haga falta: nadie podría sacarle pegas en este punto de la review. ¿O sí?

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

Pues sí que me vemos inconvenientes. Para empezar, el frontal de acero del reloj forma una rebaba con el cuerpo que afea su excelente tacto; el bisel del cristal Corning Gorilla Glass del Motorola Moto 360 deforma la imagen en los bordes dependiendo de cómo miremos el reloj; tampoco acabamos de entender el hecho de que incluya un botón lateral y no se pueda hacer provecho de él más allá de apagar o encender el reloj (lanzando los ajustes si mantenemos pulsado). Vamos, que el botón no lo usaréis casi nunca ya que lo encenderéis girando la muñeca y lo apagaréis tapando la pantalla con la palma de la mano (mucho más práctico). Y un último inconveniente relacionado con el diseño del Motorola Moto 360: a pesar de que podréis cambiar las correas con otras universales de reloj, el cambio no es nada fácil debido al diseño del smartwatch en ese punto.

Vale, es cierto que le hemos sacado problemas en el aspecto porque en una review debemos hacerlo, pero se trata de inconvenientes mínimos que no empañan el excelente diseño del reloj. Cosa que no ocurre con el hardware.

Hardware, prestaciones y uso del Motorola Moto 360

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

Este Android Wear mantiene un contraste curioso dentro de sus características. Ya hemos visto que el diseño está al más alto nivel, por lo que podríamos pensar que sus características técnicas también lo estarían. Error.

Empecemos por algo incomprensible: la elección del procesador. Suponemos que Motorola ya estaría trabajando en un smartwatch cuando Google planteó Android Wear a sus partners, habiendo mantenido un procesador con dos años de antigüedad con respecto al resto de smartwatch similares: un Texas Instruments que ya incluía el smartwatch deportivo Moto Actv (y otros móviles de la marca). Con un tipo de dispositivo en el que se ha de medir el gasto casi al minuto (más adelante hablaremos de la autonomía), el fabricante ha incluido un chip muy lejos técnicamente de la eficiencia de los Qualcomm Snapdragon 400, bebiéndose más batería de la cuenta.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

No observamos que el Motorola Moto 360 se ralentice con respecto al LG G Watch o que ofrezca una experiencia peor, pero sí que hemos observado algo inconcebible: el smartwatch que tenemos en review se calienta. Y no hablamos de que lo haga cuando se carga inalámbricamente (algo normal), sino que puede subirle el calor con utilizar cualquier aplicación. No decimos que se caliente lo suficiente como para hacer daño en la mano, pero sí que es algo que no hemos observado en otros smartwatch con Android Wear e idénticas condiciones. Sumado al gasto extra de batería que supone subir un poco de vueltas al Motorola Moto 360: una hora de running con Endomondo activado, pantalla encendida y pulsómetro equivalen a un 60 % menos de batería. Números que Motorola debía haber pulido utilizando un procesador más efectivo. Y quizá aumentando un poco los mAh de la batería…

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

320 mAh, ésa es la cifra. Equivalen a algo más de un día raspado de uso sin utilizar el sensor automático de brillo, con modo avión por la noche y usando en contadas ocasiones los comandos de voz de Google Now. En una práctica deportiva de más de dos horas con el reloj hay posibilidades de acabar con un pedazo inservible de acero inoxidable atado a la muñeca. Sí, la batería del Motorola Moto 360 es bastante frustrante. Pero tampoco se lleva tan mal una vez hemos adaptado el uso. Aunque eso sí: totalmente imposible no cargarlo cada día. Y un último apunte: la autonomía ha mejorado mucho tras la última actualización, haciendo más llevadera su batería.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?
Ciclo contenido de batería. Inicio: lunes 06:00; final: martes 11:30

La pantalla sí que es una maravilla. Dejando de lado su forma redonda y de si un smartwatch ha de ser así o cuadrado (ya hicimos ese análisis en este post), la pantalla LCD de 1,56 pulgadas y 320×290 píxeles de resolución montada en el Motorola Moto 360 se ve bien casi desde cualquier ángulo, ofreciendo un brillo máximo muy muy alto. Esto soluciona bastante bien la visibilidad en exteriores, apreciándose la información correctamente incluso bajo la luz del sol.

En el resto de aspectos relacionados con el hardware, podemos destacar el sensor de ritmo cardíaco integrado en la base del reloj. Su funcionamiento es suficientemente preciso siempre y cuando no se esté en movimiento (olvidaos de añadir los latidos a vuestra app deportiva), integrando software propio de gestión además de compatibilidad con el respaldo de datos saludables de Motorola (el reloj incluso medirá nuestro ejercicio durante el día para recomendarnos que nos movamos más). También hay que destacar la carga inalámbrica, disponiendo de una base que, al situar el smartwatch, nos servirá hasta de reloj de sobremesa. Volvemos a hacer mención del sensor de luz ambiental, uno de los puntos exclusivos del Motorola Moto 360; funcionando muy bien para adaptar correctamente el brillo de la pantalla a las condiciones externas y con un gasto de batería extra a tener en cuenta cuando se tiene activado.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

Quizá flojee en según qué partes indispensables, pero no podemos decir que el funcionamiento del reloj sea flojo. Quedando cualquier inconveniente cubierto por el buen hacer del diseño y por lo bien que se ve en la muñeca. Disponiendo de unos cuantos toques de software que consiguen despuntar entre la uniformidad de Android Wear.

Aspectos distintivos de software

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

No hay mucho espacio en este punto para comentar, pero sí que existe suficiente distinción como para introducir el análisis del software dentro de la review. ¿Se diferencia en la interfaz con respecto a otros SmartWatch con Android Wear? Lo cierto es que no. Pero…

Aparte de integrar Google Fit de serie, el Motorola Moto 360 posee su propia aplicación deportiva. Sin mostrarnos datos concretos, el reloj nos irá recomendando que completemos un mínimo de movimiento diario, haciendo uso de sus sensores para calcular dicho dato. Podremos tomarnos las pulsaciones gracias a su aplicación dedicada, funcionando correctamente siempre y cuando no estéis en movimiento. El propio reloj hará mediciones por su cuenta, integrándose con la cuenta de Motorola.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

Motorola añade una aplicación de control propia para nuestro móvil (Motorola Connect) con la que variar distintos aspectos del reloj. Así, podremos cargar configuraciones añadidas a las esferas o watchfaces, permitiéndonos variar los colores, las tonalidades de fondo o algunos elementos del reloj. Aunque tendremos que cargar desde el smartwatch la esfera modificada. Además, dispone de una pantalla propia de carga para cuando depositemos el Moto 360 en su base, iluminándose en azul con una circunferencia que indicará el nivel de batería. Dicha pantalla se atenúa automáticamente con la luz ambiental, por lo que es muy práctica para usar el smartwatch como reloj de sobremesa asegurando así su carga cada noche.

No posee mucho software distintivo (Google limita este aspecto en Android Wear), pero sí lo suficiente como para darle un toque personal al conjunto. Y la pantalla azul de carga es un detalle que nos ha gustado mucho de este dispositivo.

Opiniones finales del Motorola Moto 360

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

El problema a la hora de analizar el Motorola Moto 360 es que uno suele llegar al smartwatch con unas ideas preconcebidas. Has leído hasta la saciedad que es un grandísimo reloj, coincides en todas las opiniones que su diseño se sale de lo común, los materiales son tan excelentes como se preveen… Pero el funcionamiento en sí deja algunas lagunas. Por no hablar de que, por más bonita que sea, una pantalla redonda no está pensada para la interfaz de Android Wear. Y éste es uno de los aspectos que más chirrían: muchos de los menús no se acaban de leer debido a los cortes que produce la circunferencia del reloj, ocurriendo en gran parte de los avisos de sistema. Y no es un detalle que se achaque a desarrolladores de terceros, sino a la propia Google.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

La autonomía ha sido siempre un hándicap; aunque hemos mejorado la nota gracias a la última actualización: el Motorola Moto 360 aguanta más de un día encendido con un trote normal. Pero hace uso de la pantalla apagada guando no mantenemos el reloj en horizontal, por lo que la mayor parte de las veces nadie verá un reloj, sino una pantalla en negro. La activación con el giro de muñeca es una delicia, funcionando mucho mejor de lo que lo hace en cualquier otro Android Wear. Se ve perfectamente a plena luz del día y el sensor ambiental es bastante práctico para los cambios de luz (ya sabéis el problema de tenerlo activado), no habiendo encontrado precisión en los comandos de voz. No sabemos si es la unidad o es algo generalizado del Moto 360, pero su micro no respondía nada bien al comando “OK Google”.

Análisis del Motorola Moto 360: ¿el mejor smartwatch con Android Wear?

No hay dudas: nos ha parecido el smartwatch más bonito que hay actualmente. Es algo grande en la muñeca, pero no lo hemos encontrado incómodo. Y lo cierto es que se echa de menos cuando se vuelve a cualquier otro smartwatch con Android Wear (LG G Watch en nuestro caso). ¿Es ésta la principal razón de ser del Motorola Moto 360? Sin lugar a dudas: el resto de contrincantes con Wear posee mejor hardware en líneas generales, aunque no mejor diseño. Pero no podemos negar que un reloj también tiene que vestir, por lo que gana muchos puntos gracias a su aspecto.

Resumiendo: quizá no sea el mejor smartwatch, pero una vez en la muñeca sí que se siente uno de los mejores. Elegante, lujoso y con los materiales premium como norma, el Motorola Moto 360 no defraudará a nadie que busque un reloj inteligente. Enamora.

1 comentario

  1. A mi me encanta pero… con la actualización 5.1.1 cuando lo pongo en su base para cargar levanta temperatura abismal y comienza a descargarse sólo otro problema es que usándolo sin tocarlo en la muñeca, calienta mucho y se descarga en sólo una hora. Con la versión de software 5.0.2 no pasaba nada de esto ustedes tienen algún dato de esto? Alguna solución? Muchísimas gracias.

Deja una respuesta