La evolución de los móviles es algo bastante obvio. Cada años vemos mejoras en los terminales que compramos pero demasiadas veces nos centramos en los terminales más caros.

No obstante también en los baratos vemos mejoras y cambios y el smartphone que analizamos es un buen ejemplo de ello.

El UMIDIGI A1 Pro es un móvil de gama baja, de poco más de 85 euros, que tiene doble cámara trasera, pantalla con formato 18:9, esquinas redondeadas, cuerpo de metal y conector USB Tipo C.

Pese a eso no hay que perder de vista que se trata de un smartphone barato con las limitaciones que eso implica. En este vídeo lo analizamos a fondo tras unos días de uso.

Como resumen del vídeo os dejamos con lo que nos ha parecido lo mejor y lo peor de este modelo, aconsejable solo para los que tienen claro lo que compran.

Lo mejor del UMIDIGI A1 Pro

Un diseño y materiales dignos de gamas mayores. El nuevo modelo de UMIGIDI puede presumir de tener materiales mucho mejores que los rivales en precio. El tamaño de la pantalla también ayuda a esto y es que una diagonal de 5.5 pulgadas en 18:9 da como resultado un móvil realmente pequeño.

Por fin tenemos conector USB C en la gama baja. Este es posiblemente el elemento que más nos ha gustado en el móvil. La presencia de carga rápida gracias al conector USB C es algo que habíamos visto en la gama alta y también en la media, pero hasta ahora no en los móviles más baratos, y la verdad es que se agradece.

Una cámara decente para su precio. La cámara de este móvil nos ha llamado la atención por su velocidad a la hora de hacer las tomas. La calidad de las imágenes es bastante aceptable, siempre considerando que estamos ante un móvil de gama baja. Eso sí, la cámara doble es del todo un elemento casi decorativo.

Lo peor del UMIDIGI A1 Pro

La batería debería ser mejor. Aunque sobre el papel tenemos una buena batería, de unos 3300 mAh, la realidad es que no llegamos a más de 3 horas de pantalla en un día de uso completo, o poco más. Este apartado se ve compensado por la carga rápida, que realmente se nota.

Un procesador de cuatro núcleos es insuficiente. En el día a día hemos notado que la potencia que da el procesador usado es insuficiente tanto para apps normales como juegos. Podemos usarlas pero se nota que le cuesta abrirlas. Hemos jugado a Leo`s Fortune sin muchos problemas pero con Honkai Impact Third sí que hemos tenido más problemas.

La memoria interna de 16 GB es sólo para usos concretos. Está claro que si bien los 3 GB de RAM no son del todo escasos la memoria interna sí que se nos ha quedado corta al intentar instalar varios juegos grandes. Los 16 GB ya no son una opción para todos, sólo para los que no vayan a instalar juegos ni a tener muchas fotos y vídeos alojados en el móvil.

El precio de este modelo, de poco más de 100 euros, lo hace tentador para los que buscan un móvil muy barato ya que cumple lo que esperamos con el. No obstante hay alternativas mejores por incluso menos coste, aunque no tengan tan buen diseño ni algunas de las prestaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here