EDITORIAL: Google puede fracasar aunque triunfe Android

1

Android sigue creciendo a nivel mundial de una forma impresionante. Esto es algo que pocos pueden discutir pero también es algo que no implica necesariamente que a Google le vaya cada vez mejor, aunque sea el principal responsable de este sistema.

Aunque Android esté instalado en el 77% de los smartphones vendidos en 2013, más de 280 millones, Google debe mirar con preocupación cómo gran parte del crecimiento del sistema se lo llevan versiones que él no controla y por la que no percibe ningún ingreso.

Las versiones AOSP o creadas a partir de un fork de Android son más del 25% de esa cuota de mercado de Android según un estudio publicado por ABI Research. Y ese porcentaje sigue aumentando.

Análisis: Google está perdiendo el control de Android

La versiones de Android

No son pocos los usuarios que piensan que la versión de Android que incorporan los dispositivos Nexus de Google es la versión Android pura sin ninguna modificación. Como os comentamos en el artículo Versiones de Android: AOSP, stock, capas… lo que nosotros vemos en los Nexus es una versión de Android modificada por el mero hecho de que tiene las aplicaciones de Google y alguna que otra modificación interna, aunque menor.

Esto es importante porque tenemos que saber que Android puro, por el momento, es la base AOSP, es decir, el código que se libera para que cualquiera pueda usarlo.

EDITORIAL: Google puede fracasar aunque triunfe Android

El panorama asiático

Esta diferencia puede parecer menor en Europa, donde Android es casi sinónimo de la capa TouchWiz de Samsung o como mucho se iguala a lo que Google publica en sus Nexus.

Sin embargo en Asia esto es muy diferente ya que la mayoría de dispositivos Android están basados en AOSP y ninguno de ellos lleva de forma nativa las aplicaciones y servicios de Google. Para el gigante de las búsquedas esto es incluso peor a que Apple tenga mayor cuota de mercado.

El motivo es que Google no gana dinero con Android, ni con el hardware, lo gana con las aplicaciones y servicios que corren encima del sistema y si muchos dispositivos usan el sistema pero no las aplicaciones hay un problema.

Análisis: Google está perdiendo el control de Android

Un ejemplo de ello lo hemos visto en el análisis del Xiaomi Red Rice que realizamos hace unos días en el que os contábamos cómo las aplicaciones más conocidas como el Google Play Store, correo o mapas se habían sustituido por otras. Obviamente pudimos instalar las apps de Google pero no es algo que sea obvio para el usuario medio.

El pacto con Lenovo

El pacto con Lenovo

Cuando saltó la noticia de que Lenovo había comprado Motorola a Google no fueron pocos los que se llevaron las manos a la cabeza alegando las pérdidas de miles de millones de dólares en las que incurría la compañía americana dada la cantidad por la que le había vendido Motorola a la empresa china.

Poco después supimos que dentro de esa operación había otra de menor importe, aunque seguimos hablando de cientos de millones de dólares, mediante la cual Google adquiría parte del accionariado de Lenovo.

Este último movimiento pudiera ser clave para Google si quiere posicionarse dentro del panorama chino y por lo tanto dentro del panorama asiático. Lo que Google necesita en esta zona es aumentar drásticamente el uso de sus servicios para que dejen de ser algo marginal incluso en los móviles y tablets Android.

Si el pacto con Lenovo le ha servido para eso, algo que no sabemos a día de hoy, la venta podría ser mucho mejor de lo que se creía.

Análisis: Google está perdiendo el control de Android

La opción de Nokia y Microsoft

Otro de los rumores más comentados en las últimas semanas ha sido el de que Nokia podría presentar en el Mobile World Congress de Barcelona un dispositivo con Android, aunque sin los servicios de Google si finalmente el Nokia Normandy no fuera un nuevo Asha con interfaz modificada.

Lo que haría la compañía ahora propiedad de Microsoft es lanzar un dispositivo de gama baja para luchar en los mercados emergentes como India teniendo un gran apoyo por parte de los desarrolladores al crear un fork de Android, es decir, una versión propia basada en AOSP de de la misma forma que lo ha hecho Amazon.

Esto sería un nuevo frente de batalla para Google que vería como dos de los actores más relevantes en el panorama móvil a nivel mundial empieza a usar el sistema que lleva años desarrollando pero por el que no va a ingresar ni un dólar ya que es obvio que si Nokia da este paso los servicios integrados serán Bing, Outlook, Here y no Google, Gmail o Maps.

Conclusión

Conclusión

Android ha pasado en siete años de no existir a tener una cuota de mercado a nivel mundial que roza el monopolio. Esto podría ser visto como un tremendo éxito para Google, y realmente lo es, pero también puede volverse en su contra.

Muchas veces se ha pensado que Google podría perder posición en el mercado móvil si sistemas operativos alternativos para Android le quitan cuota de mercado. Sin embargo, actualmente, es mucho más probable que Google pierda relevancia en el sector de la movilidad incluso aunque Android aumente la cuota de mercado. La cuestión no es cuántos dispositivos hay con este sistema operativo sino cuántos de ellos tienen integrados los servicios de Google.

Google puede perder aunque Android esté en el 100% de los smartphones del mundo.

1 comentario

  1. Muy buenas, seguramente tengas razón, pero creo que Google tambien tendrá un plan para cerrar un poco el tema. Creo que IOS intenta parecerse, dentro de lo posible, a Android y Google quiere cerrarse un poco.

    Seguramente Gooogle quiere que Android este en TODO y después ya verá donde cierra el grifo y dónde no. Le interesa mas el monopolio en web y en dispositivos y despues cerrar el circulo.

    La venta de Motorola y la compra de Lenovo son operaciones financieras que solamente ahora empezamos a comprender… ya veremos qué pretenden con todo esto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here