Muchas han sido las opciones estas Navidades a la hora de renovar el teléfono móvil, encontrándonos con un tope de catálogo poblado de terminales concretos mientras nos topamos en el lado contrario con un nutrido número de modelos que no deja de aumentar.

Y ésta va a ser la tendencia este 2015: fabricar smartphones lo más accesibles posibles sin que vean menospreciadas sus cualidades. Algo en lo que LG entra de lleno con el LG L Fino, un móvil que ronda los 170 euros libre y que se puede adquirir, por ejemplo, a través del catálogo de Movistar.

LG Optimus L5 II (E460) - Smartphone libre Android (pantalla 4
LG Optimus L5 II (E460) - Smartphone libre Android (pantalla 4", cámara 5 Mp, 4 GB, 1 GHz, 512 MB RAM), blanco
Precio 139.9€
Ver en Amazon

Éste fue nuestro caso, así que aprovechamos para realizarle la pertinente review.

Antes de comenzar a explayarnos, hemos de decir que este teléfono nos ha dejado muy buenas sensaciones. Funcionando mucho más rápido de lo que hubiéramos esperado y con un aire a LG G3 que se agradece en un móvil económico, el L Fino puede competir sin problemas con enemigos bien conocidos como el Motorola Moto G 2014 y no notarse muchas diferencias en cuanto a rapidez o fluidez.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Aunque eso sí: sus escasos 4 GB de almacenamiento juegan en su contra, consiguiendo que el mensaje de “memoria insuficiente” aparezca constantemente. Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos por pasos.

Así es el LG L Fino por fuera: compacto y manejable

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

La primera sensación que tenemos con este teléfono es la de ser un móvil pensado para adaptarse a la mayor parte de manos, ofreciendo un aspecto compacto y la sensación de estar ante un smartphone que, a pesar de estar construido en plástico, derrocha suficiente calidad. Decimos suficiente porque los acabados de nos antojan algo justos, manteniendo el cristal para la parte delantera y un tacto ligeramente gomoso para la carcasa con un tramado muy fino a base de líneas cruzadas. ¿Vendrá de aquí la denominación del móvil? Puede, porque del grosor seguro que no.

Regordete, así se ve el LG L Fino de perfil. Y con superficie arqueada para la parte posterior, añadiendo un extra de ergonomía para así adaptarse mejor al contorno de la mano. Y la mayor parte de elementos los encontramos justo en esta parte posterior, teniendo la característica de diseño más comentada de la línea G: los botones de control posteriores. Además de encontrarnos con la lente de la cámara, el flash LED y la salida inferior del altavoz externo. Dicho altavoz queda algo solapado por la situación en la que le deja el diseño, pero, gracias a las curvas del teléfono, no se ve amortiguado completamente al ponerlo sobre una superficie lisa.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Los cantos del LG L Fino son limpios y quedan desprovistos de elementos que enturbien el agarre. Quedando anclados la toma de auriculares en el borde superior y el habitual zócalo micro USB en el inferior. En general, podemos decir que el diseño de este teléfono es acertado, encontrándonos en él, al menos si lo miramos de frente, ciertas reminiscencias con el Nexus 5. Aunque claro, la cosa cambia si nos sumergimos en el hardware, ofreciendo una experiencia Android muy buena que se ve empañada por algún elemento recortado en exceso.

Así es el LG L Fino por dentro: equilibrado y apto

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

El rendimiento de este móvil es bueno en la mayor parte de ocasiones, sin que nos hayamos encontrado con lags importantes o con apps que hayan tardado en abrirse. Va mucho más allá de un uso básico con redes sociales, mensajería y juegos esporádicos, sirviendo de lujo incluso para aquellos que le demanden prestaciones a su smartphone. En el uso habitual no hemos encontrado grandes diferencias comparándolo con nuestros móviles habituales, siendo un reflejo del buen trabajo que ha realizado LG con su L Fino. A nivel general, claro, porque si miramos componente por componente…

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

La pantalla, una de las que sufren más con el adelgazamiento del precio en este dispositivo. No porque se vea mal o porque no ofrezca una buena imagen, que no nos lo ha parecido en todo momento; sino por el hecho de ver rebajada su resolución hasta los 480×800 píxeles. Muy baja si nos atenemos al resto de características del teléfono, apreciándose los píxeles en los iconos de escritorio al disponer de 4,5 pulgadas de pantalla (con una densidad de 207 dpi). Además, el LG L Fino no monta sensor de luz ambiental, por lo que deberemos ajustar manualmente el brillo (aquí se vuelve muy práctico el ajuste directo en la barra de notificaciones). Por lo demás, pocas pegas para lo que se presupone que ofrecerá un panel de sus características, pero integrando una función de software que no podemos pasar por alto: encendido y apagado pantalla con doble toque. Además de incluir el sistema de bloqueo KnockCode.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

En el lado del procesamiento, nos hemos de quitar el sombrero por lo bien optimizada que está la capa LG UI: como dijimos antes, su fluidez podría confundirse con la de un móvil Android puro. Y eso que su procesador Qualcomm Snapdragon 200 de cuatro núcleos a 1,2 GHz ya está bastante visto, comportándose a la perfección y sin que su único GB de memoria RAM lastre en exceso el funcionamiento del LG L Fino. También se comporta perfectamente en los juegos, habiendo arrancado sin complicaciones todos los que hemos probado. O los que nos ha dejado instalar: éste smartphone trae de serie sólo 4 GB de almacenamiento interno, dejando al usuario algo más de un GB. Injustos si tenemos en cuenta que el sistema ya se come 2,5 GB, imposibilitando que apenas podamos instalar apps. Ni siquiera aunque dispongamos de SD: el mensaje de la imposibilidad de instalar aplicaciones por escaso almacenamiento libre os saltará a cada momento, frustrando gran parte de la experiencia positiva de este teléfono.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Como resulta obvio por su precio (aunque quizá no tanto si juzgamos con otros competidores en la mano), el smartphone que tenemos sobre mesa de review carece de compatibilidad con redes móviles de alta velocidad LTE 4G, ofreciendo acceso a 3G (HSPA) además de a las pertinentes redes wifi y conexiones Bluetooth. Un punto curioso curioso es que el LG L Fino posee NFC, algo que nosotros habríamos cambiado por el doble de almacenamiento (o por 720p para la resolución de pantalla). Guardando el tipo en lo relacionado con el posicionamiento (A-GPS con GLONASS) y dejando que desear en el apartado de sonido. Con auriculares cumple con su cometido y poco más, manteniendo suficiente volumen para el altavoz externo. E incluyendo radio FM de serie, minipunto para él.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Crucemos la frontera del hardware de gestión para acercarnos al de captura multimedia. Aquí nombramos algunos de sus números: cámara de ocho megapíxeles para la parte posterior con flash LED, enfocado automático con varios puntos de enfoque, aplicación de cámara propia de LG que permite sacarle suficiente partido (aunque demasiado recortada para lo que se merece dicha cámara) y un sensor delantero que resulta más testimonial que útil para hacer selfies (resolución VGA). ¿Resultados? Bastante superiores a lo esperado en un móvil de su categoría, convirtiendo a la toma de fotos en una de las características principales del LG L Fino.

Las fotografías obtenidas son muy buenas con las condiciones óptimas, apreciándose nítidas y con los contornos muy definidos. La inclusión de ruido es mínima con gran iluminación, aunque tiende a sobre exponer en exceso quemando las zonas donde más incide la luz. En interiores y con baja iluminación se ve lastrada sobremanera, obteniendo tomas casi desechables cuando cae la noche. Aunque el flash posterior minimiza los malos resultados si el objeto a fotografiar queda cerca del teléfono. El enfoque es algo lento y un poco caprichoso, tardando casi un segundo en procesar y guardar las imágenes. Siempre que utilicéis una SD Card, algo que os recomendamos desde el primer día (tamaño máximo para la tarjeta de 32 GB). Y un último apunte: el tamaño máximo del vídeo es de 800×480 píxeles, algo incomprensible si tenemos en cuenta que el hardware del LG L Fino debería ser capaz de obtener resoluciones superiores.

Aquí tenéis unas muestras de la cámara del LG L Fino. Podéis pinchar sobre cada miniatura para verlas a mayor tamaño, teniendo el paquete completo y sin retocar en este enlace.

muestra-1-peqmuestra-2-peqmuestra-3-peqmuestra-4-peq

En la autonomía también nos ha sorprendido gratamente: podemos decir que aguanta lo necesario para no echar de menos el enchufe a lo largo del día. Con 1900 mAh de capacidad, nos ha llegado a aguantar dos días y medio de uso casi nulo, estando en torno a las veinte horas con un uso básico. La cosa se reduce hasta unas ocho o nueve si lo utilizamos más intensivamente, ofreciendo, por lo general, una buena gestión de los recursos energéticos. Siempre sin activar el modo de ahorro, que podremos exprimir aún más el teléfono con dicho modo en funcionamiento.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Quitando el escaso almacenamiento interno y la baja densidad de píxeles en pantalla, el LG L Fino podría pasar perfectamente por un hermano mini del LG G3. Algo en lo que colabora activamente el software, ofreciendo un aspecto reconocible y multitud de herramientas con las que sacarle más partido al teléfono. Algunas muy buenas y que echaríamos de menos si nos las quitaran, las cosas como son.

Así es el software del LG L Fino : con capa, pero con valor

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

LG hace alarde de su capa personalizada en la gran mayoría de teléfonos, aunque no siempre acaba portando las funcionalidades más destacadas a sus representantes más accesibles. ¿Resultado? Que nos llevamos una muy buena impresión con el primer arranque del LG L Fino, habiendo mejorado con el uso hasta subirlo al podio de los aspectos más destacados de este móvil en review. Muchos alegarán el hecho de que un móvil medianamente barato se ve ralentizado en exceso cuando un fabricante lo personaliza al extremo, pero eso no ocurre aquí: el Fino se mueve filipino. No hemos podido reprimir el chiste, pero creednos: es realmente fluido.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Detallemos uno de los aspectos que más nos gustan: el encendido y apagado con doble pulsación sobre la pantalla. Parece una tontería, pero resulta una auténtica delicia iniciar el teléfono sin pelearse con los botones traseros (cuesta acostumbrarse a ese diseño, las cosas como son). También el sistema de bloqueo KnockCode viene de serie, pudiendo definir un patrón tocando las zonas de la pantalla. Si habéis tenido un LG G2 o superior reconoceréis la interfaz LG UI un al instante, quedando ligeramente recortada con respecto a los topes de gama sin menospreciar las funciones de personalización. Cambio de iconos, temas descargables, podremos modificar el orden de los botones de control eligiendo fondo claro u oscuro, el LG L Fino nos permite editar los accesos directos de la barra de notificaciones… En fin: se agradece mucho el poder disfrutar de la experiencia superior en un móvil más accesible.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

La versión de Android se queda en la 4.4.2, dudando mucho de que adquiera Lollipop en un futuro cercano (incluso lejano). Tendremos disponibles QuickMemo para capturar pantallas y editarlas, permitiéndonos el uso de ciertas apps a modo de ventana flotante, como el marcador telefónico. Tienda de Apps propia de LG, administrador de archivos, radio FM, aplicación de música… Para ser pequeño y compacto, este teléfono viene muy completo a nivel de software.

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

Puede que haya enemigos de las capas, pero al L Fino le beneficia el estar tan personalizado. Es cuestión de gustos, pero encontramos atractiva la personalización de LG, no padeciendo de los típicos hándicaps relacionados con el bajo rendimiento. Tras analizarlo, podemos decir que el sabor de boca es mucho más dulce que agrio, recomendándolo sin problemas a todos aquellos que busquen un teléfono bueno, barato y también bonito. Quizá no sea una maravilla de diseño ni tampoco lo más potente, pero, sin duda, su equilibrio es de nota.

Opiniones y valoraciones finales: muy recomendable (aunque con peros)

Analizamos el LG L Fino, un móvil económico con aire a LG G3

La competencia está cada vez más fuerte en el terreno de los móviles accesibles, encontrándonos en esta zona con teléfonos muy duros de roer. Y no lo decimos porque haya que comérselos después de comprarlos, sino por todo lo contrario: ofrecen una experiencia Android inmejorable sin que tengamos la sensación de haber tirado el dinero. Justo lo que nos pasó con el LG L Fino: se nos antoja un gran representante de la gama media/baja, ofreciendo en un cuerpo compacto y agradable todo lo mejor de LG en cuestión de software. Sin restarle prestaciones a la cámara e integrando un procesador que, pese a tener que mover una interfaz muy personalizada, vuela sin que parezca que el sistema le corte las alas. Con estas sensaciones, ¿quién no lo recomendaría?

Energy Phone Colors, un smartphone de calidad por menos de 60 euros

Lástima de los “peros”, como ya decimos en el título que encabeza esta última sección del análisis. Y es que el habernos encontrado con la imposibilidad de instalar aplicaciones a las pocas horas de tener el teléfono nos ha defraudado bastante, manteniendo un espacio muy reducido para la partición del almacenamiento interno dedicada a las instalaciones. Y con sólo 1,2 GB para el usuario, algo que no se acaba de paliar con la obligada SD. Por lo demás, el LG L Fino se merece un rincón en el corazón de cualquier geek. Incluso pese a tener una resolución de pantalla demasiado baja con respecto a la calidad general del teléfono y a no incluir sensor de luz ambiental. Como ya hemos dicho en la review, hubiéramos sacrificado el NFC por tener sensor de luz o por el doble de almacenamiento, siendo una lástima que falle en estos dos puntos. Una más vital que otro, pero ambos decisivos para un smartphone táctil.

LG Optimus L5 II (E460) - Smartphone libre Android (pantalla 4
LG Optimus L5 II (E460) - Smartphone libre Android (pantalla 4", cámara 5 Mp, 4 GB, 1 GHz, 512 MB RAM), blanco
Precio 139.9€
Ver en Amazon

Resumiendo: el LG L Fino es un muy buen terminal. Mejor si lo sacáis reducido por operadora, pero igual de aceptable incluso si lo compráis libre. Y tener el software de LG le hace ganar muchos puntos.




Me gusta escribir casi tanto como respirar (incluso más). Puedo hablar de cualquier tema, pero lo que más me apasiona es la tecnología móvil. Con teléfono casi desde la cuna. Y con smartphone desde que existen.

6 comentarios

  1. Tengo este celular y es excelente, pero aun no he podido activar el led de notificaciones. Y la verdad es que es incomodo tener que encender la pantalla para ver si tengo un whatsapp o mensaje. Si alguien puede ayudarme a activarlo le agradeceria.
    gracias!!

    • No lo has podido activar porque el LG L Fino no tiene LED de notificaciones. Se puede suplir un poco con apps que enciendan la pantalla cada vez que llega un mensaje, pero acabarás gastando más batería.

  2. Quisiera saber como configurar el whatsapp para que las imágenes no se descarguen en la memoria interna y si lo hagan en la tarjeta SD.

  3. Hola, teno este terminal y le voy a poner una tarjeta SD debido a su escasa memoria restante que dispone. ¿Qué me recomendáis? ¿Donde la puedo comprar este tipo de tarjetas? Un saludo y gracias Ivan!!!

Deja una respuesta