Probamos el UMI Iron Pro, un móvil chino de gama baja con acabados en metal, sensor de huellas y conector USB Type C.

Son muchas las marcas que intentan hacerse un hueco en el mercado internacional de móviles Android y UMI es una de ellas. Hace poco analizamos el UMI Rome, un dispositivo que llamaba la atención por su estética.

Hoy hacemos lo propio con un smartphone más sobrio pero que no nos ha dado malas sensaciones, el UMI Iron Pro, que viene con alguna mejora con respecto al anterior como un sensor de huellas algo más preciso y conector USB tipo C.

Vídeo análisis UMI Iron Pro

Esto es lo que nos ha parecido este móvil:

Materiales, peso y dimensiones

Este móvil está fabricado en metal según el fabricante y desde luego es así pero en la mano muchas veces no transmite esa sensación, aunque desde luego no podemos decir que tenga malos acabados. Incluso en los laterales podemos ver los tornillos que el diseño deja vistos.

Análisis UMI Iron Pro en español

Es bastante cómodo en la mano por la curvatura trasera e incluso en el bolsillo no molesta aunque tiene 5.5″ pulgadas de diagonal.

La posición de los botones de volumen y de encendido es correcta y los botones tienen buen recorrido y no suenan cuando agitamos el terminal, algo que nos hemos encontrado en otros modelos de precio y prestaciones similares.

Resumen

resumen-caracteristicas

Potencia y prestaciones del UMI Iron Pro

Las características de hardware de este modelo son ya un clásico con un procesador 6753 de Mediatek y 3 GB de RAM amén de 16 GB de memoria interna. En este caso tenemos disponibles 11.62 para el usuario.

A la hora de jugar no hemos tenido problemas aunque este tipo de chip se queda algo corto comparado ya con los Helio del mismo fabricante por lo que en juegos exigentes como Asphalt o Real Racing 3 hemos tenido que bajar el nivel gráfico para que la jugabilidad no se resintiera.

Potencia y prestaciones del UMI Iron Pro

El sensor de huellas funciona bastante bien y es rápido a la hora de desbloquear, no es como en otros móviles en los que hemos acabado por desactivarlo. Tenemos como siempre dos ranuras para tarjetas que podremos usar con dos SIMs de forma simultánea o con una microSD y una tarjeta SIM. en este caso hemos de echar en falta la banda 800 para la conectividad 4G.

Tenemos una incorporación de hardware que no solemos ver en la gama media baja, el conector USB tipo C y el LED de notificaciones, de tres colores, está situado en la parte inferior y centrado, algo que le da un toque de diferenciación.

Pantalla del UMI Iron Pro

Pantalla del UMI Iron Pro

La pantalla de este modelo ejemplifica la sensación global. Es un panel de 5.5 pulgadas y una resolución interesante de 1920×1080 px que no destaca pero tampoco falla.

Los ángulos de visión son correctos, la sensación es fluida aunque de serie viene con un protector de pantalla que empeora su apariencia.

El software de la misma es el típico en estos smartphones, Miravisión para poder cambiar la temperatura de color, nitidez o contraste y doble toque en pantalla para encenderla así como gestos para lanzar aplicaciones que no obstante nunca se usan porque ralentizan en vez de acelerar la apertura de esas apps.

Cámara del UMI Iron Pro

Cámara del UMI Iron Pro

El Iron Pro implementa un sensor Sony IMX214 de 13 Mpx con flash dual LED, siendo la cámara de este terminal una cámara que con buena luz da un resultado aceptable con una veracidad de color decente aunque con una nitidez y detalle que no es excesivamente alto, aunque no es un problema.

Es de noche cuando vemos la otra cara de la moneda con mucho grano y ruido y cuando la velocidad de respuesta sube de forma demasiado alta y eso que con luz ya es alta.

La cámara frontal de 8 Mpx de nuevo es sólo capaz de grabar vídeo a 640×480 píxeles, lo mismo que sucedía con el Elephone P9000, algo que no nos sorprende ya que ambos comparte el sensor de Omnivision. Cuenta, eso sí, con flash LED, aunque da un todo anaranjado cuando se usa.

Autonomía

Autonomía

La batería de este modelo es de 3180 mAh y aunque es aceptable no hemos obtenido resultados impresionantes.

La primera prueba de autonomía hemos hecho un uso mixto entre cobertura móvil y cobertura Wi-Fi. Hemos sacado bastantes fotos, utilizado el GPS durante unos 15 minutos y navegado bastante por redes sociales y aplicaciones de mensajería. El resultado final ha sido de 4 horas de pantalla activa y y 48 horas completas de autonomía.

En la segunda prueba de autonomía hemos usado el móvil exclusivamente en Wifi para jugar a diversos títulos y para leer largos artículos en Pocket. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 36 horas de autonomía total.

La única mala experiencia ha sido una noche en la que un proceso del sistema no dejó entrar en deep sleep al móvil y la batería bajó de forma sustancial. No es algo que no nos haya pasado en alguna ocasión con otro móvil pero queríamos dejar constancia de ello aunque haya sido algo anecdótico.

Benchmarks

Benchmarks

Los test de benchmarks no han supuesto una sorpresa ya que como hemos dicho tenemos un conjunto de procesador, pantalla o RAM bastante conocido.

En Antutu hemos obtenido 38127 puntos, en Quadrant bajamos a los 21049 y en Geekbench 3 nos vamos a los 614 con uno de los núcleos y 2888 con los ocho funcionando a la vez.

Interfaz y aplicaciones

Interfaz y aplicaciones

Android 5.1 Lollipop es la versión que viene en este modelo y aunque nos es suficiente ya hubiéramos esperado Android 6.

No hay muchas modificaciones y aunque la firma da soporte par el cambio de ROMs la que viene por defecto es plenamente usable e incorpora algunas medidas de seguridad como el desbloqueo por iris usando la cámara delantera y el desbloqueo por voz. Ambos tienen menos fiabilidad que el desbloqueo por huella.

Entre las aplicaciones que vienen preinstaladas sólo aparecen dos incluidas por el fabricante. Por un lado está ViperAndroid, que cambia el comportamiento del sonido mediante un ecualizador bastante avanzado. Por otra parte está U health, una app para medir el pulso cardíaco y el nivel de estrés mediante la cámara delantera. Hemos logrado hacerla funcionar pero la eficacia es más que discutible amén de no aportar más que otras apps del estilo que podemos bajar del Google Play Store.

Conclusión

Conclusión

Aunque es este un terminal bastante convencional hemos tenido una experiencia bastante aceptable sin grandes fallos teniendo en cuenta que el precio está por debajo de los 150 euros.

Destacamos en la parte positiva el funcionamiento en general del terminal y del sensor de huellas en particular así como una calidad de fabricación y ergonomía decentes.

La parte negativa es la cámara de noche ya que de día es válida y que no es un terminal que llame la atención sobre otros similares más que con ciertos artificios de software que a la hora de la verdad no son importantes.

Sin comentarios

Deja una respuesta