Tras haber probado el Xiaomi Mi4i analizamos a fondo el Xiaomi Mi4c, una versión ligeramente modificada con el nuevo conector de carga y datos Type-C.

Xiaomi es uno de esos fabricantes que no intentan tener decenas de modelos en el mercado para satisfacer micro nichos de usuarios y rara vez lanza terminales muy parecidos, al menos no como otros fabricantes como Samsung. Pero siempre hay excepciones.

Hace poco realizamos el análisis del Xiaomi Mi4i, una versión menor del Mi4 de hace unos años que nos gustó considerablemente. Ahora hacemos el mismo proceso pero con el Xiaomi Mi4c, una nueva versión del Mi4i con algunos cambios menores.

Aunque este análisis es sobre la versión c haremos algunas referencias al modelo anterior ya que sus similitudes son muchas más que sus diferencias.

Vídeo análisis

En este vídeo podéis ver cómo se porta el modelo en directo así como conocer las impresiones de su uso en el día a día.

Materiales, peso y dimensiones

El Xiaomi Mi4c es un terminal de tamaño contenido, con un diseño que conocemos ya por varios móviles del fabricante chino.

El policarbonato de su carcasa es una gran elección por lo ligero y elegante aunque tiene el fallo de ser algo débil frente a impactos, aunque no sea este un modelo preparado para resistir especialmente. No obstante el no poder quitar la tapa trasera lo dota de un agarre y sensaciones bastante buenas.

Análisis del Xiaomi Mi4c, otro gran móvil chino

Las 5 pulgadas de su diagonal lo hacen cómodo en la mano y el gesto para usar el móvil como si fuera uno de 4 ó 3.5 pulgadas ayuda también. Además pese a tener tres botones hápticos los marcos no son especialmente grandes.

Potencia y prestaciones

Xiaomi ha apostado por una potencia que si bien no es la mayor que podemos encontrar en este momento en móviles sí que es una de las más altas en móviles de este tamaño.

Xiaomi Mi4c

El procesador es un Snapdragon 808, una combinación de 6 núcleos que han usado fabricantes para sus tope de gama como LG con su LG G4. La RAM es de 2 GB y la memoria interna es de 16 GB. Existen un modelo con 3 GB de RAM y 32 GB de memoria interna pero desde nuestro punto de vista hay pocos usuarios que necesiten ese salto.

En el día a día la potencia es suficiente para cualquier uso que queramos darle e incluso con juegos el rendimiento será más que aceptable. En realidad no hemos notado diferencias con móviles mucho más caros.

No obstante como comentaremos en el apartado de benchmarks el rendimiento depende, y mucho, de la ROM que pongamos.

Pantalla Xiaomi Mi4c

Pantalla

La pantalla del Xiaomi Mi4c es correcta pero a diferencia de lo que hemos visto en el Mi4i el brillo automático en ocasiones no ha funcionado bien. Incluso el nivel de brillo aceptable para ponerlo en manual es más alto que el que necesitábamos.

Más allá de eso la resolución y el tamaño nos parece el equilibrio perfecto para una comodidad de uso y de transporte y un disfrute de contenidos adecuado.

La tecnología IPS en este panel es ya un clásico y aunque los colores viren muy ligeramente a tonos cálidos nos parece una buena apuesta.

Cámara Xiaomi Mi4c

Cámara

Una vez más Sony es la empresa por la que apuesta Xiaomi a la hora de dotar de sensor trasero a su móvil. En esta ocasión es el sensor IMX258 el que hace acto de presencia y vemos los resultados en el vídeo.

De día las tomas son muy buenas con quizás un contraste algo alto entre las sombras y luces que no obstante se ve matizado por la activación automática del HDR en las fotografías, algo que ya hacía el Motorola Moto G y que se agradece.

Xiaomi Mi4c

En condiciones más difíciles vemos cómo el terminal sufre más pero teniendo en cuenta el precio podemos decir que es de lo que mejor parado sale aunque no es un aspecto este en el que destaque. Comparado con otros móviles con el sensor IMX214 vemos que da un mejor resultado, lo que no hace que sea perfecto.

Autonomía

Autonomía

En la autonomía hemos tenido sensaciones encontradas y es que gran parte de la review la hemos hecho con la ROM que venía de serie y la cantidad de servicios preactivados junto con un uso algo errático del brillo automático ha hecho que hayamos tenido entre 2 y 3 horas de pantalla en un día normal.

Hemos cambiado la ROM y hemos puesto una en español además de sin apps preinstaladas. Ahí el rendimiento se ha asemejado más al Xiaomi Mi4i, con hasta 4 horas de pantalla en un día.

Benchmarks

Benchmarks

El procesador 808 de Qualcomm no es uno de los que más hemos probado y nos parece una apuesta acertada. Los resultados en los test de benchmarks son de 28645 puntos en Antutu, de 14743 en Quadrant y de 616 y 1784 en Geekbench 3.

Es curioso ver cómo las cifras son menores que en el Snapdragon 615, un procesador de teórica menor gama.

Hemos mirado el motivo de esto y nos hemos dado cuenta de que la ROM influye de una manera espectacular. Cambiando la misma por una de Xiaomi sin modificar hemos obtenido estas cifras.

Benchmarks

Los 40706 puntos en Antutu, los 21212 en Quadrant y los 947 y 2427 de Geekbench 3 sí que son lo que esperábamos de un procesador como el que incorpora el Xiaomi Mi4c.

Interfaz

Interfaz

Xiaomi trae en esta interpretación del Mi4, el Mi4c la última versión de MIUI, la 7, con novedades como el control paterno o los nuevos temas.

Más allá el uso de MIUI es común a todos los del fabricante asiático y destaca la ausencia de un cajón de aplicaciones o la presencia de dos zonas en las notificaciones, así como la posibilidad de habilitar un gesto para hacer la pantalla útil más pequeña, de 3.5″ o 4″.

La estética de la interfaz, la calidad de sus aplicaciones y las ventajas que aportan serán de interés para algunos y mejorables para otros pero partiendo de la base de que estamos casi en un fork de Android.

Aplicaciones preinstaladas

Aplicaciones preinstaladas

Además de las aplicaciones propias de Xiaomi hemos tenido una mala experiencia con el Xiaomi Mi4c al ver que había casi una decena de apps preinstaladas que no hemos podido desinstalar y sólo hemos podido inhabilitar.

Hemos comprobado que es algo de la ROM con la que venía el terminal así que recomendamos encarecidamente a los usuarios que compren este terminal que antes de instalar nada vean qué ROM lleva y si es una con apps preinstaladas que no son de Google o Xiaomi apuesten por usar una oficial o de webs como Xiaomi.eu.

Aspectos distintivos

Aspectos distintivos

Este terminal destaca por tres aspectos que además son los que lo diferencian del Xiaomi Mi4i.

La presencia de un sensor de infrarrojos para poder usarlo como mando a distancia es algo que personalmente agradezco ya que uso a diario.

Además tenemos el control por toques que permite tocar la carcasa del terminal para poder realizar fotos con la cámara abierta o bien usarlo como el botón de volver en Android.

Por último tenemos la prestación estrella, el conector Tipo C que hace que tengamos que usar un nuevo tipo de cable que ahora es simétrico. Es algo que será útil pero hoy por hoy es un inconveniente ya que no tenemos ese cable en todos los lugares a los que vamos.

Xiaomi Mi4c

Conclusión

Al igual que nos gustó el Xiaomi Mi4i nos ha encantado el Xiaomi Mi4c, un móvil que mejora a su antecesor en tres aspectos que sin embargo no nos resultan imprescindibles.

Este Xiaomi es adecuado para aquellos que busquen un terminal de tamaño contenido y batería aceptable, aunque no espectacular pero no quieran ceder en potencia ni en calidad de cámara, algo clave.

El precio de este dispositivo varía pero os emplazamos a que vayáis al link en la descripción del vídeo donde podréis verlo por poco unos 250 euros. Por ese precio, directamente, no tiene rival.

6 comentarios

  1. Me sorprende mucho que el sd 808 de menos puntuación que el 801 que en el mi4 ronda los 45.000. Tal vez el 1gb de ram de menos sea la razón. Aún así no está mal, pero yo sigo quedándome con el ni4 por acabados y batería principalmente. Yo en alto rendimiento y 46% de brillo en manual le saco 5h de pantalla

  2. Hay un erro en las características, la cámara es la Sony IMX258, no la 214, y se nota bastante de una a otra. Un saludo.

  3. Para seguir con las cifras frías de los “benchmarks”, y ver que la ROM sí que influye. En mi caso es la versión “Prime” (3 GB de RAM / 32 GB de almacenamiento).

    La ROM original es una MIUI 5.10.22 Beta, que venía limpia de publicidad y con Google Play preinstalado (enviado desde España). La ROM instalada posteriormente, tras actualizar, es la 5.11.26.

    Antutu: Original: 45.201. Nueva: 49.703
    Quadrant: Original: 19739 Nueva: 20651
    GeekBench: Original: 1162/2792. Nueva: 1141/2732

    Curiosamente el rendimiento según Geekbench baja ligeramente con la actualización…

    Por cierto, la cámara me parece extraordinaria para el precio de este terminal, no voy a decir que sea mejor que la del iPhone 6 (que no me lo parece), pero acostumbrado a cámaras de Android de gama media en las que tocas la pantalla y la foto salta un segundo después, esta es un cañón de velocidad, el modo de ráfaga funciona bien y el procesado de imagen (sobre todo el HDR) están por encima de lo que me esperaba.

    Tendré que instalar Real Racing 3 a ver qué sensación me da 🙂

Deja una respuesta