Cuando una empresa lanza un nuevo móvil suele adaptarse bastante bien a una de las categorías del mercado. Puede ser muy barato, muy caro, o un gama media. Incluso podríamos hablar de subdivisiones dentro de esas secciones.

Lo que no es normal es que una empresa presente un producto que claramente toma parte en más de una de esas categorías.

La nueva marca de Xiaomi, llamada Poco, hace exactamente eso e incluso lo deja claro en su nombre. Esta denominación, según nos ha contado la propia Xiaomi, viene del latín Poco y es que su idea es centrarse en unos pocos elementos clave para que el móvil destaque sobre todo en ellos.

En el PocoPhone F1 está claro cuales son las características clave: la velocidad y potencia y la autonomía.

Vídeo análisis PocoPhone F1

Diseño y construcción: vuelve el plástico

Cuando vemos por primera vez el primer móvil de Poco, y sobre todo cuando lo cogemos, llama la atención sus acabamos.

En un momento en el que los fabricantes se han lanzado a usar metal y cristal hasta en las gamas más bajas Poco ha decidido que el acabado de plástico no es una mala idea y de paso nos aleja de las huellas en la zona trasera.

En la mano es un móvil bastante robusto y no demasiado pesado aunque sí que se nota su grosor, no excesivo pero sí llamativo.

La mayoría de usuarios harán uso de la funda que viene en la caja por lo que el que sea un policarbonato el material usado en la zona trasera no será un inconveniente. Pero si preferimos usarlo sin funda la sensación es la de tener un buen móvil… de 2014. Es similar en este sentido al Galaxy S5 por ejemplo.

Pese a eso se agradece que haya una opción para los que no quieren el metal ni el cristal en sus móviles y aún así buscan un smartphone de buenas prestaciones.

La parte delantera está protagonizada por un gran notch que se justifica por la presencia de un sistema de reconocimiento facial basado en infrarrojos. En la parte inferior el marco es mayor que en los laterales pero al menos Poco ha tenido a bien usarlo para poner ahí el LED de notificaciones.

Aquí hemos de destacar la presencia de dos elementos que no están, por ejemplo, en el Xiaomi Mi 8. Nos referimos al jack de audio 3.5 mm y a la bandeja para tarjetas de memoria, detalles que extrañan, pero se agradecen, al ver las prestaciones técnicas del F1.

Resumen de características

Potencia y características: como los mejores

Cuando en el evento de presentación de este modelo se anunció el precio de salida, de 329 euros, se escuchó una ovación genuina por parte del público. De golpe y porrazo Poco bajaba el coste de acceso a los móviles con procesador Snapdragon 845 de manera radical.

Este chip, además, no viene mal acompañado en lo que a memoria se refiere y es que tanto los 6 GB de RAM como las dos opciones de almacenamiento, 64 GB y 128 GB, nos parecen muy buenas. Y no solo por las cifras, sino también por las velocidades de las mismas, lo que se nota a la hora de abrir aplicaciones.

Este es uno de los móviles más rápidos que hemos probado tanto en el día a día con aplicaciones sencillas como Dropbox o Telegram como con otras como Inbox o Instagram. Por supuesto también se aprecia en los juegos. En Honkai Impact Third por ejemplo la fluidez es increíble y la respuesta es inmediata. Y el móvil no llega a calentarse o a caer en rendimiento gracias a un sistema de refrigeración especialmente pensado para ello.

Además de la potencia bruta tenemos que destacar la presencia del jack de audio y de la bandeja para microSD, a los que sumamos otros elementos clásicos como la radio FM.

Pero no todo son alabanzas. Xiaomi ha querido mantener su idea de que el NFC no es necesario en este rango de precios y supone un punto negativo para los que ya estén acostumbrados a pagar con el móvil. Es cierto que no son mayoría y que para ellos quizás se piense el Mi 8, pero es extraña esta ausencia.

Pantalla: un panel simplemente correcto

Poco a poco los fabricantes van dando el salto a paneles OLED, más vistosos y menos exigentes energéticamente. Hay buenos paneles LCD pero los mejores terminales con Android se están pasando claramente a los primeros.

No es el caso del Poco F1, un terminal que tiene una enorme pantalla de 6.18 pulgadas con resolución 2246 x 1080 px.

El problema mayor de esta pantalla es que el brillo máximo no es tan alto como nos gustaría y que los reflejos se notan cuando estamos en exteriores. Es algo que hemos visto en muchos otros móviles de este rango de precios, así que no es crítico, pero tras probar el rendimiento este tipo de detalles nos dejan claro dónde ha echado el resto el fabricante.

Al menos MIUI sigue ofreciéndonos más opciones para calibrar la pantalla que Android puro. Podremos modificar la temperatura de color, el contraste e incluso activar el encendido de la misma mediante un doble toque en pantalla o simplemente levantando el móvil.

Cámara: excelente pero sin deslumbrar

Siempre que se anuncia un móvil tendemos a darle importancia a las cifras de cada una de las características. Incluso aunque sepamos que no suelen significar nada de forma objetiva nos ayuda a hacernos una primera idea del móvil.

En el caso del PocoPhone F1 llamó la atención que Xiaomi no apostara por implementar el sistema del Mi 8 o al menos del Mi A2. Pero una vez probadas a fondo las tres cámaras tenemos que decir que eso no es un inconveniente.

Hay algunos usuarios que están encantados con esta cámara y, personalmente, me ha parecido bastante buena, sobre todo al tener un rango dinámico digno de un gama alta. Incluso mejor que algunos.

Pese a eso hay situaciones en las que se queda algo corta si la comparamos con las mejores del momento pero aún así sigue ganando al resto de móviles con el que comparte precio.

De noche se echa en falta el estabilizador óptico pese a lo cual tenemos unas tomas más que dignas como podéis ver en la galería de fotos. La veracidad de color es muy buena e incluso la velocidad de enfoque y disparo está por encima de la media.

Donde sí que creemos que el móvil debería mejorar en es la cámara delantera y es que a poco que la luz no es muy buena el detalle baja y la imagen tiende a tener zonas sobreexpuestas con tal de mostrar bien los rostros.

Si hacemos selfies en exteriores o con luz directa entonces el detalle es bastante alto, gracias a la resolución del sensor delantero.

Autonomía: una sorpresa esperada

En la primera prueba de autonomía hemos realizado un uso mayoritario en Wifi, con varias partidas a juegos exigentes, uso de redes sociales y alguna llamada. Hemos llegado a los dos días de autonomía total, 48 horas, con algo mas de 5 horas de pantalla.

En la segunda prueba de autonomía hemos estado de nuevo mayormente bajo cobertura Wifi aunque hemos jugado bastante. Hemos llegado a las 40 horas de autonomía, con casi 7 horas de pantalla.

En la tercera prueba de autonomía hemos hemos un uso mixto, hemos estado escuchando música, hablando por teléfono y jugando. Hemos llegado a las 46 horas de autonomía, con 7 horas de pantalla.

Benchmarks

Las cifras arrojadas por este móvil están a la altura de lo esperado, y no era poco. En 3D Mark hemos llegado a los 2606 puntos, en Antutu a los 254545 y en Geekbench 4 obtenemos 2427/9066.

Interfaz y apps: la mejor versión de MIUI

Poco tenía cierto margen de maniobra para elegir la versión de Android que quería en su terminal, pero eligió MIUI. No es algo raro teniendo en cuenta que no deja de ser una segunda marca de Xiaomi.

Sin embargo, en vez de implementar la misma versión que la empresa matriz, como hace Honor con Huawei, ha creado una versión llamada MIUI for Poco que cambia algunos aspectos clave de este modelo.

El más llamativo es el launcher, que podemos incluso probar en otros móviles y que es una variante del de MIUI pero más al gusto de los occidentales, con el cajón de aplicaciones, la compatibilidad con los packs de iconos de terceros. Nos recuerda ligeramente al que usa OnePlus en Oxygen OS, y eso no es para nada malo.

Bajo el capó también hemos visto algunas modificaciones que hacen que MIUI vaya más rápido. En los ajustes se han eliminado algunas secciones y se ha simplificado la estética.

La única pega en este apartado es la no inclusión del software necesario para usar el desbloqueo facial por defecto. Podremos activarlo cambiando la región del móvil a Hong Kong pero hasta dentro de unas semanas no se podrá usar oficialmente en nuestro país.

Conclusión: si buscas velocidad, es tu móvil

Xiaomi le ha puesto un título al Poco F1 que es bastante acertado: Maestro de la velocidad. Es en este apartado, y en las prestaciones que le afectan, donde la marca ha puesto el foco.

El F1 es un terminal que rinde igual o mejor que el resto de terminales de gama alta, pero no es un gama alta.

Esto se nota en la cámara, en la pantalla o en los materiales. Pero es que hay muchos usuarios que solo quieren un móvil con muy buena batería y muy rápido. Ahí el PocoPhone F1 no tiene competencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here