La marca HTC necesita remontar el vuelo y volver a unirse al carro de los ganadores tras la profunda crisis que están sufriendo en su cuenta de resultados, y para ello han lanzado a la venta uno de los mejores terminales que jamás hayamos visto con el sistema operativo Android. Ya conocemos sus especificaciones y en FAQsAndroid las publicábamos allá por el mes de febrero y en esta ocasión os traemos el análisis completo del HTC One con review en video.

Un terminal con una estética tremendamente depurada, compacto y ligero, sólido al tacto y muy potente capaz de mover Android como si no costase nada. Uno de los máximos exponentes de la gama alta plantándole cara al “todopoderoso” Samsung Galaxy S4. Una cámara que introduce nueva tecnología, una pantalla con una densidad de píxeles no conocida hasta ahora y con una estética unibody que aunque tiene sus peros, no podemos negar que lo hace un terminal llamativo.

Sin duda podemos decir sin temor a equivocarnos que estamos ante un gran smartphone buque insignia de la marca HTC que será capaz de ejecutar cualquier tarea que le encarguemos de forma que parezca que no le cuesta trabajo. Una pantalla de calidad excelente de la que hablaremos más detenidamente en posteriores renglones y con un cuerpo de aluminio que lo hará deseable ante los ojos de cualquiera. Comenzamos con la review.

Análisis del HTC One con review en video HD

Aspecto exterior

HTC necesitaba dar un golpe de efecto en sus productos para lograr que éstos destacasen y de esa manera incentivar a sus clientes a hacerse con uno, y es que llevan tiempo sin que los resultados les acompañen. Para ello han arriesgado siendo los que más se han desmarcado de la línea general que todos los terminales Android estaban llevando e introduciendo una serie de novedades que hasta ahora poco hemos podido ver.

El terminal es unibody, por lo que no podremos quitarle ninguna tapa trasera para acceder a la batería. Su cuerpo es de aluminio pulido lo hace que nos transmita la sensación (acertada) de tener entre nuestras manos un terminal de una calidad alta. Elegante en sus lineas y sólido al tacto. Fácil de agarrar con la mano. Sus medidas (137,4 x 68,2 x 9,3 mm) no son especialmente llamativas, siendo lo justo en todas ellas si lo que queremos es un terminal con una pantalla de gran tamaño.

En su panel frontal destaca una pantalla de 4,7 pulgadas, dos botones capacitivos situados en la parte inferior de ésta, una cámara frontal, los sensores y dos altavoces que nos proporcionarán un sonido stereo y de gran potencia. En la parte trasera destaca el logo de HTC, el de beatsaudio, un micrófono destinado a la reducción de ruido en las conversaciones, la cámara y un flash led. Además, podemos ver tanto en la parte superior como en la inferior dos lineas blancas que atraviesan de lado a lado el cuerpo del terminal destinadas a una mejor recepción de cobertura.

Análisis del HTC One con review en video HD

Por los cantos podremos ver el microUSB y el micrófono en el inferior, el minijack para auriculares de 3,5 mm y el botón de encendido y apagado que hace las veces de infrarrojos en la parte superior, en la derecha los controles de volumen que se encuentran muy integrados en el cuerpo del terminal y en el izquierdo la ranura para la microSIM. No dispone de botón desdicado para la cámara, algo que sin duda habríamos agradecido.

Como hemos comentado el terminal es de aluminio tanto en su parte frontal como en su parte trasera, estando ambas unidas en sus cantos por un material blanco que HTC no ha revelado, pero que produce un tacto y una impresión similar a la que produce la cerámica.

Además, el terminal no tiene protuberancias que sobresalgan de lo que es la linea general del móvil: La cámara, los altavoces, los controles de volumen… todos ellos integrados perfectamente de manera que lo único que se puede apreciar que sobresale, y de una manera muy sutil, es el botón de encendido/apagado que se sitúa en el canto superior del terminal, posición que quizás no sea la más adecuada teniendo en cuenta que muchos fabricantes están poniéndola en un lateral del terminal para facilitar su acceso mediante el pulgar.

Detalles traseros

Todas estas características nos llevan a tener un terminal muy bien ensamblado, sólido y compacto que se adapta perfectamente a la palma de la mano. Este es el aspecto en el que la firma taiwanesa más ha querido desmarcarse respecto a la competencia. Si intentamos encontrarle algún pero decir que no es especialmente ligero aunque sin molestar en ningún momento, pero es algo que se le perdona teniendo en cuenta que no está construido con plásticos.

Canto superior

Hardware

Ahora vamos a hablar de lo que nos esconde el HTC One en sus entrañas. Lo primero que hay que decir es que sin duda se encuentra entre los tres más potentes existentes en Android en la actualidad. Tiene varios puntos fuertes, no pudiendo destacar ninguno de ellos sobre los demás, pero en todos teniendo componentes de muy alta calidad.

Lo primero de lo que tenemos que hablar es de su corazón: Un Snapdragon 600 de 4 núcleos a 1,7 Ghz, una RAM de 2 GB de memoria (aunque el usuario podrá disponer únicamente de 1,5, estando el resto dedicado exclusivamente al sistema operativo). Una memoria ROM de 32 o 64 GB dependiendo de la versión que adquiramos no expandible al no disponer de slot para tarjetas de memoria.

El funcionamiento y la experiencia de usuario que el terminal nos aporta es espectacular. Hemos podido realizar pruebas de esfuerzo, uso intensivo, juegos de alta calidad, no logrando notar prácticamente ningún lag. Como podremos ver en el vídeo que veremos más adelante, la puntuación de 2600 resultante en el Benchmark está por encima del resto de terminales, aunque en otras pruebas realizadas el resultado ha sido algo superior a 2800.

La pantalla ha sido uno de esos puntos en los que HTC ha querido dar un golpe en la mesa destacando entre sus rivales. Una pantalla de 4,7″ , resolución FullHD 1080, tecnología AMOLED y la mayor densidad de píxeles por pulgada que podremos encontrar en cualquier terminal actual, concretamente 468 ppp. También dispone de protección Gorilla Glass 2 cuya resistencia es asombrosa y que podremos ver en el stress test del siguiente video.

Otro de esos puntos en los que HTC se ha querido hacer oir es en la cámara. Dispone de una nueva tecnología bautizada como Ultrapixel que es capaz de realizar fotos captando una mayor cantidad de luminosidad en cada uno de ellos, de manera que son capaces de recoger más detalles que los megapixeles normales, y eso se ve reflejado sobre todo en las imágenes que tomemos en interiores, mostrándonos fotos más nítidas e iluminadas de lo habitual. Técnicamente dispone de 4 megapixeles, pero HTC ha demostrado aquello que los entendidos en la materia nos decían sobre que no todo está en el número de MPX. La cámara frontal dispone de 2,1 megapíxeles normales.

El tema del audio es algo que los Taiwaneses han querido mimar en este terminal. La primera novedad es que no están situados en la parte posterior del terminal, como viene siendo tónica general en el resto de terminales, sino que los encontraremos en la parte frontal. Otro punto destacable es que no solamente incorpora uno, sino que dispone de dos con lo que el terminal logra un volumen fuera de lo normal y además en stereo sin necesidad de auriculares. HTC ha incorporado un chip de beatsaudio que es un sistema mediante el cual se realzan los graves y consigue un sonido más intenso. Esta opción puede ser desconectada cuando lo consideremos oportuno.

Canto lateral

En cuanto a la ubicación, el One dispone de GPS como no podía ser de otra manera, pero potenciado mediante la recepción simultánea de los satélites GLONASS lo que nos proporcionará datos más exactos y mucho más rápidos. En apenas dos segundos podremos estar perfectamente situados en un mapa.

La batería que alimenta a esta máquina no es extraible, lo que podríamos considerar un punto en contra ya que no podremos cambiarla a no ser que la enviemos al servicio técnico. No obstante el rendimiento demostrado hasta ahora no está nada mal. Cierto es que no llega al nivel de terminales como el Note 2, pero dándole un uso importante aunque no intensivo nos aguantará hasta el final del día. Generalmente aguanta unas 17 horas con aproximadamente 3 – 3:30 horas de pantalla.

Blinkfeed

Software y programas

HTC fué la pionera en introducir las capas de personalización en sus terminales, teniendo una de las marcas más conocidas dedicadas a eso: HTC Sense. El terminal que estamos analizando incorpora esa capa en su versión 5.0. Es un paquete de software que no solo atañe a la parte del launcher, sino que incorpora algunos añadidos a Android que pueden ser calificados de muy interesantes.

Para empezar y siguiendo la linea de lo que más destaca HTC, encontraremos Blinkfeed. Se trata de un lector de noticias programado y diseñado por la marca taiwanesa que está en perfecta cohesión con la estética del menú del terminal. Tan integrado está que no tiene icono para acceder a él, sino que es una de las pantallas del escritorio, por defecto la pantalla Home, la cual no podremos eliminar. Una serie de fuentes escogidas por HTC (no podremos incorporar las nuestras) harán que en esa pantalla se muestren noticias relacionadas con lo que hayamos indicado que son nuestros intereses. Estos se irán actualizando de manera automática y continua para tener siempre la última información relevante.

En cuanto al Launcher es sencillo, austero y fluido. Austero hasta el punto de poder calificarlo de simple. Como he indicado, una de las pantallas del escritorio corresponde a Blinkfeed, pudiendo añadir hasta 4 más que podremos personalizar a nuestro gusto. La cuadrícula es de 4×5 no modificable aunque en el cajón de aplicaciones podremos aumentarla un poco más. Tenemos la posibilidad, como es habitual, añadir widgets, iconos y accesos directos. Podremos también ocultar aplicaciones en nuestro cajón de manera que pasarían a no estar visibles. En la parte inferior y de manera fija encontraremos 5 iconos, 4 de ellos podremos elegirlos y el del centro que nos hará alternar entre escritorio y cajón de aplicaciones.

No dispone de administrador de tareas nativo, por lo que si queremos uno tendremos que descargarlo, pero destaca la pantalla de aplicaciones recientes en la que podremos ver cuales tenemos activas y cerrarlas que difiere de lo que Android nos tiene acostumbrados: Se muestran 9 huecos ocupados por cada una de esas aplicaciones, y para cerrarlas deberemos arrastrarlas hacia arriba.

Multitask

Una de las curiosidades que nos trae el terminal es el infrarrojo que además hace las veces de botón de encendido y apagado. Mediante un software parte de Sense podremos usar el móvil como si de un mando a distancia de TV o minicadena se tratara gracias a una extensa base de datos de marcas que dispone (en caso de no disponer en su base de datos de la tele o minicadena para hacer las veces de su mando a distancia, podremos hacer que copie al mando original del aparato). El programa no es tan  solo una base de datos, sino que podremos indicarle nuestros gustos televisivos y pasará a hacernos de guía de TV, mostrándonos en cada momento lo que estén emitiendo que nos pueda interesar, incluso avisándonos de cuando empieza nuestro programa favorito..

Mando

Otras curiosidades por ejemplo es el detector de uso, gracias al cual no será necesario que el móvil apague la pantalla en un tiempo predefinido, sino que cuando él detecte que no está siendo usado ni observado, se apagará de manera automática, manteniéndose encendida en caso de considerar que lo estamos mirando.

En cuanto al resto de aplicaciones de HTC nombrar el calendario, algo menos visual que el de Google, un programa de notas compatible y sincronizable con Evernote y el HTC Zoe, un plus de la cámara que pasaremos a detallar en la siguiente pestaña.

Cámara

Cámara y vídeo

Aquí encontraremos otro de los aspectos que HTC ha querido hacer destacar a su terminal respecto al resto, pero en esta ocasión de manera algo arriesgada, aunque probablemente acertada. No ha incluido una cantidad grande de megapixeles ya que oficialmente son 4 solo, pero con la tecnología Ultrapixel, que según ha explicado HTC se trata de pixeles más grandes y más sensibles capaces de captar mejor la luz, con lo que se consiguen mejores resultados en zonas donde no abunda la luminosidad. Dispone de un objetivo de 28 mm con abertura F2,0.

Ha incorporado un flash led que cumple perfectamente la función encomendada, y es que en interiores da unos resultados notables que destacan sobre el resto. En imágenes con ambientes luminosos la cámara cumple, pero sin dar la sensación de estar ante uno de los tres mejores móviles presentados hasta la fecha. La velocidad de captura es alta, pudiendo hacer unas dos fotos por segundo, a menos que activemos el modo ráfaga, con el que conseguiremos manteniendo pulsado el botón del obturador 20 imágenes en 3 segundos.

En cuanto al software que incorpora el HTC One han querido destacar el paquete HTC Zoe, que se trata de un sistema mediante el cual, la imagen capturada en realidad no es estática sino que contiene un fragmento en video de 3 segundos de la escena a fotografiar (1 segundo antes de pulsar el botón y los dos segundos posteriores). Con esto conseguiremos opciones de edición peculiares, como poder cambiar la cara de las personas fotografiadas entre cualquier fotograma de ese video de 3 segundos, o eliminar objetos móviles que nos estorben (al grabar una imagen de 3 segundos, en cualquiera de los fotogramas se habrá capturado el fondo que hay detrás del objeto móvil que nos estorba). Incorpora también una gran cantidad de filtros y otras opciones de edición como la supresión de ojos rojos o retoque de contorno de caras. A destacar el modo HDR, con el que lograremos imágenes especialmente claras y nítidas en caso de querer inmortalizar imágenes estáticas.

En cuanto a la grabación de vídeo la marca taiwanesa ha querido hacer destacar al terminal, haciéndolo capaz de capturar videos en 1080 FullHD con una calidad sobresaliente. Es capaz de grabar vídeo a cámara lenta tanto en toda la secuencia como en la parte que deseemos ralentizar (veremos un ejemplo en la videoreview). Como es norma habitual, también es capaz de tomar capturas de la imagen filmada mientras la estamos grabando aunque veremos reducida la calidad.

Cuando estamos capturando o filmando momentos con el HTC One tenemos la sensación de tener entre las manos una cámara compacta dopada con numerosas opciones nada habituales, teniendo la certeza de que los resultados estarán a la altura. Evidentemente no podremos usarla como si de una cámara profesional se tratase, pero cumplirá perfectamente con su cometido. A continuación veremos 4 capturas, una en exteriores, otra para ver el nivel de detalle, otra de un paisaje y la siguiente el mismo paisaje aplicando el máximo nivel de zoom disponible (evidentemente, zoom digital).

Exteriores Detalle

Paisaje Zoom

Tras haber comentado con detalle todas las características del terminal, pasamos a ver la videoreview del HTC One en la que observaremos el comportamiento que tiene, algunos ejemplos de las opciones que hemos comentado y la excepcional estética que nos ofrece.

Conclusiones

HTC necesitaba un golpe de efecto para retomar la posición que quizás por historia se merece (fué una de las que mas extendió el mundo de los smartphones entre los usuarios), ya que en las últimas fechas no estaba lanzando productos que convencieran al gran público. Se arriesgó y parece que está consiguiendo lo que se propuso que es volver a la primera linea de las marcas de fabricantes. Recientemente salió la noticia que lo avalaba informando que ya hay más de 5 millones de HTC One en las manos de la gente de a pie.

Frontal

Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que nos encontramos antes uno de los mejores, si no el mejor terminal que hay disponible para el público actualmente. En cuanto al apartado estético no tiene rival, ya que ningún fabricante que comercialice móviles con Android ha salido de lo que son materiales más ligeros y baratos, siendo HTC la primera en querer popularizar el metal.

La capa HTC Sense que tanto caracteriza a los terminales de la marca ha dado una vuelta de tuerca a la cámara que inaugura tecnología y que por los resultados demostrados parece que no se han equivocado. Innovación y atrevimiento caracterizan a un terminal que sin duda es y será objeto de deseo entre muchos seguidores de Android. Además, para los usuarios más tradicionales que no quieren capas de personalización en sus máquinas saben gracias a las últimas noticias que el HTC One será un terminal con “Google experience” ya que saldrá una versión con AOSP.

3 comentarios

  1. Este equipo es hermoso un digno rival de los mejores buques insignia de cada una de las compañías, pero cuando HTC solucione el tema de las actualizaciones ganará la confianza necesaria para adquirir sus terminales. Por experiencia se que sus equipos son de los últimos en recibir actualizaciones el One es de este año y salió con Jb 4.1.2 y recién va a sacar la actualización 4.2.2 cuando es un hecho ya cesta por salir el 4.3. En lo demás está empresa siempre ha dado calidad en sus terminales tanto en fama media como gama alta.

  2. Análisis completo del HTC One con review en video – FAQsAndroid.com, me ha parecido muy revelador, me hubiera gustado que fuese más extenso pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

Deja una respuesta