Si hay un móvil android que se espera con interés cada año es la iteración del tope de gama del mayor fabricante de móviles del mundo, el Samsung Galaxy S que en 2014 se denomina Galaxy S5.

Ya tuvimos una primera toma de contacto en el MWC pero en esta ocasión hemos podido analizar durante dos semanas el terminal que está llamado a ser el rey de Android este año aunque con la tremenda competencia que tiene es posible que tenga mayor dificultad para lograr ese título que su antecesor, el Galaxy S4 y estamos casi seguros que no logrará el impacto espectacular que consiguió el Samsung Galaxy S3 aunque dependerá de si su precio sigue bajando.

Vídeo análisis del Samsung Galaxy S5

En este primer vídeo os dejamos el análisis a fondo y en este enlace podéis ver el unboxing si es de vuestro interés.

Materiales

Este es seguramente el aspecto que menos guste de este móvil y es que Samsung sigue apostando por acabados económicos y nada elitistas incluso para su mejor móvil, con permiso del Samsung Galaxy Note.

El Samsung Galaxy S5 está fabricado en plástico, y esto, per se, no es malo, pero sí que da una sensación en la mano alejada de otros móviles como el HTC One M8 con el que ya lo hemos comparado, del iPhone 5S con el que también se enfrentará e incluso de móviles mucho más económicos como el Nexus 5 que, siendo también de plástico, da otra sensación.

Materiales

Entendemos la idea de Samsung de apostar por el plástico para hacer más resistente el móvil, y quitarle peso, y eso se agradece, pero creemos que en este sentido debería haber apostado por un policarbonato como Nokia en su gama alta.

Detalles como la tapa de protección del puerto de carga y datos o el borde de plástico cromado le dan una imagen bastante más negativa que otros móviles de su gama.

Peso y dimensiones

Peso y dimensiones

Estos apartados vienen condicionados por dos decisiones.

Por un lado tenemos el tamaño, mayor que en el S4, algo que no nos ha gustado en absoluto ya que el antecesor del S5 destacaba mucho por ser muy contenido en dimensiones para la pantalla que tenía. La sensación en la mano era de que no podía ser tan pequeño teniendo un panel de 5 pulgadas. El Samsung Galaxy S5 aumenta su pantalla en 0.1″ pero hace lo propio con el tamaño de una manera bastante más llamativa y la impresión es tener en la mano un Note algo recortado más que un Galaxy S. Para hacernos una idea transmite más la impresión de un S3 que de un S4, siempre hablando del tamaño y la relación con la pantalla. las dimensiones del S4, que eran de 136.6 x 69.8 x 7.9 mm pasaron a 142 x 72.5 x 8.1 mm en el S5.

Peso y dimensiones

El peso tampoco es contenido aunque para ser un tope de gama con tantas prestaciones no es elevado en exceso y quizás sea algo mayor de lo que se podría haber logrado si no tuviéramos la certificación IP-67 contra agua y polvo. Los 130 gramos del S4 pasan a 145, una diferencia notoria.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

El Samsung Galaxy S5 es un terminal que tiene una potencia muy elevada pero que no es mayor que la de otros rivales. Dispone un procesador Qualcomm MSM8974AC Snapdragon 801 a 2.5 GHz junto con 2 GB de RAM y un chip gráfico Adreno 330 enfocado a juegos y aplicaciones que requieren una carga gráfica elevada. Como siempre lo hemos puesto a prueba con Asphalt 8 y los resultados son tan buenos como esperábamos.

La fluidez del terminal es más que elevada y es que por mucho que nos disguste Touchwiz o que requiera de cierta potencia extra con este nivel de especificaciones difícil ver la diferencia con otros dispositivos que usen una interfaz Android AOSP o de Google.

Análisis del Samsung Galaxy S5: el móvil android más pragmático

Samsung comercializa dos versiones según su capacidad interna, una de 16 GB y una de 32 y al igual que en todos sus antecesores podremos poner una microSD, en este caso de hasta 128 GB, e incluso usar el USB OTG para aumentar su espacio con discos duros o pen drives.

Hay aspectos que no comentaremos en el análisis como el bluetooth, wifi o NFC ya que no funcionan de forma distinta a otros smartphones pero sí queremos recordar la capacidad de este dispositivo de usar la red LTE y wifi de forma simultánea para aumentar la velocidad de descarga de datos. Es cierto que funciona pero opinamos que serán pocas las veces que prioricemos la velocidad sobre los MB de nuestras tarifas de datos, al menos en España.

Pantalla

Pantalla

Las pantallas de Samsung son de las más llamativas. No podemos decir que sean las mejores ya que una cosa es la opinión generalizada y otras los detalles técnicos pero a nosotros nos gustan.

Los paneles AMOLED se han caracterizado por unos colores realmente vívidos y unos negros muy conseguidos a costa de unos blancos que tendían hacia el azul. Además a la luz del sol estos paneles no se comportaban demasiado bien en muchos casos y muy mal en otros.

Análisis del Samsung Galaxy S5: el móvil android más pragmático

Samsung mejoró mucho la pantalla del S4 en el Note 3 y ese salto hemos vuelto a verlo en este caso. El panel de 5.1″ del S5 con una resolución FullHD luce espectacularmente bien en interiores donde si ponemos el brillo al máximo lograremos una expresión de asombro de aquellos a los que se lo enseñemos. Lo hemos comprobado. En exteriores el salto con respecto al S4 es tan grande que nos ha dejado perplejos. Se puede usar perfectamente aunque, eso sí, necesitaremos subir el brillo al máximo.

El color blanco de la pantalla es mucho más real aunque no llega al nivel de paneles LCD3. En la inmensa mayoría de los casos no será relevante pero si sois muy exigentes en este aspecto es posible que lo notéis.

Eso sí, el contraste del panel es más elevado que el que vemos en otros móviles y es algo que puede gustar o no pero que llama la atención.

Cámara

Cámara

Samsung ha apostado por mejorar la cámara de su terminal estrella sin irse a una guerra de Mpx como Sony o apostar por todo lo contrario como HTC y creemos que ha acertado.

La interfaz de la aplicación es muy aceptable, con pocos ajustes en pantalla pero muchas opciones si queremos hacer uso de las mismas. Además usa la tienda de aplicaciones de Samsung para poder instalar más modos de captura como la fotografía deportiva y las panorámicas de 360 grados. Podrían venir de serie pero quizás se haya tomado esta opción para disminuir la cantidad de espacio ocupado por Touchwiz.

Cámara

Lo que nos nos ha gustado mucho es el enfoque de la misma ya que parece que intenta reenfocar demasiadas veces. No obstante no es algo que haya impedido que hagamos buenas fotografías.

Uno de los aspectos más publicitados es el de el reenfoque tras la toma, algo que el HTC One M8 hace por hardware y que Samsung ha apostado por hacer mediante varias tomas de la misma escena. Nos gustaría decir que funciona mejor en el Samsung pero en realidad la distinción de bordes es algo que realiza de forma correcta o no en función de la escena que fotografiemos.

El resto de opciones ya las conocíamos de modelos previos, incluso la grabación de vídeo en resolución 4K, algo que vimos en el Note 3 y que no nos pareció interesante por la ingente cantidad de memoria interna que necesitábamos.

Para finalizar este apartado, como siempre, os dejamos con ejemplos de fotografías realizadas con este modelo en nuestro hilo del foro:

Fotos en Auto con el Samsung Galaxy S5.

Fotos con funciones con el Samsung Galaxy S5.

Autonomía

Autonomía

La autonomía del Samsung Galaxy S5 es superior a la media. Desde nuestro punto de vista no podemos decir que llegue a la altura de terminales como el LG G2 pero sí que se sitúa entre los mejores.

Hay un aspecto que hace variar mucho la cantidad de uso disponible y es el brillo de la pantalla. Como hemos comentado la calidad de la misma es impresionante, incluso a la luz del sol, pero el precio a pagar es que el brillo ha de estar al máximo y eso hace que la energía necesitada se dispare.

Aún así estamos ante un móvil que obviamente nos da el día de autonomía requerido como mínimo a la gama alta en 2014 y que si es usado en interiores y sobre wifi mayormente podría rozar los dos días si bien no será así en un uso mixto.

Mención aparte el uso del modo de ahorro de energía que nos arroja autonomías de ensueño pero con el precio de capar todo el terminal salvo apps concretas. Esto hace que sea útil en ocasiones concretas pero no como para confiar en él en el día a día.

Test Benchmarcks

Benchmarks

En esta ocasión tenemos unos resultados en los test de rendimiento que nos han llamado la atención. Como ya sabéis probamos  una unidad del Galaxy S5 en el MWC donde usamos los test Antutu para ver cual era el rendimiento. Obtuvimos 25.369 puntos en Antutu.

Sin embargo entendemos que o bien no era una unidad final en lo que a hardware se refiere o el software ha sido optimizado de forma espectacular porque en las pruebas que le hemos realizado de nuevo a una unidad comercial las cifran son mayores. En concreto Antutu sube hasta unos espectaculares 36646 puntos y Quadrant hasta los 25116 puntos.

Estos resultados son los mayores que hemos visto hasta el momento en los análisis que hemos realizado en FAQsAndroid, incluso por encima del mítico Samsung Galaxy Note 3.

Interfaz

Interfaz

Samsung ha renovado Touchwiz, su popular interfaz para Android, haciéndola algo más minimalista y con un diseño más plano, más similar a Android 4.4 que a Android 2.3 y se agradece ya que la versión que viene de serie es Android 4.4.2 Kit Kat.

No obstante la característica capa gráfica sigue siendo demasiado recargada para nuestro gusto aunque aporta algunas prestaciones añadidas sobre Android que a muchos usuarios quizás compensen. Nos referimos por ejemplo al modo de ahorro de energía, a la multiventana que nos permite usar varias aplicaciones de forma simultánea…

Interfaz

Es en los ajustes donde más diferencias vemos con respecto a las versiones anteriores y es que si bien podemos mostrarlos en forma de lista, como en Android AOSP o en forma de pestañas, como en versiones anteriores de TouchWiz, la nueva opción de mostrarlo por secciones es la que viene por defecto y la verdad es que abruma. Es cierto que es cuestión de costumbre y que el poder poner en la barra de notificaciones los accesos que queramos disminuye mucho el número de veces que tenemos que navegar hasta esta sección del sistema.

Destacar también My Magazine, una sección del escritorio similar a Blinkfeed de HTC donde podremos ver las últimas noticias, proporcionadas por Flipboard, o nuestras cuentas de redes sociales.

Aplicaciones preinstaladas

Aplicaciones preinstaladas

Samsung sigue incorporando muchas aplicaciones en sus móviles, lógico puesto que pretende tener un ecosistema android alternativo al de Google aunque en sus terminales, por el momento, siguen viniendo de series todas las apps del dueño de Android. Las aplicaciones incorporadas por Samsung son:

  • Notas: una sencilla app de toma de notas rápidas
  • Grabadora: para tomar notas, pero esta vez de viva voz.
  • Mis archivos: un gestor de archivos interesante sobre todo para usarlo con el USB OTG.
  • Samsung Apps: la tienda de apps android de Samsung, alternativa a Google Play.
  • ChatON: la app de mensajería instantánea, una alternativa a WhatsApp no muy usada.
  • SHealth: una de las apps estrella del S5 por su integración con el monitor cardíaco y su capacidad de contar pasos, ejercicios…
  • SVoice: el asistente de voz de Samsung
  • Dropbox: una de las pocas apps de terceros preinstaladas. Por usar el dispositivo de Samsung tendremos 50 GB durante dos años.
  • Smart remote: la app de control remoto del S5, capaz de usarse con infinidad de dispositivos y TVs.
  • Flipboard: esta app es la que potencia el uso de My Magazine, una versión de Blinkfeed de HTC que tenemos en la zona izquierda del escritorio.

Como veis el número de aplicaciones propias es muy bajo y las aplicaciones de terceros que vienen incorporadas es también aceptable, sobre todo porque como Dropbox o Flipboard son muy interesantes.

Aspectos distintivos

Aspectos distintivos

Hay tres aspectos en los que destaca el Samsung Galaxy S5 por encima de sus rivales.

Por un lado tenemos el sensor de huellas, que nos permite desbloquear el terminal con nuestro dedo y hacer pagos con Paypal ya que la popular empresa ha certificado el S5. El problema es que ya hay métodos que hackean esta seguridad.

Por otro lado tenemos el sensor de ritmo cardíaco, situado bajo la cámara. Es algo que puede resultarnos útil si salimos a hacer ejercicio con el móvil pero el no tenerlo puesto en todo momento como sucede con los Gear le hace perder puntos.

Por último tenemos la protección contra agua y polvo, algo que hemos visto en más terminales pero que no habíamos podido usar en un Samsung de gama alta hasta la fecha, con permiso del S4 Active.

Además de esos tres grandes aspectos podemos mencionar apps del sistema como AirView que funciona sin stylus y que nos permite previsualizar objetos sin tocar la pantalla, el modo ultra ahorro de batería, que nos deja una autonomía impresionante a costa de usar sólo lo imprescindible, la caja de herramientas que nos deja accesos directos en cualquier pantalla…

Conclusión

Conclusión

El Samsung Galaxy S5 es un terminal bien pensado y ejecutado que es muy equilibrado aunque no destaca en ningún aspecto sobremanera. Dispone de una muy buena cámara, una autonomía más que decente, una pantalla a la altura de lo que se le pide a los móviles de este año, una potencia que no creemos que se vaya a quedar corta en 2014…

Además el precio es aceptable para ser un buque insignia y ya podemos comprarlo por menos de 600 euros en Amazon.

El problema es que Samsung ha creado un dispositivo que no destaca por nada y cuyos materiales están muy lejos de lo que se le pide a la gama alta actual. No hace falta que se use aluminio, siendo el cristal de los Sony o el policarbonato de los Nokia buenas opciones.

¿Merece la pena comprarlo? Sí, si buscamos un móvil que no nos defraude en ningún aspecto y si no nos importa demasiado la apariencia física. ¿Hay buenas alterativas? Sí, más que ningún otro año.

Sin comentarios

Deja una respuesta