Análisis del reloj android Sony Smartwatch 2 en vídeo HD

0

No son pocos los accesorios que hemos analizado en el blog pero es posible que este sea uno de los más curiosos y es que, con permiso de las pulseras de cuantificación, el 2014 podría ser el año de los smartwatches, muchos de los cuales son un reloj android, más allá de la funcionalidad de cada uno.

El dispositivo que analizamos hoy es el Sony Smartwatch 2, la segunda versión del smartwach de Sony que está a medio camino entre la ingente cantidad de funciones del Samsung Galaxy Gear y el minimalismo del Pebble, y con un precio que actualmente es inferior a ambos.

Nos explayaremos en esta afirmación en el apartado de conclusiones pero hay que destacar el que la utilidad o no de un gadget de este tipo queda muy condicionada al trabajo o ritmo de vida que llevemos.

Qué aporta un Smartwatch

Qué aporta un Smartwatch

Lo más interesante de esta clase de dispositivos es que minimiza la cantidad de veces que usamos nuestro móvil. Es irónico que la ventaja de un accesorio sea usar menos el smartphone pero realmente es útil.

Un smartwatch lleva a la muñeca funciones que realmente podemos hacer en el teléfono o tablet pero que por su inmediatez y sobre todo brevedad son más prácticas en una pantalla que tenemos más cerca aunque sea más pequeña.

El típico uso del smartwatch es recibir las notificaciones, no sólo de correos electrónicos, sino también de redes sociales como Facebook o Twitter e incluso de clientes de mensajería instantánea como WhatsApp.

Pero hay más. Podremos mirar el tiempo, la hora, el calendario o agenda… todas acciones típicas que hacemos con el móvil en pocos segundos, llevándonos a veces más tiempo cogerlo y desbloquearlo que la acción en sí misma.

Prestaciones

Prestaciones

Lo primero que llama la atención es la pantalla, de tecnología transflectiva que hace que se vea realmente bien a plena luz del sol, pero le dedicaremos un apartado exclusivo.

Su conectividad viene dada por el Bluetooth 3.0 y NFC, sirviendo este último sólo para emparejar por primera vez el dispositivo, aunque si queremos podemos hacerlo también por bluetooth.

Tiene certificación IP57 lo cual nos permite usarlo sin miedo a que se moje si bien no hace que sea sumergible más allá de un metro de profundidad y 30 minutos.

Uno de los aspectos más interesantes es que es compatible con cualquier móvil Android que tenga la versión 4.0 Ice Cream Sandwich o superior por lo que la lista de móviles compatibles es enorme.

Pantalla

Pantalla

La pantalla del Sony Smartwatch 2 es una de las sorpresas que nos hemos llevado. No es la más nítida o brillante pero ejecuta muy bien su función, que es informar, y además es táctil, un punto casi obligatorio cuando estamos acostumbrados a tocar casi cualquier pantalla. Su diagonal es de 1.6″ y usa tecnología LCD transflectiva con una resolución de 220 x 176 píxeles.

Pantalla

La visibilidad de la misma es muy buena a la luz del sol y es que aunque no estamos ante un panel de tinta electrónica es perfectamente usable. Obviamente es mucho mejor a la sombra, pero ni por asomo tendremos que usar la mano de visera para usar el reloj. Incluso cuando no pulsamos en la misma y está en modo reposo mostrando la hora la visibilidad es muy buena.

Lo único que hemos echado en falta es que se use con gestos en vez de con botones hápticos.

Autonomía

Autonomía

Al igual que con los móviles la autonomía de un smartwatch depende de muchos factores. Si lo usamos de forma muy intensa nos durará entre un día y día y medio pero en un uso normal su disponibilidad se alarga hasta los tres días, o incluso cuatro si lo usamos poco.

Un acierto por parte de Sony es usar un microUSB para la carga con lo que podremos hacer uso de casi cualquier cable de datos o cargador que tengamos cerca.

Interfaz

Interfaz

La interfaz del reloj de Sony no es fea o extraña, de hecho recuerda mucho a los móviles Android, pero se echa en falta que no hayan pensado en una nueva forma de interactuar con una pantalla tan pequeña.

La navegación se hace de forma mixta entre el panel táctil y los tres botones físicos del reloj que son idénticos a los que vemos en la mayoría de móviles Android de hace unos años: Inicio, Volver y Menú.

El cambio entre escritorios es sencillo y cómodo si bien no podemos reordenar a nuestro gusto las aplicaciones, sólo según las opciones preconfiguradas.

Además existe una barra de notificaciones que nos muestra datos como la batería restante, si está conectado por bluetooth, la hora o en qué escritorio estamos.

Aplicaciones relevantes

Aplicaciones para el smartwatch

El reloj tiene bastantes aplicaciones, tanto desarrolladas por Sony como por terceros que aumentan las posibilidades del mismo. Las que vienen recomendadas, como son las notificaciones de Twitter, Facebook o el correo electrónico se complementan con muchas más que tenemos en la Google Play Store.

Aplicaciones para el smartwatch

La forma de instalarlas es usando nuestro móvil, siendo esto muy lógico ya que el mayor tamaño de pantalla del mismo y el acceso directo a la tienda de aplicaciones lo hacen más cómodo. Además cada aplicación tiene algunos ajustes, normalmente pocos, que también se modifican desde el smartphone.

Destacan algunas curiosas como la app de control de cámara que hace que el reloj sea un disparador remoto, algo útil cuando no podemos ver a través de la pantalla por un ángulo forzado o mejor aún cuando queremos hacer una foto en grupo.

En este breve vídeo os enseñamos cómo es físicamente el reloj y también cuales son las aplicaciones que más nos han gustado.

Conclusión

Llevar un smartwatch actualmente no es algo normal, nos parece que estamos en la época en la que llevar un móvil no era común y aún mirábamos extrañados a esas personas que hablaban solas por la calle.

Poco a poco será algo más común y tras el MWC de este año podemos decir que prácticamente cada fabricante creará su propia pulsera o smartwatch.

Análisis del reloj android Sony Smartwatch 2 en vídeo HD

La apuesta de Sony nos ha parecido la más equilibrada de las que hemos probado. Es más potente y con más opciones que el Pebble y tiene más autonomía y menor precio que el Galaxy Gear. Sony apuesta por mover el uso del smartphone en algunos casos al reloj y en otros nos ayuda con el mismo, como en la toma de fotos o identificando una llamada.

El precio del dispositivo no es excesivamente alto, 133 euros en su versión con correa de plástico, poco más que una pulsera cuantificadora. Así pues, teniendo en cuenta lo que ofrece, no es caro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here