Review of: HTC Desire X
teléfono móvil:
Iván Linares

Reviewed by:
Rating:
4
On Nov 14, 2012
Last modified:Ene 14, 2016

Summary:

Análisis y review completo al HTC desire X con vídeo HD, explicamos todo lo que hay que saber sobre este nuevo smartphone de gama media de HTC.

Los taiwaneses de HTC tienen en su haber unos cuantos hitos en el mundo de la telefonía móvil. De haber pasado de la fabricación de terminales para otras marcas a hacerlo bajo la suya propia y con gran éxito, creando los mejores terminales para Windows Mobile, lanzando el primer smartphone con Android cuando Google lo presentó en su compañía y consiguiendo que el sistema operativo que conocemos hoy se haya estandarizado y popularizado a los niveles actuales.

Pero no sólo de éxitos vive HTC, y eso es algo que últimamente sufre en sus propias carnes: el nexo de unión con los usuarios parece haberse perdido en favor de otros fabricantes que han logrado despuntar más alto, como Samsung, no habiendo llegado al grueso del público a pesar de haber lanzado una excelente gama de terminales One que abarca casi todo el espectro posible de usuarios de móviles. Y ahora vuelve a la carga recuperando la marca de un clásico dentro del catálogo Android, intentando que este HTC Desire X despunte entre la gama media con detalles de calidad, buena fabricación y, sobre todo, un equilibrio general que sienta muy bien en las manos. ¿Podrá el HTC Desire X conquistar al mercado? Veamos si tiene razones para ello, subiéndolo a nuestro ring particular para enfrentarse al análisis y la review pertinentes.

Análisis y review del HTC Desire X con vídeo HD

Diseño

Empezamos por lo más obvio nada más nos enfrentamos a este nuevo HTC Desire X: su aspecto exterior. Y lo cierto es que resulta muy atractivo, siendo compacto en su conjunto y con una agradable combinación de materiales: borde metálico en negro que aporta calidad y distinción al conjunto junto con su frontal de cristal con tratamiento anti arañazos (no es Gorilla Glass), unido a la parte trasera del smartphone que se encuentra protegida por una tapa plástica y de acabado gomoso, siendo muy agradable al tacto y un seguro contra los resbalones de las manos. Eso sí: la tapa retiene en exceso la grasa de los dedos y los arañazos, siendo muy difícil quitarlos con sólo un trapo. Y se ve sobremanera, al menos en la unidad negra que estuvimos probando nosotros.

El HTC Desire X sigue la estela de anteriores terminales de los taiwaneses, con un aspecto exterior bastante parecido al HTC One S y, algo que nos ha parecido nada más tenerlo en las manos, con una combinación de materiales y formas que se asemejan mucho al HTC Trophy con Windows Phone 7, uno de los primeros smartphones lanzados tras la revisión de Windows Mobile por parte de Microsoft. Eso sí, dejando de lado los parecidos con la gama One, encontramos que no da la sensación de ser tan robusto como las construcciones de una pieza de sus hermanos. Aunque, como es lógico, el disponer de tapa y zona accesible al usuario trae notables ventajas: posibilidad de cambiar la batería y espacio para la SD Card, algo que agradecerán muchos compradores. Un detalle algo negativo en este punto es que la tapa no nos parece todo lo resistente que debería, teniendo un método de encajado que deja un pequeño hueco en el frontal inferior del HTC Desire X, en el que se acumula fácilmente la suciedad.

HTC Desire X con vídeo HD

El HTC Desire X destaca por sus formas compactas de esquinas redondeadas, disponiendo de rebordes en la parte inferior y superior del frontal que sobresalen mínimamente de la superficie, caracterizando el diseño. Este reborde se acentúa en la parte inferior, siendo de algo más de un milímetro y ayudando con ello a que se sostenga más fácilmente con una mano ya que el dedo gordo se agarra muy fácilmente en esta zona. En cuanto al resto del aspecto del frontal, este es completamente liso y con marcos relativamente finos, lo que le hace aparentar más pequeño pese a tener una pantalla de 4 pulgadas de diagonal. Abajo, nos encontramos con los tres botones de control que siguen la tónica de los últimos HTC al prescindir del botón de menú, siendo los tres táctiles y hápticos. En la zona superior nos encontramos con los sensores, el logo de HTC y el LED de notificaciones bajo la carcasa, sin que disponga de cámara delantera.

HTC Desire X con vídeo HD

En el costado derecho del  HTC Desire X nos encontramos con los botones de volumen, siendo estos alargados y muy fáciles de pulsar. Arriba está situado el zócalo para auriculares y el botón de encendido, algo más complicado de apretar ya que queda por debajo del rebaje que marca el diseño exterior. Conector micro USB para el costado izquierdo y, en la parte trasera, nos encontramos con la lente de cámara y el LED de flash, enclavados dentro de un rectángulo redondeado con una superficie ligeramente rugosa que destaca agradablemente del resto de la tapa, siendo más marcado en el modelo blanco de HTC Desire X que en el negro. Para la parte inferior trasera tenemos la habitual salida de altavoz en forma de diminutos agujeros, junto al logo de Beats Audio con el que destaca el sonido de este smartphone.

Si levantamos la tapa, algo sencillo de hacer, nos encontramos con el zócalo para la SD Card y el de la SIM, habiéndose optado por una mini SIM corriente. Eso sí: la introducción de esta ha sido diseñada de forma peculiar, deslizándose por debajo de la lente de la cámara. Esto es algo incómodo si queremos retirarla, ya que no sobresale demasiado una vez insertada. Y un aviso: si venís de una micro SIM y estáis habituados a encajarla en terminales con SIM mini sin adaptador, olvidadlo en el caso del HTC Desire X. La manera de colocarse hace casi imposible que funcione si no es con su tamaño correcto.

HTC Desire X con vídeo HD

En líneas generales, lo cierto es que su diseño es muy agradable, tanto al tacto como a la hora de sostenerse. Muy compacto y de sensaciones sólidas, siendo uno de los puntos fuertes del terminal.

HTC

Hardware

Lo hemos dicho anteriormente y nos reafirmamos: el equilibrio es la principal arma del HTC Desire X, tanto a nivel de peso, tamaño y calidad general como dentro de su propia carcasa, encontrándonos con componentes afines a la potencia sin que lleguen a subirse al peldaño superior donde se encontraría la gama más alta. Así, nos encontramos en primera instancia con un panel de 4 pulgadas Super LCD con resolución de 480X800 píxeles, ofreciendo unos colores y definición en pantalla más que aceptables con un brillo que, en circunstancias de mucha luz, no alcanza a los niveles de permitir un visionado correcto de las figuras. Aun así, encontramos que la pantalla del HTC Desire X es suficientemente buena, habiendo mostrado calidad más que de sobras incluso en la reproducción de vídeos o visionado de juegos con calidad HD, ofreciendo una respuesta ágil y precisa al tacto y una resistencia que, si bien no llega a los niveles de una pantalla con Corning Gorilla Glass, tampoco da la sensación de estar poco protegida.

Review y análisis del HTC Desire X

Ahora, le toca el turno al cerebro de todo aparato tecnológico, especialmente en lo que respecta a los smartphones: el microprocesador. En plena carrera por alcanzar la mayor velocidad con el mayor número de núcleos posible, el HTC Desire X integra un más que aceptable procesador de 2 núcleos a 1 gHz de velocidad de reloj, firmado por Qualcomm y dentro de la gama Snapdragon. Le acompaña una GPU Adreno 203 que, sobre el papel, le permitiría acceder al catálogo de juegos más actual, incluso a aquellos necesitados de gran potencia gráfica. Y lo cierto es que en este terreno se desenvuelve bastante bien, aunque no a los niveles de otros terminales con dos núcleos. No hemos encontrado falta de fluidez ni de rapidez en el arranque de la mayor parte de apps y juegos, sin captar lags que lastraran la experiencia de uso más allá de lo aceptable. Además, pese a que Sense no es una interfaz demasiado ligera, no entorpece en exceso el resto del funcionamiento del terminal, aunque llega a bajar sobremanera una vez tenemos abiertas cuatro o cinco aplicaciones.

En el terreno de la memoria y de la capacidad interna, decir que el HTC Desire X dispone de 768 MB de RAM, suficiente para un uso habitual y moderado. El sistema se lleva aproximadamente unos 450 MB de los disponibles, dejando el resto para nuestro uso. Y en cuanto a la capacidad de almacenamiento, decir que este smartphone dispone de 4 GB teóricos, siendo 1,11 GB para uso interno y 1,09 GB para usuario. Nos hemos encontrado que existe algún problema a la hora de descargar aplicaciones y de gestionar la memoria si no se dispone de SD Card insertada, sobre todo si la capacidad a descargar excede de la memoria propia del teléfono. Así, nos encontraremos con cierres inesperados de la tienda Google Play Store, por lo que conviene una tarjeta SD colocada y de suficiente capacidad.

camara desire x

En cuanto a conexiones inalámbricas, en el HTC Desire X disponemos, aparte de la pertinente compatibilidad con redes móviles 2G y 3G, junto con WiFi b/g/n, de posibilidad de compartir contenido multimedia con dispositivos compatibles mediante DLNA además de poder hacer uso del punto de anclaje WiFi para compartir la conexión de datos. Posee Bluetooth 4.0 con A2DP, ahorrando con ello en consumo y eficacia de la conexión inalámbrica, además de incluir el pertinente GPS para el posicionamiento. Este no es todo lo eficaz que debiera, tardando en posicionarse la mayor arte de las veces. No dispondremos, por contra, de NFC, algo que encontramos poco lógico debido, sobre todo, a que el HTC Desire X posee la calidad general como para incluirlo dentro del precio del dispositivo, ampliando con ello las conexiones disponibles. Tampoco cuenta con WiFi Direct, aunque sí que incluye radio FM con opción a capturar el intérprete y nombre de la canción directamente gracias a dispone de SoundHound  integrado.

Tras unos días de uso, lo cierto es que este terminal nos ha dejado muy buen sabor de boca, aunque con un regusto ciertamente amargo. No podemos comparar con otros terminales de precio similar, por ejemplo el reciente Nexus 4, pero entendemos que HTC debería de dar un hardware más capaz por el precio que pide actualmente por su HTC Desire X. Siendo un gama media podría situarse tranquilamente entre los primeros puestos por calidad y prestaciones, pero no cabe duda de que un mejor procesador o algo más de capacidad entre otros puntos clave, hubiera justificado completamente su compra. Aun así, es capaz de otorgar una experiencia HTC completa, al nivel de otros hermanos más grandes, como el HTC One S.

software desire x

Software y multimedia

Empezando por las opciones de software, y tratándose de un terminal fabricado por HTC, está claro que su interfaz característica Sense es lo primero que nos iba a llamar la atención, estando actualizada a la última versión disponible y con sus opciones habituales incluidas. Esto es un punto a favor o en contra, dependiendo de si somos favorables o no a la inclusión de pesadas personalizaciones, porque todas las funciones extra que puede tener el HTC Desire X con respecto a otros competidores pasan por la propia HTC. Su característico widget del tiempo y reloj, tan imitados en el resto de apps, su personalización para el menú de ajustes junto con todos los conectores rápidos para adherir a los escritorios, el menú de aplicaciones a juego con el estilo HTC… En este sentido, este smartphone tampoco nos ofrece mucho más con respecto a otros terminales de la marca, habiéndose restringido la compatibilidad nativa con Twitter o HTC Watch, entre otros.

En cuanto a la versión de Android incluida de serie, se trata de Android Ice Cream Sandwich 4.0.4, sin ber si HTC piensa incluirlo en el paquete de actualizaciones a Jelly Bean en algún momento, aunque lo lógico sería que sí. Al menos a la versión más inmediata, JB 4.1.

apps desire x

El aspecto multimedia es algo muy presente en el HTC Desire X, empezando por las opciones de personalización de tema tan habituales en todos los terminales de HTC o el sonido mejorado Beats Audio. Hemos de decir que este smartphone se escucha francamente bien a través de los auriculares, con sonido nítido y fiel, agudos en su justa medida y sin que resulten estridentes y, sobre todo, unos bajos reforzados por el sistema de mejora auditiva que, una vez conectados los auriculares o un altavoz anclado al jack de 3.5 mm, aparecerá en forma de icono en la barra de notificaciones, pudiendo activarse o desactivarse. Beats Audio es compatible con cualquier aplicación de audio, tanto el reproductor de música incluido como Spotify, por ejemplo, siendo un terminal que dispone de su propia tienda de música: 7digital. No podemos decir que tenga precios muy económicos, pero se trata de un valor añadido que es digno de mención.

En cuanto a la cámara del HTC Desire X, nos encontramos que la lente trasera es de 5 megapíxeles con auto enfoque y flash LED, obteniendo unas fotografías de gran calidad y buena definición incluso en situaciones con no demasiada luminosidad. Cuando baja la luz tienden a salir tonos algo amarillos en las fotografías, teniendo un colorido bastante realista al aire libre y sin tendencia a la excesiva saturación. Tampoco podemos decir que se obtenga un exceso de ruido por lo que, sin duda, se trata de un terminal perfecto para fotografiar de forma casual.

camara desire x 2

Entre toma y toma apenas se demora unos milisegundos, permitiéndonos tomar ráfagas de forma manual e, incluso, automática, grabándose en la memoria a igual velocidad. El HTC Desire X también permite la grabación de vídeo a 480p (800X480), capturando a igual de calidad que en el aspecto fotográfico, aunque con menor resolución de lo que debería de permitir un terminal de estas características.

Análisis en vídeo HD

No penséis que se nos ha olvidado subir el vídeo del análisis y review al HTC Desire X, que lo tenemos aquí mismo y listo para que pinchéis sobre el botón de play. En él podréis comprobar cómo se desenvuelve este terminal directamente dirigido a la gama media con Android Ice Cream Sandwich de serie, observándose en todo momento que el equilibrio es uno de sus principales adjetivos.

Imagen de previsualización de YouTube

Conclusiones

Rematando este análisis y review del HTC Desire X, sólo podemos decir que nos ha parecido un grandísimo terminal que gustará tanto al público enamorado de la interfaz y el estilo propios de los taiwaneses como a aquellos que se adentren en el universo HTC por primera vez, siendo un smartphone bien construido, con calidad en cada detalle, materiales que combinan sabiamente el plástico junto con el metal y, sobre todo, con un diseño que agrada a la vista y se deja sostener de maravilla en la mano. Compacto, ligero, de reducidas dimensiones sin que se sacrifique con ello el tamaño generoso de su pantalla y muy bonito. Aunque con una sensación de que no da de sí todo lo que debería, quedándose corto en aspectos clave como la capacidad o el procesador. Siempre teniendo en cuenta su precio y la evolución de los terminales que se pueden encontrar por la misma cantidad de euros.

trasera desire x

En el plano de la autonomía, no se puede decir que este HTC Desire X dé una sorpresa, ya que nos encontramos ante una batería de 1650 mAh con un rendimiento algo apretado con un uso moderado. A pesar de disponer de un cuerpo compacto con un equilibrio de hardware más que aceptable, la pantalla de 4 pulgadas Super LCD consume bastante en términos generales, notándose el descenso del contador de batería aunque tengamos el brillo al mínimo. Evidentemente, tampoco es algo que sea exclusivo de este terminal, aunque está claro que resulta notorio, situándose la duración media de una carga en torno a las 8 o 9 horas si tampoco abusamos de los juegos o de un mayor número de procesos en segundo plano, especialmente notificaciones. Si exprimimos el HTC Desire X, puede aguantarnos 4 horas de uso casi ininterrumpido, dependiendo de cuánto usemos el procesador. Este con un rendimiento también ajustado teniendo en cuenta sus dos núcleos.

En definitiva: el HTC Desire X es una buena compra, siendo un smartphone de gama media que otorga una gran presencia a su construcción y al diseño general de todo cuerpo del teléfono, dando seguridad y buenas sensaciones. Sobre todo porque, ante todo, mantiene el estilo de la gama alta propia de HTC llevado al escalón inferior, con acabados de metal y un tacto gomoso para la parte trasera que sienta muy bien en el agarre. Aun así, no podemos decir que, por el precio, incorpore lo último en hardware, encontrándonos con que hay rivales actualmente en el mercado que pueden llegar a duplicar su potencia casi por el mismo precio. Sin duda, esto es el principal handicap del HTC Desire X, sin que por ello resulte una mala compra. Todo lo contrario: gustará a los incondicionales de Sense y de HTC, agradando también a los que se acerquen a esta interfaz por primera vez. ¿Es de vuestro estilo? ¿Buscáis un teléfono compacto, que no sobresalga en exceso de la mano y que, sin embargo, presente una generosa pantalla de 4 pulgadas con calidad y resolución suficientes como para mostrar las imágenes nítidas y bien coloridas? Pues puede que este nuevo terminal de los taiwaneses sea para vosotros.

12 comentarios

  1. una pregunta…si tuvierais que elegir entre este, el galaxy advance y el huawei ascend p1, cual elegiriais? yo creo que el ascend pero me gustaria mas opiniones

    • ascend sin dudarlo que tiene un gb de ram i 1,5ghz dual core. Tiene garantizado, ademas, Jelly Bean. Yo tengo el G300 y va como la seda

  2. si tuvieriais que elegir entre este, el galaxy advance o el huawei ascend p1, cual elegiriais??

    yo el ascend pero quiero saber mas opiniones, gracias

  3. Hola buenas!!!!
    Verás tenia la idea de comprarme este terminal en lugar del Huawei Ascend G300, pero tras ver este analisis la verdad es que me han entrado dudas, que crees que seria la mejor opcion?
    Muchas gracias¡¡¡¡

  4. Hola, gracias a vuestra web me estoy informando bastante sobre el tema de los smartphones y demás, pero tengo una gran duda en la elección de un smartphone. Mi compañía me ofrece el xperia u, el xperia p y el htc desire x. El más barato es el xperia u , el htc cuesta 40€ más que el xperia u, y el xperia p cuesta 100€ más que el xperia u. Tengo suficiente presupuesto para los tres, pero no se si merece la pena pagar 40€ mas por el htc desire x, pagar 100€ más por el xperia p o quedarme con el xperia u.
    Yo utilizaré estos smartphones para chatear, redes sociales, aplicaciones de moda, algunos juegos, musica e imagenes y uno o dos juegos que requieran buenos gráficos ( juegos con controles similares a los de las consolas o de coches).
    Tengo entendido que aun que las cámaras del xperia u y el htc desire x sean de 5 mpx, tiene mejor calidad la del xperia u ( lo mismo pasa con la calidad de las pantallas)pero no se si se me quedará pequeña la pantalla del xperia u o la capacidad de la memoria.
    Me ayudaría mucho vuestra opinión o la de otra persona que tenga uno de estos smartphones.
    Claro que en estos tiempos tampoco estamos para derrochar el dinero 🙂

    • Si no vas a realizar demasiadas instalaciones y quedarte con un uso algo básico, yo creo que el Xperia U es buena opción. Quizá de pantalla algo pequeña, pero suficiente para las apps que comentas. Creo que sí merece la pena esos 40 euros más por el Desire X, aunque no sé si los 100 por el Xperia P. Este último es la mejor opción de los 3, pero no creo que compense por tu uso. En cuanto a las fotos… Creo que el mejor en ese campo es el P, aunque el Xperia U permite salir del paso con bastante dignidad.

      • Gracias por contestar Iván L., pero tengo que destacar que el htc no tiene camara frontal, y la pantalla es peor respecto al xperia u( si mi presupuesto es suficiente me cogeré el xperia p), pero me gustaría saber si esos 200 MB más de RAM que tiene el htc hace que sea mucho más rápido que el xperia u?
        Espero otra respuesta igual de buena, gracias 🙂 .

  5. Gracias por contestar Iván L., pero tengo que destacar que el htc no tiene camara frontal, y la pantalla es peor respecto al xperia u( si mi presupuesto es suficiente me cogeré el xperia p), pero me gustaría saber si esos 200 MB más de RAM que tiene el htc hace que sea mucho más rápido que el xperia u?
    Espero otra respuesta igual de buena, gracias  .

    • ¿Pantalla peor? La del Xperia posee más brillo, pero poco más. A nivel de vista, no he notado que una u otra muestra más nitidez o mejores colores, aunque el Sony sí tiene un mejor contraste. También algo más de resolución, pero yo prefiero una pantalla de 4 pulgadas a una de 3,5.
      Respecto a la cámara delantera… Bueno, quizá seas de los únicos que la usa, porque no conozco a nadie que haga uso de la videoconferencia en el móvil o haga fotos por delante. Y mira que yo he tenido móviles con esta función…
      Y sí, compensan os 200 MB más de RAM. Teniendo en cuenta que la interfaz del Sony ya debe pesar en memoria los 300 y pico, imagina lo que te quedan para apps. El HTC va bastante fluido en este tema, no noté ningún lag por acumulación de aplicaciones, sin que subiera de 500 y pico ocupadas de media. Siempre con un uso normal y racional.

      • hay paginas que dicen que puede grabar a 720p y en este análisis dice que graba a 480p, podrías aclararlo por favor??
        y cuánto zoom tiene??
        Gracias por contestar 🙂

        • Graba a 480p, una calidad bastante inferior a lo que debería. Del zoom no sé hasta qué nivel llega, pero siempre en digital, por lo que más allá del 2X ya se pixela en exceso.

Deja una respuesta