No siempre analizamos terminales muy actuales o de gama alta en el blog y no por ello disfrutamos menos al descubrir algunos terminales que consideramos interesantes por motivos diversos.

Hoy os traemos la review de un móvil de gama media con un precio realmente interesante y que desde su lanzamiento hace unos meses con la operadora Yoigo, en España, ha ido mejorando su relación coste/calidad.

Hablamos del ZTE Grand S Flex, un dispositivo de la empresa china que podemos comprar en tiendas como Amazon por unos 170 euros siendo un rival directo del Motorola Moto G.

Vídeo análisis del ZTE Grand S Flex

En este breve vídeo os hablamos de lo que nos ha parecido este móvil android de gama media:

Materiales

El ZTE Grand S Flex es un móvil con un diseño muy característico que nos ha recordado a primera vista a algunos Nokia Lumia aunque si nos fijamos mínimamente veremos que tiene sus propias señas de identidad.

Está fabricado íntegramente en plástico pero al ser su estructura una única pieza sin anclajes la sensación que da en la mano es de bastante robustez.

Materiales

Esta pieza blanca sólo tiene libre el frontal, que se cierra con la pantalla incrustada en una pieza negra, lo que le da una imagen bastante elegante.

En la zona trasera destaca la zona de la cámara como vemos en las fotografías, un marco negro que incluye el sensor, el flash LED y una serigrafía que indica la resolución.

Peso y dimensiones

Peso y dimensiones

Al tener una pantalla de 5 pulgadas no estamos hablando de un móvil con un peso ínfimo y menos con dimensiones contenidas si bien los 130 gramos que pesa nos parecen bastante aceptables.

Por otro lado podemos decir que los marcos laterales también son mínimos y el superior está en la línea de lo que consideramos normal.

El problema, o lo que menos nos ha gustado es el marco inferior, notablemente mayor que el resto para albergar los tres botones capacitivos, algo que como siempre decimos preferiríamos ver eliminados de terminales con esas dimensiones de pantalla

Pese a eso no es un móvil con un manejo incómodo y el agarre, sin ser el mejor que hemos probado, sí es de los que más nos ha gustado aunque el borde de la pantalla sobresalga demasiado.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

Analizando este terminal empezamos a pensar que el rendimiento del mismo era demasiado bajo. No nos gustaba y seguimos apretándole.

Hemos visto que el hardware que incorpora, el procesador Qualcomm MSM8930 Dual Core 1.2 GHz, el chip Adreno 305 o tener 1 GB de RAM es suficiente para la mayoría de las tareas, pero no es lo que parecía cuando usábamos la interfaz.

Así, tenemos que decir que en potencia el ZTE Grand S Flex es un smartphone adecuado a su precio pero cuya capa gráfica lo lastra muchísimo aunque de eso hablaremos en la sección correspondiente.

Tiene 16 GB de almacenamiento interno, sin ranura para microSD, algo que puede echar para atrás a algunos compradores pero que no vemos necesaria en muchos casos teniendo ese almacenamiento interno.

Algo a considerar para los que valoran la velocidad de acceso a Internet es que tiene 4G, siendo esto algo cada vez más importante para muchos usuarios.

Por último hablamos del sistema Dolby que implementa ZTE en este smartphone, mejorando el sonido como en otros terminales como el Huawei Ascend P6.

Pantalla

Pantalla

El Grand S Flex tiene una pantalla bastante interesante. Lleva una diagonal de 5 pulgadas con una resolución algo escasa para la misma, de 1280×720 píxeles.

No obstante salvo ese detalle podemos decir que nos ha sorprendido gratamente al tener unos ángulos de visión realmente elevados (hasta 178 grados) y un comportamiento a la luz del sol bastante aceptable gracias a la tecnología IPS de su panel.

El uso de la misma de nuevo es contradictorio puesto que en las aplicaciones y juegos no se comporta mal pero en la interfaz parece que no responde con la velocidad necesaria y cuando se le pide.

Cámara

Cámara

Este smartphone dispone de dos cámaras, como es lo normal. La delantera es de 1 Mpx y es más testimonial que interesante.

La trasera no obstante sí que nos ha gustado por al calidad de las fotografías que puede llegar a tomar. Con una aceptable resolución de 8 Mpx esta cámara nos ha gustado bastante dando unos colores reales sin caer en la saturación excesiva y con un nivel de detalle que no solemos ver en móviles Android de menos de 200 euros.

Tanto en el vídeo como en este enlace podéis ver muestras tomadas con el ZTE.

Cámara

Autonomía

La autonomía del ZTE Grand S Flex no es ni de las destacables ni de las temibles, llegando al día de uso con aproximadamente entre 3 y cuatro horas de pantalla, siendo como siempre importante controlar el brillo del panel

No obstante con 2300 mAh de batería y un procesador de dos núcleos creíamos que las cifras iban a ser mejores pero quizás el tamaño de la pantalla penalice la autonomía final.

Análisis del ZTE Grand S Flex en video en español

Benchmarks

Como es ya costumbre hemos puesto a prueba al móvil con dos test de rendimiento, Quadrant y Antutu.

En el primero hemos obtenido un resultado de 4460 puntos, algo por debajo del HTC One X, un terminal tope de gama con dos años de antigüedad. En Antutu nos vamos hasta los 13867 puntos, por debajo del Xiaomi RedMi o Galaxy S3.

En cifras está en la línea del hardware que implementa y se nota que su procesador es un Dual Core y no un Quad Core.

Análisis del ZTE Grand S Flex en video en español

Interfaz

Llegamos a uno de los puntos negativos del Grand S Flex y es que la interfaz de ZTE es un error en toda regla motivo por el cual nos hemos alegrado bastante al saber que la empresa va a sustituir la misma por Google Experience Launcher en futuros modelos.

Visualmente la interfaz es casi Android AOSP pero ZTE ha modificado algunas funciones, cambiado iconos y en general empeorado de forma notable la experiencia.

Como decíamos al inicio esto es tan notable que pensamos que directamente el hardware no estaba ala altura. Por fortuna es algo que se corrige de forma parcial con un launcher diferente pero esperamos que la empresa lance una actualización del sistema sin esta capa.

Esto último es algo necesario ya que hablamos de un móvil que tiene Android 4.1.2 y habiendo ya terminales que se han actualizado a Android 4.4.4 Kit Kat no vemos motivos para que ZTE no haga lo propio.

Aplicaciones preinstaladas

Aplicaciones preinstaladas

Hay multitud de apps preinstaladas en el sistema algunas de las cuales nos han resultado útiles pero otras no y el no poder desinstalar, y salvo Kingsoft Office no nos ha gustado.

  • Archivos: aplicación para gestión de archivos en el terminal: copiar, pegar, mover…
  • Bloc de notas: una sencilla app de toma de notas.
  • Cronómetro: se separa de la función reloj y tiene app independiente.
  • Dollby: gestión del sistema de sonido del móvil.
  • Full Share: app para compartir contenido por la misma wifi.
  • Gestor de tareas: un gestor de apps abiertas para liberar memoria.
  • Kingsoft Office: una app de archivos de oficina.
  • Linterna: típica app que usa el flash LED de linterna.
  • Mi-Easy Access: Una app que permite crear accesos directos en la pantalla de bloqueo.
  • Mi-Pop: función que crea botones virtuales en pantalla si bien no los implementa como en los Nexus.
  • Radio FM: app ara usar el chip FM del móvil.
  • Teclado de Touchpal: Esta app viene por defecto, si te gusta es útil, si no siempre podemos instalar otro teclado.

Aspectos distintivos

Aspectos distintivos

De este móvil podemos destacar tres aspectos.

Por un lado está su diseño, algo mínimamente diferente dentro de lo que vemos en la gama media de Android.

Por otro lado podemos alabar su cámara, al menos en exteriores, que nos da un resultado muy aceptable.

Por último mencionar el sonido, por el uso de Dolby y también por incluir unos auriculares bastante más interesantes que los que solemos ver en móviles de este precio.

Conclusión

Conclusión

Por 170 euros libre no es en absoluto una mala elección si bien rivales como el Moto G o el Xperia M2 lo superan en algunos aspectos pero también en precio aunque no sea por mucho.

Es un smartphone pensado para los que buscan cierto equilibrio entre lo que quieren gastarse y lo que van a obtener.

ZTE no ha hecho mal trabajo pero deber pulir aspectos que están en su mano como la interfaz, que rogamos sea eliminada, y la autonomía que, sin ser mala, podría ser mejor.

Sin comentarios

Deja una respuesta