No todo en la vida son análisis de Xperia Z3, Galaxy Note 4 y otros móviles de gama alta a los que cualquiera querría echar el guante: en Android existe un buen número de móviles mucho más accesibles que son capaces de ofrecer una excelente experiencia sin menospreciar ni el diseño ni la potencia. Algunos se conocen de sobra y otros, por contra, son menos populares. De forma injusta muchas veces, como le ocurre al móvil que tenemos en revisión: el ZTE Blade Vec 4G.

Un nombre más largo y difícil de pronunciar que de pagar, poniendo a nuestro alcance un excelente Android por un precio accesible. Ésta es la sensación que tuvimos al sacarlo de la caja. Y la seguimos manteniendo una vez hemos concluido la review después de varias semanas con él.

Diseño elegante en el que abunda el plástico, contraste de acabados que recuerdan a una mezcla de varios móviles, una pantalla vibrante que nos ha sorprendido mucho, buen equilibrio en el hardware disponiendo de compatibilidad con redes 4G… El ZTE Blade Vec 4G podría valer mucho más de lo que vale. Y, aun así, seguiríamos pagándolo con gusto.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Diseño exterior: así es el ZTE Blade Vec 4G por fuera

Teniendo en cuenta el precio final, es lógico que veamos abundancia del plástico en su construcción. Sin que esto resulte tan negativo: el fabricante ha aplicado diversos acabados en el material, ofreciendo un diseño que compagina las caras y aristas rectas con un borde redondeado superior e inferior que revela su interés en gustar. Y lo cierto es que lo consigue.

El frontal es el habitual en todo móvil táctil. Limpio y dominado por la pantalla de 5 pulgadas, botones virtuales en dicha pantalla dejando demasiado espacio por abajo, marcos laterales no demasiado grandes que ayudan a que sus dimensiones resulten manejables… De hecho, es bastante cómodo de agarrar, manteniendo un peso adecuado y sin que hayamos tenido la sensación de que resulte un teléfono grande o frágil. A pesar de que su pantalla posee una diagonal de 5 pulgadas y que ésta no esté protegida por Gorilla Glass u otros cristales endurecidos (aunque se nota resistente).

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Para la parte posterior, el ZTE Blade Vec 4G se reserva un tramado con tacto liso para el acabado del plástico que recuerda a la fibra de carbono (y a la parte trasera del Nexus 4 según le incida la luz), resbalando ligeramente en la mano y sobre las superficies; aunque el marco sobresale unas décimas de milímetro por la parte delantera y trasera minimizando este aspecto (y las rayas sobre la pantalla). Sin mucho más que añadir en este punto aparte del altavoz trasero en la parte inferior (mal sitio para colocarlo, siempre lo decimos: el sonido queda muy amortiguado al poner el teléfono sobre una superficie lisa) y de la lente de la cámara en la superior (con su flash LED), el Vec 4G no posee demasiados artificios, mezclando muy bien las zonas rectas del diseño con las curvas. Incluso notaremos un doble bisel algo más rugoso en los cantos dotándole así de un mejor agarre. Aunque sí que hemos de destacar un punto del diseño que no nos ha gustado nada: la colocación del puerto USB en la parte superior del teléfono, molestando el cable si queremos usar el móvil mientras lo estamos cargando.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

A pesar de que es un móvil sencillo, el ZTE Blade Vec 4G se las arregla para destacar, no dando la impresión en ningún momento de estar delante de un smartphone de baja calidad. Más bien todo lo contrario, manteniendo ese buen nivel en los aspectos más cruciales del hardware.

Por dentro: usando el ZTE Blade Vec 4G

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Los móviles de gama media tirando a baja no suelen sorprender en exceso por algo concreto positivo, pero ésta no es una regla que haga justicia a nuestro móvil de review. Ya hemos visto que el diseño no tiene excesivos alardes aún siendo bastante bueno, pero sí que hay algo que sobresale con creces: su pantalla. Y no sólo por su tamaño o resolución (5 pulgadas con 720×1280 píxeles) o por el hecho de incluir un panel TFT con IPS, sino por la sensación de estar antes una pantalla vibrante, con imágenes realmente nítidas y con unos colores vívidos que, en su conjunto, nos han hecho hasta dudar de los números de su ficha técnica. Podemos decir que se ve mucho mejor que otros smartphones superiores (teníamos un Sony Xperia Z3 y, por mucho que la comparación no parezca creíble, no apreciábamos excesivas diferencias entre una y otra pantalla), careciendo de brillo suficiente como para ser cómoda de usar bajo la luz del sol. Por lo demás, nos parece de lo mejor del ZTE Blade Vec 4G, convirtiéndose en un placer  jugar con este móvil.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Si la pantalla ofrece una imagen excelente en la mayoría de los casos, el procesador es capaz de regalarle potencia para que se luzca. Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,2 GHz con GPU Adreno 305 (el mismo que el nuevo Motorola Moto G, por ejemplo) acompañado por un justo GB de memoria RAM y por 16 GB de almacenamiento interno. El procesador se comporta perfectamente en la mayoría de ocasiones sin que se vea lastrado en prestaciones, encontrándose con una piedra que sí que se nota: el hecho de incluir bastante poca RAM (siempre en términos generales). El launcher se recarga a menudo cuando regresamos a los escritorios desde cualquier app, ocurriendo lo mismo siempre que volvemos a otra aplicación que hayamos estado usando. Y un punto a tener muy en cuenta: a pesar de que los 16 GB de almacenamiento son un buen número para un móvil de su categoría, no podremos expandir la memoria del ZTE Blade Vec 4G con SD Cards. Algo que, sin lugar a dudas, vais a echar de menos.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

En el apartado comunicaciones no hemos encontrado problemas. Haciendo gala de la conexión LTE a redes móviles, el smartphone ha estado conectado a Yoigo manteniendo la misma estabilidad y velocidad que en el resto de teléfonos que tenemos (es compatible con bandas 4G 800, 900, 1800 y 2600), ocurriendo lo mismo con la conexión local por wifi, el Bluetooth (versión 4.0)… E incluyendo radio FM como elemento destacado además de sonido reforzado por Dolby. Dicho sonido se mantiene a una calidad algo justa, dejando que desear a través de los auriculares y cumpliendo con la salida externa del altavoz. No ofrece un sonido muy alto dicho altavoz, teniendo el hándicap antes mencionado del diseño.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Turno de adentrarnos en la batería. Y aquí volvemos de nuevo al terreno positivo: sus 2300 mAh suelen rendir lo suficiente como para no echar de menos al cargador durante toda la jornada, manteniendo un nivel de descarga aceptable con un uso moderado y pudiendo llegar sin demasiados problemas al día y medio ajustando un poco el uso y haciendo efectivo el modo avión mientras durmamos. De media, suele consumir en torno a un 7 % cada hora en situaciones normales (pantalla encendida de vez en cuando a brillo medio, notificaciones, redes sociales…), duplicándose la tasa si jugamos o nos dedicamos a un uso activo de la pantalla. No es una maravilla en autonomía, pero tampoco le encontraríamos quejas: se mantiene en la buena tónica general del dispositivo.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Si nos fijamos en la cámara, podemos decir a grandes rasgos que no nos ha decepcionado; sin que tampoco nos hayan maravillado los resultados, siendo algo lógico si nos atenemos a su segmento de precio. Aunque conseguiréis buenas fotos con algo de práctica y suficiente luz, funcionando muy bien en exteriores. Sin que ofrezca excesivo lag a la hora de enfocar y con buena velocidad entre toma y toma, disponiendo de una aplicación de cámara casi AOSP a la que ZTE ha personalizado con funciones avanzadas. HDR, filtros, ajustes manuales… Incluso tendremos a nuestra disposición un nivel en pantalla para asegurarnos de que las imágenes se mantienen rectas con respecto al horizonte, diciendo así adiós a los dichosos retoques para enderezar las imágenes.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

El equilibrio entro los colores es bastante bueno, siendo luminosas cuando el entorno es propicio y siempre manteniendo cierta tendencia a la saturación de los verdes. El modo HDR deja un poco que desear, igual que el número de funciones manuales incluidas. Aunque no podemos decir que nos hayamos llevado una mala impresión con la cámara, ni en fotos ni en vídeo. Con grabación a 1080p para la cámara posterior y manteniendo una cámara delantera bastante más ajustada de 1 megapíxel que podríamos calificar de testimonial.

Aquí tenéis una muestra de las fotos tomadas con el ZTE Blade Vec 4G. Pulsando sobre cada miniatura la veréis a tamaño mayor, pudiendo descargar el paquete completo en sus dimensiones originales desde aquí.

muestra-1-peqmuestra-2-peqmuestra-3-peqmuestra-4-peq

A grandes rasgos, no podemos pedirle más a este ZTE Blade Vec 4G: se trata de un móvil que se mantiene en lo alto de la tabla en cuanto a buena sensación y bajo precio, ofreciendo una experiencia que contentará incluso a los usuarios más exigentes. De hecho, hemos estado explotando la potencia del móvil sin que apreciáramos excesivas diferencias con otros superiores (más allá de algo más de lentitud o de cierto lag en el arranque de procesos, algo obvio), permitiéndonos disfrutar de juegos con alta demanada gráfica casi sin despeinarse. Por lo que os podéis imaginar si sólo necesitáis el teléfono para lo básico…

Limpio y fluido: software del ZTE Blade Vec 4G

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Nada más encenderlo, ya apreciamos en el teléfono el aire a Android AOSP que ZTE le ha imprimido. Así, y sin apenas dotarle de personalización, el ZTE Blade Vec 4G se ve potenciado por la limpieza del sistema y por su apariencia casi impoluta, quedando marcado únicamente por algunas pinceladas sobre la interfaz. Por ejemplo, con el desbloqueo de la pantalla, teniendo la opción de hacerlo manteniendo pulsado sobre ella. También los escritorios se mantienen ligeramente personalizados, pudiendo aplicar fondos a pantalla de bloqueo e interfaz principal permitiendo la edición de esos mismos escritorios si aplicamos el efecto de pellizco.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

ZTE limita su toque a elementos añadidos en forma de widgets y de aplicaciones, ofreciendo una experiencia limpia que gustará a los enamorados de Android puro. Con aspecto KitKat, eso sí, ofreciendo un ecualizador propio firmado por Dolby, gestor de tareas, herramientas de productividad para la oficina, un botón flotante llamado Mi-Pop que podremos activar si queremos entrar en modo inmersivo (eliminando los botones virtuales del dock), también dispondremos de app propia de música y de toma de notas además de la muy apreciada radio FM. No son muchos los añadidos, pero más que suficientes para considerarse un plus a la versión de Android instalada.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

ZTE completa su buen hacer con el Blade Vec 4G manteniéndolo casi impoluto sin menospreciar las prestaciones añadidas con software útil de serie, apreciándose un teléfono limpio que, gracias a esto, y a su potencial de hardware, se muestra rápido y fluido en todo momento. No podemos quejarnos de este teléfono: a pesar de llevar unos meses en el mercado, sigue manteniéndose como una excelente oportunidad para todos aquellos que quieran hacerse con un Android que haga de las tres BBB su seña de identidad. Totalmente recomendable.

Opiniones y valoraciones finales

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Somos de la convicción que ZTE suele fabricar buenos terminales incluso aunque baje el precio general de los mismos, ofreciendo un diseño más que aceptable junto a prestaciones que, adaptándose al nivel, suelen cuadrar con los usos generales de un teléfono o tablet. Y esto se cumple a rajatabla en el ZTE Blade Vec 4G, siendo un aventajado heredero de la gama Blade y pudiendo colmar hasta los deseos de los geeks más exigentes. Como es lógico, va a cojear si tratamos de exprimirlo a fondo notándose los lags o la falta de fluidez en esos casos (agravado por el GB de memoria RAM), pero no apreciaremos grandes diferencias con otros teléfonos si hacemos un uso normal. Que no es otro que utilizar redes sociales, juegos, WhatsApp… Hemos de decirlo: a nosotros nos ha complacido. Y el hecho de traer 4G de serie, además de mantener una excelente pantalla, aportan el peso definitivo para inclinar la balanza a su favor.

Análisis del ZTE Blade Vec 4G: bueno, bonito y barato

Puede parecer una osadía, pero podríamos recomendarlo incluso por encima de otros pesos pesados dentro del segmento calidad/precio (aquí estaría el imperturbable Motorola Moto G 2014, por ejemplo). Resulta manejable y bastante ligero, ofreciendo un diseño que destaca sin grandes alardes y viéndose mínimamente lastrado por el exceso de plástico. Aunque el esfuerzo de ZTE por ofrecer texturas y acabados diferentes es de nota, quedándole muy bien el tramado en aparente fibra de carbono para la cara posterior. Le hubiera quedado mejor si el acabado hubiera sido rugoso, pero tampoco vamos a quejarnos en exceso.

En definitiva: un gran móvil por los 200 euros de media que cuesta libre (nosotros lo hemos visto por 149 en alguna tienda). Si os lo regaláis seguro que no os arrepentiréis.

Sin comentarios

Deja una respuesta