Tras muchas filtraciones y rumores Xiaomi presentó el Xiaomi Mi A2, sucesor del muy alabado Xiaomi Mi A1, junto con una variante más pequeña y barata, el Xiaomi Mi A2 Lite.

Aunque el modelo del año pasado no era perfecto sí que llevó la relación calidad precio de la gama alta a un nivel superior al que había cuando se anunció. Eso ha hecho que sea recomendación obligatoria para muchos usuarios y que se haya convertido en uno de los diez móviles más vendidos en el último año.

Hemos podido pasar una semana con el sucesor de este terminal, el Mi A2, y aunque en algunas características es mucho mejor que el anterior modelo de la firma, también perdemos algunas cosas. Os lo contamos en este análisis.

Vídeo análisis Xiaomi Mi A2

Diseño y construcción: Un móvil de 2018, sin más

Xiaomi no se caracteriza por realizar diseños arriesgados y cuando sabe que algo funciona bien lo exprime. En este caso vemos todos los aspectos de diseño que caracterizan a un terminal de 2018, como la pantalla alargada con ratio 2:1, las esquinas de la misma redondeada y la inclusión de los botones dentro del panel.

Esto permite que el frontal quede bastante reducido en la zona donde no hay pantalla, es decir, en los cuatro marcos. Tampoco tenemos ahí el sensor de huellas, que se mantiene en la zona trasera.

Es ahí donde vemos la cámara dual, con el flash LED en medio, imitando a la del iPhone X como hacen la inmensa mayoría de móviles Xiaomi de este año.

Los botones de volumen, encendido, o la bandeja para las SIM están donde se esperan, en la zona derecha e izquierda respectivamente y en la parte superior sólo tenemos el puerto de infrarrojos.

Debajo aparece el altavoz y el conector de carga USB Tipo C. Aquí vemos uno de los primeros compromisos del móvil, que pierde el jack de audio 3.5 mm.

Más allá de las ausencias y presencias hemos de reconocer que es un móvil cómodo, algo grande pero no demasiado, y se agradece que se incluya una funda de silicona en el paquete de venta.

Resumen de características

Potencia y características: cuidado con la memoria

En la presentación de este móvil se me pasó algo por alto que he vivido mientras analizaba este modelo. La memoria interna es variable en función de la versión escogida, con opciones de 32, 64 y 128 GB.

La unidad que hemos probado es de 32 GB y se nos ha llegado a llenar al instalar varios juegos pesados. El problema es que este modelo no tiene microSD por lo que deberemos elegir bien la variante antes de comprarla. Personalmente iría a por la de 64 GB como mínimo.

En todos los casos la memoria RAM es de 4 GB y es correcta aunque se aprecian diferencias con smartphones de 6 y 8 GB. Sobre todo lo vemos en los juegos que exigen mucha cantidad de memoria para gestionar los datos y gráficos.

En el lado positivo tenemos al procesador, el Snapdragon 660, el mismo chip que ya probamos en el Xiaomi Mi Note 3 y que nos dejó buen sabor de boca.

La conectividad es un apartado donde vemos decisiones comprometidas. No tenemos el jack de audio 3.5 mm y aunque en la caja tenemos un adaptador para usar los cascos normales con el puerto USB Tipo C lo normal es que al final optemos por auriculares bluetooth.

Aquí se agradece que tengamos la quinta versión de esta tecnología, pero se echa en falta el soporte para códecs avanzados como el aptX, que usan algunos auriculares como los Energy Earphones Sport 3 que probamos hace algunos meses.

El sensor de huellas funciona muy rápido aunque no incorpora opciones adicionales. El reconocimiento facial es el estándar de Android, que ofrece poca seguridad, así que hemos prescindido de él. Tampoco tenemos radio FM o NFC, algo que ya echábamos en falta en el Xiaomi Mi A1.

Pantalla: la esperada en su rango de precios

Xiaomi ha llevado las líneas de diseño de 2018 a la pantalla de este modelo, aunque en este caos no ha incluido el notch, algo que sí aparece en el Xiaomi Mi A2 Lite.

La diagonal sube a las 5.99 pulgadas y la resolución a los 2160 x 1080 px, lo que mantiene la densidad de píxeles en 403.

La calidad del panel es bastante buena pero la gestión del brillo automático debería ser algo más eficiente, no tanto en velocidad como en la intensidad del mismo. También se echan en falta algunas opciones en los ajustes para calibrar la pantalla al gusto de cada usuarios, pero es lo que tenemos en Android One, ajustes muy limitados comparados con la interfaces de los fabricantes.

Cámara: Gran fotografía nocturna

Xiaomi ha tenido que hacer un estudio para confirmar que la gente no usa mucho el zoom 2X y sí valora la calidad de las fotos en baja luz. Es el único motivo por el que vemos un cambio tan drástico en las cámaras.

Al igual que ha pasado en otros modelos como el OnePlus 6, tenemos dos sensores detrás que, en teoría, hacen lo mismo. No tienen la misma resolución pero sí la misma apertura y captación de color.

A la hora de usar la cámara trasera vemos como de día obtenemos buenas fotos, con un rango dinámico correcto y un HDR automático que sin ser agresivo resulta útil.

Pero es de noche y con baja luz cuando vemos las maravillas que puede realizar este móvil. Fotos sin excesivo ruido ni lavado artificial de la imagen. Colores reales y una velocidad de disparo digna de los mejores Xiaomi.

Desde luego el apartado fotográfico es una de las características estrella de este modelo. Si, algunos echarán en falta el zoom 2X, pero manteniendo el modo retrato y mejorando las fotos nocturnas Xiaomi hará que el usuario medio quede más satisfecho.

Autonomía: uno de los puntos débiles

El Xiaomi Mi A1 no era un móvil con una batería increíble, pero sí era decente. He llegado a ver cómo un usuario se lo levaba un viernes por la tarde de viaje y al volver el domingo el móvil aún tenía batería.

El Xiaomi Mi A2 no tiene un amperaje tan alto como su antecesor, pero por muy poco. Pasamos de los 3080 mAh a los 3010 mAh. Eso no explica el descenso de autonomía.

Es posible que el procesado consuma bastante más, que la pantalla también sea algo más exigente, pero la realidad es que tendremos unas 4 horas de uso de pantalla con un día de autonomía.

Las pruebas que hemos realizado nos han arrojado cifras similares, a no ser que lo usáramos poco y nos fuéramos a las dos horas y media de pantalla con un día y medio de autonomía.

Sin ser desastrosa es uno de los puntos menos fuertes de este modelo y quizás el principal motivo para recomendar el Xiaomi Mi A2 Lite a algunos usuarios.

Benchmarks

Este es el segundo móvil que analizamos con el procesador Snapdragon 660. En 3D Mark tenemos 1160 puntos. En Antutu nos vamos a los 108289 y logramos 1552 y 3011 en Geekbench 4.

Interfaz y apps: Android One para bien y para mal

Una de las ventajas de los Xiaomi Mi A frente a otros modelos es el uso de Android One en vez de MIUI. Esto es una ventaja para los que quieren fluidez, velocidad en las actualizaciones y tener los últimos parches de seguridad muy rápido. De hecho el modelo que probamos tiene Android 8.1 con el parche de seguridad de junio y en breve llegará la actualización para el siguiente.

No obstante, también tenemos que prescindir de muchas opciones, algunas de las cuales son útiles y a las que nos hemos acostumbrado en capas como MIUI, EMUI o Samsung Experience.

Aún así este es un punto a favor del móvil, al que el software no le demanda recursos extra y cuyas aplicaciones preinstaladas se pueden eliminar. Sólo tenemos la de la tienda de Xiaomi, el gestor de archivos, Mi Drop, la app de la cámara y poco más.

Conclusión: Sin ser un Mi A1, sigue siendo recomendable

El año pasado muchos fuimos los sorprendidos por el Xiaomi Mi A1. Personalmente lo sigo recomendando, y lo seguiré haciendo tras probar este Mi A2.

¿Quiere decir eso que no recomendaré el Mi A2? No, no es tan sencillo. Si un usuario valora mucho el precio el modelo de 2017 es más recomendable y tiene ventajas como la microSD o el jack de audio o una mejor batería. Pero el Mi A2 es claramente mejor en el apartado fotográfico y de potencia para realizar tareas como los juegos.

Ya queda a elección de cada uno el ver lo que necesita antes de decantarse por un modelo o por otro. Y si salimos de Xiaomi es difícil que encontremos un móvil con similar cámara y potencia por el mismo precio. Imposible, diría yo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here