Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

Divertido, fácil de manejar, complejo cuando toca un uso avanzado... El Parrot Bebop Drone es un cuadricóptero compatible con Android impresionante.

1

Los drones hace tiempo que llegaron para quedarse, habiéndose convertido en uno de los objetos más codiciados en cumpleaños, aniversarios o Navidad. Incluso por delante de los móviles, algo que llama nuestra atención. Por eso ¿qué ocurre cuando juntamos drones con smartphones? Que una compañía viene a nuestra mente gracias a su trayectoria dentro de los cuadricópteros a radiocontrol: Parrot. Pequeños, grandes, drones que funcionan a ras de tierra… Parrot es tan experta en este tipo de artefactos que la misma LG confió en ella para lanzar alguno de los accesorios para el LG G5. Por supuesto, basado en el Parrot Bebop Drone que tenemos hoy para analizar.

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

No es nuestro primer contacto con uno de los gadgets radiocontrolados de Parrot, que ya tuvimos por aquí al divertidísimo Jumping Sumo. Aunque hoy ascenderemos de categoría (lo de ascender viene por partida doble) yendo directamente al segmento de usuarios semi profesional que busca un cuadricóptero capaz de ofrecer la máxima estabilidad en vuelo grabando los viajes en vídeo Full HD. ¿Nos acompañáis en la review del Parrot Bebop Drone? Será un viaje que no olvidaréis.

Antes de analizar punto por punto a este extraordinario gadget volador controlado desde el teléfono móvil, toca entrar de lleno en la review en vídeo. Dadle al play y disfrutadlo: este cuadricóptero es una gozada.

Materiales y resistencia

He de empezar diciendo que no soy un experto en drones, por lo que el Parrot Bebop Drone es el primero con el que experimento el vuelo de un cuadricóptero (sí que tengo un helicóptero a radiocontrol de cuatro canales que no he sido capaz de volar nunca). No puedo contrastarlo directamente con la competencia más directa encarnada en Jdi y sus Phantom, pero sí que daré todas mis impresiones sobre la calidad y construcción del dron. Que son muy buenas, ya lo anticipo.

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

El Parrot Bebop Drone posee cuatro hélices sobre un bastidor rígido en X muy resistente (creedme, aguanta mucho más de lo que pueda pensarse), disponiendo de un cuerpo central alargado donde se sitúan el control del aparato, los sensores, la cámara, el GPS y la batería. Dicha parte central posee amortiguación para proteger las zonas más sensibles de las caídas, disponiendo de su propio sistema de ventilación (el Bebop de calienta mucho) y de una pequeña cámara por debajo que detecta los obstáculos inferiores permitiendo al cuadricóptero esquivarlos con una maniobra repentina de ascenso.

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

La zona superior está recubierta por porexpán pintado de rojo (dependerá del color que compremos), aligerando el peso del aparato mientras también lo protege. Y, como extra, disponemos de una pequeña coraza también de porexpán para las hélices que se puede poner y retirar fácilmente añadiendo un poco más de protección al conjunto. Aunque, como punto negativo, dicha coraza se rompe fácilmente (aunque se puede unir de nuevo con celo, comprobado).

La parte delantera del cuerpo la ocupa una cámara ojo de pez de 14 megapíxeles con una lente de cristal endurecido que sobresale dotando al Parrot Bebop Drone de su marcado carácter. Tiende a ensuciarse en cada vuelo (algo lógico, dependerá del momento en que lo voléis), pero resiste perfectamente a las caídas sin que la lente se raye (comprobado, más de una vez).

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

La parte trasera del dron está reservada para la batería. 1200 mAh de carga con 2700 mAh en el caso del Parrot Bebop Drone 2. La autonomía es uno de los aspectos donde más flojea, estando en torno a los diez minutos de vuelo intenso y a los quince más o menos si no se le exprime con piruetas. También hay que destacar que la nueva versión del cuadricóptero duplica la batería (el tiempo de vuelo seguramente suba de los 25 minutos).

Uso y manejo: pensado para el móvil

El Parror Bebop Drone está pensado para ser volado utilizando un smartphone Android o iOS, conectándose a través del WiFi gracias a que el cuadricóptero crea un punto de acceso. Después de conectarse a la red del dron, sólo tendremos que arrancar la aplicación gratuita FreeFlight y ya lo tendremos todo listo para volar. Unos cuantos ajustes (imprescindible limitar la altura máxima de vuelo y la distancia, por la seguridad del dron), un control para el móvil bastante preciso y la opción de incluir el controlador profesional: el Skycontroller. Os recomendamos que compréis el Bebop con dicho controlador si queréis ahorraros problemas: el cuadricóptero tiende a desobedecer al smartphone saliendo del rango de acción de la débil WiFi. Nosotros mismos estuvimos a punto de perderlo.

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

Desde la app para Android tendremos acceso a los controles y también a lo que ve el dron: la pantalla mostrará en tiempo real lo que captura la lente ojo de pez. Con un click se puede grabar vídeo y hacer fotos, almacenándose en la memoria del aparato (8 GB) permitiendo su descarga posterior a nuestro Android a través de la propia FreeFlight. Los controles permiten el manejo en todas direcciones y la ejecución de trucos directos; ampliándose dichos controles si se utiliza el Skycontroller (manejo y orientación de la cámara incluidos).

La novedad entusiasma: nada más encender el Parrot Bebop Drone tendréis la necesidad de volarlo alto, alto… No lo hagáis: como hemos dicho, la red WiFi que se crea en el dron no es todo lo potente para que el móvil o la tablet la detecten a mucha altura. La teoría es que el cuadricóptero debería volver ante una desconexión, lo cual no es cierto: como salga del rango puede irse a vivir su vida. Y esto es literal: controlarlo desde Android o iOS entraña muchos riesgos que se pueden evitar no volando ni alto ni lejos. Además, limitad ambos parámetros en los ajustes.

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

Por otro lado, la estabilidad, la facilidad del vuelo y la posibilidad de aterrizar y despegar con un botón hacen del Parrot Bebop Drone un cuadricóptero apto para casi todos los públicos. Como es lógico, cuesta un poco hacerse a los mandos, pero es mucho más fácil de manejar de lo que parece. Y toda una delicia: realizar tomas aéreas de vuestra casa o de vosotros mientras corréis por el parque es una gozada: el Bebop se comporta genial en esto. La calidad de los vídeos es muy buena para uso personal (siempre sin audio), guardando ciertas dudas a la hora de utilizarse en producciones profesionales.

Conclusiones y valoraciones finales

El Parrot Bebop Drone (también la segunda versión) es uno de esos juguetes que van mucho más allá del radiocontrol. Potente, versátil, facilísimo de controlar, con una estabilidad alucinante para que el cuadricóptero se mantenga en vuelo casi por arte de magia, muy resistente (se cayó varias veces y siguió intacto), capaz de grabar unas tomas aéreas que dejan sin respiración… Y todo mediante un móvil o tablet Android (también iOS). Por desgracia…

Análisis del Parrot Bebop Drone, el cuadricóptero profesional más lúdico

No terminamos de recomendar el manejo desde un dispositivo móvil: no da toda la seguridad que un aparato de su coste se merece. En la segunda versión se ha mejorado la cobertura WiFi (nos consta que Parrot recibió muchas críticas por ello), mejorándose también la autonomía. No es uno de los drones más caros de su estilo y cumplirá con vuestras expectativas, aunque os recomendamos que compréis el Parrot Bebop Drone con su mando de control, el SkyController.

Nos encantó este Parrot Bebop Drone: por más que sea un “juguete” caro, resulta recomendable si os gustan los cuadricópteros. La construcción es resistente, teniendo un manejo tan sencillo que sólo necesitaréis concentraros en volar y disfrutar. No muy alto, recalcamos: el Parrot Bebop Drone es de espíritu libre.

1 comentario

  1. Respecto a su versión anterior, el Bebop2 también incorpora algunas mejoras en cuanto al proceso de las imágenes, lo que repercute en la calidad final de las mismas. Mejor gestión y mas posibilidades en cuanto a la navegación por waypoints, e incluso una actualización en su firmware que le permite estirar la duración de su batería a través de un mejor uso de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here