Analizamos las novedades de Android L con review en vídeo sobre el Nexus 5

0

Ya hace unos días que Google presentó a la última versión del sistema en sociedad, asegurando que, justo al día siguiente, la tendríamos accesible en los Nexus 5 y Nexus 7 del 2013. Y así fue: los más ansiosos pudimos descargar e instalar fácilmente la Developer Preview de Android L, comprobando de primera mano las novedades estéticas del sistema además de observar de cerca su rendimiento y la tan recalcada función de economizado de batería. Y, como ya habíamos prometido, aquí os traemos nuestras impresiones sobre esta primera versión de Android L, comentando nuestra buena experiencia y sin que tampoco le hayamos encontrado excesivos inconvenientes.

Empezaremos diciendo algo que puede resultar un tanto comprometido, pero que será nuestra opinión predominante: Android L no supone una excesiva revolución a nivel de menús y de interfaz, por lo que tampoco veremos un salto tan exagerado desde KitKat hasta esta última versión. Fuera de esto, la fluidez y fiabilidad del teléfono en el que lo probamos (un Nexus 5) han sido siempre buenas, no habiéndonos encontrado demasiados problemas con la instalación y uso de aplicaciones. Lo que es representativo del esfuerzo puesto en Android L por parte de Google.

Primer arranque

Analizamos las novedades de Android L con review en vídeo sobre el Nexus 5

A pesar de que instalar la Developer Preview de Android L no es complicado, el primer arranque sí que costó, entrando en un loop de inicio que se hizo eterno. Reinicio forzado aparte, también fue difícil la primera configuración, necesitando un nuevo reinicio para instalar la cuenta de Google y ordenar las copias de seguridad. Más allá de estos inconvenientes, el launcher de Google en Android L ofrece las habituales recomendaciones de uso, encontrándonos con la carpeta de ejemplo y con idéntico aspecto para escritorios, cajón de aplicaciones, menú para añadir widgets y fondos… El primer arranque aporta cierta desilusión a aquellos que buscamos un aluvión de novedades, observando “sólo” ciertos detalles estéticos en iconos y colores.

Profundizando: la nueva barra de notificaciones

Analizamos las novedades de Android L con review en vídeo sobre el Nexus 5

Uno de los cambios más profundos que observamos en Android L es la remozada barra de notificaciones, adorando el nuevo estilo a la hora de desplegar las propias notificaciones con los ajustes rápidos. Así, vemos mayor integración entre estas dos partes, quedando separadas a uno y dos toques. Un deslizado hacia abajo, notificaciones. Un segundo deslizado, los ajustes rápidos. quedando integrado dentro del Material Design con un diseño minimalista y muy cuidado.

Las notificaciones han mejorado mucho, habiéndose implementado un nuevo aspecto en blanco ocupando desplegadas justo el espacio que ocupen. Además, dichas notificaciones también se asoman a la pantalla de bloqueo, pudiendo acudir a la aplicación que las produce con dos toques. Aunque eso sí: no existe un botón para cerrarlas todas, por lo que es un engorro ir de una en una. E igual ocurre en la pantalla de bloqueo, donde no se discrimina entre notificaciones importantes y avisos de apps.

Menú de ajustes y teclado: desplegando Material Design

Analizamos las novedades de Android L con review en vídeo sobre el Nexus 5

Google presentó las líneas de diseño que van a imperar a partir de Android L, debiendo seguirlas desde los desarrolladores a la propia compañía. Y donde más destaca Material Design es en el menú de ajustes y en el teclado, habiendo cambiado radicalmente.

El menú de ajustes se ha simplificado ligeramente (no mucho), quedando las herramientas algo mejor organizadas. El color del fondo ha cambiado del negro al blanco, observándose nuevos iconos y manteniendo los contrastes de color suavizados entre fondos y letras. Además, se observa un nuevo efecto de rebote al llegar a los límites del scroll que también se ve en el resto de apps y menús, produciéndose un arco en color gris que se acentúa al estirar.

El teclado nativo de Android L ha cambiado notablemente en estética y en funcionamiento, manteniendo los contrastes de color de Material Design con un diseño tan minimalista que se acaban eliminando hasta las separaciones entre teclas. Se ha facilitado la escritura reconociendo mucho mejor los trazos a lo Swype y aprendiendo de nuestro uso para acabar adivinando la siguiente palabra a escribir. Y con backup asociado a nuestra cuenta de Google.

Bajo la superficie: ART, gestión de la batería y rendimiento

Analizamos las novedades de Android L con review en vídeo sobre el Nexus 5

Ya hemos dicho que los mayores cambios introducidos por Android L no son demasiado visibles, yendo más por el camino de facilitarle la vida a los desarrolladores que de aportar un nuevo aire al sistema. Así, nos encontramos a ART como máquina virtual en exclusiva, habiéndose desterrado para siempre el uso de Dalvik y observando con ello un inconveniente lógico: no todas las aplicaciones y juegos están adaptados, por lo que muchos aún no serán aptos para Android L. Aunque lo cierto es que no hemos sufrido demasiados problemas, yendo bastante bien lo que hemos probado (a excepción de algún encontronazo con Dropbox). Y con un buen nivel de rendimiento, agilizándose la fluidez y las transiciones con animaciones entre apps que se mueven como la seda.

El rendimiento es muy bueno a pesar de ser una primera versión de desarrollo. Pero… ¿Qué tal la batería? Google ya advirtió que en Android L la gestión de la autonomía iba a recibir especial atención, manteniendo en la actualidad unos niveles más que aceptables. No podemos decir que consuma menos que Android KitKat en el mismo terminal (tratándose de una primera versión es algo lógico), pero sí que es cierto que gestión de la batería es notoria. Con nuevos gráficos de uso y con un modo de economizado que podremos ajustar para que arranque dependiendo de la carga; restringiendo rendimiento, conexiones y sensores para ahorrar y manteniendo el dispositivo igual de funcional.

Analizamos las novedades de Android L con review en vídeo sobre el Nexus 5

Éstas son algunas de las principales novedades en Android L, existiendo muchas más a nivel visual que también merecerían atención. Nuevo menú de compartir en según qué aplicaciones, función de “No molestar” en los controles de volumen, versiones nuevas para las Google Apps integradas, compatibilidad nativa con Android Wear y con la función de replicado de pantalla con el Google Chromecast… Podéis ver la gran mayoría de novedades en nuestro vídeo análisis a Android L.

Una vez tocado y saboreado Android L, es cierto que cuesta un poco volver a Android KitKat, pero tampoco se advierten diferencias notables a nivel de usuario. Una vez el nuevo sistema se distribuya de forma oficial, y los desarrolladores le hayan tomado el pulso con aplicaciones adaptadas a las posibilidades del sistema, seguro que el salto merecerá claramente la pena. Ya lo merece, la verdad. Aunque no cabe duda de que Android L aún está un poco verde. ¿Os lo ha parecido a vosotros? Toca comentar vuestras primeras experiencias con el retoño de Google.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here