Analizamos el nuevo Análisis UMIDIGI Z Pro, un móvil chino con mucha potencia y RM y doble cámara trasera. Opiniones e impresiones a fondo.

En los últimos meses hemos analizado algunos dispositivos con cámaras dobles, tanto de gama alta como de gama baja y parece que esta tendencia continúa.

Hoy hablamos del nuevo UMIDIGI Z Pro, una variante del tope de gama de la empresa anteriormente conocida como UMI que ha sido presentado en el MWC y del que os hemos hablado bastante en las últimas semanas.

El dispositivo destaca por su potencia pero sobre todo por sus cámaras ya que tiene tres sensores de 13 Mpx cada uno, dos de ellos en la trasera con una calidad fotográfica diferenciadora.

Vídeo análisis UMIDIGI Z Pro

Durante unos días hemos estado usando este smartphone como único móvil y estas son las impresiones.

Diseño y construcción: sobrio y funcional

Aunque muchos móviles chinos tienen aún el estigma de estar mal fabricados hace tiempo que el metal y el buen diseño llegó a estos dispositivos.

El UMIDIGI Z Pro es un terminal con un diseño sobrio lo cual se potencia por el color elegido, un gris oscuro bastante elegante y no muy sucio, algo a destacar dada nuestra experiencia con otros modelos.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

En la parte delantera destaca el sensor de huellas, que no es de presión, es decir, que podemos usar simplemente apoyando el dedo en el mismo.

En la parte trasera el protagonismo es de la doble cámara, uno de cuyos sensores es en blanco y negro, algo en lo que profundizaremos luego.

El borde del terminal es redondeado lo que lo hace muy cómodo en la mano y aunque el peso es algo elevado no llega a ser incómodo.

Resumen de características

Potencia y características: de lo mejor del terminal

Aunque los procesadores de Mediatek se colocan en segundo plano en la mente de los usuarios hay que decir que los tope de gama de esta empresa dan un excepcional rendimiento.

Este es el primer smartphone que probamos con el nuevo Helio X27, un chip con una potencia increíble que nos ha servido para todo lo que hemos necesitado. Hemos jugado, hecho mirroring, streaming, usado aplicaciones exigentes y nunca nos ha dado problemas o tenido lags.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Eso sí, a la hora de hacer los test de benchmarks hemos visto cómo el móvil se calentaba mucho si bien en el uso normal no nos ha sucedido lo mismo.

La memoria RAM de 4 GB se nota bastante y aunque los 32 GB de memoria interna nos han sido suficiente hubiéramos esperado que UMIDIGI apostara por los 64 GB en un terminal que para ellos es tan emblemático.

El sensor de huellas, situado en el frontal, funciona correctamente, aunque la posición no sea la más cómoda para algunos entre los que me incluso. No obstante es algo muy subjetivo.

Tenemos radio FM y por supuesto 4G pero no NFC. El conector de carga es USB Tipo C y si bien tiene carga rápida no es espectacular.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Pantalla: buena, sin aspavientos

La mayoría de móviles, salvo los que quieren ahorrar mucho o ser excesivamente premium, apuestan por un panel que ya es un clásico. Fabricado por Sharp y con una diagonal de 5.5 pulgadas, esta pantalla dispone de una resolución de 1920×1080 px, dando una densidad de ppp de 403.

En interiores y exteriores se ve correctamente y sólo hemos tardado un poco en ajustar en brillo cuando lo hemos puesto en automático. Sin embargo para ahorrar batería hemos decidido cambiarlo a manual, variando el nivel en función de lo que nos hacía falta.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Además de Miravision, que nos permite cambiar aspectos como nitidez o contraste tenemos un apartado llamado ClearMotion que mejora la reproducción de vídeo así como uno en el que podemos cambiar la temperatura de color.

También hay una opción para activar la pantalla si tenemos la funda inteligente S View Cover pero no es un apartado que hayamos puesto a prueba.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Cámara: mucho mejor de lo que parece

La mayor diferencia entre el UMIDIGI Pro Z y el UMI Z, su antecesor, radica en la cámara. El modelo que analizamos tiene dos sensores traseros firmados por Sony. Uno de ellos es monocromático y otro es capaz de captar la información de color.

Hemos estado probando ambos en diferentes situaciones y la sensación, sin ser perfecta, es mucho mejor de la que hemos tenido en otros móviles chinos.

Con buena luz las tomas son bastante buenas destacando positivamente la veracidad de color, mejor que en muchos otros móviles más caros. Esto es lo que más nos ha gustado del apartado fotográfico.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

El HDR también funciona bien aunque al tardar algo más en capturar la imagen es fácil coger a personas en movimiento, a no ser que hagamos una toma en la que no haya movimiento.

Con escasa luz vemos cómo la calidad baja bastante y el detalle se pierde, algo que sin duda es el apartado más negativo de este aspecto de hardware. No obstante la misma foto en color y en blanco y negro tiene diferencias, habiendo más detalle en el segundo caso.

Hay un modo de fotografía con desenfoque o bokeh y es muy configurable pero como siempre el recorte es difícil de ajustar a la perfección. Curiosamente una fotografía normal, con un enfoque cercano forzado da mejores resultados.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Autonomía: el punto débil del terminal

La batería de este modelo, sin ser corta, sí que nos la esperábamos mayor por su peso. Son 3780 mAh los que nos dan una autonomía mejorable. El problema es que gasta demasiado en modo reposo.

En la primera prueba de batería hemos estado haciendo uso exclusivamente en Wifi jugando a HearthStone, Super Mario Run y usando aplicaciones de mensajería como Telegram y WhatsApp y de redes sociales como Flamingo y Facebook. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla en 15 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de batería hemos estado haciendo uso mayormente en Wifi aunque también hemos probado la cámara en exteriores. Alguna partida ocasional y alguna llamada breve. Hemos llegado a las 4 horas de pantalla en 20 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba de batería hemos estado también sobre todo bajo cobertura Wifi. Hemos jugado a HearthStone, usado Telegram y leyendo bastante. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla en 13 horas totales de autonomía.

Benchmarks

En Quadrant llegamos a nada menos que en 49992 puntos. En Antutu nos vamos a los 89709 puntos y en Geekbench 4 llegamos a los 1798 puntos con un núcleo y 4162 con los diez. En Sling Shot, de 3D Mark, nos quedamos en los 918 y en Vellamo llegamos a 2039/2887.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Interfaz y apps: sin muchas novedades, o sea, bien

UMIDIGI ha apostado en el Z Pro por usar una versión bastante limpia de Android 6.0 Marshmallow que según ha anunciado será actualizable a Android 7.0 Nougat.

La interfaz no se ha modificado y contamos con el omnipresente Launcher 3 que es el que viene en Android AOSP. En los ajustes vemos algún cambio como la opción de poner teclas virtuales en pantalla o de optar por las físicas, en este caso el botón central y dos hápticos.

No hay cambios agresivos aquí ni aplicaciones preinstaladas lo que nos gusta y esperamos que no cambie.

Análisis UMIDIGI Z Pro: Mucha potencia y buen resultado

Conclusión: un gran móvil, y no muy caro

Nos ha gustado bastante este modelo, ideal para los que quieren un móvil muy potente porque quieren jugar de forma extremadamente intensiva pero no pueden o desean gastar lo que vale un LG o Samsung de gama alta.

La cámara es un punto destacable en el aspecto positivo, algo raro en un dispositivo chino y nos alegramos que esto vaya cambiando.

No es perfecto, obviamente, y en la batería vemos que el terminal flaquea. No vamos a quedarnos sin energía antes de que acabe el día, pero sí que es el aspecto más débil del dispositivo.

Análisis
Diseño - 7
Pantalla - 7
Potencia - 8.5
Cámara - 8
Batería - 6.5
Precio - 8



Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Sin comentarios

Deja una respuesta